Archivo de la categoría: Mitos

No es un buen sistema las AFP; No+AFP

afpPueden desgañitarse los promotores de las Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP, ofreciendo el cielo y la tierra, pero son un robo para los trabajadores. Las AFP son, en realidad, cuentas de ahorro. Nada más. Y el pago de los intereses por tener el dinero en esas cuentas, es exageradamente bajo. En cambio, es alto el riesgo de que el ahorrador (trabajador) pierda su dinero. Lo vea esfumarse en manos de las AFP.

Poner el dinero, que es fruto del trabajo diario durante años y años, en una cuenta de ahorros, y que al final no le compensen ni siquiera el costo de la inflación, es perder el dinero. Y esto es lo que ocurre con las AFP.

De una parte, tantos años en que los trabajadores han tenido que depositar sus ahorros en esas cuentas, mal llamadas de ‘pensiones’, y los empleadores jamás han puesto un peso a favor de quienes, con su trabajo, han hecho que sus empresas funcionen y den utilidad. Solo ahora, en el 2017, los empresarios harán un aporte del 5%, de acuerdo con el proyecto de ley que se presentará ante el Congreso.

De modo que los empresarios no solo han depredado la vida, la energía existencial de los trabajadores; no solo han hecho utilidades a costa de romperle el lomo a los empleados, sino que no han hecho nada por sus ‘colaboradores’ (empleados), ni por la sociedad. No han aportado un peso.

De otro lado, los trabajadores son objeto de retención de una parte de su sueldo, con destino a las Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP. Esto quiere decir que un grupo de empresarios, autorizados a captar esos dineros, y rentabilizarlos, han tenido una millonada a su disposición, sin hacer nada. No han hecho el más mínimo esfuerzo por seducir esos dineros, sino que pasivamente se les entrega para su “administración”. Por eso, las AFP son parásitos del dinero de los trabajadores.

Toman el dinero de los empleados y hacen negocio con él, y le devuelven al dueño real del dinero, el trabajador, una miseria. Pensiones que no llegan a los 100 mil pesos. Pero ellos, los parásitos de las empresas administradoras obtienen utilidades multimillonarias cada año. Las AFP son un negocio pulpo en manos de parásitos.

Y ahora, cuando los empresarios, por fin van a poner 5% de cotización en favor de los empleados (de los que exprimen su fuerza laboral), los señorones de las AFP hacen más bulla que las gallinas cluecas, y consideran que “el Estado no puede tocar esa plata”. ¡Consideran que el Estado no puede cumplir su función social!

En su voracidad parasitaria, las empresas administradoras del dinero de la jubilación de los trabajadores meten miedo a la gente para que ellos puedan volver a quedarse con este mayor dinero de los empleados, proveniente del 5% de los empleadores, y aumentar sus utilidades.

Porque ellos usan el dinero de los trabajadores, pero las ganancias que obtienen no las comparten, sino que las fragmentan, y la mayor parte, casi la totalidad, es para ellos, y la miseria restante para los trabajadores. Así se permiten sus autos de lujo, sus mansiones de lujo, sus casas de campo de lujo, sus cuentas bancarias de lujo, y sus hijos estudiando de lujo en Europa o Estados Unidos.

No+AFP, porque es un robo al dinero de los trabajadores. La plata de las jubilaciones no debe ser para que un grupito de privados obtenga millonarias ganancias, a expensas de la miseria de los jubilados.

Las AFP son un sistema perverso, un sistema de cuentas de ahorro que no paga intereses a los clientes.

No+AFP, porque el sistema de cuentas de ahorro, que pomposamente llaman “sistema de capitalización”, no es tal, porque ellos no capitalizan al trabajador, que es su cliente, sino que capitalizan sus propios bolsillos, haciendo negocios con el dinero de los pobres.

 

Anuncios

Nueva Mayoría; Andrónico Luksic; Piñera otra vez

Bandera_de_la_Nueva_Mayoría_svgNueva Mayoría. La Nueva Mayoría ganó el campeonato de hipocresía. Mediante ardides, tan simples como ridículos, la Nueva Mayoría (logo) está evitando a toda costa realizar primarias para escoger sus candidatos. Que llegaron tarde para entregar al Servicio Electoral, Servel, la documentación correspondiente a la realización de elecciones primarias. Tras un reclamo, destemplado y oportunista, en una segunda oportunidad, que varios de quienes debían firmar la documentación no lo hicieron. Y… la verdad, única y lironda, es que la Nueva Mayoría ¡no quiere hacer elecciones primarias! Porque prefiere escoger sus candidatos directamente, al gusto. ¡Qué hipócritas, los de la Nueva Mayoría! En el fondo, no creen en la Democracia. ¡Bah!

Andrónico Luksic. Revelación: ¡Andrónico Luksic es humano! Lo acabamos de descubrir, ¡porque élandronico-luksic lo dijo! Si no lo dice Andrónico Luksic (foto), no nos hubiéramos dado cuenta. De pronto salió un señor gordo, con la barba tinturada a tramos –para satisfacer su vanidad de emperador–, diciendo que él nunca ha hecho nada malo, no es un hijodeputa como dijo un congresista, ni es el dueño del mortífero proyecto Alto Maipo, ni presta plata de agiotista, y si la presta es a quien se le da la gana, en las cuantías que se le da la gana, aunque ese cliente no cumpla los requisitos, como por ejemplo… ¡Sebastián Dávalos!, el guatón traspirado de los aros picantes. Y después de lloriquear porque le dijeron gordo feo y arrogante, e hijodeputa, declaró solemnemente: “Soy un ser humano como todos”. ¡Oh!

Sebastián Piñera. A veces es indeseable que alguien sea tan inteligente. Inteligente y sebastián piñeraexitoso. Inteligente, exitoso y millonario. Inteligente porque soslayó las leyes, exitoso porque obtuvo el dinero que otro debió ganar, y millonario por las dos razones anteriores. Además de esas cualidades, es indeseable que ese personaje sea Presidente de la República. Tal cual. Exactamente hablamos de Sebastián Piñera (foto), quien no lo hubiéramos querido de presidente de Chile, pero lo fue. Y como hombre inteligente, exitoso y millonario, embolató una cantidad, hasta ahora desconocida, de miles de millones de dólares, en solo dos de sus fastuosas realizaciones: 1) un Censo que no sirvió sino para que el país sea el hazmerreír mundial, y 2) un puente, como el Cau Cau, en Valdivia, que no sirve sino para que el país sea el hazmerreír mundial. Por fortuna no le regaló el litio a su amigote Julio Ponce, como casi lo logra con una licitación trucha, la cual, gracias a Dios, fue reversada. No queremos más “inteligentes”, “exitosos” y “millonarios” aspirando a ser Presidente de Chile. Como al traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, le diremos: ¡No!

Caleuche; politico-empresas; Compagnon-Bachelet

CaleucheCaleuche. El ‘Caleuche’ (ilustración) es, según Francisco Coloane, un “buque de arte, como también lo llaman mis paisanos de Chiloé. Es la nave de anclas de oro, escobenes y cadenas de plata, cordajes de aluminio y mástiles que son sus antenas invisibles cargadas de microondas (todo ello desconocido por ‘los limpios’), y que les permite comunicarse por esas vibraciones con otros caleuchanos que deambulan por las corrientes marinas”.

Con este hermoso significado se bautizó un nuevo premio, de artistas para artistas. ¿Se pone de pies, junto al Altazor? Para mi gusto, pasó un poco sin pena ni gloria en los medios de comunicación, o tal vez soy pesimista. Aunque, desde luego, lo importante es el estímulo. Hasta donde fue posible observar, no tiene una estatuilla representativa, sino un conjunto que, obviamente, si se toma una se excluyen otras. Por eso la ilustración del mito. Quiero solamente reseñar a los ganadores:

–Premio a la trayectoria: Jaime Vadell.

–Premio actor revelación: Michael Silva.

–Mejor actriz protagónica de telenovelas: Amparo Noguera

–Mejor actor protagónico de telenovelas: Cristián Carvajal

–Mejor actriz de reparto de telenovelas: Gaby Hernández

–Mejor actor de reparto de telenovelas: Otilio Castro

–Mejor actriz protagónica de series: Tamara Acosta

–Mejor actor protagónico de series: Daniel Muñoz

–Mejor actriz de reparto de series: Paulina Urrutia

–Mejor actor de reparto de series: Daniel Alcaíno

–Mejor actriz protagónica de Largometraje-Ficción cine: Amparo Noguera

–Mejor actor protagónico Largometraje-Ficción cine: Luis Gnecco

–Mejor actriz de reparto Largometraje-Ficción cine: Antonia Zegers

–Mejor actor de reparto Largometraje-Ficción cine: Roberto Farías

Aportes a políticos. En el proceso de la Fiscalía de casos de Alta Complejidad Centro Norte, Pablo Longueirase vino a saber la cuantía en la que algunas empresas compran a los políticos. A las empresas no les importa si el político (corrupto, porque se deja comprar) es de ‘izquierda’ o es de ‘derecha’, si es gordo o flaco, si alto o chico. Lo cierto es que los compra para que voten a su favor, como se tiene la sospecha fundada de que así lo hicieron sinvergüenzas como Jaime Orpis, Pablo Longueira (foto), Andrés Zaldívar, etcétera.

–Enersis (de propiedad de la italiana Enel), por ejemplo, hizo 16 aportes por $ 764.625.000.

–Endesa (filial de Enersis), hizo 16 aportes por $ 509.750.000.

–Latam (principal empresa de transporte aéreo de Latinoamérica, ligada a la ‘familia Cueto’), hizo aportes por $ 197.000.000

–Copec (empresa perteneciente al holding ‘Antar Chile’, que es del Grupo Angelini), hizo un aporte por $ 23.400.000.

Esto de los ‘aportes’ de las empresas a las campañas políticas, es lo que se discute en el Congreso. Ojalá salga una ley que le dé orden y probidad, tanto a la política como a la empresa privada.

Bachelet-Compagnon. Cuando vi que la presidenta Michelle Bachelet (foto) aparecía en la Michelle-Bachelettelevisión, esperé que dijera algo contundente, porque acababan de formalizar a su nuera Natalia Compagnon, la esposa del guatón traspirado de los aros picantes, Sebastián Dávalos, su hijo. A Compagnon la sindican de declaraciones de impuestos maliciosamente falsas y procedimientos dolosos (es decir, un conducta de delincuente: persona que comete delito), y le aplicaron arraigo nacional, firma mensual y alejamiento e incomunicación con sus socios (que también fueron ‘formalizados’)

Esperaba con expectativa, pero escuché fue a una mamá que casi rompe en llanto. Dijo la presidenta: “Desde el corazón quiero decir que han sido tiempos difíciles para mí y para  familia, muy dolorosos y que sin duda eso me ha afectado profundamente. Es un sentimiento humano normal. Pero eso no me ha nublado ni por un minuto de lo que son mis responsabilidades como Presidenta de la República y como Jefa de Estado. Quiero hablar de la audiencia de las formalizaciones de hoy. He querido hablar porque este es un caso que ha concentrado la atención de la gente, que espera sin duda que la justicia actúe con  imparcialidad en este y en otros casos. Los chilenos demandan, merecen igualdad de oportunidades y derechos, y eso también incluye igualdad ante la ley. Y yo voy a seguir trabajando por lo que me comprometido con la gente, por hacer de este país un país más equitativo, más justo y más digno para todos, y de eso los chilenos pueden tener confianza”.

Y se fue. No supe qué pensar.

James Douglas, el héroe olvidado

James DouglasNo acababa uno de llegar a la casa, encender el televisor, llenar un bol de maíz pira o palomitas de maíz y acomodarse en el sofá cuando Mike Tyson ya había liquidado al contrincante. Otro tanto ocurría en el propio ring donde los últimos en entrar debían dar media vuelta porque el espectáculo ya se había acabado. No alcanzaban a sentarse siquiera. Cayeron literalmente a sus pies por la potencia descomunal de sus trompadas que parecían patadas de mula Henry Tillman en 2 minutos y medio, Peter McNeeley en 1 minuto y medio, Eddie Richarson en 1 minuto 17 segundos, Lorenzo Canady en 1 minuto y 5 segundos, Sterling Benjamin en 54 segundos, Trent Singleton en 52 segundos, Mark Young en 50 segundos, Clifford Etienne en 49 segundos, Michael Johnson en 39 segundos, Ricardo Spain en 39 segundos, Robert Coay en 37 segundos, Marvis Frazier en 30 segundos… y la lista sigue. Pero en el pináculo de su gloria enfrentó a un desconocido llamado James Douglas, quien recibió todos los mazazos de que un hombre es capaz hasta derrumbarse en el octavo asalto. ¡Pero se paró! Y en el décimo, inadvertidamente, durmió al imbatible. Noqueó al único. Adormeció al anestesista del primer asalto, al incomparable y fenomenal Mike Tyson. Pero la gloria que erigió al hundir la de Tyson, solo aguantó tres rounds en su primera defensa. Evander Holyfield, con un pedazo de oreja menos por un mordisco de Mike Tyson en un combate anterior, lo aniquiló. Tyson se declaró en bancarrota en el 2003 y todo el mundo se preguntó ¿qué hizo los ¡300 millones de dólares! que ganó durante su reinado? Hoy cría las mismas palomas que cuando niño soñaba volar a lo más alto del boxeo. Y de James Douglas nadie se acuerda. Doblegó al mito pero, qué extraño: todos recuerdan la hazaña, pero no al héroe.