Archivo de la categoría: Tribunales

De los nombramientos espurios: Javiera Blanco

javiera-blancoQué cosa extraña ocurre en el fuero interno de las personas. Caras vemos, corazones no conocemos. El bastión moral que creíamos ver en la presidente Michelle Bachelet, ahora se desmorona. Hablamos de un caso que no dudo en considerar aberrante: el de la señora Javiera Blanco (foto). Activista política a la sombra de doña Michelle Bachelet, logró escalar de un día para otro hasta convertirse en su ministra del Trabajo. Ahí fracasó. Y de ‘castigo’, ¡la presidenta la nombró ministra de Justicia! Ahí fracasó de nuevo. Y de ‘castigo’, ¡la presidente Michelle Bachelet la propuso como nueva integrante del Consejo de Defensa del Estado! ¿Qué onda?, como dicen los muchachos.

Todo este proceso de favorecimientos resulta extraño. Muy extraño. ¿Acaso algún secreto inconfesable de la mandataria, maneja Blanco? Porque no es normal que un pésimo funcionario sea premiado con escalones cada vez más altos. ¿Qué gato encerrado hay? O quizás solo sea que Javiera Blanco está emparentada con la dinastía de los Frei, y se cree con derechos por encima del resto de chilenos, y, obviamente, la presidente Michelle Bachelet inclina su cabeza ante esa evidencia. Por lo demás, a la señora Bachelet le importa cinco quedar mal ante los chilenos, porque su prestigio, a esta altura de su gobierno, está bastante maltrecho, y le da lo mismo.

Aristarco me dice que, en realidad, la jugada de la señora Bachelet se debe al miedo profundo que le tienen a la Democracia Cristiana en la Nueva Mayoría. Si la Democracia Cristiana le ordenó a la señora Bachelet que nombrara a Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado, tenía que hacerlo. Mismo miedo que antes le tenían en la Concertación. La Democracia Cristiana ha sabido chantajear, con el cuento de que son ‘el partido más grande’, a la izquierda chilena, cuando su origen es claramente del fascismo español, y tiene más afinidad ideológica con la Unión Demócrata Independiente, Udi, que con el Partido Socialista de la presidente Bachelet. Tal vez sea así, le concedo a Aristarco. No es para nada descabellado.

Compartimos en un todo la reflexión del columnista Carlos Peña sobre este aberrante caso de amiguismo entre la presidente Michelle Bachelet y la mediocre funcionaria Javiera Blanco:

“La pregunta entonces que cabe plantear es si acaso la designación de un miembro del equipo político de la Presidenta (que comenzó como vocera de su candidatura, ejerció de ministra del Trabajo y concluyó como ministra de Justicia), entre cuyas abundantes virtudes no se cuentan las propias del jurista, una persona que es de su entera confianza y que posee total convergencia con su propio punto de vista, es la designación más razonable atendida la índole y las funciones públicas del Consejo, o si, en cambio, parece objetivamente una designación partisana, motivada más bien por consideraciones privadas como, por ejemplo, la de retribuir servicios gubernamentales y adhesión política.

“Y la conclusión es obvia para quien no se arroje tierra a los ojos. El simple examen de las circunstancias objetivas lleva a ella: la designación de Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado constituye una designación partisana, aparece como una retribución a una lealtad política más que una selección por méritos de esos que la índole del Consejo de Defensa del Estado exige.

“Quien ejerce el cargo de Presidente de la República a veces debe elegir entre dos intereses: los que emanan de la índole de las instituciones y los de quienes le sirvieron de apoyo para alcanzar el poder.

“La Presidenta Bachelet escogió, esta vez, uno de los segundos.

“Al hacerlo, actuó mal”.

Rosauro Martínez, Izquierdo y el machi Córdova

rosauro martínez labbéRosauro Martínez. La presencia de Rosauro Martínez Labbé (foto) en el Congreso Nacional es la punta del iceberg de la actual presencia de quienes apoyaron y compartieron la dictadura de Augusto Pinochet en los distintos estamentos de la sociedad chilena. Otros están en los directorios de las empresas, en las universidades, en los partidos políticos, etcétera. El caso del señor Martínez es aún más vergonzante, en cuanto hace ya varios años se está señalando su participación en torturas y crímenes de Estado, pero nadie había hecho nada, hasta ahora, cuando la jueza Emma Díaz Yévenes lo vinculó a investigaciones abiertas por violación de derechos humanos en Valdivia. La Corte de Apelaciones de esta ciudad aceptó jurídicamente, y por unanimidad, desaforarlo como “congresista”, y mediante procedimientos judiciales avanzar en su eventual responsabilidad en los homicidios de tres miristas en septiembre de 1981, en el sector de Remeco Alto, comuna de Panguipulli. Hay una doble mirada en la decisión de la Corte de Valvidia: por un lado, la participación directa de Rosauro Martínez en los asesinatos, y, en segundo lugar, su responsabilidad de mando como comandante de la Compañía de Comandos Nº 8 del Batallón Llancahue, dependiente de la Cuarta División de Ejército, a la que adjudican los crímenes.

Caso farmacias. A 540 días de reclusión (esperamos que efectiva) fue gonzalo izquierdocondenado por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago el exjefe de ventas del Laboratorio Grünenthal, Gonzalo Izquierdo Rivera (foto), como autor de delitos reiterados de “alteración fraudulenta de precios de medicamentos”. Este caso corresponde a la colusión entre noviembre del 2007 y abril del 2008 de las farmacias Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand para manipular sus precios. Se consideró atenuada la pena por haber colaborado con el esclarecimiento de los hechos expuestos en la acusación, y mantener irreprochable conducta anterior. Los altos ejecutivos que ocuparon su tiempo en meditar desde sus amplios despachos y lujosas mansiones la manera cómo iban a ejecutar la colusión, y con lo cual ganaron muchos millones de pesos, solo fueron condenados a “asistir a clases de ética”. (Qué vergüenza)

Condena del machi. La Suprema Corte rechazó la nulidad del fallo que machi celestinocondenó a 18 años de prisión al machi Celestino Córdova por el delito de incendio con resultado de muerte de Werner Luchsinger y Vivian MacKay en el fundo Granja Lumahue ocurrido el 4 de enero del 2013. La Segunda Sala de la Corte Suprema ratificó lo actuado por los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, Luis Sarmiento, Óscar Viñuela y Juan Santana. La participación del señor Córdova en los hechos investigados por el fiscal regional de La Araucanía, Cristian Paredes, se da por establecida, de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema, dada a conocer por el magistrado Haroldo Brito. El proceso contra el señor Córdova ha sido por cauces ordinarios, y no bajo la vergonzante norma de “Ley antiterrorista”.

José Emilio Pacheco, y Chile en La Haya

josé emilio pachecoJosé Emilio Pacheco. Murió el escritor mexicano José Emilio Pacheco (1939–2014). Perteneció a la ‘Generación de medio siglo’, junto a otros grandes: Sergio Pitol, Carlos Monsivais, Vicente Leñero y Salvador Elizondo. Obtuvo muchos premios con su variada obra: poesía, novela, ensayo y cuento: José Asunción Silva, Iberoamericano José Donoso, Internacional Alfonso Reyes, Iberoamericano Pablo Neruda, Reina Sofía y Miguel de Cervantes. Miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua desde el 2006. “Lo vamos a cremar porque él no quería una tumba, ni quedarse encerrado, era claustrofóbico (…) Mira qué sorpresas, tantos planes que teníamos”, expresó la periodista Cristina Pacheco, su esposa.

Memoria     No tomes muy en serio / lo que te dice la memoria. / A lo mejor no hubo esa tarde. / Quizá todo fue autoengaño. / La gran pasión / sólo existió en tu deseo. / Quién te dice que no te está contando ficciones / para alargar la prórroga del fin / y sugerir que todo esto / tuvo al menos algún sentido.

Mar eterno     Digamos que no tiene comienzo el mar / Empieza donde lo hallas por vez primera / y te sale al encuentro por todas partes.

Lluvia de sol     La muchacha desnuda toma el sol / apenas cubierta / por la presencia de las frondas. / Abre su cuerpo al sol / que en lluvia de fuego / la llena de luz. / Entre sus ojos cerrados / la eternidad se vuelve instante de oro. / La luz nació para que el resplandor de este cuerpo / le diera vida. / Un día más / sobrevive la tierra gracias a ella / que sin saberlo / es el sol / entre el rumor de las frondas.

Fallo de La Haya. Resulta cuando menos curioso (si no es una enorme torpeza) alberto van klaverenque el encargado chileno de recibir el fallo de La Haya sobre el diferendo con Perú, el señor Alberto van Klaveren (foto), lo primero que diga (antes de que hable el presidente Sebastián Piñera) es que “el fallo carece de fundamento”. ¿Carece de fundamento? ¿La Corte Internacional de Justicia de La Haya carece de fundamento? Es como escupir (y quizás soltar una ruidosa flatulencia intencionada) en el living ajeno. O decirle al anfitrión: “Agradezco la invitación, pero eres un conchetumdre”. Y a la presidenta electa, Michelle Bachelet, no se le ocurrió sino seguir los malos pasos: “Es una decisión que respetamos pero no compartimos”. ¿No compartimos? ¿Entonces para que soportar, desde su primer gobierno, este calvario para despreciar la decisión? ¿No cree en la institucionalidad internacional, misma que ella representó hasta antes de ser candidata? Porque eso de que “respeto pero no comparto” es hipócrita y soberbio, aunque sé muy bien que decirlo se ha vuelto un lugar común. Y el presidente Sebastián Piñera no quiso quedarse atrás: dijo que “discrepa profundamente” del fallo de la Corte de La Haya. O sea, se pone a la misma altura de la Corte Internacional: “Mira, ¿qué quieres que te diga?, pues discrepo de ti, viejo”. Y todos ellos: el vocero internacional, la próxima presidenta y el presidente actual se declaran defensores de la institucionalidad, defensores de las leyes y defensores de la autoridad. Sin embargo resulta que detrás de este “respeto” hay un instinto agazapado. Si respetan la institucionalidad, respetan la autoridad y respetan las leyes, ¿por qué irrespetan a la Corte de La Haya? ¿Y si tenemos que volver allá por la demanda de Bolivia contra Chile, como nos mirarán los magistrados de La Haya?: “Ah, estos son los que nos creen carentes de fundamentos, no comparten nuestras decisiones y discrepan profundamente de ellas. Entonces, ¿qué hacen aquí estos desubicados?” O también: “¿Otra vez aquí estos desatinados?” ¿Nos mirarán con lástima, con odio? Parece que es más realista el razonamiento de Aristarco, que siempre los hace a la médula, sin adornitos “diplomáticas”.

Rosauro Martínez, de la Dina al Congreso de Chile

rosauro2Con el título La historia oculta del comandante Rosauro, el periodista Jorge Escalante del diario online El Mostrador recuerda a los votantes quién es el diputado Rosauro Martínez Labbé (foto) que busca la reelección por el distrito 41 de Chillán. Se trata de un militar de los tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet, que trabajó para la Dirección de Inteligencia Nacional, Dina. Conocido como El Mosquetón, dirigió operativos de exterminio de opositores al régimen militar; el más conocido, en el que se dio muerte a tres militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Mir, mientras dormían: Eugenio Monsalve Sandoval, Próspero Guzmán Soto y Patricio Calfuquir Henríquez. Algunos dirán que estuvo bien que los mataran, y otros opinan que la vida es sagrada y todos tienen derechos a un debido proceso. Unos más, piensan que el régimen de Pinochet aún vive, en cabeza de diputados como Rosauro Martínez, y de ex ministros, de ex alcaldes, empresarios y dirigentes de partido. A continuación, una versión abreviada del artículo de Jorge Escalante:

“La bandera chilena todavía flameaba al viento fresco esa mañana del 20 de septiembre de 1981 en Remeco Alto, a corta distancia de Neltume en la precordillera de Valdivia. El aire olía a leña humeante.

“Rosauro, conocido en el Ejército como El Mosquetón, habló en un susurro de voz con la dueña de la casa, Floridema Jaramillo Manquel. Esta le informó que los tres jóvenes dormían. Habían llegado hambrientos y cansados pidiendo comida, refugio y camas donde descansar. El destacamento de Tropas Especiales de la Compañía de Comandos N°8 de Valdivia al mando del comandante Rosauro Martínez Labbé, se había acercado sigilosamente a la casa.

“En 1978 el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Mir, inició la Operación Retorno a Chile con el fin de combatir la dictadura por las armas. A comienzos de la década del ‘80, poco menos de veinte militantes se instalaron en Neltume y sus alrededores para conformar el Destacamento Guerrillero Toqui Lautaro.

“Aunque era la madrina de Monsalve, la misma Floridema denunció a los tres militantes enviando a su hijo de 15 años a avisar a los Carabineros del retén Neltume. Estos montaron en un vehículo y se dirigieron al campamento donde permanecía el destacamento de Rosauro. El sargento Alfonso Rozas, jefe del retén, habló directamente con él y le entregó la información.

“Esa mañana de septiembre, a una señal de Rosauro los comandos y agentes de la UAT (Unidad Antiterrorista, una dependencia de la Central Nacional de Informaciones, CNI) abrieron fuego con fusiles automáticos y una ametralladora punto 30 instalada en lugar estratégico. La casa de madera quedó totalmente destruida por el nutrido fuego de grueso calibre. Patricio Calfuquir y Próspero Guzmán murieron sólo en minutos atravesados por las balas. El cadáver de Guzmán quedó con 28 heridas de proyectiles de acuerdo al informe de autopsia. Eugenio Sandoval, quedó herido y alcanzó a huir por una ventana posterior.

“Rosauro y un puñado de sus hombres lo encontraron a pocos metros de distancia aún con vida, oculto entre unos coligües. Le dispararon directo a la cabeza y lo mataron. Un helicóptero Puma enviado desde la IV División del Ejército en Valdivia por su comandante, el general Rolando Figueroa Quezada, recogió los tres cadáveres y los condujo a esa ciudad entregándolos en la morgue local.

“Tiempo después, desde Valdivia, Rosauro envió a Floridema una mediagua sin forrar, por la que se colaba el viento helado. Floridema protestó por la vivienda que no alcanzaba a reemplazar la calidad de la destruida, pero no logró nada más del comandante.

“Por su misión en Neltume a cargo de la CCN°8, el comandante Rosauro recibió felicitaciones del Ejército estampadas en su hoja de vida. El 11 de noviembre de 1981 dice: “Extraordinario desempeño al mando de la Compañía de Comandos N°8 durante las acciones de combate contrasubversivas en la zona de Neltume, donde resultaron siete extremistas muertos sin bajas del Ejército”.

“Por estos crímenes, hasta ahora la jueza Emma Díaz mantiene procesados al actual coronel retirado Conrado García y al capitán en retiro Enrique Sandoval Arancibia. Esta semana sería presentada en la Corte de Apelaciones de Valdivia la solicitud de desafuero del actual diputado de Renovación Nacional, Rosauro Martínez, por parte del abogado Boris Paredes. El pretendido desafuero tiene por fin pedir posteriormente el procesamiento del parlamentario por estos delitos de lesa humanidad, los que la magistrada tiene ya tipificados como homicidios calificados.

“(…) el diputado llevaría el número 77 en la lista con 1.097 ex agentes (de la Dina) que en 2008 el Ejército entregó al ministro (juez) en visita extraordinaria Alejandro Solís.

“El ex agente y comandante Rosauro, ha sido diputado desde 1994, y este año postula a su reelección por el distrito 41 de Chillán”.

El artículo completo está aquí.

Arauco ‘tomó’ varios predios forestales a la fuerza

El Mostrador reseña la trascendental sentencia de la Corte Suprema de Justicia que marca jurisprudencia en casos de “superposición de inscripciones de tierras”, ya que privilegia a los dueños con el registro más antiguo. La jurisprudencia de la que habla el artículo de Claudia Urquieta se desprende del caso de Aquiles y Alfredo Montecinos, quienes ganaron una reclamación contra la todopoderosa Forestal Celco (o Forestal Arauco, logo) del grupo Angelini (Empresas Copec).

Adolfo Numi es el abogado de los Montecinos, quien explica: el fallo judicial “pone en duda el dominio de Forestal Celco en gran parte de sus predios forestales, ya que muchos fueron adquiridos de la misma forma que el predio de los Montecinos”.

¿Cómo adquirió Celco esos predios? Según relata Adolfo Numi, “el patrimonio forestal de Arauco en la zona se formó desconociendo el derecho de los antiguos propietarios. Celco adquiría predios, cuyos títulos no decían dónde estaban, ni cuánta extensión tenían. Hacían un plano, lo inscribían, lo cerraban, mandaban a sus guardias forestales, impedían el paso, y se quedaban con el lugar”.

Parece la descripción del matonaje de una expropiación, ejecutada por privados contra privados, con lo cual puede estarse configurando una acción dolosa, y según el abogado se abre una “controversia en la adquisición de muchos predios, de manera irregular, por parte de la empresa”.

Lo que hacía Celco era comprar inscripciones de papel, juntaron las inscripciones y formaron súper fundos forestales. “Celco tomó los predios mediante la fuerza, pero muy pocos se atrevieron a demandar. Todos los juicios en Constitución se perdieron. Mal que mal Arauco es la dueña de la ciudad”, afirma el abogado.

La historia de los Montecinos se relaciona con “Sal Si Puedes”, el terreno que la familia posee en Constitución desde 1906. Sus últimos dueños, el profesor de matemáticas, Aquiles Montecinos, y su primo, el pequeño comerciante Hernán Montecinos, son los últimos herederos del lugar”.

Numi asegura que el juez subrogante del Juzgado de Letras de Constitución era el abogado que los demandó a nombre de Celco. El nombre de este juez es Jaime Gajardo Chacón, “quien tras la presentación se inhabilitó de conocer la causa. Paradójicamente, el mismo Gajardo Chacón firmó en octubre 2003 la “posesión efectiva”, tramitada por Alfredo Montecinos en el Tribunal de Letras de Constitución, en su calidad de juez subrogante. Hoy, continúa siendo Defensor Público y eventualmente puede asumir como juez”.

¿Quién iba a pensar que Celco iría a robar (o tomar por la fuerza, como los “lanzas” del Paseo Ahumada), violentando las normas jurídicas sobre propiedad de tierras, esos predios de pequeños propietarios, hasta formar las 200.000 hectáreas de bosques que hoy explota? Pero fue así: “Celco tomó los predios mediante la fuerza”, reveló el abogado Adolfo Numi.

El tribunal defendió la libre competencia

“Insistir con los laboratorios la necesidad de una coordinación para el alza de sus precios. Para ellos ofrecimos ser la cadena que primero subiera los precios (los días lunes o martes) de este modo, las otras dos cadenas tendrían tres o cuatro días para ‘detectar’ estas alzas y luego asumirlas”.

El que habla es el “gerente comercial” de Salcobrand, Ramón Ávila, dándole instrucciones a los gerentes de finanzas Matías Verdugo y general Roberto Belloni, y al vicepresidente ejecutivo Cristián Steffens para establecer con las otras dos cadenas de farmacias (se refiere a sus “competidoras” Cruz Verde y Ahumada-Fasa, entonces presidida por el señor José Codner) una metodología para controlar los precios de los medicamentos de primera necesidad.

El señor Ávila destruye con ese email los conceptos de competencia y del libre mercado, de los que se precia Chile, y pone al descubierto que las empresas pactan procedimientos para asegurar sus utilidades. Unos días después, el “exitoso” empresario escribe: “Dados estos buenos resultados, esperamos repetir el “procedimiento” con más productos y más laboratorios, en el transcurso de las próximas semanas”.

Ese “procedimiento”, mediante el cual “coordinan alzas de precios” tiene un nombre: colusión, y es constitutivo de delito. La burla al sistema de competencia comercial y al “cliente” ameritaría una sanción pecuniaria y penal, pero un gobierno anterior, al parecer, eliminó las penas de cárcel para los delitos de cuello blanco y corbata.

Entre los medicamentos incluidos en la irregularidad están los anticonceptivos orales, anticonvulsivantes, antidepresivos y antihistamínicos, y en cada una de las categorías de medicamentos las tres cadenas de farmacias (Salcobrand, Fasa-Ahumada y Cruz Verde) poseen una participación de mercado entre el 70% y el 99%.

El vergonzoso “procedimiento” de “coordinación de precios” fue llevado, con escándalo noticioso en su momento, ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), el cual acaba de fallar condenando a las farmacias mencionadas al pago de 19 millones de dólares, cada una, por haberse coludido en contra del mercado, de la libre competencia y de los clientes.

Estos delitos deberían estar penalizados con cárcel, porque de lo que estamos hablando es de conductas delictivas, no de un “desliz” de uno de estos personajes, cuya audacia los lleva a maquinar métodos que les permitan burlar la ley, la misma que ellos mismos reclaman a gritos que se les aplique a los demás.