Archivo de la etiqueta: Entretenimiento

Archi sabotea la música nacional, y ‘late’ Moulian

ArchiArchi. La Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi, logo, los grupos económicos dueños de las emisoras) puso al aire un mensaje radial en el que alguien solicita un artículo y el vendedor le quiere vender otro. La mujer insiste en lo suyo y el vendedor también. Interrumpe el locutor para decir que así es la ley que pone un piso porcentual obligatorio para transmitir música chilena. Y, como si fuera un orgullo, dice que esa campaña es de Archi. Queda uno con un sentimiento indefinido, y este es el propósito del ‘comercial’: sembrar la duda, apelar a una falsa ‘libertad’ y defender la exclusión de la música chilena en las emisoras del país. Desinforma. Tácitamente, sugiere que la música chilena son solo cuecas, cosas aburridas. Y no es así. Hay boleros, cuecas, rancheras, pop, rock, baladas, etcétera, de factura chilena. Y de buena calidad. Hasta música docta, tenemos. Y coral, también. Pero el ‘comercial’ de Archi dice que poner música chilena debe ser una decisión “libre”, y no una “imposición”. Sin embargo, ¿cuándo las emisoras promueven, “libremente”, la música chilena? No lo han hecho, no lo hacen, y no lo harán. Archi es la que censura la música nacional. A menos que haya una ley que obligue un piso porcentual, en este caso del 20%, de la programación musical de cada emisora, con producción nacional. Ley que apoyamos, sin dudas.

Vasco Moulian. Comenzó en el 2012 siendo un tipo chabacano que uno no se vasco moulianexplicaba por qué estaba animando el programa, a menos que se tratara de, una vez más, un apitutado (apadrinado) por un ejecutivo del canal por cable Zona Latina. Sobreactuado, quería ser gracioso y agradar a Dios y al diablo. La escenografía usada, una mesa con apariencia de caja de chocolates, ya había sido usada por Julio César Rodríguez y Tati Pena, los presentadores que antecedieron a Vasco en el programa llamado ‘Sin Dios ni late’. Un nombre, por cierto, que juega con los sonidos, pero que es un disparate en su traducción, o en su sentido real. El programa, y particularmente, Vasco Moulian (foto), ha mejorado una enormidad. Tanto en su atuendo como en sus modales. Le falta mucho para ser un presentador de verdad, claro está. Debe dejar esa ansiedad sin norte, ese afán de ser gracioso, esa desagradable manía de interrumpir a los invitados, esa morbosidad cuando invita mujeres al programa, ese tono de voz de orate. Y esa rupestre combinación de traje con corbata de nudo suelto, y zapatillas de hacer deportes. Pero ha mejorado enormemente, debo reconocerlo. También la escenografía cambió, y se agradece. Es más vistosa, procurando una originalidad que, por estos días, es escasa en la televisión.

Melendi, Jesse y Joy, Payahop, Tommy Torres…

melendiEsta es buena reseña de lo que sucedió con el español Melendi: “La postal fue la que cada año regala un nombre en particular, y en Viña 2014 le tocó a Ramón Melendi: La cosa está funcionando, pero el timming de la noche obliga a un corte abrupto, y el público simplemente no perdona. Eso fue lo que ocurrió después de que el español interpretara su hit “Cheque al portador”, tras el cual fue despedido con una Gaviota de Plata entre manos y un rápido envío a comerciales. Error. Porque entonces la hoguera se encendió en el anfiteatro, con Rafael Araneda como principal objetivo de los peligrosos dardos que bajaban desde la galería, y que el animador asumió tras el regreso de comerciales, llamando al propio Melendi a poner paños fríos y recibir una Gaviota de Oro. Sólo así la noche pudo seguir, ya minimizados los riesgos para el venidero número a cargo de Tommy Torres”. Melendi era parte del jurado en las competencias de ‘Canción internacional’ y ‘Canción folclórica’.

Jesse y Joy. Este dúo mexicano vivió un debut emotivo en el escenario de la jesse joyQuinta Vergara. No solo generó euforia en sus seguidores y se llevó todos los premios del certamen, sino que además cumplió lo que había sido como un sueño para su padre, quien falleció a fines de diciembre. Las palabras finales de Jesse, tras el triunfo, dedicando su actuación con Joy a “nuestro padre, que en paz descanse, y que nos está viendo desde ahí arriba y está celebrando con unas alitas y una aureola. Y también a nuestra mamita que nos está viendo desde la casa. A ella le mandamos un besote”.

Payahop. La revelación del humor fue el dúo Payahop. Emol hace una buena payahop (2)descripción de lo que pasó: “Entraron a escena al son de “Insane in the brain” y rápidamente, al ritmo de sus tambores, dieron rienda suelta a un show de rimas y payas que de forma paulatina fue entusiasmando a los asistentes, quienes comenzaron a acompañarlos con las palmas. Su presentación partió siendo sencilla y de corte blanco, pero con el correr de los minutos fue cargándose de picardía. Hacia el minuto diez, el “Monstruo” empezó a pedir a gritos que la cosa fuera sin censura y ellos, muy obedientes, le subieron el tono a la rutina cuando ya era evidente que los nervios iniciales habían desaparecido y se notaban empoderados sobre el escenario. Cada bloque de rap tuvo las pausas necesarias para que pudieran presentar un repertorio de chistes cortos que fueron claves a la hora de echarse al público al bolsillo”. Eso fue lo que pasó.

Tommy Torres se declaró emocionado con un show que tuvo en todo momento tommy torresel acompañamiento del “monstruo”. Dijo, al final: “”Creo que internet ha hecho una diferencia muy grande en mi carrera porque entiendo que es la democratización del arte, ya que el público ahí decide lo que quiere. Y ha ocurrido algo maravilloso con mis discos, pues mucha gente ha conocido mi música a través de ese medio y por eso pasan cosas como estas, que sin tener un número de temas en las radios de Chile, todos estuvieran coreando canciones de mis álbumes anteriores”.

Alexis y Fido. El número reggaetonero, que también fue exitoso, finalmente. Baja el telón de la Quinta Vergara y un nuevo Festival Internacional de la Cancón de Viña del Mar.

Rod, Gigi, Paloma, Sonora y Bobadilla

javiera bobadilla2Con la canción ‘La retirada’ la chilena Javiera Bobadilla (foto) ganó como mejor intérprete y también la competencia folclórica del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar (que es su nombre completo). Junto con la felicidad del galardón, Javiera quiso dejar clara su inconformidad con el trato de segunda que tiene la competencia musical (‘Mejor intérprete’ y ‘Canción folclórica’) durante el festival. La noche del miércoles salieron a cantar a las 3:40 de la madrugada, a minutos de cerrarse la transmisión de Chlevisión (que es el canal de televisión organizador, este año, del Festival de Viña del Mar) Ya lo sabíamos, pero Javiera Bobadilla lo reiteró: el Festival de Viña se ha vuelto un programa de televisión. Y lo que un día fue su razón de ser: la competencia folclórica y los interpretes internacionales, se ha vuelto un relleno para presentar artistas ‘invitados’ (contratados por sumas fabulosas) que nutren el programa de televisión en que se convirtió el que debería ser el evento de la canción más importante en Latinoamérica, como San Remo, o la OTI en su momento. Felicidades a Javiera, voz líder del grupo ‘La pájara’.

–Rod Stewart. Un show correcto, a pesar de la voz gastada, casi opaca del CRM_9124.jpgescocés, cuando principió con “This old heart of mine”. También cantó junto con su hija Ruby el tema “Forever Young”. Ruby es guapa y gran intérprete. Cantando “Hot legs” Rod Stewart (foto) tuvo la idea de lanzar, a patadas, balones de fútbol a la galería de la Quinta Vergara. Más de uno se sacó la cresta por hacerse a uno. Los animadores, Carolina de Moras y Rafael Araneda, subieron al escenario cuando se creía que el cantante se despedía, para, de un solo golpe, cargarlo con las antorchas y las gaviotas de plata y oro, los cuatro trofeos altiro, mientras él parecía preguntarse: “¿Y a estos qué les pasó?”. Después, hizo más música, y se fue de verdad. Lo vi luchando contra la artritis, vestido como un chico de veinte años. Pero fue un show correcto, con músicos correctos, bailarinas correctas, partituras correctas, cantante correcto.

–Gigi Martin. El miedo del número humorístico del Festival de Viña del Mar Gigi martinprovenía del fracaso de Ruddy Rey, a quien el “monstruo”, literalmente, bajó del escenario de la Quina Vergara. Pero Gigi Martin (foto) contó una historia conocida: la del empleado en la fiesta anual de la oficina. Un número divertido, en el que privó la manera de contar la historia, más que la historia misma. Entremedio contó su vida de humorista en pareja y de humorista en solitario (después de pelearse a muerte con su pareja), poniendo énfasis en su “reinvención”. Salir adelante, asumir el cambio, volver a levantarse, fueron expresiones que usó reiteradamente, hasta cuando recibió todos los premios. El humor requiere del encanto personal del humorista.

Paloma San Basilio. Punto aparte Paloma San Basilio (foto), con su porte, su paloma san basilioestampa, su voz maravillosas. Está en Viña del Mar como presidenta del jurado de la competencia internacional, el mismo jurado que galardonó a Javiera Bobadilla, pero a condición de cantar con el achaque de ser parte de “su retiro”. Declarada chilena de corazón, excelente calificación le da el periodista de El Mercurio cuando anota que “la elegancia y el dramatismo que la hicieran insigne nuevamente emergen” en Viña del Mar. Más humanizada, la presentación de Paloma San Basilio también fue correcta. Se hace querer. En retribución a su actuación, que era “de tributo” del Festival de Viña del Mar, el “monstruo” la premió con las antorchas y las palomas posibles: todas. Grande, Paloma.

Sonora Palacios. Con la dirección de Marti Palacios la Sonora Palacios subió a la Quinta Vergara a las 3:00 de esta mañana, y todavía estaba el público que quería escucharla y la orquesta no lo defraudó. Temas conocidos como “La peineta”, “Pedacito de mi vida” y “Candombe para José”, hicieron las delicias en el Festival de Viña, pero no pudieron “ir hasta el amanecer”, como lo prometieron, porque “no nos dejan”, dijeron. Pero la Sonora Palacios y el público estaban dispuesto a amanecer bailando. Todos los premios se llevó la Sonora Palacios, como era previsible. Felicidades.

La ley, Carlos Vives, Gepe y Yandar y Yostin

carlos vives1Al comienzo dijo: “Monstruo, déjame entrar en ti”, y entonó esa canción que clama porque ella lo deje entrar en sus recuerdos, quedarse entre sus besos y saber lo que lleva dentro. De ahí en adelante, todo fue delirio con Carlos Vives (foto) y ‘La provincia’ con Egidio Cuadrado. Cantó y cantó, y el “monstruo” bailó y bailó. Corearon sus canciones todo el tiempo. Fue una perfecta comunión. Anoche Carlos Vives y la Quinta Vergara se amaron sin cansancio. Por eso, recibió el samario todos los honores, las antorchas y gaviotas de plata y oro. Hacía varios años no venía, y esto quizás le dio más ardor al encuentro. Porque Carlos Vives siempre ha sido querido en Chile. Muchas suspiran por él. Muchas lo quieren, de distintas maneras. Al final, saludó a quienes estaban cerca del escenario, se inclinó, y en una ocasión se acostó en el borde del escenario, momento en que Paloma San Basilio, quien es jurado de las competencias de ‘Canción internacional’ y ‘Canción folclórica’, se acercó y lo besó. Pareció que en la boca, pero cariñosamente, sin apasionadamente. Lo mismo hizo Francisca García-Huidobro, animadora de Chilevisión (el canal que realiza este año el Festival de Viña del Mar), quien también estaba en primera fila de la Quinta Vergara. Éxito total el de Carlos Vives, quien lo dedicó a sus hijos y su esposa.

Carlos Vives se presentó después de un grupo muy querido en Chile, esta vez por beto cuevasel reencuentro de sus integrantes: La ley. Llenaron el escenario, cantaron todos sus éxitos. Se despidieron varias veces, pero el público quiso que siguieran. El reencuentro de Beto Cuevas (foto), Pedro Frugone y Mauricio Clavería, de La ley, ocurrió con un nuevo integrante, Zeta Bosio, en el bajo, el mismo instrumento que tocó durante su participación en Soda Stereo. Éxito total de Beto Cuevas y La ley, que abrieron los fuegos de la velada de anoche en Viña del Mar, antecediendo el vallenato de Carlos Vives.

Y después del paso huracanado de Carlos Vives, subió Gepe al escenario, un músico joven muy querido, cuya actuación terminó a las cuatro de la mañana de hoy. Enseguida, debutando, Yandar y Yostin empezaron a cantar cuando la Quinta Vergara estaba prácticamente vacía. Igual, con el escasísimo público presente, casi como parodia, recibieron ovación y premios.

Hoy es turno de Rod Stewart, el humorista Gigi Martín, Paloma San Basilio y la Sonora Palacios.

Ruddy Rey mal, Ana Gabriel bien, Raphael cumplió

ruddyRey1Al principio uno se pregunta qué está ocurriendo, qué le pasa al artista. ¿Qué pasa por la cabeza del artista? Qué está sintiendo, porque las cosas no están saliendo bien. Pero Ruddy Rey (foto) insistía sobre ‘las tablas’ de la Quinta de Vergara. Y no habían pasado diez minutos cuando se detuvo: ya no era posible ignorar el abucheo del “monstruo” en el Festival de Viña del Mar anoche. Entonces dijo, algo así: “Sorry, no saben lo que me he preparado para estar acá. Soy del pueblo. Mi show es corto”. Y enseguida balbuceó: “Gracias mi gente linda de Viña y Valparaíso. Gente de mi tierra”, o algo así. Y después apeló al patriotismo, o patrioterismo, con eso de “Céche-í”, “ele-é”, pero el “monstruo” no quiso responderle “Chile”, como hubiera sido normal. El “monstruo” ya no quería que Ruddy Rey estuviera más tiempo haciendo el papelón. Porque, en realidad, lo que hizo el humorista fue burlarse de una serie de cantantes, no era un show de imitación, no era la caricaturización de los cantantes, sino algo ramplón que no tenía ingenio, ni siquiera para parodiar las letras con historias chistosas. Imitar tiene sus claves, como el ritmo del espectáculo, la actitud del imitador, el discurso o la letra del imitador, la gesticulación, etcétera. “¡Fuera!”, rugió de pronto el monstruo, porque Ruddy no entendía. Abruptamente se cortó su actuación, salieron los animadores, Rafael Araneda y Carolina de Moras. Y tras bambalinas, Ruddy Rey, sudando a mares porque tiene sobrepeso para los movimientos que quiso hacer en el escenario de la Quinta Vergara: “Espero tener otra oportunidad para poder llevarme los premios que tanto anhelé”. Fin de la historia.

Ana Gabriel. En el otro platillo de la balanza Ana Gabriel. El “monstruo” se ana gabrielsabía todas sus canciones. Y las cantó. Fue el éxito. Todo lo mejor. La gente la ovacionó. Le dieron todos los premios posibles, antorchas y gaviotas, de plata y oro, y de “la artista más popular”. Pura ranchera. Ranchera pura. Ana Gabriel. Punto.

Raphael. El viejo y exhausto Raphael lo consiguió, cumplió. Cantó, y lo hizo raphaelbien. Es un cantante cansado, arrugado, lento, distinto al muchacho brioso del estreno de canciones como ‘Yo soy aquel’, pero lo logró. Cumplió. Se subió al escenario de la Quinta Vergara de ‘chanfle’. El artista “invitado” (contratado) era Alejandro Fernández, quien sufrió un accidente doméstico y no pudo asistir. Coincidió con que Raphael estaba haciendo unas presentaciones en clubes, casinos y pequeñas ciudades. Y fue la salvación. Echaron mano de él. Por eso lo vimos anoche. Raphael estuvo en el 2011, si no ando mal, y fue una lata de tres horas (¡tres horas!), hasta entrada la madrugada. Esta vez, Raphael cumplió.

Éxito en Viña del Mar de Alis y Pausini

laura pausini17 años después. La gran triunfadora anoche en el Festival de Viña del Mar, por encima de Fito Páez, y lejos, fue Laura Pausini (foto). Desde que se subió al escenario de la Quinta de Vergara fluyó como el agua. Saludo al “monstruo” como a un viejo amigo de fábula que hacía varios días no veía, y éste le respondió emocionado de volverla a ver. Habían pasado 17 años, que ella se encargó de recordarlo varias veces, agradecida por haber sido Viña del Mar punto de partida de su éxito posterior, y premiada por ser un lugar en el que todo artista debe refrendarse. “Es una coincidencia muy rara que me invitaran en el año que cumplo 20 años de carrera y me pareció que era como un regalo el hecho de que me llamaran exactamente en 2014”, dijo. Para revivir el show completo en Viña del Mar, aquí.

Jorge Alis. Un argentino que hace muchos años vive en Chile, es casado con jorge alischilena y tiene tres hijos chilenos, pero en cuanto apareció sobre el escenario de la Quinta de Vergara recibió silbidos de protesta y rechazo de parte del “monstruo”. (Chile y Argentina tienen una relación tensa desde hace muchos años. Recientemente, por los desacuerdos e incumplimientos comerciales. Y antes,  en tiempos del dictador Augusto Pinochet, cuando éste decidió apoyar a Inglaterra en el conflicto que tuvo Argentina por Las Malvinas) Pero él no se arredró. Recordó los datos iniciales y se empoderó poco a poco hasta ser el vencedor de la noche humorística del Festival de Viña del Mar. Jorge Alis (foto) es un conocido humorista de stand up, que ha hecho parte de elencos como el de Club de la Comedia (muy exitoso en el canal Chilevisión) cuando éste era un programa pequeño y desconocido que salía al aire por el canal de cable Vía X. Adicionalmente, es propietario de un local (Cachafaz) en la zona rosa de Bellavista, en Santiago, y allí hace, también, stand up comedy. Qué bueno que, finalmente, el humorista recibió, en medio de aplausos del “monstruo”, las dos antorchas (plata y oro) y las dos gaviotas, lo máximo que puede recibir un artista en la Quinta de Vergara. Para revivir el show completo, aquí.

Post Scriptum. Esta noche de martes, los artistas son: Ana Gabriel, el humorista Rudy Rey y el veteranísimo cantante Raphael.

Con la alfombra roja empieza el Festival de Viña

Alfombra rojaCada cosa en su lugar y el festival de Viña del Mar tiene el suyo en Chile. Este se llama en realidad Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, pero de internacional no queda sino algunos cantantes “invitados”, y de canción solamente una competencia que era la médula del festival, pues escogía “la canción” ganadora, a la manera de San Remo o la OTI, pero esta parte se convirtió en un evento sin brillo, arrinconado dentro festival. Y el festival lo conforman esos cantantes “invitados” (lo pongo en comillas porque son contratados por sumas fabulosas) y un humorista (o dúo o grupo de humoristas) cada una de las noches.

Dicho de manera corta: el festival ya no es el festival. Pero, aun así, sigue siendo el evento del año en Chile. Ahora se televisa, y entonces tiene más peso este formato en comparación con el viejo festival que se llevaba a cabo en el escenario de la Quinta de Vergara, casi a puerta cerrada. Y la puesta en escena para televisión exige la mayor parafernalia posible. Darle el mayor boato (y algo más), para tener a la audiencia pegada a las pantallas. Este año, el festival es “propiedad” de Chilevisión, que ya anunció 5 horas de transmisión, desde las 19:30 de hoy.

Lo que ocupará esas cinco horas es el desfile por la alfombra roja, un tapete de viña1150 metros de largo. Usualmente, cada cual viene con cada cosa. Hombres y mujeres, o mujeres y hombres se preocupan por lucirse. En la foto de arriba, para dar una idea, de izquierda a derecha, Francisca García-Huidobro (animadora), Tonka Tomicic (animadora) y Antonela Ríos (actriz y animadora). A algunos les sale el tiro por la culata, porque realmente muestran un pésimo gusto para vestirse (y lucirse). Después lo veremos. Uno llega a pensar si no se trata de un campeonato del mal gusto. Lo increíble es que un canal le gaste tanto tiempo a tener en antena algo así. Pero es parte de nuestra idiosincrasia. Esto es Chile.