Archivo de la categoría: Estado

Sobre Kast; Bravo; Cavallo; y Efelbein

kastKast. Se les está pasando la mano a los de la Unión Demócrata Independiente, Udi, que quieren convertir en héroe a José Antonio Kast, porque en Iquique un grupo de desadaptados antifascistas lo atacó. Le pegaron por fascista. Pero no es más que un caso aislado. Sin embargo, han querido convertirlo en un hecho de Estado. Ayer en la mañana, el canal de la Udi, Tvn, lo presentó como el mártir San Sebastián. Un abogado, Gonzalo Müller, elaboró una teoría irresponsable: hay un plan desestabilizador del Estado, que se manifestó en un grupo que, de manera preconcebida, impidió la libre expresión y agredió a José Antonio Kast, quien “representa” al ciudadano común de Chile y, en consecuencia, “debe prestársele mayor atención a las universidades”. Qué significa eso, ¿militalizarlas? Una exposición tan alucinada, como el ideario de José Antonio Kast. Que respiren profundo los de la Udi. Lo que ocurrió fue que un grupo de desadaptado antifascistas agredió, fuera de la universidad, a un fascista llamado José Antonio Kast. Eso fue. No representa ni significa nada más. Es ridículo considerar ese bochorno como un acto de desestabilización del Estado, como lo hizo el abogado irresponsable Müller, con cara de trascendental. Y ridículo pedir que el Parlamento se pronuncie, mediante una declaración, condenando el hecho y exaltando la persona de Kast. ¿En serio, usar el Congreso para condenar una agresión personal, condenable eso sí, sin más propósito que el que pueda tener una pelea de borrachos? El Parlamento de Chile no está para esas estupideces. En mucho se parecen la política y la farándula, a veces. Como esta vez.

Bravo. Algunos quieren poner en menos a Claudio Bravo, porque declinó estar en la claudio-bravoSelección de Fútbol. Se marginó porque es consecuente con su idea de que el alcohol carcome al equipo, desde los tiempos del ‘bautizazo’ gerenciado por Jorge Valdivia (que tanto le costó al entonces rey de los asados, Claudio Borghi, un técnico sin don de mando) Admiramos la decisión de Bravo. Tipos con carácter hacen falta en la Selección, en la política, en la administración pública y en muchas otras partes. Fue triste ver a Alexis Sánchez decir que “Claudio tiene las puertas abiertas en la Selección”, como si hubiera cometido una falta y se la estuvieran perdonando. Al contrario, otros han cometido una, dos y tres faltas, y siguen tan tranquilos, con cierto cinismo, dentro de la Selección.

Cavallo. Nunca es tarde para expresar que las circunstancias le jugaron una mala jenny-cavallo-002-1pasada a la humorista Jenny Cavallo en el recientemente pasado Festival de Viña del Mar. Muy cerca del final de su rutina, algo le ocurrió, en la salud, a un espectador en la galería, y se formó un remolino de gente y gritos de auxilio, que muchos interpretaron como abucheos a la humorista. El hecho modificó los ánimos del público, que hasta ese momento eran por completo favorables a la buena presentación de Jenny Cavallo. Al final, ganó solo la Gaviota de Plata, mientras todos los demás humoristas del Festival se llevaron esa y la Gaviota de Oro. Hay que decir, aunque sea tarde, que Jenny Cavallo también mereció y ganó la de Oro, pero las circunstancias le jugaron en contra.

Pasapalabra. De admirar el trabajo de Julián Efelbein en Chilevisión, con el programa elfenbeinde los domingos en la noche llamado ‘Pasapalabra’. Sin un peso de presupuesto, por lo que se ve, y sin despliegue de tecnologías (con apenas una cortina musical y una con voz en off) Julián Efelbein se las arregla para darle vida a ese programa. En situaciones de carencia y dificultad es que se puede medir a las personas por la actitud. Y la mejor manera de medir al animador en este caso, es que hace un trabajo inmejorable. Un programa de concurso, enteramente familiar, casero, agradable. Ojalá le lluevan a Pasapalabra auspiciadores que quieran patrocinar un espacio de sano esparcimiento.

 

Anuncios

Viña; Manoseo en ‘Primer Plano’; Dávalos

viña-2018-750x540Viña. Anunciaron que los canales de televisión Tvn, Mega y 13 no harán programas desde Viña del Mar, antes, durante y después del Festival Internacional de la Canción 2018. Excelente decisión. No solamente por lo que pueda significar en términos de ahorro presupuestal de los canales, sino de no sobresaturar a la audiencia. Los espacios durante el Festival de Viña, digámoslo, son tonteras nada más. Rellenos. Solamente Chilevisión, canal dueño provisional del festival, tendrá este año espacios en directo desde la costa.

Manoseo. Qué desagradable intentar ver ‘Primer Plano’, el programa de Chilevisión primer_planosobre farándula, que su coanimadora Francisca García-Huidobro insiste en resaltar como ‘el único estelar’ de la televisión chilena, por ese manoseo de ella con su coanimador Julio César Rodríguez, y manoseo de este con ella. ¿Por qué salen pegados manoseándose, si el tiro de cámara es abierto, en el que ocupan una sexta parte de la pantalla? Tonka Tomicic y Polo Ramírez no se manosean para hacer el programa, Cristián Sánchez y María Luisa Godoy no se manosean para hacer el programa, Luis Jara y Katherine Salosny no se manosean para hacer el programa, Martín Cárcamo y Diana Bolocco no se manosean y Rafael Araneda y Carolina de Morás no se manosean. ¿Por qué Francisca García-Huidobro y Julio César Rodríguez tienen que hacerlo? ¿Porque estuvieron casados? Eso no nos importa, no es asunto de los televidentes. No se ven amorosos, sino morbosos. Vulgares. Y ese manoseo no es un juego televisivo, porque eso, como vimos con las otras parejas, no es necesario. Más bien, un irrespeto al novia o la novia de cada uno de ellos. Y al televidente.

Dávalos. Miro a la presidente Michelle Bachelet y me pregunto cómo pudo criar un Dávalosmentecato como Sebastián Dávalos. De este guatón transpirado ya hemos dicho que está lleno de narcisismo, de arrogancia y prepotencia. Siendo ya un cuarentón, se siente el niño mimado de mamá. Y actúa como tal. Pero como es adulto, pailón y guatón, se ve como un idiota, un zoquete, un imbécil. Calificativos que le vienen después de la arenga que lanzó por haber sido sobreseído en una de las causas que se le siguen, a causa del negociado que perpetró con su esposa en la compra de un eriazo en ganga, para venderlo a los pocos días, por una millonada, con al parecer la promesa de que se harían las gestiones ante las autoridades para cambiar el uso del suelo, valorizándolo de ese modo. Si esto no es delictivo, es, por lo menos, falto de ética. Y si además actuó cuando todavía era (¡lamentablemente!) funcionario público (en La Moneda, al lado de la mamita), es doblemente execrable. Pero lo lamentable en esta ocasión (¡otra vez!) es que salió del juzgado a lanzar una proclama, como si fuera un héroe de guerra. ¡No!, guatón transpirado, no eres un héroe, sino un sujeto que actúa de mala fe, a expensas de la mamita, la señora presidente de Chile. El guatón transpirado trató a la Fiscalía de “la muy corrupta”, y de otras cosas más, y la amenazó con demandas judiciales. La Fiscalía debe recoger este guante, porque no es “libertad de expresión”, como adujo después (cuando se dio cuenta de que la había embarrado) injuriar con publicidad. Qué majadero crió la señora presidente, ¡por Dios!

Tres triunfadores; Selección de Chile; Moulian

frente amplioTriunfadores. Los grandes triunfadores de las pasadas elecciones presidenciales en Chile fueron: el Frente Amplio, Beatriz Sánchez y José Antonio Kast. Todos irrumpieron en el escenario político y, en poco tiempo, se posicionaron. 1) El Frente Amplio (logo) aparece como una fuerza nueva en la vieja política de Chile. Nuevos líderes frente a los viejos líderes. Tiene la ocasión de crecer durante el gobierno de Sebastián Piñera, como oposición. Y ahí se juega la vida, si quiere ser alternativa de poder (o al menos de gobierno) al finalizar el mandato de Piñera. 2) Beatriz Sánchez dijo desde un principio que no sería una candidatura testimonial, sino para quedarse. Y cumplió. Las encuestas, siempre amañadas por quien las hace o las manda a hacer, sin excepción ignoraban su presencia, ¡no existía en sus conteos!, pero fue la tercera fuerza, a escasos votos del segundo, durante la primera ronda electoral. Todavía esas empresas de encuestas no han dado una explicación satisfactoria de su proceder. De su irrespeto. Ya lo hemos dicho varias veces, y no nos importa repetirlo: Cep, Adimark y las demás firmas, son una farsa. Se vuelven serias cuando tienen que medir productos, por ejemplo: jabones de baño o papillas para niños, porque de eso dependen sus ingresos; pero son un circo, al mejor postor, cuando se trata de mediciones ‘políticas’. 3) Derechista de mano dura, José Antonio Kast pasó, de la noche a la mañana, de desconocido completo a conocidísimo. Un fascista especial, en el sentido de su buen humor. Porque los fascistas son amargados, trascendentales, idiotas. Sus propuestas, como candidato de la ultraderecha, fueron coherentes con ese retroceso propuesto. No perdió el norte de sus ideas cavernarias, ni la compostura de su persona. Un tipo repudiable, por supuesto, en cuanto a su ideario, pero se le abona su sinceridad, tan distinta a la de los demócratas cristianos, que posan de progresistas y, solapadamente, actúan siempre como verdaderos fascistas.

Selección. Una vez más, algo sobre la Selección de Fútbol: tienen que empezar a armar Seleccionla nueva selección ya mismo. Estamos retrasados. Quedan cuatro años para formar (crear y disponer en la cancha) el nuevo equipo que aspire a ganar el Mundial de Catar en el 2022. Ya se tiene el pilar: Claudio Bravo. A partir de ahí, crear la nueva Selección. Porque no nos digan que ¿otra vez? estará Jorge Valdivia, Arturo Vidal, Gonzalo ‘El asqueroso’ Jara, Charles Aránguiz, Matías Fernández, ‘et al’. Y estamos en mora de tener un técnico, ojalá chileno. Ya dejemos de ser necesitados. Nada de argentinos. No por bronca con los compadres, sino porque Chile ya es mayor de edad y puede tener su propio técnico mundialista. Así que con un nuevo técnico, uno chileno, una nueva Selección, una distinta, completamente, a la actual, y estaremos listos para un papel trascendental en el Mundial Catar 2022.

Moulian. Qué extraño que Vasco Moulian (foto), panelista de ‘Primer Plano’, programa vasco mouliande Chilevisión, esté denigrando de ‘Chile secreto’, realizado por Jorge Baradit, programa de Chilevisión. ¿Hay un francotirador dentro de Chilevisión? ¿O se trata, solamente, de una ‘estrategia’ para publicitar esos dos programas? Si es esto último, ¡fome! Palabra esta que empleó Moulian para describir ‘Chile secreto’, el excelente programa cultural que hace el escritor Jorge Baradit. Claro, dentro de su proverbial “sabiduría”, Moulian no explicó por qué el programa de Baradit es bueno, pero “fome”. Lo cierto es que pareció una bufonada. Y de mala calidad, como todo lo de Moulian.

 

 

Encuestas políticas; Primarias; TVN

CEPEncuestas. Por enésima vez: las encuestas son una farsa. La más reputada de Chile la hace una entidad que depende del Grupo Matte, el mismo grupo económico que protagonizó la vergonzosa colusión del papel higiénico (y le importó un carajo) Misma entidad que dirige un ex ministro de Educación, a quien echaron por incompetente. Me refiero a la encuesta del Centro de Estudios Públicos, CEP. Hace varios meses el CEP viene bombardeando a la gente a través de los todos los medios de comunicación (cuya propiedad son de la misma cuerda ideológica), para machacar que Sebastián Piñera será el próximo presidente. No son encuestas, sino derechamente publicidad. Las encuestas sirven para que las empresas midan la aceptación de uno de sus productos, o sus servicios, nada más. En lo político, como la encuesta CEP, son una farsa. Los candidatos deberían exigir que no los manoseen para ese montaje publicitario en favor de Sebastián Piñera. Máxime ahora, en que el CEP los descalificó a todos y declaró que Piñera ganará en la primera vuelta, tratando de desmoralizarlos. Goebbels en su salsa.

Primarias. Buena idea la de Alejandro Guillier: tomar la elección presidencial, en su primera vuelta, como unas primarias de la izquierda política para saber detrás de cuál candidato de deben alinear para aplastar al candidato de la derecha política Sebastián Piñera. ¿Por qué Marco Enríquez-Ominami, MEO, insiste en que Guillier diga expresamente que “lo va a apoyar”, en caso de que sea él, MEO, el ganador de la izquierda? ¿Qué parte de la propuesta no entendió MEO?

TVN. El cáncer del que padece TVN se llama ambigüedad: para unas cosas es del Estado, y para otras es empresa privada. Tiene que salir del closet. Definir que es una empresa privada, como los demás canales de televisión, y punto. Eso sí, dejaría de ser el botín burocrático que es ahora. El Congreso no debería refrendar esa ambigüedad. ¿Se acabará TVN si el Congreso no le da la plata que pide? No creo, pero quedaría parado en su realidad. Porque esa doble faz que luce actualmente es tóxica. ¿Para qué inyectarle recursos a un canal que no cumple la función social para la cual fue creado? ¿Para qué darle plata a un refugio de politiqueros en su directorio, y de burócratas en el resto de sus dependencias?

Los criminales ‘aristócratas’ de Punta Peuco

peucoEn esta cárcel fueron confinados los militares y agentes del Estado responsables de violaciones de derechos humanos durante la dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet. Su denominación oficial es ‘Centro de detención preventiva y cumplimiento penitenciario especial Punta Peuco’.
Lo creó Eduardo Frei Ruiz-Tagle. El decreto que debía firmar el entonces ministro de Obras Públicas, Ricardo Lagos Escobar, lo firmó en realidad Soledad Alvear, ministra de Justicia. Lagos Escobar no firmó porque se opuso a esa decisión, y renunció al ministerio. Sin embargo, el presidente Frei no le aceptó la renuncia.
Pero si Lagos Escobar se opuso a un régimen especial para los delincuentes violadores de los derechos humanos durante la dictadura, en el 2004, siendo presidente, creó el ‘Centro de cumplimiento penitenciario Cordillera’. Algunos delincuentes (asesinos, torturadores, etcétera) fueron llevados allá “para descongestionar Punta Peuco”.

En septiembre del 2013, la cárcel Cordillera, que funcionaba con el eufemismo de “centro de cumplimiento penitenciario”, la cerró el entonces presidente Sebastián Piñera, y devolvió a los criminales a Punta Peuco, otra prisión con la denominación eufemística de “centro de detención preventiva y cumplimiento penitenciario especial”.

Muchas veces se ha denunciado que en Punta Peuco los presos viven unas vacaciones permanentes: no tienen celdas sino departamentos, comen de menú, y se movilizan dentro de su perímetro a libertad. Punta Peuco es un hotel, prácticamente. Pero ¿acaso no son presos? ¿Acaso no son criminales? ¿Acaso no cometieron delitos y, por ende, son delincuentes?

¿Por qué ese trato especial con quienes torturaron, mataron, masacraron y desaparecieron detenidos opositores a la dictadura?

Los delincuentes son delincuentes. Punto. Así se vistan de traje inglés y perfumen con clavel en la solapa, o lleven en su antebrazo carteras de marca. Los criminales son criminales, así lloren y mientan y nieguen los hechos.

Porque estos hombres no son “abuelitos enfermitos”, como algunos pretenden hacerlos ver, con quienes hay que tener toda consideración.

No. Son torturadores, criminales, delincuentes que se pusieron viejos, solamente.

Que merecen el castigo que tienen, y merecen cumplirlo en una cárcel normal, como todos los demás ciudadanos que delinquen.

No es posible que, a estas alturas de la vida, Chile tenga criminales y delincuentes de primera clase, de segunda clase y de tercera clase.

Todos los delincuentes y los criminales deben estar en la misma cárcel, bajo el mismo régimen alimenticio, de visitas, de descanso y disciplinario. ¡No más criminales y delincuentes privilegiados! Aristocráticos.

Solo como testimonio el caso de Javiera Blanco

En el caso de Javiera Blanco, la peor funcionaria de todos los gobiernos desde el retorno de la democracia en Chile, pero extrañamente premiada con un cargo de magistrada del Consejo de Defensa del Estado, la presidenta Michelle Bachelet sigue marrando. Envió a cuatro (¡!) ministros al Congreso para sabotear un informe en el que se adjudica la responsabilidad que tiene la entonces mediocre ministra de Justicia, Javiera Blanco, en el caso de los niños muertos en el Sename. Y dijo, después, la presidenta Bachelet, justificando su extraño comportamiento: no se puede hacer del tema de los niños del Sename una caricatura, ni descargar toda la culpa en Javiera Blanco. “¡No politicemos el tema!” Eso dijo. ¿Y qué fue lo que hizo con su declaración? ¿Qué hizo con los cuatro (¡!) ministros haciendo lobby para sabotear al Congreso? ¿Qué hizo restándole importancia a las muertes de niños en el Sename? ¿Qué hizo defendiendo a muerte, y extrañamente, a Javiera Blanco? Lo que hizo fue… ¡politizar el tema! Y con política barata, desechable. Digna del idiota Ernesto Silva. Hizo exactamente lo mismo de lo que quiso acusar a la derecha. Borró la diferencia de “la izquierda” y “la derecha”. ¡La mediocridad de la señora Javiera Blanco no puede ser asunto de Estado, señora presidenta! Qué extraño comportamiento el suyo, doña Michelle Bachelet. ¿Quién es Javiera Blanco para que la señora Bachelet se juegue su prestigio? ¿Quién es Javiera Blanco para que el gobierno haga el loco ‘torciéndole’ el voto a varios congresistas? Tienen que responder esto. ¿Qué sabe Javiera Blanco de Michelle Bachelet, para que ésta la trate con algodones? La vida se encargará de decantar este caso. Creo que hay dos temas: el de 1) la mediocre funcionaria que premió con un puesto en el Consejo de Defensa del Estado, y el de 2) encubrimiento del comportamiento inadecuado, antiético y falaz de su hijo Sebastián Dávalos, cuando siendo alto funcionario de gobierno resultó metido en un negociado; estos dos temas, digo señora presidenta, serán de eterna recordación de su segundo gobierno. Pésimo gobierno. Y no lo digo ahora, cuando está con el sol a las espaldas, sino que lo dije, aquí mismo, cuando la señora Bachelet se lanzó de candidata. Dijimos: será un pésimo gobierno, primero porque segundas partes no son buenas, y segundo porque no tiene nada qué ofrecer a ciencia cierta. Cada cual juzgue lo que ve.

Codelco; Blanco; Sofofa; Transantiago; Monga

javiera blanco1- Escuchando al señor Óscar Landerretche, presidente del directorio de Codelco, hablando sobre la compañía, parece que todo allí es perfecto. No hay contratos truchos, ni hechos a familiares; no hay bonos de 500 millones de pesos que puedan considerados exagerados, todo es transparente, y los cargos se llenan por méritos. Como quien dice, la Contraloría General está desvariando cuando dice que en Codelco faltarían US$ 4.500 millones (¡!), que no aparecen en las Memorias de la minera. También dijo el señor Óscar Landerretche que, justamente por ser tan probo, él y su directorio, fue víctima de un atentado contra su vida, con una carta-bomba. Todo eso está bien, pero: ¿dónde está el dinero que falta?, y acaso ¿le parece ético un bono de 500 millones de pesos, así sea “legal” y acorde con “las políticas” de la empresa, para que lo gaste la empresa de los chilenos en una sola persona? Hay una línea divisoria entre la verdad y el cinismo.

2- No nos extraña que la señora Javiera Blanco (foto), una de las peores funcionarias que ha tenido Chile en toda su historia, que fue de fracaso en fracaso donde quiera que la puso la presidenta Michelle Bachelet, y cada fracaso la presidenta lo premió, promocionándola a cargos cada vez más altos, hasta que instaló su mediocridad en el Consejo de Defensa del Estado (¡!); no nos extraña, pues, que ahora esté metida en un caso de sobresueldos, como lo informa El Mostrador, en planillas al parecer incautadas en Carabineros.

3- La alcaldía de Santiago está aplicando la misma lógica que aplicó el presidente Nicolás Maduro contra su opositor Leopoldo López: Maduro responsabilizó a López por los muertos, heridos y daños durante una manifestación suya. Esta alcaldía está responsabilizando a los directivos del ‘centro de alumnos’ por los destrozos ocasionados en el Liceo Teresa Prats durante una toma estudiantil. Y no solo culpa a los alumnos directivos, sino a los padres de estos. No estoy seguro de esa lógica.

4- Vi al señor Bernardo Larraín Matte, de la dinastía Matte (la misma de la colusión del papel higiénico y beneficiaria de subsidios durante la dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, para montar su imperio forestal), hablar como nuevo presidente de Sofofa (Sociedad de Fomento Fabril). Todo lo que dijo del país se resume en la palabra ‘crecimiento’. Pero no habló de cómo la Sofofa va a impulsar ese crecimiento del país. Dijo que “los empresarios están ávidos de hacer inversiones”, y ¿por qué no las hacen? Dijo que “los empresarios lamentan que se creen trabajos por cuenta propia” porque son de mala calidad, y ¿por qué no crean empleos de buena calidad? Dijo que se necesitaba más dinamismo productivo, y ¿por qué no lo realizan, no lo demuestran? Nos pareció que habló pompas de jabón. Repitió las mismas tontas afirmaciones de “los empresarios” haciendo una pretendida “oposición al gobierno”. No dijo nada. Bla, bla, bla.

5- Está bien que el gobierno se preocupe por la evasión en el pago de los pasajes de Transantiago. Y está bien que el gobierno subsidie parcialmente el transporte público que prestan los privados. Pero no está bien que subsidie a los grandes empresarios y sobre todo a los bancos, que son quienes manejan el Transantiago, y no a los usuarios. El gobierno anda preocupado porque los empresarios recauden los pasajes, pero no que los usuarios tengan un transporte más oportuno, cumplidor de los horarios, menos costoso y con rutas más extensas. Parece que lo que compete al usuario, al gobierno no le importa tanto, como la parte del recaudo y el subsidio para los bancos y las grandes empresas.