Archivo de la categoría: Espectáculo

Solo como testimonio el caso de Javiera Blanco

En el caso de Javiera Blanco, la peor funcionaria de todos los gobiernos desde el retorno de la democracia en Chile, pero extrañamente premiada con un cargo de magistrada del Consejo de Defensa del Estado, la presidenta Michelle Bachelet sigue marrando. Envió a cuatro (¡!) ministros al Congreso para sabotear un informe en el que se adjudica la responsabilidad que tiene la entonces mediocre ministra de Justicia, Javiera Blanco, en el caso de los niños muertos en el Sename. Y dijo, después, la presidenta Bachelet, justificando su extraño comportamiento: no se puede hacer del tema de los niños del Sename una caricatura, ni descargar toda la culpa en Javiera Blanco. “¡No politicemos el tema!” Eso dijo. ¿Y qué fue lo que hizo con su declaración? ¿Qué hizo con los cuatro (¡!) ministros haciendo lobby para sabotear al Congreso? ¿Qué hizo restándole importancia a las muertes de niños en el Sename? ¿Qué hizo defendiendo a muerte, y extrañamente, a Javiera Blanco? Lo que hizo fue… ¡politizar el tema! Y con política barata, desechable. Digna del idiota Ernesto Silva. Hizo exactamente lo mismo de lo que quiso acusar a la derecha. Borró la diferencia de “la izquierda” y “la derecha”. ¡La mediocridad de la señora Javiera Blanco no puede ser asunto de Estado, señora presidenta! Qué extraño comportamiento el suyo, doña Michelle Bachelet. ¿Quién es Javiera Blanco para que la señora Bachelet se juegue su prestigio? ¿Quién es Javiera Blanco para que el gobierno haga el loco ‘torciéndole’ el voto a varios congresistas? Tienen que responder esto. ¿Qué sabe Javiera Blanco de Michelle Bachelet, para que ésta la trate con algodones? La vida se encargará de decantar este caso. Creo que hay dos temas: el de 1) la mediocre funcionaria que premió con un puesto en el Consejo de Defensa del Estado, y el de 2) encubrimiento del comportamiento inadecuado, antiético y falaz de su hijo Sebastián Dávalos, cuando siendo alto funcionario de gobierno resultó metido en un negociado; estos dos temas, digo señora presidenta, serán de eterna recordación de su segundo gobierno. Pésimo gobierno. Y no lo digo ahora, cuando está con el sol a las espaldas, sino que lo dije, aquí mismo, cuando la señora Bachelet se lanzó de candidata. Dijimos: será un pésimo gobierno, primero porque segundas partes no son buenas, y segundo porque no tiene nada qué ofrecer a ciencia cierta. Cada cual juzgue lo que ve.

De las grandes pequeñas cosas de la tele

tele2Me enteré que Aristarco está viendo más televisión y lo hace a su manera. La interpela. Busca parecidos. Escucha con atención y cree que buena parte de lo que allí ocurre es ficción. A Mauricio Bustamante lo encuentra idéntico a Pedro Picapiedra, y a Soledad Onetto a la cara de una serpiente. Si ve a Raquel Argandoña en cualquier sitio, confirma la decadencia de la tele, de los periodistas que la buscan y de la vida social chilena. No se pierde los viajes de Francisco Saavedra en ‘Lugares que hablan’, y encuentra detestables a Oriana Marzoli y Aylén Milla, en ‘Volverías con tu ex’; cree que están de psiquiatra, porque no de otra manera se explica el bullying, obsesivo y desquiciado, contra Gala (Galadriel Caldirola) A Marco Ferri, en tanto, lo halla hipócrita, falto de testosterona y barbilindo. Dice que ojalá ganen Joaquín Méndez y Camila Recabarren. Y encuentra decepcionante que más políticos suenen como beneficiarios de la empresa del exyerno del abominable y sanguinario dictadorzuelo Augusto Pinochet, SQM del señorón Julio Ponce. Ahí están, en la duda, Sergio Bitar, Samuel Donoso, Guido Girardi (tan raro) y Carolina Tohá. ¿Yo? No, nunca, ni directa o indirectamente he pedido ni recibido dinero de SQM para mi campaña política o para mi partido; eso es lo que dicen todos. Como lo decía, una y otra vez, cínicamente, el ultraderechista pinochetista Jovino Novoa, quien jamás abrió la boca para contestar las preguntas del fiscal (por recomendación de su abogado), pero al final admitió que era un delincuente (aunque el saliente fiscal Sabas Chahuán lo haya absuelto, diciendo que ‘había colaborado con la justicia’) ¿Se sabe cuál es el rating de Rafael Araneda en el matinal de Chilevisión? No, no lo sé, le digo a Aristarco, y él me dice: apostaría a que no ha aportado un solo punto de rating. ¡No pasa nada con Rafael Araneda! Él, solo sirve para programa empaquetados, libreteados, predichos, como el Festival de Viña del Mar, o los de concurso. Y ahora resulta que todos los matinales le copiaron al de Mega, eso de poner a 14 o 18 personas a animarlo. Todos sentados ante una mesa larga. Eso mismo hizo Tvn, Chilevisión y Canal 13. En ‘Bienvenidos’, pusieron a los mismos 13 animadores, pero sentados en un sofá largo. Por último, Aristarco se volvió a quejar de los periodistas idiotas que eliminaron las palabras ‘hoy’ y ‘ayer’, que son determinantes, categóricas, y las convirtieron en un chorro de babas con eso de ‘esta jornada’ y ‘la última jornada’. ¿Eso, qué es? Que vuelvan a la educación básica, dice, molesto. Tan molesto, como con el tal ‘al interior de’. ¿Al interior de? Basta con decir ‘en’, y se dice lo mismo. Está en el banco, o está en el auto, y no ‘al interior del banco’ o ‘al interior del auto’. ¿Dónde están los editores para que corrijan eso? ¿Dónde están los directores para que corrijan eso? ¡Periodistas atorrantes! ¡Cómo maltratan el idioma!

Sampaoli, Fulvio Rossi y Benjamín Vicuña

Jorge SampaoliJorge Sampaoli. Parece que Jorge Sampaoli (foto) resultó buen alumno de Sergio Jadue. Lo digo a la luz de los hechos, porque ahora se sabe que Sampaoli había firmado un contrato a espaldas del directorio de la Asociación Nacional del Fútbol Profesional, Anfp, en el que, a posteriori a la Copa América, se aumentaba de manera arbitraria el monto de su remuneración o premio. Y también tenía firmado otro acuerdo, a espaldas de todo el mundo, para que ciertos dineros fueran depositados en cuentas en el extranjero, según se informó ayer. Con estos antecedentes, nada se puede decir de su futuro personal ni como técnico de la Selección Nacional.

Fulvio Rossi. Siguiendo las enseñanzas de Jorge Correa, el dueño de Fulvio Rossi‘Imaginacción’ que promueve Radio Cooperativa, quien afirmó que “la financiación irregular de la política no es corrupción”, su aparente discípulo el senador Fulvio Rossi (foto) intenta emularlo al declarar que “no se puede sostener que porque una empresa financie a un candidato lo está coaptando”. Esta relajación de las buenas costumbres, los buenos modales, las buenas acciones, los buenos pensamientos, en la persona de un ‘socialista’, da tristeza. No vamos hacia una sociedad de mayores estándares de probidad, moral y bienestar social, sino hacia un hoyo de podredumbre donde todos están untados de irregularidades. La mente del corrupto hace un intento más por pervertir las mentes de las demás personas, para que acepten sus delitos. De esa manera no tienen que esconder nada, porque todo es permitido.

Benjamín Vicuña. En un culebrón digno de un guionista venezolano o Benjamín Vicuñamexicano se convirtió la separación de Benjamín Vicuña (foto) y Carolina Ardohain, ‘Pampita’. Matrimonio que, al parecer, comenzó a partir de una infidelidad de ‘Pampita’ a su esposo Martín Barrantes. En septiembre del 2008, la prensa argentina informaba que: “La Justicia falló a favor de su ex marido, Martín Barrantes, quien la acusó de adulterio al considerar que el comienzo de su relación con el chileno Benjamín Vicuña, que algunos aventuran que se remonta a fines del año 2004, coincidió con su matrimonio”. Ahora es ‘Pampita’ la que acusa de adulterio a Benjamín Vicuña con la actriz argentina María Eugenia Suárez, ‘China’. ¿Se están midiendo con la misma vara? Lo cierto es que ‘Pampita’ dijo que no estaba separada, pero Benjamín Vicuña dijo que sí. La prensa dijo que seguían juntos, pero ‘Pampita’ escribió en tuiter: “Juntos? Reconciliación? Besos? Vida de novios? Todas mentiras!” Hace apenas un par de días ‘Pampita’ publicó fotos al parecer del circuito cerrado de televisión de su casa, en poses amorosas con Benjamín Vicuña, pero éste confirmó que “hace meses” están separados. Por último, se dijo que ‘Pampita’ afirmó que sorprendió a Vicuña y ‘China’ Suárez juntos, pero nadie pudo confirmar eso. Lo que mal empieza, mal termina. Qué triste todo este episodio.

Jaime Anguita, Enrique Correa y Julián Elfenbein

viviana haegerJaime Anguita, asesino. Por fin Jaime Anguita confesó: él mató a su esposa Viviana Haeger. El 29 de junio del 2010, Viviana desapareció, y su cadáver fue encontrado, dos meses después, en la buhardilla de su propia residencia en Puerto Varas, donde la policía había buscado sin hallar nada. ¿Quién la puso ahí? Ahora lo sabemos: él, Jaime Anguita, la mató, y él la puso ahí después de que se fue la policía y, también misteriosamente, una persona informó por teléfono a la policía que buscara de nuevo en la casa. Yo creo que lo mismo les pasó a varios de ustedes: siempre creímos, instintivamente, que Jaime Anguita era el asesino. Por su desagradable cara, su desagradable aspecto general, su desagradable voz, su desagradable pose se ‘viudo’ adolorido, su desagradable cinismo desbordante. Pongo en esta nota el rostro de Viviana Haeger, como mi homenaje por su muerte atroz mediante la asfixia, porque no quiero contaminar el blog con la sucia cara de un asqueroso asesino como Jaime Anguita.

Enrique Correa. Cuando alguien actúa mal, lo sigue haciendo hasta su enrique correa sutilruina total. Es lo que pasa con el señor Enrique Correa (foto), que de ministro ¡socialista! de un gobierno de la llamada Concertación, saltó a consultor y asesor del pinochetismo y de lo peor del empresariado corrupto chileno. Sus torcidos negocios y la mentalidad torcida que se precisa para ejecutarlos, lo han llevado a convertirse en el embajador del Averno en Chile, para decir que…, oigan bien: “El financiamiento irregular de la política no es corrupción”. ¿Pueden creerlo? Tan degenerado mentalmente, que ya borró la línea moral de las cosas. Así piensan los asesinos en serie, los estafadores, los malandros más pervertidos de la historia criminal de la Humanidad. ¿Por qué Radio Cooperativa sigue promoviendo su empresa ‘Imaginacción’?

Elfenbein. Salió Julián Elfenbein (foto) del matinal ‘Buenos días a todos’ del julián elfenbeinautodenominado ‘canal de todos’, Tvn. Aquí dijimos que ese tipo de trabajos no era adecuado para Elfenbein. Él sirve para animar un programa de concurso, pero no para estar varias horas en pantalla, en un programa que es ‘entretenimiento y conversación’. Y lo peor de todo fue que llegó a hacerlo ‘en reemplazo’ de Felipe Camiroaga, que en paz descanse. Y en su pequeña cabeza, él creyó que, efectivamente, era el reemplazo de Camiroaga. ¡Qué iluso! Cero aporte el señor Elfenbein. Ganó harto dinero, eso sí, pero eso es todo. El matinal ‘Buenos días a todos’ necesita cirugía mayor, no maquillajes. Mucho daño le causó su director Mauricio Correa, quien debió haber renunciado al otro día de la muerte de Felipe Camiroaga, y no lo hizo, regodeándose en su prepotencia y mediocridad. Creo que fue el artífice del entierro –de segunda clase– que está teniendo ese matinal.

‘The switch’ y ‘Espías del amor’ en tv chilena

Fernanda Brown-Roberto CortésThe Switch. Hay en este momento en la televisión chilena dos programas livianos, entretenidos, que llevan subyacente un mensaje importante. Uno de ellos es ‘The switch’ (‘El arte del transformismo’), en el canal Mega. Se trata de encontrar al transformista integral: el hombre que no solo se vista de mujer, y lo parezca, sino que además cuente con otras virtudes, como poder actuar un drama o una comedia, y saber cantar.

Al principio era más o menos un griterío de ‘locas’, que con el paso del tiempo y la insistencia de los profesores están entrando en razón, de que no se trata de ‘ponerse unas faldas’ sino de considerar el transformismo como un arte. Y una profesión.

La procedencia de los concursantes es diversa. Uno de ellos era obrero de la construcción, otro esposo y padre, otro actor de teatro, etcétera. En varios casos, realmente han logrado un nivel de aceptación importante como ‘mujeres’. Porque todos quieren ser lo más fielmente ‘una mujer’. Jamás lo serán, obviamente, como admite uno de ellos, Roberto Cortés (foto), que caracteriza a ‘Fernanda Brown’ de su creación.

Cuenta Roberto Cortés que no fue que un día amaneció pensando en ser gay. Porque antes que transformistas son gay, homosexuales. Eso no ocurrió así, sino que desde niño sintió que ‘era distinto’ a sus compañeritos de colegio. En lugar de patear un balón de fútbol prefería hablar con otro amiguito, o soñar con muñecas jugando al papá y la mamá.

Lo mismo narra Marcelo Ramírez, ‘Luna di Mauri’, que inclusive estuvo casado y tuvo una hija. Pero no se casó convencido, sino por no defraudar a su familia y al vecindario. Al final, había una olla a presión en su pecho, y a la primera que le habló de sus inclinaciones reales fue a su esposa. Un trauma, pero ella terminó por comprender, y hoy mantienen una relación sana de amistad.

El mensaje que subyace en el programa de Mega es poner de presente un mundo oculto, compuesto por hombres que tienen alma se mujeres. Ya sabemos de casos de acoso a los homosexuales, inclusive de asesinatos perpetrados por homofóbicos desorbitados. Pero en tanto la condición sexual de los participantes, homosexuales que no escogieron serlo sino que llegaron al mundo siéndolo, y fueron los primeros en sorprenderse de poseer una sensibilidad distinta a la de los de su género, el programa la respeta y, de hecho, la promueve desde el punto de vista artístico.

Espías del amor. El otro programa dedicado a un mundo en apariencia espías del amorraro, es el de ‘Espías del amor’ (logo), del canal Chilevisión, una franquicia que cuenta historias de personas que han trabado amistad, y luego se han enamorado, a través de internet. En la totalidad de los casos, esas personas que dicen sentir emociones de amor por quien está al otro lado de la línea, sentados ambos frente a un computador, no se conocen. Y en la mayoría de los casos no se han hablado sino por teléfono, ni ante la propia cámara del computador. Lo que el programa hace es develar quién está al otro lado.

Son contados los casos en que las personas dicen la verdad. Una de ellas apela a fotos falsas, y si se hablan por teléfono celular, por ejemplo, aplican distorsionadores de voz. En el engaño para ‘enganchar’ al otro, se llega inclusive al cambio de sexo. Curiosamente, son mujeres que simulan ser hombres; lo hacen con dos propósitos, hasta ahora vistos. Uno, porque hay, ciertamente, una inclinación sexual latente, y otro, para sonsacar dinero. Hay también casos de personas que usan información real, hombre y mujer, que llegan a conocerse gracias al programa, y terminan gustándose.

El mensaje que subyace es el de los nuevos tiempos, un mundo con una capacidad de interrelaciones virtuales, rápidas y azarosas, por millones. Desde la comodidad del living o la alcoba, una persona se comunica con otra que está en otra ciudad o en otro país, y llegan a trabar amistad y enamoramiento.

Cuando es real, ¡bendito sea internet! Pero cuando es una estafa, una mofa, una suplantación maliciosa, ¡internet es una amenaza!

El éxito de los dos programas es que ponen al descubierto la realidad que subyace en la cotidianidad de nuestras ciudades y nuestros países. Personas que hacen cosas, alejadas del ojo censurador de un pariente o amigo que les llame la atención. En el caso del transformismo, el asunto es más profundo, más humano, porque se trata de la esencia de las personas y de la profesionalización de un oficio. En el de internet amoroso, es un juego que puede terminar con una lluvia de pétalos de flores, lanzados por un gozoso Cupido, o con una cara larga o de pocos amigos, producto de un engaño que puede llegar a ser mayor.

Día de gloria de ‘Checho’ Hirane; y Canal 13

checho hiraneDe pronto, entre la tropa, un rostro conocido: el de Sergio Hirane (foto), o ‘Checho’ Hirane, como se le conoce a quien se autodefine como “humorista, ingeniero comercial, militar y conductor de radio y televisión”. ¿Militar? Sí, así figura en su reseña personal. Por eso estaba metido entre los militares, durante el desfile del 19 de septiembre, dedicado a las Glorias Militares. Porque él se siente un militar. Y quizás, más militar que ingeniero comercial, que humorista y que presentador de radio. Porque en su programa radial, ‘Conectados con Agricultura’, en Radio Agricultura, destila en cada sílaba una visión retardataria, conservadora, anquilosada, que algunos definen directamente como ‘fascista’. Pareciera que a ‘Checho’ Hirane (el atrevimiento de llamarlo por su apodo ‘Checho’ es porque así se conoce más) le gustaría que viviéramos en la dictadura que amó, algunos dicen que de la que hizo parte: la del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet. A ‘Checho’ Hirane le gustan las cosas así, a la fuerza, y punto. Un día dijo: Me robo este pedazo de playa de los chilenos, y lo hizo. Y punto. En la radio igual: opino esto, y punto. Defiende, porque sí, la exclusión en la educación, los bajos impuestos a los ricos, los salarios de hambre, las grandes corporaciones, los ‘hombres de negocios’, y llama ‘emprendedor’ a Horst Paulmann. Así que el 19 pasado estuvo en su elemento: fusil al hombro, casco encasquetado, marchando en el desfile militar. Aunque para él debió haber sido como un orgasmo, daba lástima. Se veía patético. Si este fuera un Ejército imparcial, dedicado a defender la soberanía, podría considerarse un orgullo marchar ahí. Pero es un Ejército de origen golpista, que se considera deliberante, que todavía se niega a hacer su Declaración de Principios sobre la base de la defensa de la Democracia. Es el mismo, hasta donde se sabe, que el del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet. El que idolatra ‘Checho’ Hirane.
Canal 13. El mojigato e hipócrita Canal 13 de televisión de la curia chilena, ahora cristian bofilles el canal de la derecha, según parece. Lo es, desde que Cristián Bofill (foto) asumió la dirección de las noticias. Su enfoque se volvió como Bofill: tendencioso. Más que cuando dirigió el diario La Tercera. ¿Será que eso es lo que quiere su dueño, Andrónico Luksic? Será que, efectivamente, quiere tener un canal para manipular la información, y hacerlo hacia la derecha política. Es lamentable, pero quizás comprensible. Al fin y al cabo el señor Luksic forma parte de esa minoría dominante, a la que le produce urticaria el respeto a los principios de veracidad, ética y objetividad, que debe guiar el ideario noticioso de todo medio de comunicación, en una Democracia. Aunque, claro, en las democracias también hay amarillismo. Y el Canal 13 no pareciera ser, entonces, un exabrupto.

‘Caso Cascadas’ empañó a Chile. Gran Hermano

leonidas vialNadie puede estar indiferente ante los hechos que lesionen la integridad de las personas y su patrimonio o el de las empresas. La primera idea que se viene a la cabeza es el castigo: hay que castigar a aquel que lesione ese patrimonio. A quien robe, hurte, estafe hay que castigarlo. Pero lamentablemente los castigos son asimétricos en Chile, de acuerdo con el delito.
A los delincuentes que asaltan un banco, hacen un forado o roban una casa o un negocio, los meten presos. Pero a los delincuentes que estafan, caminan por la delgada línea ética de los negocios o hacen fraude contable, los premian.
Estos últimos dañan, además del patrimonio, la moral, y no solo la moral de las personas sino de las empresas. ¡Y la moral del país entero! Me refiero a casos como el ‘Cascadas’, sobre el cual la prestigiosa revista estadounidense The Economista calificó como un acto que “empaña la imagen de Chile”. Este caso, es el de la manipulación del mercado, creando situaciones ficticias con la oferta y demanda de determinadas acciones, para ganar en valor y, por ende, obtener una utilidad.
Con la operación fraudulenta, que tiene las características de estafa (acción propia de los delincuentes), y que causó daños colaterales a dineros de compañías como las administradoras de fondos de pensiones (las pensiones de gentes modestas) el señor Julio Ponce ganó 128 millones de dólares, y lo multaron con 70 millones de dólares. La prensa, irresponsablemente, por ignorancia o por estupidez, tituló y habló de que había sido “la mayor multa en la historia de Chile”, adjudicándoles a los delincuentes una especie de aura de solidaridad, de comprensión y de compasión.
La prensa debió haberse mostrado indignada porque en Chile se roban 128 millones de dólares y se paga una multa de 70 millones de dólares, con “resultado neto” de una ‘ganancia’ por… ¡58 millones de dólares!
En la misma estafa del ‘Caso Cascadas’, Leonidas Vial (foto) obtuvo 72 millones de dólares con la manipulación de acciones, y pagó una multa de 20 millones de dólares, con ‘utilidad’ de ¡52 millones de dólares! En esta nota se especifican los delitos que cometieron estos dos señores, y los cometidos por los otros cómplices.
Este tipo de delitos deben ser sancionados con multas que dupliquen o tripliquen la estafa cometida. Así, el señor Julio Ponce debió pagar 256 millones de dólares de multa y Leonidas Vial 144 millones de dólares. Y ninguno de los dos debió eludir la cárcel, como se hizo en Estados Unidos con otro manipulador de acciones, el señor Bernard Madoff. No es el primer robo con impunidad.
La diferencia entre los ‘Cascadas’ y los ‘Care’jarro’ (que asaltan bancos y comercios), es que aquellos viven en La Dehesa, Las Condes o Los Trapenses, y éstos en La Ligua, La Pintana o Puente Alto.
Pero la gran diferencia es que los ‘Care’jarro’ roban 100 millones de pesos, y esos señores ‘de la alta sociedad’, roban 100 millones… ¡de dólares!
Gran Hermano. Muy de acuerdo con los abogados Ramón Briones y Hernán Bosselin, en cuanto cámara seguridada rechazar la idea de someter al país a una vigilancia más allá de toda previsión, con el argumento de que se está combatiendo a los grupos terroristas. Todos queremos un Chile seguro, pero de prosperar aquella idea “de seguridad”, pasaríamos a ser “una especie de sociedad vigilada y espiada”.
El ejemplo de esta súper vigilancia, de este ojo que todo lo ve, es el del reality ‘Gran Hermano’. Las personas se vuelven objeto de observación las 24 horas del día. Hoy, de hecho, estamos siendo observados en las bibliotecas, las universidades, los colegios y las calles mismas. En este punto podría alegarse una falta de intimidad, aunque sabemos que se trata de espacios públicos y el propósito de ese celo es la seguridad social.
Dicen los señores Briones y Bosselin: “Disentimos completamente de tales propuestas, ya que ellas constituyen una sobrerreacción. Una forma de dar respuesta a la opinión pública al temor que se ha creado por delitos que no logran ser descubiertos a tiempo. Pero esa sobrerreacción se construye en una dirección equivocada, que pone en peligro lo que constituye la esencia del Estado de derecho”. Aquí el texto completo.