Archivo de la categoría: Reconstrucción Nacional

‘Pacto secreto Pinochet-Concertación’, Sagredo

Matias-sagredoEl Mundial de Fútbol no es óbice para ignorar el resto de temas que nos competen. Temas que son mucho más profundos en la vida nacional que el mismo fútbol, por cierto. Porque se refieren al origen de la sociedad que tenemos. Sociedad que es fruto de un pacto secreto, de acuerdo con lo indagado y afirmado por Matías Sagredo (foto), el Coordinador Red de Estudiantes de Chile por la Asamblea Constituyente (2006-2012).

Titulado “El pacto secreto entre la Concertación y Pinochet… o la reforma que impide la Asamblea Constituyente”, publicado en El Mostrador, Matías Sagredo no tiene pelos en la lengua para hacer una afirmación categórica: “El Plebiscito del 30 de julio de 1989 significó el fraude más grande realizado al pueblo chileno”.

¿En qué basa su demoledora afirmación? La basa en que es comprobable que el paso de la dictadura a la aparente democracia contiene un acuerdo tácito de no modificar la estructura económica, política y social ideada y “legalizada” en dictadura.

Dice Matías Sagredo: “Tanto el gobierno militar como la Concertación de Partidos por la Democracia llamaron a votar SÍ en el referéndum del 30 de julio de 1989, logrando un 91% de aprobación. Cincuenta y cuatro reformas que hicieron más rígido el sistema e incambiable durante ya 24 años y quizá varios más. Viera-Gallo, Aylwin y la cúpula de la Concertación lo sabían, pero no informaron a la ciudadanía ni a sus bases militantes de este retroceso histórico que significó el haberse puesto de acuerdo a espaldas de los ciudadanos, en un verdadero pacto secreto que nos amarraría por siempre a un sistema económico injusto y monopolizante”.

Esa es una afirmación de grueso calibre. Y prosigue: “¿Por qué no existen actas de las reuniones de preparación de las reformas entre Aylwin y el gabinete de Pinochet? ¿Por qué no se tomaron actas de las reuniones entre la comitiva de la Concertación, entre los cuales estaba Viera-Gallo, y las comitivas de Renovación Nacional (RN) y el gobierno militar, donde discutieron y pactaron las 54 reformas? Si no tienen nada que esconder, entonces que hablen sobre ello, que no evadan este tema como lo han hecho durante 24 años cada vez que se les pregunta”.

Añade Matías Sagredo: “Pinochet aclaró en cadena nacional que las elecciones presidenciales posteriores a su mandato eran “tan sólo la elección de la persona que debería conducir al país hacia la aplicación plena de la Carta Fundamental”, pues “no está en juego el ideario ni el itinerario constitucional trazado”. Jaime Guzmán (ideólogo de la dictadura) también lo señaló previamente al decir que “esta Constitución está hecha para que, no importa quien gobierne, se vea constreñido a tomar una acción no tan distinta de lo que nosotros haríamos”. Será que Patricio Aylwin lo sabía bien al decir su famosa frase ‘en la medida de lo posible’”.

Pareciera que solo tenemos un desolador panorama ante nuestros ojos. Que todo lo propuesto por el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet solo va a tener el efecto de un listado de buenas intenciones, sin opción real. ¿Será Chile un país sin una segunda oportunidad sobre el planeta?

El texto completo pueden leerlo aquí.

Historiador Pinto: ‘Araucanía, errores sin corregir’

jorge Pinto historiadorEn los últimos días se ha agudizado el conflicto de algunas comunidades mapuches con el Estado por la acción de grupos aislados descolgados de las organizaciones mapuche que han reivindicado sus demandas en los últimos años. Lamentable es la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay, tan deplorable como la de Alex Lemun, Matías Catrileo, Jaime Mendoza Collio y el sargento Hugo Albornoz. Es penoso también que comuneros mapuches tengan que realizar huelgas de hambre para que la justicia agilice los procesos que se les sigue y les conceda el trato que les corresponde en derecho. Tengo la certeza que todos han sido víctimas de errores que no cometieron y que hoy día paga toda la comunidad regional, afectada por la situación que se vive en la Araucanía.

La raíz del problema está en los errores que cometió el Estado a lo largo de más de 150 años. Primero por la violencia con que actuó cuando invadió las tierras indígenas en el siglo XIX, cuestionada por personeros de la misma época; en segundo lugar, por su incapacidad para contener los atropellos e injusticias que se cometieron cuando ya había conseguido reducir al pueblo mapuche; luego, por haber ocultado una historia, que los mapuches no han olvidado, y, por último, por las políticas centralistas que tanto han perjudicado a las regiones.

El Estado fracasó. Su propósito de instalar en la zona a pequeños y medianos propietarios se desplomó. Se pensó que las tierras comunales y las que entregó a ocupantes nacionales y extranjeros eran suficientes. Sin embargo, ya instalado en la región mostró su incapacidad para contener la voracidad de algunos hombres de fortuna que acumularon tierras de modo fraudulento, engañando a comuneros mapuches y a numerosos pequeños propietarios. En medio de estos abusos se constituyó la gran propiedad que empobreció a buena parte de la población y a la región en general.

Más tarde el mismo Estado acentuó políticas centralistas que provocaron más pobreza de la región. Puesta la agricultura al servicio del modelo industrializador a partir de los años 40 del siglo XX, nuestra agricultura, ganadería y actividad forestal decayeron, afectando dramáticamente a las comunidades indígenas. Empezó el éxodo mapuche hacia Temuco, Concepción, Santiago y Valparaíso con ello una conciencia más cabal del daño que había provocado el Estado.

Desde entonces poco se ha hecho para corregir estos errores. El pueblo mapuche y la región en su conjunto han bregado insistentemente por avanzar en la solución de sus problemas, agudizadas por la presencia de las forestales que, a la larga, extraen las riquezas de la zona y acumulan miseria en la zona. Sin embargo, poco se ha avanzado y en este momento estamos pagando las consecuencias de estos errores.
Es cierto que el conflicto Estado-Pueblo Mapuche es de una enorme complejidad y que son muchos los factores que lo han ido agudizando; pero hoy, en medio del dolor que provocan las muertes de Alex, Matías, Jaime, Hugo, el matrimonio Luchsinger-Mackay y la situación de los presos mapuches, hemos llegado a un punto en que definitivamente debemos tomar conciencia que es una situación que no se puede prolongar. Los llamados al diálogo se hacen más fuertes y la voluntad de amplios sectores por aquietar los ánimos y construir juntos un destino común, aceptando la diversidad tan enriquecedora de la región, se expresa en cada rincón de esta vieja Frontera. Con dolor de estos días, se abren también esperanzas.

Jorge Pinto Rodríguez (foto)

“Viva Dichato, el show del verano” en Mega

Al festival rey, el de Viña del Mar, y los otros de una cada vez mayor acogida, Iquique y Olmué, ahora debe sumarse uno muy especial: Viva Dichato, el show del verano (logo).

De singular importancia, digo, porque se realiza en uno de los lugares que fueron arrasados por el tsunami y terremoto del 27 de febrero del 2010, dejando muchos damnificados quienes hoy, dos años después, todavía viven en campamentos de mediaguas. La promesa del presidente Sebastián Piñera fue que “no pasarán un solo invierno en condiciones inadecuadas”.

Dichato es un antiguo balneario de Chillán y Concepción, principalmente, pero también de gente de la Región Metropolitana y otras, que colinda con uno de los condominios exclusivos de Chile: Pingueral, el cual, curiosamente, resultó indemne de la catástrofe. La intención del festival es que Dichato vuelva a ser el polo turístico y vacacional que lo ha caracterizadopor años, y mostrar su potencial.

De manera similar a como otros canales de televisión (Chilevisión y el oficial TVN) han transmitido los festivales mencionados, Iquique y Olmué, esta vez Megavisión tomó la feliz decisión de transmitir Viva Dichato, este sábado 4 de febrero, a partir de las 21:30.

El escenario contará con la presencia Jose Luis “el Puma” Rodríguez, Américo, Pimpinela, Myriam Hernández, Macho y El Rey, los Enanitos Verdes, Luis Jara, Marcos Llunas, Mario Guerrero, La Noche (con Leo Rey), Viking 5, Los Charros dela Comunade Lumaco, Llaneros de la Frontera y La Rancherita (Carolina Molina), entre otros.

Además de música, habrá humor con Ricardo Meruane, Fernando Godoy y los participantes destacados del programa “Coliseo romano”: Bastián Paz, un auténtico fenómeno del humor, y el Huaso Filomeno.

El evento será transmitido por el canal Megavisión (o simplemente Mega) y por radio Bio-Bío.

Conducirán la programación del Mega: Marcela Vacarezza y Giancarlo Petaccia.

Pinochet: ¿“Dictadura”, o “Régimen militar”?

El sorpresivo cambio de la palabra “dictadura” por “régimen militar” en los libros de historia para escolares, realizado por el Ministerio de Educación, provocó reacciones encontradas.

No es la primera vez que el gobierno de Sebastián Piñera provoca cambios sorpresivos. Ya se había intentado reducir las horas de Historia y Geografía, y también las horas de Educación Artística.

Esta permuta de “Dictadura” a “Régimen militar”, surgió en la “Unidad de Currículum y Evaluación” del Mineduc. El nuevo ministro, Harald Beyer, señaló que se trata de un concepto “más general” para abordar la historia del país entre los años 1973 y 1990, el del general que presidió la junta militar de gobierno, Augusto Pinochet.

La coordinadora nacional de la “Unidad de Currículum y Evaluación”, Loreto Fontaine (foto), defendió en El Mostrador la modificación en los textos escolares: “El cambio es de índole más general. No se refiere sólo a una palabra, sino a enseñar a pensar”. Y añadió que el nuevo aprendizaje, de acuerdo con las nuevas bases curriculares, dice así: “Comparar diferentes visiones sobre el quiebre de la democracia en Chile, el régimen militar y el proceso de recuperación de la democracia a fines del siglo XX, considerando los distintos actores, experiencias y puntos de vista, y el consenso actual con respecto al valor de la democracia”.

Dijo, además: “Se usó una palabra más general, justamente porque el objetivo apunta a mostrar que puede haber diferentes puntos de vista y experiencias. Las bases curriculares no son un listado de palabras permitidas o prohibidas, sino una invitación a pensar y a usar cualquier palabra, siempre que las ideas estén bien fundamentadas”.

Según Fontaine, estos objetivos pasaron por un proceso de consulta al “Consejo Nacional de Educación”, y se les preguntó a casi 11 mil profesores y expertos, y nunca hubo reparos a la redacción. Este procedimiento, según Fontaine, se asemeja “a la forma en que otros currículos abordan la historia reciente: desde el reconocimiento de diferentes puntos de vista, y con una mirada hacia lo que nos une, que es el consenso sobre el valor de la democracia”.

Quiero añadir las definiciones que trae la RAEpara cada palabra. Dictadura: Gobierno  que, bajo condiciones excepcionales, prescinde de una parte, mayor o menos, del ordenamiento jurídico para ejercer la autoridad en un país./ Gobierno que en un país impone su autoridad violando la legislación anteriormente vigente. Régimen militar: Régimen: Sistema político por le que se rige una nación. Militar: Perteneciente o relativo a la milicia o a la guerra, en contraposición a civil.

Es decir, Una dictadura impone una autoridad, y un régimen militar es un sistema que rige a una nación desde lo relativo a la milicia. La diferencia entre dictadura y régimen militar parece eufemística, porque su contenido es idéntico. ¿Y pareciera ser que, aceptar que se fue o es partidario de la dictadura, mancha las manos; pero aceptar que se fue o es partidario de un régimen militar, las limpia?

Colombia indignada con “guerrilla” de las Farc

Para hoy están convocadas en Colombia marchas en las distintas ciudades para protestar por la presencia de las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc. Esta organización nació en los años 60s como una manera de resistir a los embates de terratenientes codiciosos, y en aquellos tiempos era una “autodefensa campesina”, liderada por el fallecido alias Tirofijo. Después se convirtió en grupo guerrillero, cuando recibió la influencia cubana y del partido comunista pro-soviético, y con el pasar de los días ha devenido en cartel de la cocaína, armado y disfrazado de militares. Nada tienen que ver las Farc con una guerrilla, al menos las de inspiración marxista o maoísta de los 60s. Hoy es un grupo anacrónico, de sujetos peligrosos, porque andan armados y están financiados por el tráfico de narcóticos. El diario El Tiempo reseña: “Hoy el país se vuelque a las calles para reiterarle a esa guerrilla que rechaza sus prácticas y que no tolera más crímenes de guerra como el asesinato en cautiverio de tres policías y un militar, hace poco más de una semana. Colombia marcha hoy porque está indignada con las Farc, que no solo mantienen secuestrados a 11 suboficiales que han envejecido esperando un acuerdo para su libertad –dos de los cuales llevan más de 13 años en cautiverio–, sino también en solidaridad con sus familias, que muchas veces han reclamado sentirse solas”. Y El Espectador, dice: “El repudio por el asesinato en cautiverio del coronel Édgar Yesid Duarte, del mayor Elkin Hernández, del intendente Álvaro Moreno y del sargento José Libio Martínez a manos de las Farc, es el principal motor que unirá hoy a un gran número de colombianos en una manifestación como la que ocurrió el 4 de febrero de 2008, cuando marcharon casi 12 millones de personas. A partir de las 10:00 a.m. comenzarán los recorridos y las concentraciones en todo el país para rechazar el secuestro, el terrorismo y la guerra”. Las Farc no son “izquierda”, son asesinos sueltos que deben comparecer ante la justicia, nacional e internacional, pues su viejo ideario es solo una nostalgia o una mascarada para seguir traficando con cocaína, secuestrando, robando ganado, extorsionando a los comerciantes y raptando menores de edad para sumarlos a sus filas, de acuerdo con los reportes que se tienen desde Colombia.

Todos en Chile esperamos el tsunami japonés

Estamos esperando la llegada esta medianoche del tsunami japonés. Estamos un poco asustados. Estamos en la parte baja de Sudamérica, en Chile, un alargado ají con cerca de dos mil kilómetros de costa sobre el océano Pacífico. El tsunami que esperamos nació esta mañana en Japón. Avanza en forma de herradura, dicen los expertos, hacia esta parte del continente. Por su forma particular tocará, al mismo tiempo, el norte y el sur de Chile. En el norte Iquique y Arica, y en el sur Puerto Montt y Punta Arenas. Después, la parte cóncava de la herradura tocará la zona central del alargado ají. Es decir, Valparaíso, Viña del Mar y los puertos de San Antonio, Coronel y Talcahuano, además de caletas pesqueras como Coliumo y Dichato. El año pasado, el 27 de febrero del 2010, tembló en Chile, con epicentro en Constitución, una población diminuta del centro del ají. De eso, se formó un tsunami que golpeó con fiereza el área costera frente a Constitución, causando el daño mayor en el puerto de Talcahuano. También provocó daños en Coliumo y Dichato, entre otras caletas. Todo fue ahí mismo, tumultuoso. Esta vez, el tsunami viene desde lejos. A media tarde dijeron los expertos que sus olas no eran tan altas. Lo mismo dijeron el año pasado. Lo que pasa es que los tsunamis vienen como una masa de agua, no como una ola para practicar surf. Y esa masa sube, sube y sube, y arrastra y arrasa lo que encuentra a su paso. Los barcos los lanza tierra adentro, sin importar su tonelaje. Los techos de las casas se desarman, las paredes delgadas se fracturan. De modo que no es consuelo que las olas vengan bajas, porque lo que sube y destruye es la masa de agua. Eso nos pasó el año pasado en Dichato. Por eso hoy la gente está buscando refugio en las partes altas costeras. Si las olas que fueron detectadas esta tarde son de 5 a 7 metros, hay que buscar una colina mayor. Todo el país de ají está con psicosis. Todos los canales de televisión abierta (tres privados y uno estatal) han trasmitido todo el día las imágenes de Japón y el recordatorio del 27 de febrero del 2010. Hace unos momentos, el gobierno ordenó evacuar las zonas del borde costero, definidas como inundables, desde la región número 15, Arica y Parinacota, en el norte, hasta la región Antártica en el sur. En especial hay que movilizar mucha gente en ciudades sureñas como Puerto Montt, Punta Arenas y Puerto Williams. Todos nos estamos santiguando, y en cuenta regresiva esperando el momento en que el tsunami toque la extensa costa de Chile. Y no pase nada.

La gran estafa del cobre

Me enviaron desde Concepción una reseña de las intervenciones de Alberto Vidal, Edgardo Condeza y Jorge avandero sobre la rentabilidad social y económica del cobre, que es la principal fuente de ingresos del erario de Chile. Los panelistas, que titularon la sesión como “La gran estafa del cobre”, hablaron en la Universidad de Concepción el 10 de noviembre pasado (para eso son los foros universitarios, para debatir, plantear, controvertir), comenzando por Edgardo Condeza quien se refirió al escandaloso pero silenciado royalty (impuesto) a las mineras, que fue aprobado en el Congreso con el argumento de la urgencia de la reconstrucción post terremoto del 27 de febrero, donde se estableció que a cambio de dineros frescos de la gran minería del cobre se aplicará una “invariabilidad tributaria” hasta el 2023.

Estimó Condeza que para esa fecha “probablemente los yacimientos se agoten”, mientras que las reservas de dinero de Codelco, guardadas en el extranjero en forma de papeles transables (cerca de 12 mil 800 millones de dólares), habrían alcanzado en el corto plazo para cubrir los 10 mil millones que se necesitan para la reconstrucción.

Dijo que, económicamente, la renacionalización del cobre es algo plausible, pues el Estado tiene el derecho inalienable sobre sus recursos naturales, y comentó que diversas experiencias de consulta ciudadana revelan que este es el deseo de la gente. Hizo énfasis en la necesidad de “democratizar el sistema político chileno”, a través del voto directo sobre las autoridades regionales (Intendente y Gobernador).

Alberto Vidal consideró que el acontecimiento más acertado de la historia económica chilena ha sido la nacionalización del cobre, realizada por Salvador Allende, y comentó que a través de la dictadura y mayoritariamente a través de los gobiernos de la Concertación se ha desnacionalizado el cobre, mediante mecanismos inconstitucionales, como la ley de Concesiones plenas de 1982, en dictadura, y las evasiones e invariabilidad tributaria que aprobó la Concertación.

“Muchas de las medidas que se han tomado para desnacionalizar el cobre no estaban en los programas de la Concertación, y fueron promulgados sin que el congreso legislara ni los medios informaran”, aseguró.

Señaló que Codelco explota el 30% del cobre en Chile, frente al 70% de la gran minería privada, y sin embargo aporta al Estado 3 veces más que la minería privada. Antes de la nacionalización de Allende, las mineras pagaban un impuesto igual al 85% de sus utilidades, y hoy pagan solo un 35%.

Jorge Lavandero indicó que la reconstrucción de las regiones afectadas tras el 27F, se podía hacer efectiva con el cobre, pero si se hace de la manera tradicional demorará  unos 30 años. Cuestionó los índices de crecimiento económico del país, señalando que no le servía de nada a Chile crecer su PIB al 6.5%, si era uno de los 7 países más desiguales del mundo.

“El gran drama de los chilenos es que el 80% de la población gana menos de $320.000, y un 62% de los ingresos fiscales provienen de este 80% de la población, que paga impuestos indirectos como el IVA, el impuesto a las bencinas y a los cigarrillos, es decir, los más pobres financian al Estado, mientras que las empresas mineras no pagan ni siquiera lo que paga un jubilado”, declaró.

Planteó por último que de las distintas formas en que se eluden los impuestos tienen que ver con sacar el cobre en su forma de concentrado, donde por supuesto llevan más minerales y metales no declarados, sin pagar nada por estos. Señaló que las ganancias de la minería privada se han elevado a proporciones enormes, porque los gobiernos de la Concertación les han dado todas las facilidades para ganar cantidades industriales de dólares, sin dejar nada a Chile.

“Por eso sería necesario cambiar una Constitución y un sistema político viciado, utilizado por una minoría beneficiada para hacer de Chile un país más igualitario, cuyo motor para la inversión social sería el Cobre”, propuso Lavandero.