Archivo de la categoría: Millonarios

Codelco; Blanco; Sofofa; Transantiago; Monga

javiera blanco1- Escuchando al señor Óscar Landerretche, presidente del directorio de Codelco, hablando sobre la compañía, parece que todo allí es perfecto. No hay contratos truchos, ni hechos a familiares; no hay bonos de 500 millones de pesos que puedan considerados exagerados, todo es transparente, y los cargos se llenan por méritos. Como quien dice, la Contraloría General está desvariando cuando dice que en Codelco faltarían US$ 4.500 millones (¡!), que no aparecen en las Memorias de la minera. También dijo el señor Óscar Landerretche que, justamente por ser tan probo, él y su directorio, fue víctima de un atentado contra su vida, con una carta-bomba. Todo eso está bien, pero: ¿dónde está el dinero que falta?, y acaso ¿le parece ético un bono de 500 millones de pesos, así sea “legal” y acorde con “las políticas” de la empresa, para que lo gaste la empresa de los chilenos en una sola persona? Hay una línea divisoria entre la verdad y el cinismo.

2- No nos extraña que la señora Javiera Blanco (foto), una de las peores funcionarias que ha tenido Chile en toda su historia, que fue de fracaso en fracaso donde quiera que la puso la presidenta Michelle Bachelet, y cada fracaso la presidenta lo premió, promocionándola a cargos cada vez más altos, hasta que instaló su mediocridad en el Consejo de Defensa del Estado (¡!); no nos extraña, pues, que ahora esté metida en un caso de sobresueldos, como lo informa El Mostrador, en planillas al parecer incautadas en Carabineros.

3- La alcaldía de Santiago está aplicando la misma lógica que aplicó el presidente Nicolás Maduro contra su opositor Leopoldo López: Maduro responsabilizó a López por los muertos, heridos y daños durante una manifestación suya. Esta alcaldía está responsabilizando a los directivos del ‘centro de alumnos’ por los destrozos ocasionados en el Liceo Teresa Prats durante una toma estudiantil. Y no solo culpa a los alumnos directivos, sino a los padres de estos. No estoy seguro de esa lógica.

4- Vi al señor Bernardo Larraín Matte, de la dinastía Matte (la misma de la colusión del papel higiénico y beneficiaria de subsidios durante la dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, para montar su imperio forestal), hablar como nuevo presidente de Sofofa (Sociedad de Fomento Fabril). Todo lo que dijo del país se resume en la palabra ‘crecimiento’. Pero no habló de cómo la Sofofa va a impulsar ese crecimiento del país. Dijo que “los empresarios están ávidos de hacer inversiones”, y ¿por qué no las hacen? Dijo que “los empresarios lamentan que se creen trabajos por cuenta propia” porque son de mala calidad, y ¿por qué no crean empleos de buena calidad? Dijo que se necesitaba más dinamismo productivo, y ¿por qué no lo realizan, no lo demuestran? Nos pareció que habló pompas de jabón. Repitió las mismas tontas afirmaciones de “los empresarios” haciendo una pretendida “oposición al gobierno”. No dijo nada. Bla, bla, bla.

5- Está bien que el gobierno se preocupe por la evasión en el pago de los pasajes de Transantiago. Y está bien que el gobierno subsidie parcialmente el transporte público que prestan los privados. Pero no está bien que subsidie a los grandes empresarios y sobre todo a los bancos, que son quienes manejan el Transantiago, y no a los usuarios. El gobierno anda preocupado porque los empresarios recauden los pasajes, pero no que los usuarios tengan un transporte más oportuno, cumplidor de los horarios, menos costoso y con rutas más extensas. Parece que lo que compete al usuario, al gobierno no le importa tanto, como la parte del recaudo y el subsidio para los bancos y las grandes empresas.

 

¿Hay razones para protestar contra las AFP?

AFP-collage_816x544En 1990 el diario El Mercurio anunciaba (foto inferior) que los fondos de pensiones estaban rentando al 6 % y 7 %, por lo que se preveía que en el 2020 la tasa de retorno para el ahorrador en las AFP sería 100 % del sueldo al momento de recibir su pensión. Mentira. Hoy sabemos que es una de las tantas mentiras del sistema fraudulento que impuso en Chile, como país-laboratorio del neoliberalismo, el traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, del que medran sus epígonos.

Cada año sale el gremio de las AFP (¡tienen gremio!) o el ministro del Trabajo de turno (¿cómplice?) a decirle a la gente: La rentabilidad de las AFP es negativa, pero no se salgan de los fondos porque lo importante es el ‘largo plago’. Mentiras. Desde 1990 hasta el 2016 han pasado 26 años (¿será corto, o largo plazo para esos voceros?) y los pensionados no obtienen, en el 90 % de los casos, más de 146 mil pesos mensuales. No importa si su sueldo fue de 800 mil o un millón de pesos, está recibiendo mucho menos de la mitad en forma de pensión.

Porque el negocio está en los sueldos multimillonarios y los ‘bonos’ que recibe la manga de El Mercurio en 1990 - copiazánganos (foto superior) de los directorios de cada una de las AFP. Ellos, perfumados y en autos de lujo, viviendo en el oriente alto de Santiago, ¡con dinero de los pobres! Esos personajes, chupan el dinero (y la sangre) de las personas honestas y trabajadoras, a las que, al final, no les queda más que una miseria de pensión. Se sabe que, en el 2015, recibieron 20 mil 560 millones de pesos en sueldos y ‘bonos’.

En el caso de AFP Habitat, repartió parte de sus utilidades, que deberían ir a engrosar las pensiones de los ahorradores en ese fondo, entre los 8 miembros de su directorio: les dio 1.000 millones de pesos por sus ‘servicios’.

A esos señorones de los directorios que, supuestamente representan a los ahorradores (usted y yo), no les interesa obtener una buena pensión para sí mismo. No les interesa. Porque con el dinero ganado mientras son ‘directores’, además de llevar en Chile una vida de millonarios de Wall Street, pueden montar empresas, comprar acciones, asociarse en ‘emprendimientos’, ahorrar en el exterior, etcétera. Y pasan del gobierno a una AFP con rapidez asombrosa, como el propio presidente de la Asociación de AFP, Rodrigo Pérez Mackenna. ¿Recuerdan que Pablo Longueira, cuando quedó al descubierto el manejo ilícito (o delictivo) de fondos políticos que hacía (como buen alumno de Jovino Novoa), presentó su curriculum vitae a las AFP para ser uno de los miembros de uno de esos directorios? Estos son ejemplos de quiénes ocupan esos cargos y con qué fin.

El sistema de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) es perverso. Sádico. Digno de criminales de la peor especie, que se dan gusto viendo la agonía de sus víctimas, hasta el último suspiro. Dan grima, en realidad, estos tipos perfumados de los barrios altos del oriente de Santiago. ¡Y las organizaciones de trabajadores los eligen para que los ‘representen’ en los directorios! ¿Y qué hacen estos tipos? Toman el dinero de los pobres, y lo invierten, sin reato ético, en las empresas del coludido ‘empresario’ Eliodoro Matte: ¡allí tienen 2 Billones de pesos! Hacen negocios en beneficio personal, con el dinero de los pobres.

Este sistema debe desaparecer. Los empresarios tienen que aportar a las pensiones de quienes dejaron lágrimas, sudor y sangre en sus empresas para que ellos se volvieran más ricos de lo que ya eran de cuna. El Estado tiene que intervenir. La razón de ser de la vida es el bienestar de las personas. De todas las personas. No solo de algunas. El Estado debe vigilar e intervenir, sin dudas, para esto sea cierto.

Las intenciones de ‘Qué pasa’ con Bachelet

querellaHan movido cielo y tierra los señores de ‘Qué pasa’ (grupo Copesa) para desprestigiar el reclamo de la presidente de Chile, Michelle Bachelet, calumniada e injuriada por esa revista, en relación con vincularla al oscuro negocio en el que está comprometido su hijo, el guatón traspirado de los aros picantes, Sebastián Dávalos, y la esposa de éste (nuera de la presidenta) Primero, ‘Qué pasa’ retiró la publicación de la web, y dijo que “hubo desprolijidad” y que el artículo injurioso “no cumplía con los estándares editoriales internos”. La primera pregunta es: entonces, ¿por qué se publicó?

La presidenta entabló una demanda judicial (facsímil), con pedido de 3 años de cárcel y 6 millones de pesos para Juan Pablo Larraín, director de ‘Qué pasa’ (que fue nombrado director de ‘La Tercera’, periódico del mismo grupo Copesa); Francisco Aravena, editor general; María José Tapia y Rodrigo Vergara (que es, también, editor periodístico de Radio Cooperativa)

Saltó de inmediato el gerente del grupo Copesa, Álvaro Caviedes, a decir que la presidenta estaba coartando la “libertad de prensa” y la “libertad de expresión” o la “libertad de opinión”. Pregunto: si un diario publica que la hija del señor Caviedes es una prostituta, o su esposa la amante del vecino, o que él, el señor Caviedes es delincuente y violador, ¿eso es “libertad de prensa”, “libertad de expresión” o “libertad de opinión”? ¿O eso es injuria y calumnia?

Ahora, los señores de ‘Qué pasa’ y de Copesa no saben a quién poner a desacreditar la demanda judicial de la presidenta. Pusieron a políticos amigos y a “doctores” en comunicación, y ayer a la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, la que dijo que había una “intención de amedrentar” por parte de la presidenta, al molestarse judicialmente por la calumnia e injuria de los señores Larraín, Aravena, Tapia y Vergara contra ella.

Es decir, estamos en el mundo al revés. Yo te escupo, pero tú eres el culpable por avisarle a la policía. Porque ni siquiera la presidenta ha actuado, como pudo haberlo hecho alguien que sorprende al lanza en la calle y lo detiene y golpea, sino que ha acudido a la justicia, que es el cauce democrático normal para saldar este tipo de disputas.

Pero al parecer a estos soñores no les gusta la democracia, sino para llenarse los bolsillos de dinero, pero no para respetar la honra, el buen nombre, la intimidad y el valor humano de las personas (así sea Presidente de la República, vendedora callejera o cajero de banco) Porque estos señores vienen de apoyar y medrar de una etapa tan oscura, triste y sucia como la dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet.

Lo normal es que la justicia actúe. Si eso que hicieron Vergara, Tapia, Aravena y Larraín no es injuria y calumnia, así lo dirán los tribunales de justicia, y si lo es, que esas personas asuman las consecuencias de su absoluta irresponsabilidad.

Por lo pronto, en otro acto de soberbia, el señor Álvaro Caviedes ha dicho: “No estamos dispuestos a retractarnos por el contenido” de la publicación, tanto en papel impreso como en la web de ‘Qué pasa’. ¿Qué intenciones, pues, movieron a ‘Qué pasa’, entonces, para publicar algo “desprolijo”, que “no cumplía con los estándares editoriales” de la revista, y que afecta, con nombre y apellido, a la Presidente de Chile, Michelle Bachelet? ¿Hay una conspiración?

Los empresarios chilenos…

Empresarios-2.jpg1) Los empresarios chilenos no parecen empresarios, sino camorristas. Reaccionan a una velocidad inusitada a cualquier acción gubernamental, sin la más mínima evaluación.

2) Los empresarios chilenos tienen una visión bastante recortada de la realidad, con relación a los indicadores de sus empresas o de la economía general. Creen que los índices siempre son ascendentes, sobre todo el de utilidades. ¿Quién les enseñará que la realidad es distinta, tiene otros ponderables y circunstancias?

3) Los empresarios chilenos creen que están solos en el mundo, que no hay más países, que la economía general es solo la que ellos producen y no hay una movimiento global que afecta al país. La desaceleración mundial de la economía, ellos se la adjudican al gobierno de turno.

4) Los empresarios chilenos no saben de sindéresis. Son reactivos. Bocones. Parlanchines. Chillan como pollos o chanchos, todo el tiempo. Tienen que hacerse notar.

5) Los empresarios chilenos tienen una gran consciencia política, como no es posible ver en ningún otro país del mundo. Quizás porque ellos tienen la cultura golpista, la prepotencia militaresca que les dejó la promoción y sustento de la vergonzosa dictadura que padeció el país y ellos sustentaron como si se tratara de un ejemplo a seguir.

6) Los empresarios chilenos son sádicos, gozan de ver morir lentamente a sus empleados y trabajadores de hambre. Pagan malos salarios y son déspotas con los subalternos que digan tener derechos. Los únicos que tienen derechos en Chile son ellos, los empresarios chilenos.

7) Los empresarios chilenos tienen equipos o empresas de encuestas de opinión, de proyección de los indicadores económicos, y usan los medios de comunicación, de los cuales son dueños, para difundir sus conclusiones de manera que el gobierno quede asfixiado. Antepone sus proyecciones y resultados a los del gobierno, y a las acciones oficiales. Actúan como un corsé que no deja que la vida sea real, sino que forme una figura a su antojo.

Jara ‘El asqueroso’; los ‘Carejarro’ y otras bandas

Edinson Cavani‘El asqueroso’. Será una vergüenza ver hoy entrar en la cancha de fútbol de Montevideo, Uruguay, a Gonzalo Jara, que me permito nombrar como ‘El asqueroso’, de ahora en adelante. Una vergüenza, porque fue el que tocó con el dedo entre las nalgas a Edinson Cavani (foto), delante del mundo entero, cuya tímida reacción le mereció, por parte de un árbitro idiota y unos ayudante de línea igualmente idiotas, ser expulsado en un partido en Santiago de Chile. ¡Qué vergüenza! Porque además de ser víctima de ‘El asqueroso’, que se comportó como un degenerado, resultó expulsado. ¡Qué vergüenza tener a ‘El asqueroso’ en la Selección! Eso no es ‘viveza’. Eso es antideportivo. Una asquerosidad. Porque no es la pichanga del barrio, es ¡la Selección de fútbol de Chile! Este sujeto Jara, que no debería estar en la Selección, pero que continúa porque Jorge Sampaoli es un blando, ya le había agarrado el pene (o ‘pito’ o ‘pico’) a Luis Suárez. La diferencia es que Luis Suárez le respondió con un codazo en la jeta (porque ‘El asqueroso’ no tiene boca) y nadie se dio cuenta, excepto una cámara que captó el momento. No pongo foto de ‘El asqueroso’, para no empañar este blog. Pongo del astro uruguayo del París Saint-Germain, Edinson Cavani, la doble víctima en Chile: primero, de ‘El asqueroso’, y después del árbitro. ¡Qué vergüenza!

Bandas. Ya están detectadas varias bandas delictivas en Chile, pero Roberto Angeliniparece que la justicia solo actúa contra una de ellas solamente. Están: los Penta, la banda de Eliodoro Matte, los Corpesca (Roberto Angelini, foto), la banda de Julio Ponce, la de Los Congresistas y los Carejarro. Pero solo contra los Carejarro parece que hay justicia. La casi totalidad de los ‘Carejarro’ están en la cárcel y las autoridades recuperaron para el Estado las propiedades muebles e inmuebles que adquirieron con sus actos delictivos. Pero las demás bandas siguen con la riqueza de sus delitos en sus manos, también con sus propiedades, y no viven en la cárcel, donde debieran estar, sino en mansiones de Las Condes, Vitacura, Los Trapenses, La Dehesa y Chicureo. Algo anda mal en la justicia chilena o en los códigos judiciales.

La banda de Julio Ponce. Pareciera que a nadie le importa que un Rafael Guilisastifuncionario de una institución pública obtenga información privilegiada que luego use en una entidad privada. Me refiero al señor Rafael Guilisasti (foto), quien saltó de su cargo en la Corporación de Fomento (Corfo), de la que salió el 3 de septiembre pasado, a la silla de la presidencia de SQM, el 14 de septiembre (o sea, 9 días después de la salida de Corfo), para continuar las negociaciones, pero ahora vestido de hombre, sobre la licitación del salar de Atacama. El vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitrán, había advertido: “Al tenor de los fundamentos expuestos en la renuncia de don Rafael Guilisasti, inició las negociaciones para asumir los cargos que hoy detenta en las sociedades Norte Grande S.A.; Sociedad Pampa Calichera S.A y Sociedad de Inversiones Oro Blanca S.A. paralelamente con su desempeño en el Consejo de Corfo, teniendo conocimiento de información confidencial y privilegiada infringiendo principios básicos de probidad y reserva, haciendo prevalecer su interés particular sobre el general apartándose del recto y correcto ejercicio que la función pública exige”. Rafael Guilisasti pasó, pues, del gobierno a la banda de Julio Ponce, el exyerno del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet.

Álvaro Saieh y Marcelo Calderón ¿evaden al fisco?

alvaro saiehCuando leo noticias, como la que comento, me da escalofríos. Saber que hay personas que madrugan (con toda seguridad, porque son ansiosos) en sus bonitas mansiones, para ir a sus amplias y asépticas oficinas del barrio alto, en autos silenciosos de alta gama, ¡para inventar trampas, para encontrar la manera de evadir los impuestos o ganarse el próximo negocio!
Esto es lo que parece que hacen ciertos multimillonarios, ser ‘inteligentes’ en los negocios, como el señor Julio Ponce en el llamado Caso Cascadas. Se cree que armó una telaraña de operaciones con las acciones de sus empresas para ocupar el cuarto puesto de los más ricos de Chile (que ser rico de esa manera no tiene ninguna gracia, y obviamente no merece ninguna admiración de nadie), después de los Lucksic, los Angelini y los Solari.
Digo lo de madrugar a inventar trampas, porque eso es lo que parece siempre con estas personas, que esquizofrénicamente pueden manejar en sus cabezas decenas de empresas, una reales y otras de papel, para hacerse más ricos. Son glotones del dinero. Codiciosos de corazón.
Ahora resulta que el señor Álvaro Saieh (foto), tiene más problemas, además de los de incumplimiento de sus pagos bancarios. Ahora, cuentas pendientes con el Servicio de Impuestos Internos (SII) en la operación de compra de acciones de las tiendas Ripley y Johnson’s, y la venta de las mismas en el lapso de un año. Al parecer, tejió una telaraña de compras y ventas, para inflar el precio de las acciones y ganarse en ese año la nada despreciable suma de… ¡$300 millones de dólares! Trescientos millones de dólares.
Con la operación de compra, y la telaraña de compraventas de esas acciones, que armó el señor Saieh, el SII cree que está evadiendo al fisco el pago de… ¡US$35 millones! Treinta y cinco millones de dólares.
Lo cierto es que en la venta de esas acciones, por parte del señor Marcelo Calderón (foto), éste también habría evadido el pago de ¡US$22 millones! Marcelo-CalderonVeintidós millones de dólares.
Así es que se hacen millonarios. Y por eso digo nuevamente que no merecen admiración. Porque, en últimas, roban al fisco, y el fisco es el dinero de todos los ciudadanos. Es decir, nos roban a todos.
Creo que si la ley fuera justa, y la evasión se prueba, merecen… ¿la cárcel? Pero eso no va a ocurrir, seguramente, porque ese mismo dinero les sirve para contratar abogados, y además los delitos económicos no tienen esa clase de castigo. Al menos en la realidad. Piensa uno en la colusión de las farmacias para defraudar a sus clientes, y no pasó nada. Es posible, en cambio, que los autores mañana aparezcan en las tapas de las revistas, mostrando su opulencia.
Por eso hablo de que madrugan para ‘idear’ cómo le hacen el quite a la ley, para ser, codiciosamente, mas millonarios de lo que ya son.
Por parte del señor Álvaro Saieh, se supone que las siguientes fueron las movidas que hizo. Copio la confirmación que trae El Mostrador:
“En la memoria de 2009 de Ripley –presidida desde abril de 2009 por el ex presidente de Sofofa y ex director del SII en Dictadura, Felipe Lamarca–, se informaba que, luego de comprar las acciones de (Marcelo) Calderón en el retailer, Saieh realizó una ‘reorganización’ de las acciones en sus sociedades, con lo cual su participación en Ripley quedó de la siguiente forma: las aseguradoras CorpVida (5%) y CorpSeguros (5%), el FIP RCC (5%), Inversiones Heracles Ltda. (3,05%) y el FIP Omega (1,95%).
“Al revisarlas, el SII detecta que la ‘reorganización’ hecha por el grupo Saieh con papeles de Ripley y que describía en su memoria esta última compañía, no fue más que la reventa de las acciones desde el FIP RCC a las sociedades señaladas anteriormente.
“Detecta el SII que al menos tres de estas ‘reventas’ se hacen el mismo día en que fueron adquiridos originalmente los papeles de Ripley. Así, el 24 de agosto, luego de comprar un 5% de Ripley (a $ 250 por acción), el FIP RCC lo revende a CorpVida en $ 355 por papel, pese a que ese día está a $ 384 en el mercado.
“Luego, el 28 de septiembre de ese año, tras adquirir un segundo paquete de 5% de Ripley, revende un porcentaje al FIP Omega a $ 394 (mismo precio en que se transaba la acción ese día). Finalmente, el 25 de noviembre, luego de adquirir otro paquete de acciones, lo revende a CorpSeguros a $ 379, por debajo del valor de ese día en la bolsa.
“Otras tres reventas se realizarían el 23 de diciembre de 2009 a Inversiones Heracles (ligada a Saieh), y a Celfin Capital y la corredora de CorpBanca, éstas dos últimas el 5 de julio de 2010 y el 5 de octubre de ese mismo año.
Según el SII, estas operaciones posteriores al ingreso a Ripley generaron un “mayor valor” de $ 63.500 millones.
“Pero la cadena no termina ahí. Según el Servicio, en operaciones realizadas en diciembre de 2009 y octubre de 2010, el FIP RCC recompra 59 millones de acciones y 37 millones de acciones de Ripley al FIP Omega. En el segundo caso, RCC lo hace mediante una permuta con 2.216 millones de acciones de CorpBanca (adquiridas por CorpGroup Interhold, sociedad aguas arriba de Saieh).
“Finalmente, en diciembre de 2009, la sociedad de Saieh, Inversiones Heracles, compra a RCC 59 millones de acciones de Ripley en bolsa y, en octubre de 2010, termina vendiéndolas a Celfin Capital (ahora BTG)”.
¿Ven a lo que me refiero? En todo caso, hay que esperar qué dictamina, definitivamente, el Servicio de Impuestos Internos, SII, en una u otra dirección. Eso también lo informaremos en este blog.

Álvaro Saieh ¿con problemas de pago a los bancos?

alvaro saieh1Es increíble el pecado de gula que padecen algunos empresarios. Inventaron la palabra ‘sinergia’ para estar metidos en todos los negocios posibles. ¿O qué tienen en común los bosques de Arauco con las bencinas (gasolinas) de Copec? ¿O las bencinas con la pesca de Copec? Que pertenecen al mismo señor Angelini. ¿Y qué tiene que ver el retail de supermercados con el negocio bancario? Que pertenecen, SMU y CorpBanca, al mismo señor Saieh. ¿O qué tiene que ver la industria de las cencinas y los embutidos con la radio y la prensa escrita? Que de todo esto es socio el señor Kassis.
Es increíble la voracidad de algunas personas. Pecan de gula. Pero uno de ellos parece estar con problemas digestivos. Es el señor Álvaro Saieh (foto). El señor Saieh es dueño de Copesa, a su vez la dueña de los diarios La Tercera, La Cuarta, La Hora, Pulso y Concepción, y de las revistas Paula y Qué pasa, y de las emisoras Duna, Carolina, Beethoven, Zero, Paula, Disney y de otros negocios en medios de comunicación, como Meta, que presta servicios de distribución.
Pero también es dueño del banco CorpBanca, que tiene los permisos para su fusión con el gigante brasileño Itaú, pero este negocio tiene, al parecer, problemas con un accionista minoritario de CorpBanca, quien le cuestiona los beneficios de liquidez que obtendría Saieh con la fusión.
Así es que está en problemas de mal comer y digerir el señor Saieh, de acuerdo con la siguiente revelación de El Mostrador: “Una de las filiales de Copesa, Meta, la distribuidora de sus productos editoriales y de medios como Diario Financiero, Cosas y El Rastro, también enfrenta problemas. A fines de junio registraba deudas de cerca de US$ 8 millones con sus clientes, a los que le distribuía pero no les había pagado el resultado de sus ventas.
“Fuentes revelan que ante ese panorama, Saieh habría recurrido al mercado para solicitar un crédito que tuvo que avalar en forma personal.
“SMU (los supermercados) sigue en problemas, a pesar de los US$ 600 millones que le metió a través de un aumento de capital. Ayer se reveló que volvió a tener problemas para pagar su deuda a los bancos y (el banco) BICE no aceptó reprogramación.
“El miércoles 30 de julio (continúa El Mostrador), la cadena supermercadista (SMU) debía cancelar a un grupo de 10 bancos cerca de US$ 70 millones, pero no pudo cumplir, por lo que pidió una prórroga hasta septiembre. Ese mismo día también debía pagar con otros US$ 2,8 millones al BICE, entidad que no aceptó reprogramarle la deuda”.
Y al parecer, Copesa no vale lo que se dice. Vale menos. Porque el socio de Saieh, el señor Alberto Kassis (foto), con el 16,6% en alberto kassisCopesa, quiere vender, quizás movido por la sana idea de ir centrando su atención en un solo negocio, que lo tiene. Y pide por su parte US$17 millones, pero el mercado solo le ofrece entre 5 y 7 millones de dólares.
Estas dificultades económicas de Copesa habrían provocado la decisión de abortar el proyecto televisivo ‘3Tv’, que dejó un reguero de periodistas y productores y gente de la televisión ‘damnificados’.
A su turno, el señor Kassis es dueño del Consorcio Industrial de Alimentos (Cial), que controla el 40% del mercado de las cecinas con las marcas San Jorge, La Preferida, Zwan, JK y Winter, las de mayor preferencia entre nosotros los consumidores. Aunque también es socio de las oficinas Nueva Las Condes con los Cueto (dueños de Latam) y con Sarquis (dueño de Pesquera Blumar) y del proyecto inmobiliario Alto Macul (con los Zalaquett y los Sarquis). Y socio con los Said (que son dueños de Parque Arauco y Embotelladora Andina) en la producción de aceite de oliva.
Esas indigestiones ¿ocurren por tanta avaricia, por tanta codicia? ¿El que mucho abarca, llega un momento en que poco aprieta? ¿Y será este el presagio del mismo problema que van a tener todos los otros glotones, a quienes en realidad les interesa el dinero, más que la producción? Son glotones financieros, porque el mucho dinero emborracha y hace perder las coordenadas. Pero más temprano que tarde colapsa, o no pervive más allá de la segunda generación. Es la ley del dinero.