Archivo de la categoría: Periodistas

Sospechoso este ‘tsunami de fuego’ en Chile

incendio_noche_portezueloAristarco insiste en que es, como dice Bombo Fica en algunos de sus chistes, ‘sospechoso’ este episodio de los incendios por doquier. Dice que hay manos criminales, y sobre todo una intencionalidad de poner en aprietos a la presidente Michelle Bachelet. Hay un grupo de personas empeñadas en desprestigiar al gobierno. Y varios medios de comunicación les hacen eco. Me cuenta que hay páginas web, con noticias estacionadas desde hace varios meses, afirmando que la economía chilena va a colapsar, afirmando que este ha sido el peor gobierno de la historia de Chile, diciendo que todo está mal. Aristarco cree que estas personas y estas afirmaciones son conspirativas. Buscan infligir daño. Esas personas son las verdaderas responsables de si la situación chilena empeora. Porque lanzan ideas falsas, como lo hacía Joseph Goebbels, y los medios de comunicación cómplices las repiten con tal obsesión que se convierten en verdades. Esta ola de incendios no puede ser espontánea, ¡500 mil hectáreas!, insiste Aristarco. Aquí no se cumple la fórmula de los 30 grados de temperatura, 30 kilómetros por hora de viento y 30 grados de humedad del aire. Aquí hay manos criminales, hay una intencionalidad, hay un concierto para delinquir y un propósito: desprestigiar al gobierno de una mujer. Es una conspiración misógina, cruel y sanguinaria, que no mira sino intereses egoístas. Nada les importa destruir, como lo han hecho, ¡más de 500 mil hectáreas! de bosques y pastizales. “Déjame y digiero todo eso”, fue lo único que se me ocurrió decirle a Aristarco.

III Concurso de Fotografía de APTUR

El presidente de la Asociación de Periodistas de Turismo de Chile, Antonio Faundes Merino, recuerda sobre el III Concurso de Fotografía de APTUR Chile que el plazo para el envío de los trabajos vence este 15 de septiembre. Pueden hacerlo al mail concursoaptur@gmail.com . Comunicación whatsapp: 56999172894

afiche-oficial-iii-concurso-de-fotografia-aptur-2016

Radios: Cooperativa y Agricultura

Logo-Radio-AgriculturaHirane y Agricultura. Cada cual tiene derecho a ser de ‘izquierda’ o de ‘derecha’, porque de eso es de lo que se trata la democracia: la convivencia de la diferencia. Algo que los partidarios de la vergonzosa dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet no quieren entender, o tal vez sí lo entiendan, pero creen que solo ellos tienen derechos, como en otra época, y los demás no; o que todos tienen obligaciones para con esa convivencia, pero ellos no. Casi siempre los de ‘derecha’, por razones de comprensión de las cosas, suelen ser un poco lentos, como atinadamente los caracterizó el ministro Nicolás Eyzaguirre. Un ejemplo típico de alguien lento de derecha es Sergio Hirane. Todavía hoy sigue con ese lenguaje dismórfico de los irresponsables de la Unión Demócrata Independiente, Udi, que él tanto admira y creo que milita con ellos, de usar hasta el exceso términos como ‘retroexcavadora’, ‘país en crisis’, ‘el fin de la inversión extranjera’. No, don Sergio: Chile no está en crisis, ni los extranjeros como México y Estados Unidos han dejado de invertir en Chile, ni existen las retroexcavadoras. Si los empresarios están conformes con las reformas, ¿cómo un ignorante como el señor Hirane tiene la potestad de usar los micrófonos de Radio Agricultura (logo) para seguir envenenando irresponsablemente el corazón de los chilenos? Don Sergio tiene un mismo discursito, pobre conceptualmente, para comentar sobre todos los temas. Y esas tres expresiones que anoté arriba, son sus preferidas. ¡Qué irresponsable es Radio Agricultura!

logoCooperativaPaulas y Cooperativa. Hay dos Paulas en Radio Cooperativa (logo): Paula Molina, que conduce el programa ‘La historia es nuestra’, y Paula Bravo que conduce el programa ‘Lo que queda del día’. Tan distintas: Paula Molina quiere ser encantadora y usa un tono sumamente desagradable, chillón. Y no puede ocultar su prepotencia: se fue Iván Valenzuela con su pedantería y quedó Paula Molina. Recomendable que no pose de modesta, porque no le queda. Recomendarle, también, que lea a la Real Academia Española que no solo suspendió, sino ¡prohibió!, para el buen uso del idioma, la tonta expresión de “ellos y ellas”, “niños y niñas”, “los saludo y las saludo”, “bienvenidos y bienvenidas”. Porque no se trata de expresiones de género. Basta con “ellos”, “niños”, “los saludo” y “bienvenidos”, que son expresiones de lo universal. Por último, que no sabotee a los panelistas, ni a los personajes invitados, queriendo saber más que todos ellos. Hace preguntas kilométricas a los invitados, dando rodeos innecesarios únicamente para mostrar que sabe mucho (y no es verdad, ignora mucho), y tiene una manía de atravesársele a los panelistas (Daniel Villalobos y Andrés Kalawski, que son excelentes) con el único fin de mostrar que ella sabe mucho, que es la más astuta, que tiene un enfoque inteligentísimo de todos los temas, o que, derechamente, ¡ella sabe más! Porque no es ‘conversar’ lo que hace. En cambio, sin pretensiones, haciendo preguntas sencillas pero informadas, atinadas, sin aspavientos, con una voz agradable al oído (hablo de radio y la voz es súper importante) y en actitud sonriente y de querer informar bien, Paula Bravo es la antípoda.

‘Jesucristo en Fornos’ de Julio Burell y Cuéllar

Julio_Burell y CuéllarBajaba hasta la calle, como catarata de la orgía, el estruendo de aquella dorada locura que allá en lo alto, en el confortable rincón del restaurant a la moda, se anegaba en champagne y se ahitaba de besos, de trufas y de ostras.

–¡Que la Peri dé cuatro pataítas sobre la mesa!… Que Lucy baile con Gorito Sardona el pas a quatre –gritaban como energúmenos los jóvenes alegres.

Y mientras Polito estampaba con sus labios borrachos un cómico beso sobre la frente de Matilde, y mientras Malibrán pasaba su brazo por el talle de Susana, la voz del viejo Cisneros dejóse oír formidable y terrible.

–Hijos míos –exclamó, adoptando actitudes tribunicias–, sois unos sinvergüenzas, no valéis para nada; viejo y todo, estoy seguro de que estas nobles damas me encuentran más guapo y más fuerte que a vosotros…

Un aplauso formidable, un ¡hurra! entusiasta respondió a las palabras del sátiro… Y Cisneros continuó:

–Si no fuerais gente que pierde la cabeza con cuatro copas de champagne; si supierais respetar a las señoras y honrar con una compostura decorosa mis canas venerables, os invitaría.

–¡Viva Cisneros!

–¡Viva el amigo de la juventud y de los placeres honestos! –gritó el distinguido concurso. Y el reverdecido sileno acabó la frase diciendo:

–Os invitaría a vaciar una copa de manzanilla en casa de la Peri y a ganaros honradamente unos cuantos luises a un bacarrat tournant.

La última palabra determinó un verdadero delirio. El pobre Cisneros era abrazado, estrujado, besado… Malibrán, dejando el talle de Matilde, corrió al piano y tocó el himno de Boulanger.

La Peri, tomando el brazo de Cisneros, hizo ademán de adelantarse a la puerta y con una graciosa reverencia dijo en tono de gran duquesa:

–Señoras y señores: espero a ustedes con mi real esposo en nuestros augustos salones.

Chocaban las copas, chocaban los cuerpos, el piano arrojaba un vértigo de salvajes ruidos… De pronto, la Peri se separó de Cisneros y lanzó un grito horrible.

–¡Federico!… ¡Federico!

Nadie había visto entrar a aquel hombre; la puerta no se había entreabierto siquiera…

El asombro fue general. Cesaron en su vértigo los cuerpos, calló el endiablado piano… Circuló por el aire de bacanal una corriente de miedo… Sólo la Peri se atrevió a acercarse al recién llegado:

–¡Federico, Federico mío! Háblame, sácame de esta pesadilla… Yo amortajé tu pobre cuerpo, yo besé tu cara, cien y cien veces, para darte calor; yo insulté a la muerte cuando te metieron en la caja; yo cubrí tu sepulcro de flores… No eras nada mío, y eras la única luz de mi alma; te llamaba la gente “perdido” y sólo yo, la Peri, la pública, sabía que el corazón no te cabía en el pecho, y que eras bueno y leal y noble… La noche de tu suicidio creí volverme loca… No te mataste tú, te mató el mundo, el mundo que aquí se emborracha con la Peri diciéndole que baile, y después hace mil reverencias a Currita llamándola virtuosa; el mundo que hallaba infame tu cariño y el mío te llamaba tonto porque no explotabas a Augusta.

El desconocido tendió la mano a la mujerzuela…

–¡Te equivocas! –le dijo–, no soy Viera, no soy tu Federico; mira esta mano atarazada, mira este costado sangriento; deslumbra tus ojos el místico nimbo que sobre mi frente resplandece. Soy la voz de todos los dolores, el eco de todos los torrentes, la sombra protectora de todo lo que cae, la última esperanza de todo lo que va muriendo… Soy también el amor que redime, soy la humildad que persona, la mansedumbre que no se cansa, la llama que conforta y no quema… Soy el que nunca muere, el que nunca pasa, el que se alegró en Galilea y sudó sangre en Jerusalén… El que perdonó a la adúltera, el que curó al leproso, el que confundió al fariseo, el que templó su sed en el cántaro de la Samaritana.

Julio Burell y Cuéllar (foto)

 

Reality tramposo; dueños de la libertad de prensa

volverias con tu exReality tramposo. Así calificó Aristarco, ahora que ve tanta televisión, el reality del canal Mega ‘¿Volverías con tu ex?’ La primera trampa, dice, fue reincorporar a Oriana Marzoli, que él apoda ‘Renacuajo’, aduciendo que “la gente la pedía”. ¿En serio, la pedía? Una persona irrespetuosa, camorrera, que vive azuzando a los demás, y cuando los saca de quicio se hace la que no rompe un plato, ¿la pedía la gente? ¿Una persona hipócrita y cínica, la pedía la gente? ¿La gente pedía a Renacuajo, de verdad? Eso no lo cree sino el grupo de productores del programa. Y la segunda trampa, esta vez más protuberante, que “la gente votó para que Aylén Milla se quedara”, después de ser eliminada. ¿En serio? ¿La gente pide a una mujer que se comporta erráticamente, que ofende, que vive criticando (a espaldas) a todo el mundo? ¿A una persona que hace maldades y luego posa de inocente? ¿Alguien que ha depredado de la persona de Gala Caldirola para ‘quedarse’ con Marco Ferri? Qué fea esa mujer, dice Aristarco. Me pregunta si la he visto cuando ríe. Le digo que no. ¡Parece una calavera! Mírala, y después me dices. Se lo prometo. “Así que ese reality está más arreglado que los bigotes de Salvador Dali”. ¿Quieren que lo gane Marco Ferri y Calavera? ¡No! Y ya está furioso Aristarco, y entiendo que es momento de retirarme. Así lo hago. Prometo volver pronto, y él se queda rumiando los programas de televisión.

Libertad de prensa. En el caso de la demanda de Michelle Bachelet Jeria contra para Juan Pablo Larraín, original-logo copesadirector de ‘Qué pasa’ (que fue nombrado director de ‘La Tercera’, periódico del mismo grupo Copesa); Francisco Aravena, editor general de ‘Qué pasa’; María José Tapia y Rodrigo Vergara (que es, también, editor periodístico de Radio Cooperativa, de la democracia cristiana), por calumnia e injuria en una publicación que la acusa de ser parte del oscuro negocio de su hijo, el guatón traspirado Sebastián Dávalos y su esposa Natalia Compagnon. Publicación sobre la que la revista ‘Qué pasa’ se disculpó y retiró de la web (pero no del papel impreso) Sin embargo, cuando Michelle Bachelet Jeria (no le voy a decir Presidente de Chile, porque ella así lo quiso en este caso) se querelló, salieron los señores de la revista ‘Qué pasa’ y “doctores” en comunicaciones, y el perico de los palotes, ¡hasta el expresidente Sebastián Piñera!, a decir que se estaba coartando “la libertad de prensa”, la “libertad de expresión” y la “libertad de opinión”. Como dijo el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, que la libertad de expresión comienza cuando los señores Álvaro Saieh y Agustín Edwards, ¡dos personas!, son los dueños de todos los grandes medios de comunicación del país. Alguien más dijo que la publicación de ‘Qué pasa’, del señor Álvaro Saieh, era en venganza por la cuantiosa multa que la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) aplicó a CorpBanca, ¡que también es propiedad del señor Saieh! ¡Viva la libertad de prensa!

Las intenciones de ‘Qué pasa’ con Bachelet

querellaHan movido cielo y tierra los señores de ‘Qué pasa’ (grupo Copesa) para desprestigiar el reclamo de la presidente de Chile, Michelle Bachelet, calumniada e injuriada por esa revista, en relación con vincularla al oscuro negocio en el que está comprometido su hijo, el guatón traspirado de los aros picantes, Sebastián Dávalos, y la esposa de éste (nuera de la presidenta) Primero, ‘Qué pasa’ retiró la publicación de la web, y dijo que “hubo desprolijidad” y que el artículo injurioso “no cumplía con los estándares editoriales internos”. La primera pregunta es: entonces, ¿por qué se publicó?

La presidenta entabló una demanda judicial (facsímil), con pedido de 3 años de cárcel y 6 millones de pesos para Juan Pablo Larraín, director de ‘Qué pasa’ (que fue nombrado director de ‘La Tercera’, periódico del mismo grupo Copesa); Francisco Aravena, editor general; María José Tapia y Rodrigo Vergara (que es, también, editor periodístico de Radio Cooperativa)

Saltó de inmediato el gerente del grupo Copesa, Álvaro Caviedes, a decir que la presidenta estaba coartando la “libertad de prensa” y la “libertad de expresión” o la “libertad de opinión”. Pregunto: si un diario publica que la hija del señor Caviedes es una prostituta, o su esposa la amante del vecino, o que él, el señor Caviedes es delincuente y violador, ¿eso es “libertad de prensa”, “libertad de expresión” o “libertad de opinión”? ¿O eso es injuria y calumnia?

Ahora, los señores de ‘Qué pasa’ y de Copesa no saben a quién poner a desacreditar la demanda judicial de la presidenta. Pusieron a políticos amigos y a “doctores” en comunicación, y ayer a la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, la que dijo que había una “intención de amedrentar” por parte de la presidenta, al molestarse judicialmente por la calumnia e injuria de los señores Larraín, Aravena, Tapia y Vergara contra ella.

Es decir, estamos en el mundo al revés. Yo te escupo, pero tú eres el culpable por avisarle a la policía. Porque ni siquiera la presidenta ha actuado, como pudo haberlo hecho alguien que sorprende al lanza en la calle y lo detiene y golpea, sino que ha acudido a la justicia, que es el cauce democrático normal para saldar este tipo de disputas.

Pero al parecer a estos soñores no les gusta la democracia, sino para llenarse los bolsillos de dinero, pero no para respetar la honra, el buen nombre, la intimidad y el valor humano de las personas (así sea Presidente de la República, vendedora callejera o cajero de banco) Porque estos señores vienen de apoyar y medrar de una etapa tan oscura, triste y sucia como la dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet.

Lo normal es que la justicia actúe. Si eso que hicieron Vergara, Tapia, Aravena y Larraín no es injuria y calumnia, así lo dirán los tribunales de justicia, y si lo es, que esas personas asuman las consecuencias de su absoluta irresponsabilidad.

Por lo pronto, en otro acto de soberbia, el señor Álvaro Caviedes ha dicho: “No estamos dispuestos a retractarnos por el contenido” de la publicación, tanto en papel impreso como en la web de ‘Qué pasa’. ¿Qué intenciones, pues, movieron a ‘Qué pasa’, entonces, para publicar algo “desprolijo”, que “no cumplía con los estándares editoriales” de la revista, y que afecta, con nombre y apellido, a la Presidente de Chile, Michelle Bachelet? ¿Hay una conspiración?

De las grandes pequeñas cosas de la tele

tele2Me enteré que Aristarco está viendo más televisión y lo hace a su manera. La interpela. Busca parecidos. Escucha con atención y cree que buena parte de lo que allí ocurre es ficción. A Mauricio Bustamante lo encuentra idéntico a Pedro Picapiedra, y a Soledad Onetto a la cara de una serpiente. Si ve a Raquel Argandoña en cualquier sitio, confirma la decadencia de la tele, de los periodistas que la buscan y de la vida social chilena. No se pierde los viajes de Francisco Saavedra en ‘Lugares que hablan’, y encuentra detestables a Oriana Marzoli y Aylén Milla, en ‘Volverías con tu ex’; cree que están de psiquiatra, porque no de otra manera se explica el bullying, obsesivo y desquiciado, contra Gala (Galadriel Caldirola) A Marco Ferri, en tanto, lo halla hipócrita, falto de testosterona y barbilindo. Dice que ojalá ganen Joaquín Méndez y Camila Recabarren. Y encuentra decepcionante que más políticos suenen como beneficiarios de la empresa del exyerno del abominable y sanguinario dictadorzuelo Augusto Pinochet, SQM del señorón Julio Ponce. Ahí están, en la duda, Sergio Bitar, Samuel Donoso, Guido Girardi (tan raro) y Carolina Tohá. ¿Yo? No, nunca, ni directa o indirectamente he pedido ni recibido dinero de SQM para mi campaña política o para mi partido; eso es lo que dicen todos. Como lo decía, una y otra vez, cínicamente, el ultraderechista pinochetista Jovino Novoa, quien jamás abrió la boca para contestar las preguntas del fiscal (por recomendación de su abogado), pero al final admitió que era un delincuente (aunque el saliente fiscal Sabas Chahuán lo haya absuelto, diciendo que ‘había colaborado con la justicia’) ¿Se sabe cuál es el rating de Rafael Araneda en el matinal de Chilevisión? No, no lo sé, le digo a Aristarco, y él me dice: apostaría a que no ha aportado un solo punto de rating. ¡No pasa nada con Rafael Araneda! Él, solo sirve para programa empaquetados, libreteados, predichos, como el Festival de Viña del Mar, o los de concurso. Y ahora resulta que todos los matinales le copiaron al de Mega, eso de poner a 14 o 18 personas a animarlo. Todos sentados ante una mesa larga. Eso mismo hizo Tvn, Chilevisión y Canal 13. En ‘Bienvenidos’, pusieron a los mismos 13 animadores, pero sentados en un sofá largo. Por último, Aristarco se volvió a quejar de los periodistas idiotas que eliminaron las palabras ‘hoy’ y ‘ayer’, que son determinantes, categóricas, y las convirtieron en un chorro de babas con eso de ‘esta jornada’ y ‘la última jornada’. ¿Eso, qué es? Que vuelvan a la educación básica, dice, molesto. Tan molesto, como con el tal ‘al interior de’. ¿Al interior de? Basta con decir ‘en’, y se dice lo mismo. Está en el banco, o está en el auto, y no ‘al interior del banco’ o ‘al interior del auto’. ¿Dónde están los editores para que corrijan eso? ¿Dónde están los directores para que corrijan eso? ¡Periodistas atorrantes! ¡Cómo maltratan el idioma!