Archivo de la categoría: Legalidad

Impuestos; municipios; Ezzati; Edwards

Cuatro breves comentarios sobre las desgracias que tenemos que vivir en el actual sistema de cosas. Todas, referidas al mundo al revés en el que estamos.

SII. La primera tiene que ver con el extraño, sospechoso modo de actuar del Servicio de SIIImpuestos Internos (SII). Un organismo autónomo que va al garete. Investiga delitos tributarios cuando se le da la gana, y no lo hace cuando no se le da la gana. Se querella contra Juan Pueblo de Curicó por una falta de 13 millones de pesos, pero deja de querellarse contra los señorones (y señoronas) que falsifican boletas por 300 millones de pesos. Un servicio de impuestos que aplaza las investigaciones hasta que prescriben, para favorecer a personas cercanas al poder, como el señor Carlos Ominami. Perdona a los poderosos, y se ensaña contra los desposeídos o quienes tienen menos fortuna.

Municipios. Parece increíble que un boliche de Talca pague más impuestos que una municipiosmultitienda de Cencosud. Pero es verdad. Hay que creerlo. Porque en este mundo al revés que nos quieren hacer pasar por ‘el mundo feliz’, ocurren desfachateces como esta. Resulta que los parlamentarios, que legislan en favor de los poderosos, dispusieron en una ley que las grandes firmas comerciales solo paguen un impuesto: donde está la casa matriz. De este modo, el boliche de Talca paga 60.000 (sesenta mil) pesos de impuesto al municipio, por poner un caso, y Cencosud solo 3.000 (tres mil) pesos. Es obvio que las grandes firmas tienen que pagar impuesto en cada municipio donde se instala. Es obvio. Y pagar el impuesto proporcional a su tamaño. Porque los municipios están urgidos de recursos, por eso también tienen que pagar los centros deportivos, las iglesias, los centros educativos… Es decir, todos los establecimientos que generen lucro.

Asesinos. No contento con encubrir a los pederastas, ahora sale el cura Ricardo Ezzati a obispo-ezzatidefender a los asesinos, a los torturadores y responsables de muchas muertes de gente inocente, que están recluidos en Punta Peuco. Alega el defensor de pederastas que “hay que dejar libres a los ancianitos”. No, no son ancianitos, son asesinos y torturadores, gente mala, que envejeció. No son viejitos, no, son asesinos y torturadores que envejecieron, que es distinto. Y no satisfecho con encubrir los delitos sexuales de sus subordinados, como los delitos del pederasta Fernando Karadima, el cura Ezzati no encontró una mejor causa, que la más alejada de las enseñadas por Jesucristo.

Murió. El señor Agustín Edwards murió. Lo hizo tarde, a los 89 años. Y lo hizo edwardsimpunemente. Como su socio, el traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, murió longevo e impunemente. Ninguno pagó sus crímenes. Murieron, como quiere el cura Ezatti para los criminales de Punta Peuco, en sus casas, gozando de los cuidados que ellos no otorgaron a sus víctimas. Cuando se afirma que el señor Agustín Edwards fue una mala persona, es porque los archivos de la central de inteligencia de los Estados Unidos, CIA, así lo certifican. Fue instigador del alevoso golpe militar contra la democracia, que dejó un reguero de muertos y otro tanto de gente afectada psicológicamente. Actuó contra la democracia, contra un presidente elegido democráticamente. Gústenos o no nos guste ese presidente, como no nos gustó que un día ganara Sebastián Piñera, ese presidente había sido elegido por la gente, en unas elecciones impolutas. Murió, impunemente, Agustín Edwards.

 

Partidos minoritarios; milicos; codicia

logosRefichaje de minorías. Resulta increíble la abrumadora minoría que son los partidos políticos en Chile. Su militancia suma, apenas, 158.228 almas, de acuerdo con el reporte del Servicio Electoral, Servel. La cifra fue posible conocerla, por la obligación de los partidos de ‘refichar’ sus inscripciones, o ‘recontar’ sus militantes. En un país de ¿dieciocho millones de habitantes? (no lo sabemos, porque el censo del presidente Sebastián Piñera fue un fiasco imperdonable), que once (11) partidos reporten una militancia de apenas 158.228, ¿no es, más o menos, ridículo para una democracia? Son partidos por completo débiles. Endebles. Casi inexistentes. Ninguno puede mirar por encima del hombro a otro, como lo hace la Democracia Cristiana con sus socios de la Nueva Mayoría, o como lo hace la Unión Demócrata Independiente con su socio Renovación Nacional. Todos, sumados son, vergonzosamente, el 0,88% de la población. De acuerdo con Servel, los registros de sus militantes son los siguientes:

Partido Socialista 26.017 fichados

Partido Progresista 19.517

Evolución Política 19.337

Democracia Cristiana 15.093 (1.403 por revisarse)

Partido Regionalista Independiente 17.558

Unión Patriótica 15.927

Partido Comunista 11.919 (4.633 por revisarse)

Renovación Nacional 9.780

Unión Demócrata Independiente 8.425 (1.511 por revisarse)

Partido Por la Democracia 7.460 (2.226 por revisarse)

Partido Radical Socialdemócrata 7.195

Los milicos. Una vez más, las fuerzas armadas (militares, armada, aviación y policía) viven LOGO FFAAen otro mundo. No solo porque tienen un poco distorsionada su misión nacional, sino porque la justicia para ellos corre de otra manera. Hoy día, en medio de los escándalos por robos al erario que surgen aquí y allá, resulta que los delitos de los militares (digámoslo así, en forma genérica, ‘los milicos’) prescriben con otros tiempos. Se supo, a raíz del robo de varios miles de millones de pesos en Carabineros, que cuando el país creía que, individualizando a esos delincuentes que actuaban camuflados con el uniforme policial, deteniéndolos y poniéndolos a órdenes de la justicia, habría sanción ejemplar. Pero no. Resulta que, para todo el mundo en Chile, los delitos económicos prescriben en 4 años, pero para los militares en 6 meses. ¡Seis meses! Roban en enero y, si no los pillan, en agosto ya no pueden acusarlos de robo. Así es la cosa. Acaso ¿todavía vivimos bajo la égida de los milicos? O esto es una democracia, también para aplicar la justicia. ¡Qué vergüenza estas gabelas para quienes delinquen con un uniforme de las fuerzas armadas puesto!

Codicia. Ridículamente sobreabundante ha sido el cubrimiento periodístico de la codicia3extradición desde Rumania, y la llegada a Santiago, del delincuente Rafael Garay. Sí, estafó (pero judicialmente falta que se lo prueben) más de 2.000 millones de pesos, pero no ha sido tratado como un delincuente, sino como un rock star. ¡Todos los canales ‘abrieron transmisión’, ininterrumpida, para informar de la llegada y traslado ante la justicia del delincuente! Para semejante acontecimiento, basta con un informe de 5 minutos (y es mucho), cada cierto tiempo.

Pero, además, vale anotar que, de alguna manera, lo están juzgando por la misma motivación que tuvieron sus víctimas. Me explico: sí, estafó. Lo hizo motivado por la codicia. Pero también por codicia fueron timadas sus víctimas. Él les prometió un cerro de plata en corto tiempo, y los codiciosos acudieron como abejas a la miel. Sí, son víctimas, pero subyace en ellos una intencionalidad torcida: la codicia. Su deseo, su apetito ansioso y excesivo por tener dinero fácil los llevó a entregarle al delincuente, codicioso como ellos, altas sumas de dinero que, tontamente, creyeron que el delincuente les iba a duplicar, a triplicar, a cuadruplicar, en cuestión de semanas. Y tuvieron su merecido.

De las encuestas, los delincuentes y el muro

encuestasEncuestas. Emol, 13 de febrero: “Cadem: 80% cree que Bachelet ha realizado un mal gobierno y Piñera mantiene liderato en presidenciales. De acuerdo al sondeo de esta semana, la Presidenta obtuvo un 19% de respaldo, mientras que el ex Mandatario supera por seis puntos a Alejandro Guillier”.

Glosa: Este es el tipo de propaganda negra con raíces en el nazismo: repetir hasta el cansancio una afirmación, hasta convertirla en verdad, para luego preguntar sobre esa afirmación y obtener la respuesta de la verdad aprendida. Por esta razón es que las encuestas, en general, y sobre todo las ‘políticas’, no sirven más que para introducir ideas preconcebidas, como en el caso tomado de Emol el 17 de febrero (“un mal gobierno”, “un buen candidato” y “un contendor débil”), y hacerle ver a los ‘concientizados’ que las encuestas ‘dicen la verdad’. El juego es tan sutil, como lo descubrieron los nazis, que casi nadie nota la manipulación. Pero el titular de Emol es un buen ejemplo de ello.

Delincuentes. La Tercera, 15 de febrero: “Caso Penta: Condenan a 5 años de libertad vigilada a ex funcionario del SII. El Octavo Juzgado de Garantía declaró culpable de delitos de corrupción y delitos tributarios a Iván Álvarez, convirtiéndose en el segundo sentenciado por esta causa”.

Glosa: Siempre hay que recordar al expresidente Ricardo Lagos Escobar cuando leamos injusticias o venalidades como esta. Él fue quien despenalizó los delitos económicos. Podría decirse que promovió la corrupción. Ahora resulta que estos delincuentes de cuello blanco y casas en el oriente alto de Santiago, son ‘contraventores’ administrativos. Condenado a ‘libertad vigilada’ es como un premio, unas vacaciones a quienes han delinquido, pero no son flaites como los ‘Carejarro’. Una vez más, se burlan del pueblo.

Muro. Ya estoy harto de oír a ‘periodistas’ y ‘analistas’: “El muro de Trump”. En estricto rigor, ¡no hay ningún muro de Trump! El presidente de Estados Unidos, el señor Donald Trump, puede ser conservador, republicano, podemos odiarlo, caernos mal, pero no es ‘el creador’ del muro para separar a Estados Unidos de México. ¡Fue Bill Clinton, el iniciador! El muro en la frontera entre Estados Unidos y México se comenzó a construir en 1994, para evitar la inmigración ilegal, atendiendo a la Fiscal general Janet Reno y su ‘Operación Guardián’. Desde entonces hay tramos del muro entre Tijuana y San Diego, y en los estados de Arizona, Sonora, Nuevo México y Baja California. Además, el Senado de Estados Unidos aprobó, en mayo del 2006 (83 votos a favor y 16 en contra), una enmienda que prevé la construcción del muro a lo largo de 595 kilómetros, más 800 kilómetros de barreras para impedir el paso de automóviles. Es decir, que el presidente Trump está ‘obligado’ a terminar el muro. Esos ‘periodistas’ y ‘analistas’ jamás se preguntaron por qué, si el tema era tan candente y xenófobo, ¿Hillary Clinton jamás dijo nada durante la campaña? ¡Ni siquiera el señor Bernie Sanders, de ideas socialistas! Porque ellos sabían que no era algo ‘descabellado’, sino una política-país. Si hubiera ganado Hillary Clinton, igual lo hubiera tenido que hacer, aunque no lo hubiera proclamado. Dejen la pereza, ‘periodistas’ y ‘analistas’ ignorantes, y averigüen antes de decir sandeces.

De los nombramientos espurios: Javiera Blanco

javiera-blancoQué cosa extraña ocurre en el fuero interno de las personas. Caras vemos, corazones no conocemos. El bastión moral que creíamos ver en la presidente Michelle Bachelet, ahora se desmorona. Hablamos de un caso que no dudo en considerar aberrante: el de la señora Javiera Blanco (foto). Activista política a la sombra de doña Michelle Bachelet, logró escalar de un día para otro hasta convertirse en su ministra del Trabajo. Ahí fracasó. Y de ‘castigo’, ¡la presidenta la nombró ministra de Justicia! Ahí fracasó de nuevo. Y de ‘castigo’, ¡la presidente Michelle Bachelet la propuso como nueva integrante del Consejo de Defensa del Estado! ¿Qué onda?, como dicen los muchachos.

Todo este proceso de favorecimientos resulta extraño. Muy extraño. ¿Acaso algún secreto inconfesable de la mandataria, maneja Blanco? Porque no es normal que un pésimo funcionario sea premiado con escalones cada vez más altos. ¿Qué gato encerrado hay? O quizás solo sea que Javiera Blanco está emparentada con la dinastía de los Frei, y se cree con derechos por encima del resto de chilenos, y, obviamente, la presidente Michelle Bachelet inclina su cabeza ante esa evidencia. Por lo demás, a la señora Bachelet le importa cinco quedar mal ante los chilenos, porque su prestigio, a esta altura de su gobierno, está bastante maltrecho, y le da lo mismo.

Aristarco me dice que, en realidad, la jugada de la señora Bachelet se debe al miedo profundo que le tienen a la Democracia Cristiana en la Nueva Mayoría. Si la Democracia Cristiana le ordenó a la señora Bachelet que nombrara a Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado, tenía que hacerlo. Mismo miedo que antes le tenían en la Concertación. La Democracia Cristiana ha sabido chantajear, con el cuento de que son ‘el partido más grande’, a la izquierda chilena, cuando su origen es claramente del fascismo español, y tiene más afinidad ideológica con la Unión Demócrata Independiente, Udi, que con el Partido Socialista de la presidente Bachelet. Tal vez sea así, le concedo a Aristarco. No es para nada descabellado.

Compartimos en un todo la reflexión del columnista Carlos Peña sobre este aberrante caso de amiguismo entre la presidente Michelle Bachelet y la mediocre funcionaria Javiera Blanco:

“La pregunta entonces que cabe plantear es si acaso la designación de un miembro del equipo político de la Presidenta (que comenzó como vocera de su candidatura, ejerció de ministra del Trabajo y concluyó como ministra de Justicia), entre cuyas abundantes virtudes no se cuentan las propias del jurista, una persona que es de su entera confianza y que posee total convergencia con su propio punto de vista, es la designación más razonable atendida la índole y las funciones públicas del Consejo, o si, en cambio, parece objetivamente una designación partisana, motivada más bien por consideraciones privadas como, por ejemplo, la de retribuir servicios gubernamentales y adhesión política.

“Y la conclusión es obvia para quien no se arroje tierra a los ojos. El simple examen de las circunstancias objetivas lleva a ella: la designación de Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado constituye una designación partisana, aparece como una retribución a una lealtad política más que una selección por méritos de esos que la índole del Consejo de Defensa del Estado exige.

“Quien ejerce el cargo de Presidente de la República a veces debe elegir entre dos intereses: los que emanan de la índole de las instituciones y los de quienes le sirvieron de apoyo para alcanzar el poder.

“La Presidenta Bachelet escogió, esta vez, uno de los segundos.

“Al hacerlo, actuó mal”.

¿Hay razones para protestar contra las AFP?

AFP-collage_816x544En 1990 el diario El Mercurio anunciaba (foto inferior) que los fondos de pensiones estaban rentando al 6 % y 7 %, por lo que se preveía que en el 2020 la tasa de retorno para el ahorrador en las AFP sería 100 % del sueldo al momento de recibir su pensión. Mentira. Hoy sabemos que es una de las tantas mentiras del sistema fraudulento que impuso en Chile, como país-laboratorio del neoliberalismo, el traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, del que medran sus epígonos.

Cada año sale el gremio de las AFP (¡tienen gremio!) o el ministro del Trabajo de turno (¿cómplice?) a decirle a la gente: La rentabilidad de las AFP es negativa, pero no se salgan de los fondos porque lo importante es el ‘largo plago’. Mentiras. Desde 1990 hasta el 2016 han pasado 26 años (¿será corto, o largo plazo para esos voceros?) y los pensionados no obtienen, en el 90 % de los casos, más de 146 mil pesos mensuales. No importa si su sueldo fue de 800 mil o un millón de pesos, está recibiendo mucho menos de la mitad en forma de pensión.

Porque el negocio está en los sueldos multimillonarios y los ‘bonos’ que recibe la manga de El Mercurio en 1990 - copiazánganos (foto superior) de los directorios de cada una de las AFP. Ellos, perfumados y en autos de lujo, viviendo en el oriente alto de Santiago, ¡con dinero de los pobres! Esos personajes, chupan el dinero (y la sangre) de las personas honestas y trabajadoras, a las que, al final, no les queda más que una miseria de pensión. Se sabe que, en el 2015, recibieron 20 mil 560 millones de pesos en sueldos y ‘bonos’.

En el caso de AFP Habitat, repartió parte de sus utilidades, que deberían ir a engrosar las pensiones de los ahorradores en ese fondo, entre los 8 miembros de su directorio: les dio 1.000 millones de pesos por sus ‘servicios’.

A esos señorones de los directorios que, supuestamente representan a los ahorradores (usted y yo), no les interesa obtener una buena pensión para sí mismo. No les interesa. Porque con el dinero ganado mientras son ‘directores’, además de llevar en Chile una vida de millonarios de Wall Street, pueden montar empresas, comprar acciones, asociarse en ‘emprendimientos’, ahorrar en el exterior, etcétera. Y pasan del gobierno a una AFP con rapidez asombrosa, como el propio presidente de la Asociación de AFP, Rodrigo Pérez Mackenna. ¿Recuerdan que Pablo Longueira, cuando quedó al descubierto el manejo ilícito (o delictivo) de fondos políticos que hacía (como buen alumno de Jovino Novoa), presentó su curriculum vitae a las AFP para ser uno de los miembros de uno de esos directorios? Estos son ejemplos de quiénes ocupan esos cargos y con qué fin.

El sistema de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) es perverso. Sádico. Digno de criminales de la peor especie, que se dan gusto viendo la agonía de sus víctimas, hasta el último suspiro. Dan grima, en realidad, estos tipos perfumados de los barrios altos del oriente de Santiago. ¡Y las organizaciones de trabajadores los eligen para que los ‘representen’ en los directorios! ¿Y qué hacen estos tipos? Toman el dinero de los pobres, y lo invierten, sin reato ético, en las empresas del coludido ‘empresario’ Eliodoro Matte: ¡allí tienen 2 Billones de pesos! Hacen negocios en beneficio personal, con el dinero de los pobres.

Este sistema debe desaparecer. Los empresarios tienen que aportar a las pensiones de quienes dejaron lágrimas, sudor y sangre en sus empresas para que ellos se volvieran más ricos de lo que ya eran de cuna. El Estado tiene que intervenir. La razón de ser de la vida es el bienestar de las personas. De todas las personas. No solo de algunas. El Estado debe vigilar e intervenir, sin dudas, para esto sea cierto.

Narcisismo de Cheyre y teatro de Choquehuanca

cheyreNarciso. Los enfermos de narcisismo y sociopatía creen que el mundo se acaba sin ellos. Son solipsistas con peligrosos rasgos de dominación, de querer tener el control de las situaciones y de las personas. De esto es de lo que padece, al parecer, el señor Juan Emilio Cheyre (foto). Llama la atención que nadie haya comentado su peregrino argumento para mantenerse en la dirección del Servicio Electoral (Servel), ¡aun cuando está sub judice por 15 homicidios!, cometidos en los tiempos en que su psicopatía campeaba blindada por el uniforme militar del fascismo sanguinario, encabezado por el traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet. El señor Cheyre es un sujeto procesado. Ante la justicia no es ‘testigo’, ni ‘informante’, sino autor y cómplice de 15 asesinatos, ¡y se da el lujo de decir que no renuncia al Servel, que es un organismo público, oficial, estatal, porque sin él esa institución no funcionará bien! ¿Qué? ¿Un miserable mortal con ínfulas de que el Servicio Electoral de Chile se va a paralizar si él no está ahí? ¿Han escuchado algo más delirante que eso? Lo mismo decía, claro, de Chile, su criminal jefe, el traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet. Pero lo peor es que ¡nadie dijo nada, y él continúa en el Servel! Todo el mundo tomó sus palabras como algo natural. ¿O fue terror ante el criminal?

Pantomima. La presencia del canciller boliviano David Choquehuanca (foto) en Chile fue lo choquehuancamás vergonzoso que he visto de un gobierno. Se apareció en Chile con el propósito de ‘inspeccionar’ los puertos por donde salen y entran, libremente, las mercaderías bolivianas. ¡Vino a ‘inspeccionar’ los puertos! Por Dios santo, ¿esto qué es? Y vino a hacerlo en calidad de ‘particular’, no del ‘canciller’ que es. Que alguien me explique este sainete, por favor. Y tal vez más que sainete, fue una puesta en escena de una pieza teatral del absurdo. Porque eso fue: una puesta en escena. Venían, él y su comitiva, libreteados. De improviso, una mañana, se presenta en la puerta de acceso al puerto de Arica, ¡con 58 personas más!, diciendo que va a ‘inspeccionar’ las condiciones en que se mueven las mercaderías bolivianas. Así, de pronto. Como Pedro por su casa. Y, obviamente, hay procedimientos (no solo protocolos) que todo visitante debe cumplir. ¡Choquehuanca, también! Entonces le dijeron que esperara, aunque en realidad estaban tratando de saber si el señor llegaba como ‘particular’ o como ‘canciller’. Y armó la pataleta. Una pataleta ensayada. ¿Cómo hizo para no morirse de la risa de la pantomima que estaba haciendo, ensayada días atrás con el presidente Evo Morales? Curiosamente, el señor Morales estaba ‘en vivo’, hablando por los medios de comunicación bolivianos, a esa misma hora. ¡Increíble coincidencia! Y de los 58 acompañantes, 30 eran periodistas bolivianos, que también se prestaron, quizás con espíritu patriótico, para semejante ridiculez. ¡Por Dios santos! Con razón no quisieron reelegir a Evo. Los bolivianos también deben estar hartos de estos señores. Al parecer, la patraña en la que utilizaron a Chile, era para distraer la atención de un paro de transportadores que tenían en su país.

Nueva Mayoría; Andrónico Luksic; Piñera otra vez

Bandera_de_la_Nueva_Mayoría_svgNueva Mayoría. La Nueva Mayoría ganó el campeonato de hipocresía. Mediante ardides, tan simples como ridículos, la Nueva Mayoría (logo) está evitando a toda costa realizar primarias para escoger sus candidatos. Que llegaron tarde para entregar al Servicio Electoral, Servel, la documentación correspondiente a la realización de elecciones primarias. Tras un reclamo, destemplado y oportunista, en una segunda oportunidad, que varios de quienes debían firmar la documentación no lo hicieron. Y… la verdad, única y lironda, es que la Nueva Mayoría ¡no quiere hacer elecciones primarias! Porque prefiere escoger sus candidatos directamente, al gusto. ¡Qué hipócritas, los de la Nueva Mayoría! En el fondo, no creen en la Democracia. ¡Bah!

Andrónico Luksic. Revelación: ¡Andrónico Luksic es humano! Lo acabamos de descubrir, ¡porque élandronico-luksic lo dijo! Si no lo dice Andrónico Luksic (foto), no nos hubiéramos dado cuenta. De pronto salió un señor gordo, con la barba tinturada a tramos –para satisfacer su vanidad de emperador–, diciendo que él nunca ha hecho nada malo, no es un hijodeputa como dijo un congresista, ni es el dueño del mortífero proyecto Alto Maipo, ni presta plata de agiotista, y si la presta es a quien se le da la gana, en las cuantías que se le da la gana, aunque ese cliente no cumpla los requisitos, como por ejemplo… ¡Sebastián Dávalos!, el guatón traspirado de los aros picantes. Y después de lloriquear porque le dijeron gordo feo y arrogante, e hijodeputa, declaró solemnemente: “Soy un ser humano como todos”. ¡Oh!

Sebastián Piñera. A veces es indeseable que alguien sea tan inteligente. Inteligente y sebastián piñeraexitoso. Inteligente, exitoso y millonario. Inteligente porque soslayó las leyes, exitoso porque obtuvo el dinero que otro debió ganar, y millonario por las dos razones anteriores. Además de esas cualidades, es indeseable que ese personaje sea Presidente de la República. Tal cual. Exactamente hablamos de Sebastián Piñera (foto), quien no lo hubiéramos querido de presidente de Chile, pero lo fue. Y como hombre inteligente, exitoso y millonario, embolató una cantidad, hasta ahora desconocida, de miles de millones de dólares, en solo dos de sus fastuosas realizaciones: 1) un Censo que no sirvió sino para que el país sea el hazmerreír mundial, y 2) un puente, como el Cau Cau, en Valdivia, que no sirve sino para que el país sea el hazmerreír mundial. Por fortuna no le regaló el litio a su amigote Julio Ponce, como casi lo logra con una licitación trucha, la cual, gracias a Dios, fue reversada. No queremos más “inteligentes”, “exitosos” y “millonarios” aspirando a ser Presidente de Chile. Como al traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, le diremos: ¡No!