Archivo de la categoría: Mercado de valores

Bienvenidos; Pizzi; Terrorista; No+AFP; MEO

FutbolBienvenidos. Lamento contradecir a los conductores y panelistas de ‘Bienvenidos’, del Canal 13, que trataron, excepto Hugo Valencia (hay que ser justos, así no sea santo de la devoción), de apabullar a Carla Pardo, la esposa de Claudio Bravo, por lo que dijo, razonadamente, sobre la Selección de Chile: “Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban. A quien le quepa el sombrero que se lo ponga”. ¿Por qué ‘Bienvenidos’ trató de esconder lo que desde hace cerca de 6 años hemos denunciado en este blog: que es un grupo de borrachines los que manipulan la Selección. Y tiene espíritu de mafia. Me parecieron un poco mezquinos los de ‘Bienvenidos’, pidiéndole a Carla Pardo que diera nombres. ¿De modo que la culpa no es del que dio la puñalada, sino del que la recibió? ¡Te apoyamos Carla Pardo, por tu valentía! Tienes derecho a tener rabia. Tienes derecho a denunciar a las lacras de la Selección. ¡Los que tienen que decir los nombres son los de la Selección! En su defecto, se están haciendo cómplices de los borrachitos con alma mafiosa. Muy mediocre, me pareció, la actitud de los de ‘Bienvenidos’, que dijeron que sobre los borrachines “ya se sabía”, “era un secreto a voces”. Entonces ¿por qué no dijeron los nombres, si los sabían? ¿O solo querían encubrir a los borrachitos de mierda que actúan como mafia, y cagarse a Carla Pardo? ¿O es machismo? Les faltó, como al técnico Pizzi, tener pantalones para hablar de la realidad.

Pizzi. Lamento la suerte de este técnico de fútbol, sobre quien dijimos aquí que era mediocre y le faltaban pantalones. Lo reiteramos: Juan Antonio Pizzi fue un técnico mediocre, sin pantalones para lidiar con la mafia de los borrachitos de la Selección. Así como en este momento se busca técnico, también debería buscarse otro equipo para constituir una nueva Selección. Hay en Chile 200 o 300 futbolistas profesionales, y solo escogen, desde hace casi una década, a los mismos 12, que se volvieron viejos y con el mismo vicio: el alcohol. Esta afirmación es generalización, pero ellos saben quiénes son, y como dijo la valiente Carla Pardo, “al que le quepa el sombrero que se lo ponga”. El alcoholismo es un mal del cuerpo y del alma. Y requiere tratamiento médico. Saquen a jubilación (sin esos astronómicos sueldos que hoy tienen, eso sí) a la actual Selección, sin excepciones, y armen otra desde las bases. ¡El mundo no se va a acabar si se corta por lo sano!

Terrorista. Se molestó el pinochetista Sergio Melnick porque se dijo que el presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago, Juan Andrés Camus, es un terrorista, con su anuncio, maligno, de que “habrá un colapso del precio de las acciones si no gana Piñera”. ¡Que idiota! La gente del común puede creerle, porque “es el presidente de la bolsa”, pero lo que hizo fue terrorismo. El terrorismo, para decírselo a Menlick, porque su obesidad mórbida le impide pararse (iba a decirlo en términos españoles: “mover ese culo”) y buscar un diccionario o encender un computador para preguntarle a Google, y poder leer que el terrorismo es el uso del terror para coaccionar a un grupo o sociedad. Lo que hizo su patrón, el ladrón, traidor y asesino Augusto Pinochet, en esos años oscuros que vivió Chile. Por esta razón, por decir una imbecilidad mayor, ¡pero malintenciondamente!, como que “los precios de las acciones van a colapsar si no gana Piñera”, el señor Juan Andrés Camus es un terrorista. E idiota.

No+AFP. Creemos que debe hacerse realidad la consigna de No+AFP. ¡No más administradoras de fondos de pensiones! Ese modelo de estafa legalizada debe terminar. Lo hemos dicho hace años, y lo repetimos: tomar el dinero de la gente y hacer negocios con él, y quedarse con las utilidades, pero no darles ninguna ganancia a los dueños de ese dinero, es una estafa. Es un modelo delincuencial, o delictivo, digno de Rafael Garay o Alberto Chang. ¡No más AFP! La gente debe tener réditos, y abundantes, como resultado de sus ahorros de toda una vida. Pero con las AFP, los dueños del dinero quedan con pensiones miserables de 100 mil pesos, mientras que los señorones administradores ganan millonadas, viven en mansiones y se dan la gran vida, como pudimos saberlo en el caso de la AFP Capital. Ahí quedaron retratados los zánganos que se dan la gran vida, chupándole, sin pudor ni remordimiento, la sangre a la gente pobre. No+AFP.

MEO. Me duele en el alma decirlo, porque me simpatizaba, pero Marco Enríquez-Ominami, MEO, no tiene futuro. Si nos hubiera leído hace 8 años, cuando dijimos que buscara un(a) fonoaudiólogo(a) para pronunciar el hermoso idioma español, y expresara sus ideas con calma y precisión, quizás tuviera alguna ventaja con relación a los demás. ¡Qué nos importa que quiera batir la marca del que hable más rápido! Puede ser que, en realidad, seas un hombre brillante, por encima del promedio, pero si no se sabe expresar, si habla entre los dientes, si siempre sufre de una disfonía (porque no sabe hablar ni respirar), y si siempre habla como ametralladora, pues no pasa nada con él. Tiene, además, la cruz de haberle mendigado al ex yerno del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, el señorón Julio Ponce. Tal vez diga que eso no es así, que lo probará ante los tribunales de justicia, pero no es lo que gente percibe. La gente percibe que estás creciendo, políticamente, como la cola de las vacas: para abajo. ¡Lástima!

 

Anuncios

No es un buen sistema las AFP; No+AFP

afpPueden desgañitarse los promotores de las Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP, ofreciendo el cielo y la tierra, pero son un robo para los trabajadores. Las AFP son, en realidad, cuentas de ahorro. Nada más. Y el pago de los intereses por tener el dinero en esas cuentas, es exageradamente bajo. En cambio, es alto el riesgo de que el ahorrador (trabajador) pierda su dinero. Lo vea esfumarse en manos de las AFP.

Poner el dinero, que es fruto del trabajo diario durante años y años, en una cuenta de ahorros, y que al final no le compensen ni siquiera el costo de la inflación, es perder el dinero. Y esto es lo que ocurre con las AFP.

De una parte, tantos años en que los trabajadores han tenido que depositar sus ahorros en esas cuentas, mal llamadas de ‘pensiones’, y los empleadores jamás han puesto un peso a favor de quienes, con su trabajo, han hecho que sus empresas funcionen y den utilidad. Solo ahora, en el 2017, los empresarios harán un aporte del 5%, de acuerdo con el proyecto de ley que se presentará ante el Congreso.

De modo que los empresarios no solo han depredado la vida, la energía existencial de los trabajadores; no solo han hecho utilidades a costa de romperle el lomo a los empleados, sino que no han hecho nada por sus ‘colaboradores’ (empleados), ni por la sociedad. No han aportado un peso.

De otro lado, los trabajadores son objeto de retención de una parte de su sueldo, con destino a las Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP. Esto quiere decir que un grupo de empresarios, autorizados a captar esos dineros, y rentabilizarlos, han tenido una millonada a su disposición, sin hacer nada. No han hecho el más mínimo esfuerzo por seducir esos dineros, sino que pasivamente se les entrega para su “administración”. Por eso, las AFP son parásitos del dinero de los trabajadores.

Toman el dinero de los empleados y hacen negocio con él, y le devuelven al dueño real del dinero, el trabajador, una miseria. Pensiones que no llegan a los 100 mil pesos. Pero ellos, los parásitos de las empresas administradoras obtienen utilidades multimillonarias cada año. Las AFP son un negocio pulpo en manos de parásitos.

Y ahora, cuando los empresarios, por fin van a poner 5% de cotización en favor de los empleados (de los que exprimen su fuerza laboral), los señorones de las AFP hacen más bulla que las gallinas cluecas, y consideran que “el Estado no puede tocar esa plata”. ¡Consideran que el Estado no puede cumplir su función social!

En su voracidad parasitaria, las empresas administradoras del dinero de la jubilación de los trabajadores meten miedo a la gente para que ellos puedan volver a quedarse con este mayor dinero de los empleados, proveniente del 5% de los empleadores, y aumentar sus utilidades.

Porque ellos usan el dinero de los trabajadores, pero las ganancias que obtienen no las comparten, sino que las fragmentan, y la mayor parte, casi la totalidad, es para ellos, y la miseria restante para los trabajadores. Así se permiten sus autos de lujo, sus mansiones de lujo, sus casas de campo de lujo, sus cuentas bancarias de lujo, y sus hijos estudiando de lujo en Europa o Estados Unidos.

No+AFP, porque es un robo al dinero de los trabajadores. La plata de las jubilaciones no debe ser para que un grupito de privados obtenga millonarias ganancias, a expensas de la miseria de los jubilados.

Las AFP son un sistema perverso, un sistema de cuentas de ahorro que no paga intereses a los clientes.

No+AFP, porque el sistema de cuentas de ahorro, que pomposamente llaman “sistema de capitalización”, no es tal, porque ellos no capitalizan al trabajador, que es su cliente, sino que capitalizan sus propios bolsillos, haciendo negocios con el dinero de los pobres.

 

Con Juan Andrés Camus y otros, hay esperanza

juan andrés camusPara algunos, las denuncias de corrupción contra Julio Ponce, Carlos Alberto Délano, Juan Bilbao y Carlos Eugenio Lavín, por mencionar lo más recientes casos de ‘hombres de negocios’, ‘empresarios’, ‘ejecutivos’ involucrados judicialmente con procedimiento poco ortodoxos, es una exageración.
Algunos los siguen considerando santos, y les prenden velas. Pero hay que advertirles a esas personas que estos señores no son lo que imaginan, sino lo que son en realidad: tipos que buscan el mayor ingreso, en una compulsión que los hace desbordar los medios para obtener ese fin. Y los obnubila la avaricia, la codicia.
Son personas llenas de una autoestima desbordada, son narcisistas obsesivos que creen estar por encima de todo el mundo, ser más inteligentes que el mundo y tener más derechos que el resto del mundo. Y cruzan la sutil línea de la legalidad, volviéndose delincuentes.
Prácticas como el uso indebido de información privilegiada, emisión de facturas falsas, triquiñuelas contables para evadir impuestos (que es como si le robaran a todos los chilenos, porque el erario es plata de todos los chilenos), manipulación del mercado de valores, solicitud fraudulenta de devolución de impuestos, financiación ilegal de campañas políticas, etcétera.
Lo más realista que pueden hacer esos que han levantado altares, es aceptar que existe una Democracia, un poder Judicial, un ordenamiento jurídico y que los infractores de las leyes deben responder con sus bienes y con penas de prisión efectiva por sus delitos. Solo así podremos mantener una sociedad mentalmente sana.
Porque hasta ahora, los torturadores, los financiadores y sostenedores políticos y jurídicos de la vergonzosa dictadura son, lamentablemente, los que pretenden ser los portadores de “la moral”. A lo cual se suma la impunidad.
Este es el espejismo en que han caído los adoradores de los falsos ídolos. Han inhalado ese humo pestilente de la corrupción como sahumerio santificado. Desde aquí los conjuro para que despierten.
No estamos solos, por fortuna. Todavía hay vergüenza en alguna gente de bien, en una franja de ricos, en algún sector de la burguesía chilena. Y pongo solo un caso, pero sabemos que hay por cientos, por miles, por millones de personas de bien, que no pueden ser oprimidas por una minoría malvada. Ese caso es el del presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago, Juan Andrés Camus (foto). (Por cierto, ya es hora de que le cambien el nombre, porque la Bolsa no tasa, ni transa, vacas y arroz, madera y pescado, sino bonos y acciones, y debería llamarse Bolsa de Valores de Chile)
El señor Camus recuerda algunos descalabros de algunos “hombres de negocios”, “empresarios” y “ejecutivos”: “Las sanciones impuestas por el caso Cascadas (entre ellos al expresidente de ese centro bursátil, Leonidas Vial, y a dos de las principales intermediarias del país, LarrainVial y Banchile); la condena penal efectiva a dos exejecutivos de la quebrada corredora “Raimundo Serrano Mc Auliffe”; la bancarrota de Fit Research; el acuerdo de Manuel Cruzat (que también vio quebrar a su corredora de bolsa) con Falabella, para poner término a un juicio por “apropiación indebida de US$ 40 millones” y las denuncias realizadas por el SII (Servicio de Impuestos Internos) contra los controladores del grupo Penta (también dueños de una corredora de bolsa) Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. Ahora último, la demanda de la SEC estadounidense contra Juan Bilbao y Tomás Hurtado Rourke”.
Y al ser preguntado sobre qué está fallando, para que la corrupción abunde, dijo: “Las sanciones deben ser duras, tenemos una legislación apropiada pero puede endurecerse. Las malas prácticas deben ser eliminadas con escarmiento”. Estamos de acuerdo. ¡Las malas prácticas deben ser eliminadas con escarmiento! Queremos ver en la cárcel a los delincuentes de cuello blanco, a los Bernard Madoff chilenos.

Cecilia Bolocco; y actas falsas; y ‘los Cascada’

cecilia boloccoCecilia Bolocco. La extensa entrevista que le hizo Iván Núñez en Chilevisión a la hermosa miss Universo Cecilia Bolocco (foto) le pareció a Aristarco un publirreportaje. “No le creí nada”, me dijo. “Era para hacerla quedar bien”, añadió. Le pedí que se explicara y me puso dos ejemplos:
–Dijo que nunca supo la edad de Carlos Menem y un día se despertó junto a un tipo de más de 70 años. ¿Tú le crees?
–Dijo que Kike Morandé se separó por ella, no que ella se haya metido en el matrimonio de él. ¿Tú le crees? Y entonces, ¿por qué le pidió perdón a la familia del Kike?
“A las personas hay que creerles”, le dije, pero Aristarco movió negativamente la cabeza. “No seas ingenuo”, me dijo, pero sentí que era: “No seas… leso”. “Además era pinochetista”, dijo Aristarco, implacable, pero me pareció exagerado. Dio media vuelta y se fue.
Actas falsas. De acuerdo con el Diario Financiero, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS, que está en aldo mottaproceso de reforma) habría iniciado una investigación “por falsificación de las actas de directorio” en algunas de las compañías de “los Cascada”. Informó que lo recabado por el Ministerio Público se encuentra avanzado, hasta con declaraciones de varios directores y del gerente general de las cascadas, Aldo Motta (foto), entre otros.
No les importa. En SQM de ‘los Cascada’, se considera que los directores, Julio Ponce (foto, el mandamás) y julio poncePatricio Contesse Fica, “no deberían dejar sus cargos” por las investigaciones que la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) adelanta en su contra por manipular el mercado de valores chileno y estafar con ello. Caminando siempre sobre la finísima línea entre “lo legal” y “lo ético”, los empresarios consideran que “el derecho corporativo chileno” se los permite. Aunque ejerzan esos cargos, la empresa dijo que tienen tiempo para dedicar su “energía a la defensa de sus apelaciones”.
Modernización SVS. Hace tránsito en el Congreso Nacional el proyecto mediante el SVScual se establece, entre otras reformas, dos instancias en lo que dejaría de ser la “Superintendencia de Valores y Seguros” (logo) para convertirse en “Comisión de Valores”, como se presenta en muchos países del mundo. Esas dos instancias serían la Comisión propiamente tal, abocada a lo sancionatorio, y un Fiscal encargado de lo investigativo. Unos creen que el Fiscal debe ser nombrado por la Comisión y otros que su nombramiento sea independiente. Actualmente, el mismo Superintendente investiga y sanciona, característica que demandó Julio Ponce, el mandamás de ‘los Cascada’. Y perdió en su (desfachatado) reclamo.