Archivo de la etiqueta: Sociedad

Wen Jiabao contra los corruptos y por educación

wen-jiabaoNo he visto reproducido, ni comentado, en ninguna parte de Chile, el texto que comento. Lo comparto ahora y aquí porque me parece útil que de cuando en cuando reflexionemos sobre algunos asuntos que son de interés general. Se trata de sugerencias, recomendaciones del primer ministro chino, Wen Jiabao (foto), a los “países emergentes”, como Chile, Guatemala, Colombia o Brasil. Para el señor Jiabao “el punto principal es: hacer cambios inmediatos en la administración de cada país y el principal es la eliminación de lo que él llama “factores hipócritas”, en que las leyes insisten en ver el lado teórico, y no las consecuencias prácticas y reales”.

De esta manera, se refiere a que esos cambios con calificación de “drásticos”, que también se hicieron en China en los últimos 20 años. Cada lector hará las reflexiones que considere pertinentes. El texto lo edité porque es más extenso. Los 8 principales cambios sugeridos por el primer ministro chino, son:

1Castigo ejemplar a políticos corruptos. Nuestros países no castigan como debe ser a los políticos corruptos, por eso se diezman las arcas públicas. La plaga será cada vez peor si no se frena drásticamente. En China, la corrupción probada es castigada con la pena de muerte, y con el retorno inmediato a las arcas públicas de los valores robados. (En Chile sería, una o dos cadenas perpetuas consecutivas, sin derecho de excarcelación)

2Quintuplicar la inversión en educación. Un país que quiere crecer debe producir los mejores profesionales del mundo, y esto sólo es posible si el Estado invierte por lo menos cinco veces más de lo que se hace ahora en educación. Si no se capacita de verdad, nuestro recurso humano perderá la competitividad en el mercado de trabajo por falta de preparación.

3Reducir 80% los salarios y gastos de los políticos. Los sueldos y gastos de los políticos se producen por “la cultura del malandraje”, y por la falta de políticas serias y claras en materia salarial. Es necesario que el político entienda que es un funcionario público, sin nada especial, como cualquier otro, con una obligación de entregar su trabajo y sus conocimientos en beneficio de su país. No es un “rey”, como se presentan hoy en día, y muchos los ven así. La Constitución y las leyes tienen que establecer un tope salarial compatible con los otros funcionarios públicos y a partir de ahí, regirse por los aumentos en el sueldo mínimo del país. Un diputado en China cuesta menos de 10% de lo que un diputado cuesta en Brasil, por ejemplo. En los países escandinavos es común ver al primer ministro llegar a su trabajo conduciendo una bicicleta de las más sencillas y económicas del mercado, como lo hacen los estudiantes. Este desastre que existe en nuestros países con el manejo del dinero público, con el abuso de los mega salarios, sin corresponderse con la productividad, ni menos con las soluciones para el pueblo, causa todavía más perjuicios al Estado, pues un pueblo que se siente robado por sus líderes políticos pierde la percepción de lo que es correcto, justo, honesto y honorable. (En Chile, no es descabellada la propuesta de los nuevos jóvenes diputados, Gabriel Boric y Giorgio Jackson, de bajar en 40% el sueldo de los parlamentarios)

4Desburocratización inmediata. China es actualmente el mayor exportador de bienes manufacturados en el mundo, superando, incluso, a los EE.UU. y sin ninguna duda consideran a los países emergentes los más burócratas tanto en lo referente a las importaciones como a las exportaciones y, por supuesto, en lo referente a su mercado interno, por todas las barreras, trabas y requisitos innecesarios y repetitivos que a menudo impiden, dificultan y encarecen la negociación, lo que termina en detener o frenar el desarrollo de las empresas y que inmediatamente se refleja directamente en el desarrollo del país. Este es un asunto muy urgente de resolver.

5Inversión pública eficiente. Faltan más inversiones en infraestructura, educación, cultura, y prácticamente en todas las áreas relacionadas con el Estado, lo que ha dificultado el crecimiento de los países y continuará dificultándolo, por lo menos por otros 50 años, si no adoptamos una posición firme en este momento.

6Invertir en el cambio de la cultura del pueblo. La gran masa del pueblo de los países emergentes ya no cree en el gobierno, ni en su política, no respetan las instituciones, no cree en sus leyes, ni en su propia cultura, se acostumbró al desorden gubernamental y pasó a ver como normal las noticias trágicas sobre la corrupción, violencia, deterioro de los servicios públicos, etc. Por lo tanto, se necesita invertir en la correcta formación cultural del pueblo, a partir de las escuelas, empresas, iglesias, instituciones públicas y así sucesivamente, comenzando con la educación para el trabajo y la búsqueda de la excelencia en un mundo globalizado, enseñando al pueblo a amar y honrar a su país.

7Reducir la edad laboral y penal de los jóvenes. Nuestros países todavía tienen una cultura de tratar a los adolescentes de 15 a 18 años, como niños, que no se hacen responsables de sus actos, y les prohíben ofrecer su mano de obra. Esto es un error fatal para la sociedad. Porque después de todo, el país está envejeciendo y necesita, más que nunca, de mano de obra renovada. Hay una contradicción hipócrita de la ley, porque sólo sirve para crear peligrosos delincuentes, que al cumplir los 18 años, están formados para el delito, ya que no pudieron trabajar y muchos buscaron su formación en el crimen. En China, los jóvenes tienen permiso del gobierno para trabajar normalmente (no sólo como “aprendices”), a partir de los 15 años, siempre que sigan estudiando. Y si cometen crímenes, responden como cualquier adulto mayor de 18 años.

8Pena de muerte para crímenes atroces probados. Un gobierno tiene que dejar de lado la hipocresía cuando se toca este tema. Un criminal no puede ser tratado como una celebridad. Los reincidentes han tenido su oportunidad de cambiar y no han cambiado. Entonces, no merecen ese compromiso por parte del gobierno. Ninguna sociedad honesta y trabajadora, merece vivir con tanta impunidad y miedo. La eliminación de los criminales más peligrosos infundirá temor entre el resto de los delincuentes para seguir practicando sus fechorías. Esto se reflejará de inmediato en la seguridad pública del país y la sociedad. Y también en la reducción drástica del gasto público en materia de seguridad. En el largo plazo, esto se reflejará, además, en la cultura y el comportamiento de las personas.

Anuncios

El terrorista Jovino Novoa de la Udi

jovino novoaQué mala imagen de Chile proyecta el señor Jovino Novoa (foto). Él fue un alto funcionario del dictador Augusto Pinochet, y fundador del partido ultra derechista Unión Demócrata Independiente (Udi), que todavía, en democracia, ocupa puestos de dirigencia. Él considera todo lo que no esté alienado con las dictaduras y el fascismo, como una amenaza “izquierdizante”.

En estos días está empeñado en hacerle mala imagen a Chile, diciendo que el actual gobierno de Michelle Bachelet quiere ahuyentar la inversión extranjera, y quiere empobrecer a los ricachones que él representa.

Qué mala imagen proyecta este ex congresista de Chile, asociándolo con Venezuela, Argentina, Bolivia y Ecuador, como si fueran comparables los cinco países. Eso es mala fe.

Un daño profundo causa en la mente de los chilenos, también, llenándolos de miedo. Insinuando que puede haber otro criminal como Augusto Pinochet si se sigue con ideas “izquierdizantes”.

Este tipo de actitudes son propias de radicales políticos, que suelen estar por fuera de la realidad, como Adolfo Hitler, o criminales contra el Estado como Pablo Emilio Escobar Gaviria. No son actitudes de un demócrata.

El señor Jovino Novoa quiere que los chilenos vivamos con terror.

Toda su actitud, agria y refractaria con su país, porque el gobierno puso a consideración del Congreso una reforma tributaria, en la que los pocos que ganan 250 veces más que los trabajadores (*), y cuentan con ejércitos de abogados para crear y emplear decenas de artilugios legales para no pagar impuestos, o eludirlos o evadirlos, paguen, por fin, tributos al país.

Está furioso por eso. Porque se quiere cerrar la brecha de la vergonzosa desigualdad actual en Chile, que es algo exótico en estos tiempos, y sobre todo en un país que se precia de pertenecer a la Ocde y ser impoluto en el vecindario de los gobiernos de mala calidad, “izquierdistas”.

Él quisiera que aún tuviéramos el mundo enfermo y violento de su protector, el dictador impune Augusto Pinochet.

Está furioso porque quienes lo han financiado en sus campañas electorales, es decir, los ricachones (sus patrones) le han expresado su inconformidad por tener que retribuirle al país unos pocos pesos, de los miles de millones que se echan al bolsillo y sacan del país para no pagar impuestos.

Cómo puede alguien preciarse de ser “un político” cuando odia a su país. Cuando considera que los connacionales son personas de segunda clase. Gente que no merece vivir dignamente, sino sometida al terror y con ingresos de miseria.

Lo que hace el señor Jovino Novoa es defender a los que sacan su dinero a paraísos fiscales, como el ex candidato presidencial Lawrence Golborne; defender a los empresarios que no pagan impuestos, o que los eluden, o que los evaden; empresarios que recibieron en la dictadura bancos y empresas y miles de hectáreas a precios irrisorios y con créditos a plazos infinitos y tasa de interés ridículamente bajas, casi inexistentes.

A estas personas defiende el señor Jovino Novoa.

Y para ello, que él considera una noble labor, crea un clima de terror en el país, considerando a todo el que no se parece a su padrino el dictador impune Augusto Pinochet un “izquierdista peligroso”, y diciéndoles a los inversionistas extranjeros que no vengan a Chile.

Es decir, más parece un apátrida, que un demócrata.

Personas con la mentalidad como la del señor Jovino Novoa son las que hacen desigual el país, crean ciudadanos de segunda categoría, siembran el terror, disocian para reinar, confunden los propósitos de bienestar social con unas amenazas a los capitales de sus patrones. Capitales que, muchos de ellos, han sido dudosamente habidos o hechos merced a los beneficios del impune dictador Augusto Pinochet.

Si Chile quiere crecer, en lo económico y lo ciudadano, si quiere como país tener sana su mente, debe aislar a personas como el señor Jovino Novoa, que son un cáncer destructivo del tejido social.

El señor Novoa no hace oposición, hace terrorismo, amparado en un partido que apoyó una dictadura sanguinaria, y cobijó con la impunidad al despreciable dictador.

(*) “250 veces” no es una expresión caprichosa y efectista, sino un dato cierto de analistas imparciales chilenos. Quiere decir que mientras un empleado gana el mínimo, $210.000 al mes, un empresario de los que defiende el señor Jovino Novoa, gana $52.500.000 mensuales.

Se quemó el Valparaíso invisible

PEOR INCENDIO HISTORIA DE VALPARAÍSO CAUSA 16 MUERTOS Y ARRASA CINCO CERROSCuando doña María vio que salpicaban las bracitas contra su ventana, tomó lo primero que encontró y salió huyéndole al fuego. Era la última que quedaba en la casa, hecha de a pocos, durante veinte años, cuando llegó con su esposo a vivir a estos cerros. Ella estaba viendo cómo se incendiaban las casas del cerro vecino, que así llaman a los barrios en la parte alta de Valparaíso. Los de Las cañas, El litre, Miguel Ángel, La cruz, El vergel, Mercedes, Mariposa, Ramaditas y Rocuant los más afectados. Pero de un momento a otro el viento cambió de intensidad y dirección y las lenguas de fuego empezaron a lamer la ladera que colindaba con su casa. En pocos minutos las casas del cerro vecino desaparecían entre las llamas, y el cerro suyo comenzaba a ser pasto del mismo fuego descontrolado. Las máquinas de bomberos no podían subir cargadas de agua por la grave pendiente, y no eran suficientes los baldes y las mangueras de regar las plantas para sofocar el descomunal incendio. Doña María huyó despavorida de los latigazos de fuego, encorvada bajo las primeras sombras de la noche que caía. A salvo, unos metros más allá, todavía retrocediendo ante la imperio de las flamas, doña María vio con ojos llorosos cómo su casa se retorcía entre las brasas para ser un destino hacia las cenizas. Varias decenas, varias centenas…, hasta un millar de personas vieron, igual que doña María, sus enseres sus ropas sus muebles sus recuerdos y el sudor de tantos años reducidos a pavesas. Un millar de viviendas han sido destruidas por el incendio, hay 10 mil damnificados y más de una docena de personas fue atrapada por las implacables lenguas de fuego, y allí murieron en una muerte horrible y desconocida. Una parte del bosque circundante ardió en la cresta de la montaña, en la parte oculta a los turistas de Valparaíso, en la parte invisible que tienen las ciudades turísticas del mundo entero, la de las carencias. Cuánto duele tanto sufrimiento de la gente sencilla. Del padre, de la madre sencilla, de los hermanos y tíos y sobrinos sin fortuna y ansiosos de vida. Valparaíso se quemó por el lado de los cerros, el de ramaditaslos barrios construidos a retazos a través del tiempo. Se quemó Valpo, sin que se dejaran ver la cara los congresistas de la región, los políticos del país. Sin que los autores de las leyes para defender los intereses de sus patrones en las grandes empresas y corporaciones dijeran esta boca es mía. Con visible sentimiento la presidenta Michelle Bachelet estuvo en los cerros haciendo presencia de Estado, llevando un voz de aliento. Pero fueron los primos con los tíos con sus hermanas y sus padres y madres y vecinos, todos apoyados en su propia desgracia, quienes al menos salvaron sus vidas para llorar el rescoldo donde una vez había sido su hogar.

Post Scriptum: (15 de abril 2014) Lo lamentablemente ocurrido este pasado fin de semana en Valparaíso –el Valpo de los cerros que no está a la vista del turismo– era previsible. Ya el 18 de febrero del 2013 dábamos cuenta en este blog de hechos semejantes: “Sin desconocer la gravedad de los hechos, creo que Carlos Rivas Quiroz (foto) es un ejemplo a seguir. Cuando digo “gravedad de los hechos” me refiero a que 1.200 personas resultaron damnificadas porque perdieron sus viviendas, que fueron devoradas por un incendio que anduvo embravecido por los cerros de Valparaíso, destruyendo 80 casas. Por fortuna, no hubo muertos. Horas de pánico vivieron los pobladores de Rodelillo, La Planchada, San Roque y Placeres, que, impotentes, observaron cómo las llamas hacían de sus viviendas montones de cenizas”.

Y antes de esta fecha, otros incendios se habían producido en el mismo sector. De igual manera, ya el 2 noviembre del 2011, hace tres años, planteábamos lo siguiente: “Siempre he creído que Valparaíso es una ciudad que, estando bajo las narices de todos, nadie hace nada por ella. Hay un cierto “orgullo nacional”, pero todos sabemos que los hechos son expresión de amor, y no los buenos discursos y razones. Y me refiero a que Valparaíso no necesita más saludos honoríficos, ni canciones, ni títulos de nobleza. Lo que necesita Valparaíso es inversión. Resulta extraño, por decir lo menos, que ningún gobierno se haya planteado hacer de Valparaíso una ciudad turística, de talla mundial, cuya vocación de tal es más que indiscutible. Valparaíso necesita un plan de restauración urbano, con cargo al Presupuesto Nacional, y también que convoque e involucre a los inversionistas privados, porque toda ella es un tesoro histórico del país”.

¿Será esta nueva tragedia del fin de semana pasado, la última enseñanza de que hay que asentar esas familias damnificadas de manera planificada, ahí mismo o en otro lugar, y rodear los sectores urbanos de un cortafuegos que los separe de los bosques circundantes, donde, al parecer, empezó esta vez el incendio? En un año más, estaremos viendo qué aprendimos. Y quizás el Estado deje que cada cual, como cualquier vieja invasión, levante su casa de a pedazos, con latas y cartones al comienzo y luego con materiales de construcción formales, o el Estado asuma el liderazgo de un plan de repoblación de los cerros de Valparaíso, dignificando a estas familias con viviendas de calidad y accesos expeditos y suministro de servicios básicos, que hoy están sumidas en el dolor de haberlo perdido todo. Amanecerá y veremos.

Raquel Argandoña, Piñera, Andrade y Julio Ponce

raquel argandoñaRaquel Argandoña. Qué bueno que Raquel Argandoña (foto) se va del ‘Buenos días a todos’, el matinal del canal oficial Tvn, de acuerdo con versiones de colegas periodistas de la farándula. Ningún aporte hace al programa de televisión. Como no hizo ninguno cuando fue contratada por una millonada de plata por el Canal 13, hace unos pocos años. Duró contados meses, porque se dieron cuenta que su imagen era negativa, y su trabajo no contribuía a enriquecer los contenidos. Simplemente hace presencia, ahí sentada, creyendo que con eso basta. O con agredir a los periodistas, sin que nadie le proteste. Me cuenta Aristarco que Raquel Argandoña era en su tiempo (tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet) una suerte de Cote López, Daniela Aranguiz, Valentina Roth y Roxana Muñoz, todas juntas, condensadas en ella. Qué bueno que limpien la pantalla de Tvn de personajes que no añaden contenido a los programas. Programas del “canal de todos”, como dice ser Tvn. Este canal debe ser un aporte al país. ¿Tvn es estatal, o es privado, o no chicha ni limoná? Debería respetar más a la audiencia a la que se dice representar (pero, obviamente, no es así)

­–Sebastián Piñera. Con un 50% de aprobación sale el presidente Sebastián sebastián piñeraPiñera. Es una cifra que no se compara con el 80% que tuvo Michelle Bachelet cuando terminó su primer mandato. Pero no es tampoco una cifra lamentable. Porque hubo momentos de su gobierno en que su aceptación popular, en las encuestas, era deplorable. ¿Le servirá ese 50% para basar la idea de otra candidatura y, eventualmente, otra presidencia después del segundo mandato de Michelle Bachelet, que comienza en 7 días? Tal vez. Porque no es como dice el presidente del Partido Socialista, el señor Oswaldo Andrade, que ese porcentaje de popularidad del presidente Piñera es como para que “la derecha” nunca vuelva al gobierno. Eso del señor Andrade es terrorismo ideológico. Porque él, como socialista, debe entender el significado de la Democracia. La democracia no excluye, como los extremistas de “izquierda” o de “derecha” lo hacen. Los argumentos de un político serio, y “socialista”, deberían tener otro sustento que este tipo de consignas incendiarias, propias de agitador callejero. (El gran fracaso del señor Piñera fue su “plan” contra la inseguridad)

Julio Ponce. Probablemente con dineros del llamado “Caso cascadas” (compra julio poncey venta planeada de acciones de empresas de él mismo, algunas de papel, para valorizarlas) el accionista mayoritario de SQM, Julio Ponce (ex yerno del dictador Augusto Pinochet, de cuyo período proviene, al parecer, su primera fortuna), apareció en la última lista de la revista Forbes sobre las personas más ricas del mundo. Aparece con una fortuna personal de 2.300 millones de dólares. Otros chilenos con igual o menor fortuna que Julio Ponce (foto) son: Álvaro Saieh Bendeck, Roberto Angelini Rossi, Luis Enrique Yarur y Patricia Angelini Rossi. ¿Cuánto más durará don Julio Ponce, ahora que está siendo investigado por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por su participación en esas operaciones con visos fraudulentos, “Caso cascadas”, cuando la investigación concluya? (Figuran también en el ranking la viuda de Andrónico Luksic, Iris Fontbona, con 15.500 millones de dólares; el dueño de Cencosud, Horst Paulmann, con 4.700 millones dólares; María Luisa Solari Falabella con 2.600 millones de dólares; Bernardo, Eliodoro y Patricia Matte, dueños o socios de CMPC, Colbún, HidroAysén, Bice, Entel, y Puertos y Logística, aparecen con una fortuna de 2.500 millones de dólares; y el presidente Sebastián Piñera con 2.400 millones de dólares)

¿Qué quiero?… Ser padre en Chilevisión, ay…

Penguin Random HouseQuiero. Las lecturas que antes se conocían como drama, comedia o históricas, el mundo comercial de la internet les ha dado una nueva denominación: Escapar a un lugar exótico, Pasar un buen rato, Ser otro, Vivir una historia de amor, Olvidar mis problemas y otras tantas por el estilo. Así es la oferta de textos de Penguin Random Haouse (logo), en el sitio ‘mientrastantoleo.com’, donde por 1,50 euros puede acceder a estos contenidos. La pregunta es: ¿Qué quiero? “Quiero…”

Padres. He caído bajo el influjo de la sensiblería televisiva. Lo confieso. El francisca garcía-huidobroresponsable de esta nueva realidad personal es un programa de televisión llamado ‘Padres lejanos’, en Chilevisión, animado por Francisca García-Huidobro (foto). Solo vi el capítulo de anoche y encontré que había mucha energía acumulada en esas parejas de padres e hijos. Mucha energía, tanto positiva como negativa. Felicidad y odio. Y entonces uno reflexiona, con un nudo en la garganta, de cuán ‘buen’ padre ha sido. Nadie enseña, no hay manuales instructivos, de cómo ser un ‘buen’ padre. Conozco casos de buenos tipos que son criticados por sus hijos por diversa razones. Yo no merezco buenas calificaciones, lo admito. Creo no haber sido un padre ‘bueno’. Uno excelente, mucho menos. Soy un hombre que contrajo las responsabilidades de padre siendo casi un adolescente. Muy seguramente, fallé. Nadie puede ser tan irresponsable como para darle una responsabilidad semejante a la de encauzar una vida humana sin uno haberlo hecho con la suya. Qué irresponsabilidad. Y eso vi, y otras cosas, en este programa. Digo vi, pero fue mi vida. En mi reflexión de cuántos errores comete uno en la crianza, no basta con decir “hijo” ni dar órdenes. Es más compleja la cualidad de ser padre. ¡Siento tanto no haber sido mejor de lo que fui! Y como en el programa, pero en silencio, me arrepentí de mis yerros. Nada puede hacerse ya. Las cosas ocurrieron de la manera en que lo hicieron. Pero, de verdad, ¿los padres somos demonios para nuestros hijos? ¿O podemos serlo? Juro que no es mi caso, pero no lo sé. Soy parte interesada, al fin y al cabo, y no puedo juzgarme. Hice lo mejor, lo juro, pero quizás no fue suficiente. ¿Qué puedo hacer, ahora? Nada. Así ocurrieron las cosas. Asumo lo que me corresponda. Me inclino.

Post Scriptum. (19:25) Dijeron que el programa había sido un fracaso, que Francisca García-Huidobro solo servía para hacer ‘Primer plano’, que el tema era inadecuado. Me pareció que el programa tenía un contenido muy profundo. Se trataba de una terapia de sanación de algunas pésimas relaciones entre padres e hijos(as). Quizás el horario no fue el adecuado, aunque me pareció que estos temas son para la noche, pero quizás quién sabe cómo hubiera funcionado al mediodía, o en la tarde, compitiendo con las telenovelas de esa hora. Lo cierto es que Francisca está encasillada, o la quieren encasillar con ‘Primer plano’, el programa de copuchas de la farándula (por contenido, es un programa de mucha menor calidad que ‘Padres lejanos’). Lo que mostró es que ella puede con otros formatos. Es cuestión de hacerlo. Ensayo y error, tal vez. No siempre es bueno el nivel de sintonía de un programa. Pienso en ‘Motín a bordo’, ‘La gran apuesta’, ‘El chapuzón’ y ‘Contigo en verano?, los fiascos de Felipe Camiroaga (q.e.p.d.) antes de llegar a ser “el hombre de la sintonía” en el canal oficial Tvn.

Educación y televisión abierta en Chile

claudia peirano2Nombramiento de Peirano. El asunto es que no puedes nombrar director de la perrera municipal a quien ha sido sorprendido matando perros. “Así de simple”, me dijo Aristarco, con su brutal pedagogía. Hizo la comparación (un tanto burda a nuestro criterio, pero cierta), para referirse al caso de la recién nombrada subsecretaria (o viceministra) de Educación, Claudia Peirano (foto), del próximo gobierno. Lo dijo Aristarco porque, hasta la saciedad (y le creemos su honorabilidad), la candidata (y hoy presidenta electa) Michelle Bachelet prometió (y se comprometió) con que la educación será gratuita en Chile; y la señora Peirano (hoy subsecretaria de Educación) se opuso, en el pasado reciente (2011), a la gratuidad. La señora Peirano es de la Democracia Cristiana, y este dato nos parece relevante. Estuvo casada con Walter Oliva (ex vicepresidente de la Democracia Cristiana), quien encabeza la Red Educacional Crecemos que tiene 8 colegios particulares subvencionados, y fue presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares (Conacep), cargo donde hizo pública defensa del derecho al lucro en la educación. ¡Un nombramiento que le causa dolor de cabeza a un gobierno que aún no empieza! O tal vez no, me dijo Aristarco, y leyó la frase del vocero de la presidenta electa, Álvaro Elizalde, al comentar el nombramiento: “Claudia Peirano formó parte de la comisión que elaboró el programa de Gobierno de Michelle Bachelet en materia educacional y por lo tanto está profundamente comprometida con esta reforma que va a ser central, donde la educación deje de ser un bien de consumo y pase a ser un derecho social”. Entonces, dijo Aristarco, con su mismo sarcasmo, “parece que ella, ya se rehabilitó”.

Parrilla flexible. Vasco Moulián fue, al parecer, el ‘inventor’ de la “parrilla el internadoflexible” en la televisión chilena. Quiere decir que el programador de un canal (y él fue programador del Canal 13, antes del actual propietario Andrónico Luksic) mueve a libre albedrío los horarios de los programas. La “parrilla” es la secuencia de programas, hora por hora, a lo largo de los días y de la semana. Y “flexible”, que “no es rígido”, “se acomoda con facilidad a distintas situaciones o propuestas” o “que puede doblarse sin partirse”. Se aclara que el señor Moulián usaba la flexibilidad con el rating en la mano. Si el programa bajaba el rating, lo movía a otro horario, y a otro día si lo consideraba necesario. Y así hacía, hasta lograr “mejorar el rating” del canal entero. Un juego de malabares, atendiendo únicamente al rating. Y como se sabe, el rating es sinónimo de “ingresos”, de “presupuesto”, de “dinero”. Lo que prevalece no es el respeto al televidente, sino el dinero. Y entonces, los televidentes son simplemente entes, que se sientan a ver los programas del canal, sin importarle al programador la hora ni el día de emisión. Esto que se consideró una calentura, una locura y un error de Moulián, hoy es copiado por todos los programadores de todos los canales de la televisión abierta. Es decir, ¡el irrespeto al televidente se multiplicó! Nos comentan el caso actual de El internado (afiche) en el canal Mega. Comenzó de lunes a viernes a las 22:30, después del noticiero. Después lo cambiaron de domingo a martes. Después lo cambiaron a los martes, miércoles y jueves. Y después apareció “Más vale tarde”, un late que hace Álvaro Escobar, y que iba después de “El internado”. Entonces, invirtieron los horarios, importándoles muy poco los televidentes, y como el late termina a la una, o una y treinta de la madrugada, el televidente ya está extenuado. Mal actúa el canal Mega, con este irrespeto al televidente.

Arcis, un debate Sabrovsky con Salazar Jaque

Mauro Salazar JaqueLos debates argumentados son alimento para el alma. Condimentan una realidad en ocasiones tan pedestre, llena de hipócritas en la vida pública del Estado y figurines de azúcar de la televisión. Devuelven la decencia a la vulgaridad con que los políticos suelen resolver sus disputas de puestos y tajadas de poder o porción de contratos. Es el caso de la suscitada por Eduardo Sabrovsky, al plantear que la Universidad de Artes y Ciencias Sociales (Arcis) fue una opción comunista para mostrar hoy una academia edificada desde otra perspectiva, y aportar egresados a un nuevo país, pero se frustró, resultó un acto fallido. Este es su artículo.

Una de las afirmaciones más difíciles de Sabrovsky sobre (o contra) Arcis, creo, es sobre su ‘cultura’, definida como la desidia y el desdén por dictar clases los profesores, y recibirlas los alumnos. Algo así como el mundo de los vagos. O los flojos. Pues bien, el investigador asociado de la Escuela de Sociología, de la universidad Arcis, Mauro Salazar Jaque (foto), respondió considerando esa afirmación (acusación) de Sabrovsky como un “prurito inquisidor” que responde a un análisis de “autoritarismo ético”, para referirse a un “proyecto universitario inmaculado”, y no a la realidad nacional ni a la sucesión de hechos que hicieron posible el nacimiento de Arcis y su evolución hasta hoy día.

“Creo que en ese plano Sabrovsky verbaliza el punto como un agente de acreditación que pregunta obstinadamente por infraestructura, salas, sillas, computadores, equipos, los recursos, etc. A ello se suma la hipótesis de una cultura que estaría en crisis porque se opone –según Sabrovsky– a “…los plazos, los horarios, las calificaciones”. ¿Quién entiende al filósofo?”

Y Mauro Salazar Jaque no se guarda las ganas de lanzar un dardo ponzoñoso al doctor en Filosofía y profesor de la Universidad Diego Portales (UDP), Eduardo Sabrovsky, cuando también recuerda algo de la historia de esa universidad y su propiedad:

“A modo de anécdota, debo retornar sobre un controversial punto, la Rectoría encabezada por Francisco Javier Cuadra en la UDP (ex ministro de la Dictadura) representa otro síntoma de un diagnóstico institucional, de una genealogía que no se puede perder de vista a propósito de una memoria que articula pasado y presente de manera no secuencial. No recuerdo que Eduardo Sabrovsky haya escrito el año 2005 alguna columna que llevara por título “El retiro del pinochetismo de la UDP, el fracaso de una universidad comprometida”. Por otra parte, si el entorno de la familia Matthei en algún momento mantuvo o mantiene (“hipotéticamente”) alguna relación con el Directorio de la universidad, desde la cual Sabrovsky hace sus afirmaciones, ello también invita a una reflexión en torno al juego de intereses corporativos –que simultáneamente se retroalimenta de los indicadores de gestión económica de  la CNA–“. Este es el artículo.

Debates de esta naturaleza valen la pena. No solamente en la academia debían producirse. Se extrañan en el resto de ámbitos sociales.