Archivo de la categoría: Ministerios

De los nombramientos espurios: Javiera Blanco

javiera-blancoQué cosa extraña ocurre en el fuero interno de las personas. Caras vemos, corazones no conocemos. El bastión moral que creíamos ver en la presidente Michelle Bachelet, ahora se desmorona. Hablamos de un caso que no dudo en considerar aberrante: el de la señora Javiera Blanco (foto). Activista política a la sombra de doña Michelle Bachelet, logró escalar de un día para otro hasta convertirse en su ministra del Trabajo. Ahí fracasó. Y de ‘castigo’, ¡la presidenta la nombró ministra de Justicia! Ahí fracasó de nuevo. Y de ‘castigo’, ¡la presidente Michelle Bachelet la propuso como nueva integrante del Consejo de Defensa del Estado! ¿Qué onda?, como dicen los muchachos.

Todo este proceso de favorecimientos resulta extraño. Muy extraño. ¿Acaso algún secreto inconfesable de la mandataria, maneja Blanco? Porque no es normal que un pésimo funcionario sea premiado con escalones cada vez más altos. ¿Qué gato encerrado hay? O quizás solo sea que Javiera Blanco está emparentada con la dinastía de los Frei, y se cree con derechos por encima del resto de chilenos, y, obviamente, la presidente Michelle Bachelet inclina su cabeza ante esa evidencia. Por lo demás, a la señora Bachelet le importa cinco quedar mal ante los chilenos, porque su prestigio, a esta altura de su gobierno, está bastante maltrecho, y le da lo mismo.

Aristarco me dice que, en realidad, la jugada de la señora Bachelet se debe al miedo profundo que le tienen a la Democracia Cristiana en la Nueva Mayoría. Si la Democracia Cristiana le ordenó a la señora Bachelet que nombrara a Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado, tenía que hacerlo. Mismo miedo que antes le tenían en la Concertación. La Democracia Cristiana ha sabido chantajear, con el cuento de que son ‘el partido más grande’, a la izquierda chilena, cuando su origen es claramente del fascismo español, y tiene más afinidad ideológica con la Unión Demócrata Independiente, Udi, que con el Partido Socialista de la presidente Bachelet. Tal vez sea así, le concedo a Aristarco. No es para nada descabellado.

Compartimos en un todo la reflexión del columnista Carlos Peña sobre este aberrante caso de amiguismo entre la presidente Michelle Bachelet y la mediocre funcionaria Javiera Blanco:

“La pregunta entonces que cabe plantear es si acaso la designación de un miembro del equipo político de la Presidenta (que comenzó como vocera de su candidatura, ejerció de ministra del Trabajo y concluyó como ministra de Justicia), entre cuyas abundantes virtudes no se cuentan las propias del jurista, una persona que es de su entera confianza y que posee total convergencia con su propio punto de vista, es la designación más razonable atendida la índole y las funciones públicas del Consejo, o si, en cambio, parece objetivamente una designación partisana, motivada más bien por consideraciones privadas como, por ejemplo, la de retribuir servicios gubernamentales y adhesión política.

“Y la conclusión es obvia para quien no se arroje tierra a los ojos. El simple examen de las circunstancias objetivas lleva a ella: la designación de Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado constituye una designación partisana, aparece como una retribución a una lealtad política más que una selección por méritos de esos que la índole del Consejo de Defensa del Estado exige.

“Quien ejerce el cargo de Presidente de la República a veces debe elegir entre dos intereses: los que emanan de la índole de las instituciones y los de quienes le sirvieron de apoyo para alcanzar el poder.

“La Presidenta Bachelet escogió, esta vez, uno de los segundos.

“Al hacerlo, actuó mal”.

Coyuntura del bombazo en estación Escuela Militar

septiembreEl bombazo del lunes pasado en el subterráneo comercial aledaño a la estación del metro Escuela Militar, que merece el rechazo general por los fines de amedrentamiento y por causar daño a las personas, coincide con dos episodios: la sucesión de casos de corrupción de la clase empresarial, que estaban saliendo a la luz pública, y el comienzo del mes históricamente más conflictivo del año: septiembre.
Aunque la prensa amañó los titulares, los casos de latrocinio de grandes ‘empresarios’, como Julio Ponce, Aldo Motta Camp, Patricio Contesse Fica, Roberto Guzmán Lyon, Corredora LarraínVial, Manuel Bulnes Muzard, Felipe Errázuriz Amenábar, Leonidas Vial Echeverría, Alberto Le Blanc Matthaei, Carlos Alberto Délano y Hugo Bravo López, entre otros, pone en evidencia lo que significa el “mercado libre” o la “libertad del mercado”: los ricos, que se enriquecen robando, roban a los pobres.
Digo que la prensa amañó los titulares, porque en vez de decir que la multa a Julio Ponce por la estafa en averiguación “es la más alta de la historia”, como cacarearon todo el día, debieron decir que “la multa equivale a un tercio del dinero obtenido fraudulentamente”. Por eso, por mi parte, dije aquí que ese tipo de multas para ese tipo de delitos, fomenta más ilícitos.
Mientras los delincuentes económicos no vayan a la cárcel, no pararán los autores de estos delitos.
Y en medio de estos escándalos, que ponen en evidencia una clase dirigente enlodada y truculenta, suena el bombazo. Toda la atención quedó centrada, entonces, de un minuto al siguiente, en otro lado, distinto a las oficinas y mansiones de los señores que ya sabemos cómo se enriquecen.
Y suena el bombazo cuando comienza septiembre, que tiene dos fechas encontradas: el 11 de septiembre y el 18 de septiembre.
El 11 de septiembre de 1973 la dirigencia civil y económica se ayudó de los militares lacayos para escupir la Democracia, para destruirla, para pisotear los principios Democráticos e instaurar una dictadura de vergüenza.
No se trata, como lo dijo cínicamente el ex presidente Patricio Aylwin, que el gobierno de Salvador Allende “era muy malo”, justificando de esta manera un acto reprochable como un golpe de Estado, que su partido, entre otras cosas, promovió, o al menos dejó hacer, volviéndose cómplice.
Si tanto creían en la Democracia y en la no violencia, como lo proclaman ahora los golpistas hasta la histeria, debieron buscar una salida Democrática para corregir las reformas legales del gobierno legítimamente elegido en las urnas. Ahora son histéricamente partidarios del diálogo y los acuerdos.
Y la otra fecha es la del 18 de septiembre, que recuerda el año 1810, cuando se reúne un Cabildo Abierto (que equivaldría en los tiempos actuales a una Asamblea Constituyente), en forma de Junta Nacional de Gobierno, para enfrentar al imperio español.
Se conmemora, pues, un acto libertario, mediante una forma organizativa que hoy, 204 años después, se desprecia por ‘peligrosa’, por parte de quienes ‘defienden’ la no violencia y la Democracia.
Ese bombazo, en consecuencia, que no le sirve a los movimientos sociales ni a la izquierda, y tal vez sí a otros, debe ser develado, y castigado con todo el peso de la ley. En especial, castigados sus ideólogos.

Carolina Echeverría, hija de torturador

carolina echeverríaHay un debate que muchos quisieran soslayar sobre la pertinencia del nombramiento de Carolina Echeverría (foto) en la subsecretaria de las Fuerzas Armadas del ministerio de Defensa Nacional. En cuanto se dio a conocer su nombre en la nómina de altos funcionarios del gobierno de Michelle Bachelet, surgieron dos versiones de mujeres que dijeron haber sido torturadas durante la dictadura de Augusto Pinochet por el padre de la señora Echeverría. El debate surge en cuanto la responsabilidad que los hijos heredan de actos malvados y deleznables de los padres, como el caso presente del torturador de personas. Tras la denuncia, otras voces: articulistas, políticos y voceros cívicos, han mostrado la inconveniencia del nombramiento, pero la presidenta Michelle Bachelet y su ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, han porfiado en mantenerlo en firme. Dijimos aquí, que llama la atención que la presidenta quiera gastarse un poco de su popularidad con esta aparente piedra en el zapato: tener en su equipo de trabajo a la hija de un torturador. Y también dijimos que quizás estemos asistiendo al perdón y olvido que necesita la Democracia, incomprendidamente. Como sea, el diario conservador La Segunda trae una entrevista a la señora Echeverría (que es del mismo partido del ex presidente Ricardo Lagos Escobar, Partido Por la Democracia, PPD), de la que edito lo siguiente. Le preguntan:

Su padre era capitán a cargo del Regimiento Buin, que fue utilizado como centro de detención y tortura después del 11 de septiembre de 1973. Fue citado a declarar por el juez Mario Carroza, aunque no ha sido procesado…

(La pregunta es buena porque hace surgir, otra vez, el sensible dilema entre “lo legal” y “lo ético”, pues en cuanto a lo ético el padre de la subsecretaria fue un torturador, pero en cuanto a lo legal “no ha sido condenado”) La futura subsecretaria contestó:

–Yo quisiera primero decir claramente que condeno el golpe militar del 73 sin reservas, con todas las consecuencias de dolor, de terror y de muerte que lamentablemente nos acompañan hasta hoy. No comparto ninguno de los argumentos que pretenden justificar los hechos acaecidos en Chile. Respecto de mi padre, también quiero dejar en claro, y estoy en condiciones de afirmar que él ha colaborado con la justicia cada vez que ha sido requerido. Mi padre no ha sido sujeto de ningún tipo de condena judicial.

Pero la escritora Mónica Echeverría dijo textualmente: “El capitán Echeverría, fuera de detenerme y de llevarme al Regimiento Buin, detuvo a mucha gente e hizo toda clase de cosas horribles dentro de su regimiento. Ahora yo creo francamente que esta niña no sabe las atrocidades que cometió su padre, su padre fue un torturador que dirigía las torturas, fue un violador y un asesino”. También lo apunta con el dedo el abogado Roberto Celedón, quien fue detenido junto a su esposa y trasladado al Regimiento Buin ¿Qué les responde?

–Yo le insisto, creo que el espacio para denunciar a las personas en Chile es la justicia, y sólo la justicia puede determinar la participación o no, y el grado de responsabilidad que mi padre puede haber tenido en cualquier caso de derechos humanos.

¿Siente que su padre tiene alguna responsabilidad de todo lo ocurrido a partir del 11 de septiembre de 1973?

–Mire, yo tengo dos cosas claras en este momento: Una, que amo a mi padre; y dos, que creo en la justicia como un valor fundamental de la sociedad, y que vale la pena defenderlo siempre.

La Asociación de Marinos Exonerados afirma que al momento de tramitar la jubilación para sus uniformados sometidos a vejámenes, usted siendo subsecretaria de Marina les pidió que retiraran la demanda que habían interpuesto contra sus presuntos torturadores. ¿Por qué lo hizo?

(La respuesta es una clase magistral de procedimientos burocráticos, pero la pregunta no la respondió. Viene enseguida una pregunta que se refiere a que la señora Echeverría, siendo subsecretaria de la Marina, era socia de una empresa de su esposo, la que ganó licitaciones de la Armada) La pregunta fue:

Sin embargo, la sociedad que tenía con su marido hizo los trabajos de asesoría para la empresa y se pagó en una cuenta que usted tenía con él ¿No le parece que hay conflicto de intereses?

–En esa época no existía la claridad respecto de las consecuencias que podría tener el que yo tuviera un 1% en una sociedad con mi marido. Lo bueno para todos es que eso cambió y hoy todos sabemos que es muy importante que estas cosas se definan antes que un funcionario público asuma funciones.

¿Ha visto el sufrimiento de familias militares, que tuvieron hijos muy jóvenes y que están sometidos a proceso?

–Lo importante aquí es que, considerando todo el dolor que generó la intervención militar, perdón, el golpe militar de 1973, sea la razón para que nunca más las Fuerzas Armadas vean en un golpe militar una solución que está en manos de la democracia. Eso es lo que me parece importante. Sin el dolor legítimo de esas familias no se va a aprender la lección que tenemos que aprender todos los chilenos, sin excepción. Tenemos que tener una sola verdad respecto de lo que pasó.

Una última pregunta, ¿habló de estos temas con la Presidenta electa, Michelle Bachelet?

–Lo de Barrancones fue público. Además son documentos públicos, de los que toma razón la Contraloría y respecto del tema de mi padre, el ministro del Interior ya se pronunció sobre mi confirmación como subsecretaria de las Fuerzas Armadas.

¿Pero ya había hablado el tema de su padre con la Presidenta electa?

–Lo mejor es la discreción; no voy a contestar esa pregunta.

(La entrevista completa, aquí)

Post Scriptum. 23:18. En el programa de Mario Kreutzberger (Don Francisco) ‘Las caras de la moneda’ del Canal 13, la presidenta Michelle Bachelet acaba de decir que dejará en manos de la justicia la situación del padre de la nueva subsecretaria de las Fuerzas Armadas Carolina Echeverría. En cuanto a ella, elogió su desempeño como subsecretaria de la Marina durante su primera presidencia, y consideró que está bien calificada para desempeñarse en el cargo en el que ella la nombró, porque “los hijos no deben cargar con las consecuencias de los actos de sus padres”. Es decir, la presidenta Bachelet ratificó en el cargo a la señora Echeverría. Pero no creo que esto cierre el capítulo por completo. Todavía faltan por escribirse algunos párrafos, antes de dar vuelta a la página. Creo.

Post Scriptum. 08-09/03/14 a las 00:20 (medianoche). La presidenta electa Michelle Bachelet aceptó la renuncia (que a tres días de la posesión del nuevo gobierno) le presentó Carolina Echeverría a la subsecretaría (viceministerio) de las Fuerzas Armadas. La señora Echeverría envío una carta a la mandataria electa agradeciendo el respaldo recibido y diciendo que “me he sentido honrada con la invitación” a participar del gobierno. El hecho de que su padre fuera un torturador de la dictadura de Augusto Pinochet, y ella haya querido (según marinos antigolpistas) presionarlos para que evitaran hacer denuncias por violación a los derechos humanos (con lo que, tácitamente, favorecería a su padre), además de haber tenidos negocios desde una empresa privada con el Estado, cuando era subsecretaria de la Marina (en el primer gobierno de Michelle Bachelet), todo eso, la alcanzó hoy.

Próximo gobierno de “izquierda” en Chile

carolina_echeverria-Lo último que faltaba: la subsecretaria (viceministra) de las Fuerzas Armadas, nombrada por la presidenta electa Michelle Bachelet, Carolina Echeverría Moya (foto), es hija de un eminente… torturador. ¿Será una enseñanza de “perdón y olvido”? La “desprolijidad” en el nombramiento de colaboradores del próximo gobierno de ‘izquierda’ es vergonzosa. El presidente del Partido Socialista, el mismo partido político de mamá Michelle, Oswaldo Andrade, culpó a los partidos que conforman ese revoltillo llamado “Nueva Mayoría”, de “desprolijos” por los nombramientos, relevando de responsabilidades, obviamente, a mamá Michelle. Como sea, el próximo gobierno comienza con pie ‘izquierdo’ (de mal agüero).

La subsecretaria de Educación, Claudia Peirano, que se había pronunciado contra los puntos centrales del “programa” de Bachelet: la gratuidad en la educación, y la calidad en la educación, renunció, finalmente. Pero no han tenido la misma vergüenza los subsecretarios de Bienes Nacionales, Miguel Moreno, un señor sindicado de acosador sexual en pleno metro de Santiago, como el más fino de los flaites. Tampoco ha tenido la vergüenza de renunciar el señor Hugo Lara Torres, nombrado en el viceministerio (subsecretaría) de Agricultura, enredado con líos de estafas. Curioso que el denunciante del señor Lara haya retirado la demanda penal contra el “funcionario” de Bachelet, para que lo sobresean en la causa. ¿Fue amenazado? ¿Fue sobornado?

Hago énfasis en la expresión “izquierda” porque se presume que es ahí donde están los grandes valores humanos y sociales: probidad, transparencia, ética, juego limpio en el comercio y los negocios, moral familiar y personal, respeto por el otro, etcétera. Y como se ve, hasta ahora, nada de esto puede constatarse en cabeza de las personas mencionadas: adolecen de moral por acoso sexual, de ética por traición y de juego limpio por treta en los negocios, entre otros males. Porque si me dicen que son de “derecha”, lo asimilo más fácilmente, pues ser de derecha es amañar la ley, violar la ley impunemente, practicar todas las aberraciones posibles en privado y asistir a misa los domingos, timar, traicionar, etcétera. Pero, lamentablemente, esta gente de mamá Michelle, es de “iz-qui-er-da” (o eso presumen, porque la verdad es la Democracia Cristiana, instigadora del golpe militar de 1973, apoyadora de la dictadura en Chile y nacida del fascismo español, no tiene mucho de “izquierda”)

Comentando esta situación con Aristarco, sin los demás casos que puedan salir a la luz, y los de intendentes que han sido nombrados para la burocracia, cuando acababan de ser elegidos como senadores o diputados (burlándose, así, este gobierno de ‘izquierda’, del voto popular) me dijo, contrito, que “nada bueno puede resultar de todo esto”.

Chinas materialistas, y la tardía reacción Peirano

Valentina QuirogaRenuncia. No podía ser de otra manera: Claudia Peirano, mal nombrada subsecretaria (viceministra) de Educación, dijo que no asumiría el cargo debido a las críticas recibidas. Era lo menos que podía hacer, y se había demorado. Daba la impresión de que quería pasar colada, parapetándose en su silencio primero, después en el ministro Nicolás Eyzaguirre, y al final detrás de mamá Michelle. En su reemplazo, fue nombrada Valentina Quiroga (foto). Pero ¿a qué jugaba la presidenta, gastando el dinero de su prestigio en un asunto pequeño como este? Aquí, pareciera adivinarse una actitud prepotente de la mandataria. ¿Quiso hacerle el tonto al pueblo que la eligió? Porque gastarse la riqueza de su prestigio en defensa de su programa de gobierno, en los debates en el Congreso Nacional, o contra las oscuras pretensiones de enemigos velados, se justifica enormemente. ¿Pero porfiando en el nombramiento, desprolijo, de una subsecretaria…? (Post Scriptum. 14:35. Esto es increíble: el nombrado subsecretario (viceministro) de Bienes Nacionales, Miguel Moreno García, es un presunto acosador sexual: el diario La Tercera citó un documento de la fiscalía de Ñuñoa, en el que se afirma que cuando una mujer descendía del vagón del metro en la estación Baquedano, “se aproximó a ella el imputado, Miguel Moreno García, quien procedió a tocar, con sus manos, los glúteos de la mujer, ofendiendo, de esta manera, el pudor, con sus acciones deshonestas”. ¿Qué dirá mamá Michelle? Y como si fuera poco este papelón con Peirano y esta vergüenza con el “tocador” de glúteos femeninos, se hace necesario que se explique el nombrado subsecretario (viceministro) de Agricultura, Hugo Lara, por los encausamientos judiciales que al parecer tiene por estafa y apropiación indebida. ¡Dios mío! Este espectáculo de desatinos, creo que será histórico. Creo que ya lo es)

China de hoy. Los jóvenes chinos de hoy aprecian la figura de Mao Tse Tung (o Joven chinaMao Zedong) no tanto en las ‘Cinco tesis filosóficas’ como en los billetes de cien yuanes. Porque en la China de hoy no hay nada que el dinero no pueda comprar. Y la simple afirmación monetarista hubiera sido un sacrilegio, y quien la hubiera emitido merecedor de duras penas y trabajos disciplinarios durante la ‘Revolución cultural’ (con la ‘Banda de los cuatro’ y todo lo demás), que los muchachos nacidos a partir de 1980 creen que es una ficción que cuentan los ancianos. “El comunismo dice que hombres y mujeres somos iguales. Pero cuando llega la nómina vemos que no es así. Mis compañeros hombres ganan entre el 20% y el 35% más que yo, y trabajan bastante menos”. Es una queja de la mujer trabajadora china, que todavía no “sujeta la mitad del cielo”, como lo prometió Mao. El diario español El País publicó un interesante artículo sobre la juventud femenina actual en China, cuya proverbial sumisión es leyenda. Hoy ellas piden que el hombre tenga vivienda propia y auto, si les quieren proponer matrimonio. Hay mujeres emprendedoras que pueden ganar 2.400 euros (20.000 yuanes, o 1.808.000 pesos chilenos) al mes, así como hay quienes ganan una miseria, y además no tienen derecho a quejarse si son acosadas en sus trabajos. La consigna que prevalece hoy es la de Deng Xiaoping, el modernizador: “Enriquecerse es glorioso”. Pero junto con la ‘materialización’ de la joven mente femenina china, la felicidad sigue siendo esquiva. Como en Occidente. Para las chinas separarse, o abortar, no es problema: los divorcios se han disparado en los últimos diez años, y el aborto es casi gratuito. El acoso sexual y la contaminación ambiental, son hoy dos elementos de erosión social. Y la felicidad sigue siendo esquiva.

Bachelet y Peirano, lobby y transparencia

michelle bacheletCompromiso. La presidenta electa Michelle Bachelet (fotosalió a decir que la señora Claudia Peirano, subsecretaria (viceministra) de Educación, “está comprometida con mi programa de gobierno”. ¿Cómo lo dice, si todavía no ha empezado? ¿Cómo muestra ese “compromiso”? Lo que se sabe es que la señora Peirano ha expresa ideas diametralmente opuestas a las del programa de gobierno de la señora Bachelet. ¿No será un desliz de prepotencia, ese “apoyo” de la presidenta electa? ¿Con qué estado de ánimo asume doña Claudia Peirano, sabiéndose causante de una tensión al gobierno, que ni siquiera empieza? El movimiento estudiantil considerará interlocutora válida a quien se ha opuesto a las demandas y reivindicaciones que él ha enarbolado en el pasado reciente, es lo que queda por ver. (Post Scriptum. 17:33. Alguien me hizo notar que doña Bachelet, con su mejor aspecto de mamá bondadosa, ya tiene experiencia en ignorar el clamor estudiantil, en cuanto reprimió, y desoyó las peticiones, de la llama ‘Revolución pingüina’. ¿Por qué no puede repetir eso? Ya manifestó una actitud prepotente, con su defensa tardía de la señora Peirano. ¿O será temor a la Democracia Cristiana, en donde milita la señora Peirano?, que tanto ha ganado desde cuando instigó y apoyó el golpe traicionero del cobarde y criminal general Augusto Pinochet)

(Post Scriptum. Feb.4,14: Acaba de renunciar la “comprometida” subsecretaria (viceministra) de Educación, la señora Claudia Peirano, defensora del lucro y contra la gratuidad en la educación, que es lo opuesto al programa de campaña, y esperamos que de gobierno, de la señora Michelle Bachelet. Ojalá, por Chile, no sea este un presagio de cómo serán las cosas en el gobierno de la mandataria del Partido Socialista, quien ya sufre una derrota antes de empezar a gobernar)

Lobby. Parece que va en serio la ley que regula el lobby en Chile. Este ha sido un ley de lobbypaís caracterizado por una telaraña de parentescos y relaciones comerciales sin par, que hacen de la transparencia un obstáculo, y más prima la opacidad. La información privilegiada es la manera como “normalmente” han acumulado muchos millones de dólares los ricos de este país. El propio presidente Sebastián Piñera ha estado involucrado en casos de información privilegiada, aunque después la justicia lo haya beneficiado. Y la justicia ha tenido que actuar así, porque no hay asidero legal para sancionar conductas inapropiadas y ventajistas. Con esta manera de manejar los negocios, cualquiera se vuelve rico. Pero eso se queda en un círculo de amigos, y de familiares que viven en la parte de oriente alto de Santiago. Con la ley de lobby, no podría el señor Andrés Zaldívar votar cínicamente leyes de pesca, como lo ha hecho, teniendo familiares y socios en esa actividad. Tendría que declararse impedido. Con esta ley se da un paso, pero queda mucho por avanzar, porque, por ejemplo, los mismos dueños de empresas con acciones en Bolsa, son miembros del directorio de la Bolsa. Y en esas posiciones, ¿acaso no tienen información privilegiada? Veremos cómo funciona ahí la prohibición de información privilegiada y la transparencia en las gestiones de lobby.

Educación y televisión abierta en Chile

claudia peirano2Nombramiento de Peirano. El asunto es que no puedes nombrar director de la perrera municipal a quien ha sido sorprendido matando perros. “Así de simple”, me dijo Aristarco, con su brutal pedagogía. Hizo la comparación (un tanto burda a nuestro criterio, pero cierta), para referirse al caso de la recién nombrada subsecretaria (o viceministra) de Educación, Claudia Peirano (foto), del próximo gobierno. Lo dijo Aristarco porque, hasta la saciedad (y le creemos su honorabilidad), la candidata (y hoy presidenta electa) Michelle Bachelet prometió (y se comprometió) con que la educación será gratuita en Chile; y la señora Peirano (hoy subsecretaria de Educación) se opuso, en el pasado reciente (2011), a la gratuidad. La señora Peirano es de la Democracia Cristiana, y este dato nos parece relevante. Estuvo casada con Walter Oliva (ex vicepresidente de la Democracia Cristiana), quien encabeza la Red Educacional Crecemos que tiene 8 colegios particulares subvencionados, y fue presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares (Conacep), cargo donde hizo pública defensa del derecho al lucro en la educación. ¡Un nombramiento que le causa dolor de cabeza a un gobierno que aún no empieza! O tal vez no, me dijo Aristarco, y leyó la frase del vocero de la presidenta electa, Álvaro Elizalde, al comentar el nombramiento: “Claudia Peirano formó parte de la comisión que elaboró el programa de Gobierno de Michelle Bachelet en materia educacional y por lo tanto está profundamente comprometida con esta reforma que va a ser central, donde la educación deje de ser un bien de consumo y pase a ser un derecho social”. Entonces, dijo Aristarco, con su mismo sarcasmo, “parece que ella, ya se rehabilitó”.

Parrilla flexible. Vasco Moulián fue, al parecer, el ‘inventor’ de la “parrilla el internadoflexible” en la televisión chilena. Quiere decir que el programador de un canal (y él fue programador del Canal 13, antes del actual propietario Andrónico Luksic) mueve a libre albedrío los horarios de los programas. La “parrilla” es la secuencia de programas, hora por hora, a lo largo de los días y de la semana. Y “flexible”, que “no es rígido”, “se acomoda con facilidad a distintas situaciones o propuestas” o “que puede doblarse sin partirse”. Se aclara que el señor Moulián usaba la flexibilidad con el rating en la mano. Si el programa bajaba el rating, lo movía a otro horario, y a otro día si lo consideraba necesario. Y así hacía, hasta lograr “mejorar el rating” del canal entero. Un juego de malabares, atendiendo únicamente al rating. Y como se sabe, el rating es sinónimo de “ingresos”, de “presupuesto”, de “dinero”. Lo que prevalece no es el respeto al televidente, sino el dinero. Y entonces, los televidentes son simplemente entes, que se sientan a ver los programas del canal, sin importarle al programador la hora ni el día de emisión. Esto que se consideró una calentura, una locura y un error de Moulián, hoy es copiado por todos los programadores de todos los canales de la televisión abierta. Es decir, ¡el irrespeto al televidente se multiplicó! Nos comentan el caso actual de El internado (afiche) en el canal Mega. Comenzó de lunes a viernes a las 22:30, después del noticiero. Después lo cambiaron de domingo a martes. Después lo cambiaron a los martes, miércoles y jueves. Y después apareció “Más vale tarde”, un late que hace Álvaro Escobar, y que iba después de “El internado”. Entonces, invirtieron los horarios, importándoles muy poco los televidentes, y como el late termina a la una, o una y treinta de la madrugada, el televidente ya está extenuado. Mal actúa el canal Mega, con este irrespeto al televidente.