Archivo de la categoría: Erario

Impuestos; municipios; Ezzati; Edwards

Cuatro breves comentarios sobre las desgracias que tenemos que vivir en el actual sistema de cosas. Todas, referidas al mundo al revés en el que estamos.

SII. La primera tiene que ver con el extraño, sospechoso modo de actuar del Servicio de SIIImpuestos Internos (SII). Un organismo autónomo que va al garete. Investiga delitos tributarios cuando se le da la gana, y no lo hace cuando no se le da la gana. Se querella contra Juan Pueblo de Curicó por una falta de 13 millones de pesos, pero deja de querellarse contra los señorones (y señoronas) que falsifican boletas por 300 millones de pesos. Un servicio de impuestos que aplaza las investigaciones hasta que prescriben, para favorecer a personas cercanas al poder, como el señor Carlos Ominami. Perdona a los poderosos, y se ensaña contra los desposeídos o quienes tienen menos fortuna.

Municipios. Parece increíble que un boliche de Talca pague más impuestos que una municipiosmultitienda de Cencosud. Pero es verdad. Hay que creerlo. Porque en este mundo al revés que nos quieren hacer pasar por ‘el mundo feliz’, ocurren desfachateces como esta. Resulta que los parlamentarios, que legislan en favor de los poderosos, dispusieron en una ley que las grandes firmas comerciales solo paguen un impuesto: donde está la casa matriz. De este modo, el boliche de Talca paga 60.000 (sesenta mil) pesos de impuesto al municipio, por poner un caso, y Cencosud solo 3.000 (tres mil) pesos. Es obvio que las grandes firmas tienen que pagar impuesto en cada municipio donde se instala. Es obvio. Y pagar el impuesto proporcional a su tamaño. Porque los municipios están urgidos de recursos, por eso también tienen que pagar los centros deportivos, las iglesias, los centros educativos… Es decir, todos los establecimientos que generen lucro.

Asesinos. No contento con encubrir a los pederastas, ahora sale el cura Ricardo Ezzati a obispo-ezzatidefender a los asesinos, a los torturadores y responsables de muchas muertes de gente inocente, que están recluidos en Punta Peuco. Alega el defensor de pederastas que “hay que dejar libres a los ancianitos”. No, no son ancianitos, son asesinos y torturadores, gente mala, que envejeció. No son viejitos, no, son asesinos y torturadores que envejecieron, que es distinto. Y no satisfecho con encubrir los delitos sexuales de sus subordinados, como los delitos del pederasta Fernando Karadima, el cura Ezzati no encontró una mejor causa, que la más alejada de las enseñadas por Jesucristo.

Murió. El señor Agustín Edwards murió. Lo hizo tarde, a los 89 años. Y lo hizo edwardsimpunemente. Como su socio, el traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, murió longevo e impunemente. Ninguno pagó sus crímenes. Murieron, como quiere el cura Ezatti para los criminales de Punta Peuco, en sus casas, gozando de los cuidados que ellos no otorgaron a sus víctimas. Cuando se afirma que el señor Agustín Edwards fue una mala persona, es porque los archivos de la central de inteligencia de los Estados Unidos, CIA, así lo certifican. Fue instigador del alevoso golpe militar contra la democracia, que dejó un reguero de muertos y otro tanto de gente afectada psicológicamente. Actuó contra la democracia, contra un presidente elegido democráticamente. Gústenos o no nos guste ese presidente, como no nos gustó que un día ganara Sebastián Piñera, ese presidente había sido elegido por la gente, en unas elecciones impolutas. Murió, impunemente, Agustín Edwards.

 

Partidos minoritarios; milicos; codicia

logosRefichaje de minorías. Resulta increíble la abrumadora minoría que son los partidos políticos en Chile. Su militancia suma, apenas, 158.228 almas, de acuerdo con el reporte del Servicio Electoral, Servel. La cifra fue posible conocerla, por la obligación de los partidos de ‘refichar’ sus inscripciones, o ‘recontar’ sus militantes. En un país de ¿dieciocho millones de habitantes? (no lo sabemos, porque el censo del presidente Sebastián Piñera fue un fiasco imperdonable), que once (11) partidos reporten una militancia de apenas 158.228, ¿no es, más o menos, ridículo para una democracia? Son partidos por completo débiles. Endebles. Casi inexistentes. Ninguno puede mirar por encima del hombro a otro, como lo hace la Democracia Cristiana con sus socios de la Nueva Mayoría, o como lo hace la Unión Demócrata Independiente con su socio Renovación Nacional. Todos, sumados son, vergonzosamente, el 0,88% de la población. De acuerdo con Servel, los registros de sus militantes son los siguientes:

Partido Socialista 26.017 fichados

Partido Progresista 19.517

Evolución Política 19.337

Democracia Cristiana 15.093 (1.403 por revisarse)

Partido Regionalista Independiente 17.558

Unión Patriótica 15.927

Partido Comunista 11.919 (4.633 por revisarse)

Renovación Nacional 9.780

Unión Demócrata Independiente 8.425 (1.511 por revisarse)

Partido Por la Democracia 7.460 (2.226 por revisarse)

Partido Radical Socialdemócrata 7.195

Los milicos. Una vez más, las fuerzas armadas (militares, armada, aviación y policía) viven LOGO FFAAen otro mundo. No solo porque tienen un poco distorsionada su misión nacional, sino porque la justicia para ellos corre de otra manera. Hoy día, en medio de los escándalos por robos al erario que surgen aquí y allá, resulta que los delitos de los militares (digámoslo así, en forma genérica, ‘los milicos’) prescriben con otros tiempos. Se supo, a raíz del robo de varios miles de millones de pesos en Carabineros, que cuando el país creía que, individualizando a esos delincuentes que actuaban camuflados con el uniforme policial, deteniéndolos y poniéndolos a órdenes de la justicia, habría sanción ejemplar. Pero no. Resulta que, para todo el mundo en Chile, los delitos económicos prescriben en 4 años, pero para los militares en 6 meses. ¡Seis meses! Roban en enero y, si no los pillan, en agosto ya no pueden acusarlos de robo. Así es la cosa. Acaso ¿todavía vivimos bajo la égida de los milicos? O esto es una democracia, también para aplicar la justicia. ¡Qué vergüenza estas gabelas para quienes delinquen con un uniforme de las fuerzas armadas puesto!

Codicia. Ridículamente sobreabundante ha sido el cubrimiento periodístico de la codicia3extradición desde Rumania, y la llegada a Santiago, del delincuente Rafael Garay. Sí, estafó (pero judicialmente falta que se lo prueben) más de 2.000 millones de pesos, pero no ha sido tratado como un delincuente, sino como un rock star. ¡Todos los canales ‘abrieron transmisión’, ininterrumpida, para informar de la llegada y traslado ante la justicia del delincuente! Para semejante acontecimiento, basta con un informe de 5 minutos (y es mucho), cada cierto tiempo.

Pero, además, vale anotar que, de alguna manera, lo están juzgando por la misma motivación que tuvieron sus víctimas. Me explico: sí, estafó. Lo hizo motivado por la codicia. Pero también por codicia fueron timadas sus víctimas. Él les prometió un cerro de plata en corto tiempo, y los codiciosos acudieron como abejas a la miel. Sí, son víctimas, pero subyace en ellos una intencionalidad torcida: la codicia. Su deseo, su apetito ansioso y excesivo por tener dinero fácil los llevó a entregarle al delincuente, codicioso como ellos, altas sumas de dinero que, tontamente, creyeron que el delincuente les iba a duplicar, a triplicar, a cuadruplicar, en cuestión de semanas. Y tuvieron su merecido.

Pinochetistas de lesa humanidad, ‘Checho’ y ‘Luli’

dictaduraEstado terrorista. Los ‘intelectuales’ del pinochetismo lanzan, sin ruborizarse, el siguiente argumento: a propósito de los acuerdos de paz que tiene adelantados el gobierno de Colombia y el grupo Farc, en los que hay un trato conforme al derecho internacional humanitario para conductas de lesa humanidad de los guerrilleros; estos ‘intelectuales’ pinochetistas piden a la izquierda chilena ‘que sean coherentes’, y apoyen un trato humanitario para delitos de lesa humanidad de la vergonzosa dictadura del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, que ellos defienden a brazo partido. Aparentan no entender, que no son comparables unos guerrilleros que se declaran en rebeldía contra el Estado colombiano, y un Estado como el chileno en esa época, que cometió terrorismo. Es como comparar el caso de una persona que acecha, por horas o días enteros, a otra persona, y la mata, con el caso de una riña en que una persona mata a otra al calor de los hechos. Sí, señores pinochetistas, en ambos casos hay ‘un homicidio’, pero no es el mismo homicidio. Y ustedes lo saben.

Deuda externa. Escuché a Sergio Hirane, ‘Checho’, en Radio Agricultura, quejarse de que Chile era el caso típico de “esta clase de gobiernos” (refiriéndose al de la presidenta Michelle Bachelet) de incluir ‘deuda externa’ en su presupuesto. Se preguntaba, horrorizado (¡pobrecito ignorante!), cómo era posible que ‘esta clase de gobiernos’ endeudara al país. Decirle al señor ‘Checho’ Hirane que ¡todos los países del mundo tienen deuda externa! Todos. Voy a ponerle algunos ejemplos de deuda externa, reportada a diciembre del 2014 por los siguientes países: Estados Unidos US$ 17.260.000 millones, Reino Unido US$ 9.219.000 millones, Alemania US$ 5.597.000 millones, Japón US$ 5.180.000 millones, China US$ 949.600 millones y Rusia US$ 599.000 millones. En el caso de Chile, la deuda externa siempre ha estado ahí, más abultada o menos abultada. Por ejemplo, al finalizar el gobierno de Sebastián Piñera (que es ídolo para el señor ‘Checho’ Hirane), la deuda externa de Chile fue de US$ 145.700 millones. ¿Cuál es el problema del ignorante señor ‘Checho’ Hirane con que en el presupuesto del 2017 se haya incluido el pago de una deuda externa? Y a este ignorante, que vocifera irresponsablemente por Radio Agricultura, le hace coro el solapado señor Sergio Melnick, quien, estoy seguro, sabe que es una barrabasada lo que dice Hirane, pero lo deja, porque perversamente está empeñado en ‘hacer oposición’, así sea con mentiras y argucias. Sugerencia para el señor Melnick: tiene una peligrosa deuda, no externa sino interna, con su salud, por obesidad. Debería quererse un poco.

Luli, rara. Encontré a Aristarco con la foto de Nicole Moreno, conocida como ‘Luli’, y comenté que ‘ahora se ve bien’. Saltó como un resorte. No, no es eso, me dijo. ¿Qué pasa, entonces?, le pregunté. Me dijo que solo miraba el rostro de una mujer que le parecía ‘rara’. Muy rara. Le pregunté a qué se refería, y solo dijo algunas palabras, como para que yo arme el rompecabezas y de con la solución. Dijo que la observaba hacía mucho, porque al principio le pareció agraciada, con su sonsonete tonto de voz, pero con el tiempo se ha vuelto… ‘rara’. Me relató entonces que había tenido contactos con extraterrestres, había tenido un supuesto secuestro, no dejaba que las cámaras la enfocaran de cerca porque tenía la cara llena de erupciones y acné, que ponerse un bikini o una ropa interior no es ser modelo como ella dice ser, esa es una profesión que se debe respetar; que resultó comprando docenas de departamentos ¡con el sueldo de un reality!, raro, que anda con tipos raros en discotecas a altas horas, que no pudo rendir y la echaron del Canal 13, y por lo último, que tuvo una rara crisis de pánico en un avión, en el que se pavoneó para llamar la atención y nadie le prestó atención. ‘Es muy rara esta mujer’, dijo Aristarco. Muy rara, ¿no te parece?

 

Encuestas; DJ Méndez; isapres; militares

logotipo_CEP_twitterEncuestas CEP. La encuesta del Centro de Estudios Públicos, CEP, se ha vuelto “palabra de Dios”. Una suma de encuestas amañadas, que tienen como propósito legitimar lo que piensan los empresarios del gobierno y las instituciones. Omiten esas encuestas, eso sí, preguntar qué piensa la gente de la colusión de los empresarios, las coimas de los empresarios, del cohecho que auspician los empresarios para obtener beneficios en el Congreso Nacional o en las instituciones para sus contratos, de la mala calidad de los productos, de seguir haciendo de la educación un negocio de compra y venta internacional, etcétera. La encuesta CEP es una encuesta que arroja los resultados que los empresarios quieren, pero se cuidan de hablar de sí mismos. Y las dirige la joya de Harald Beyer, el mediocre y fracasado y destituido ministro de Educación del gobierno de Sebastián Piñera. Un resentido, a nombre de los empresarios, evaluando a los demás. ¡Vaya objetividad de la encuesta CEP!

DJ Méndez. ¿Viste ‘La divina comida’, en Chilevisión?, me preguntó Aristarco. No, le respondí. ¿No viste a Leopoldo Méndez, o DJ Méndez? No. Entonces la soltó: ¡Es un flaite! ¿Y quiere ser alcalde de Valparaíso? ¿En qué mundo estamos? Le pedí que me explicara. Bueno, es así: reúnen a cuatro famosos de la farándula, y cada uno prepara una cena para el grupo. Eso es entretenido. Los otros van calificando. Al final, gana un delantal y un gorro de chef el que tenga la mejor calificación. Pero entre tanto, en este caso, los gestos ordinarios de Méndez, la vestimenta flaite y los tatuajes (¡hasta en la cara, como los sanguinarios pandilleros ‘Maras’ de El Salvador!), los gestos de ese Méndez. ¡Odia la ensalada chilena, el tomate y la cebolla, y quiere ser alcalde! Hace gestos de arcadas con las frutas, huele todas las comidas, la escarba con el tenedor antes de comer. ¡Qué asco de tipo!, remata Aristarco. ¿Y quiere ser alcalde de Valparaíso?

Isapres. Las Isapres (“Instituciones de Salud Previsional”) se quejan de que “el gobierno no hace nada” para evitar que los judicialicen, por mala o nula prestación del servicio médico. Eso dice el presidente del gremio que agrupa a las isapres, Rafael Caviedes. ¡El gobierno no hace nada!, dice él, y eso lo reproducen los grandes medios de comunicación (que después repiten personas sin análisis como Sergio ‘Checho’ Hirane en Radio Agricultura) Pero cuando se le pregunta por las utilidades del año pasado, que llegaron a $ 37.000 millones, dice que tienen muchos gastos. ¡Cínico! Las utilidades son utilidades, lo que queda después de pagar los costos de producción y las costas judiciales y los sueldos y todo otro gasto administrativo y operacional en que incurra una empresa; al final, quedan las u-ti-li-da-des. Por las utilidades, ¡que fueron 35 % superiores a las del año 2014!, el señor Caviedes considera que las empresas son muy ‘eficientes’, pero por las reclamaciones por nulo o mal servicio le echa la culpa al gobierno. ¡Cínico! Como dice el dicho: “Con cara gano yo, y con sello pierde usted”. Esa es la lógica de esta clase de empresarios.

Ley reservada del cobre. Ya nadie tiene la más mínima sombra de duda de la urgencia de acabar ¡para siempre! con la llamada “Ley reservada del cobre”. Esa ley propicia un auténtico agujero negro: muchos miles de millones de pesos de los chilenos, desaparecen ahí. Esa ley obliga a “la cuprífera estatal” Codelco, a pasarle una suma exorbitante de dinero anual a los militares, para que hagan con ese dinero lo que se les da la gana, porque nadie vigila el destino de esos recursos, ni la Contraloría General. Es tan abusiva esa ley, que ordena darles a los militares el 10% “de las ventas” de cobre de Codelco. ¡De las ventas! No es 10% de las utilidades, sino de las ventas. Alguien con dos dedos de frente de inteligencia, sabe que las ventas son una manera de obtener recursos, a los que se les debe restar los gastos y las provisiones, y ahí sí, contabilizar utilidades. De modo que no es el 10% de las utilidades, sino el leonino 10% de las ventas, lo que hay que darles a los señores militares. ¿Quién habrá ideado esta macabra manera de chuparle la sangre a Codelco? ¿Quién vigila qué hacen los militares con ese dinero?, porque cuando necesitan comprar armamento, táctico o estratégico, hay que tramitar una ley de recursos ante el Congreso. ¡Mundo de locos!

 

Guilisasti sin rubor; Cariola y altos sueldos

Rafael GuilisastiGuilisasti. Sin rubor alguno, estos señores saltan de un puesto a otro, público y/o privado, como quien se cambia de ropa interior. Rafael Guilisasti (foto), de la presidencia de la privada Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), pasó al directorio de la estatal Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), y de aquí, de un día al otro, a la presidencia de las sociedades privadas Norte Grande, Oro Blanco y Pampa Calichera, que forman parte del entramado creado por el ex yerno del dictador Augusto Pinochet, Julio Ponce Lerou, conocido como ‘Cascada’ y que es controlado por la privada empresa SQM, envuelta en un escándalo de financiación ilegal de políticos. Lo hizo como si fuera lo más normal del mundo, cuando en realidad actuaba en Corfo en calidad de entidad reclamante contra Salar de Atacama, que controla SQM, y ahora es presidente de tres empresas de SQM. Ahora está en el ‘bando contrario’, defendiendo los intereses de una empresa que unos días antes estuvo bajo los señalamientos de Corfo.
¿Y esta vuelta de carnero? Un entendido reflexiona de esta manera: “Pasar de ser uno de los que firmó la demanda de la Corfo en contra de SQM a ser presidente de las ‘cascadas’ que controlan SQM, es demasiado. Qué pensaba antes y qué piensa ahora: ¿hay que quitarle el Salar de Atacama a SQM o no? Porque el interés de Norte Grande, Oro Blanco y Calichera es que fracase la demanda de la Corfo”.
Y ¿aparentemente, no pasa nada? ¿Es tanto el cinismo al que se ha llegado?
No sería de extrañar que Rafael Guilisasti adujera, como los mediocres y oportunistas Jacqueline van Rysselberghe, Consuelo Saavedra o Jorge Pizarro, que ‘no está haciendo nada contra la ley’. Aunque censurable, sería comprensible, porque estas personas no tienen principios éticos ni morales.
Sueldos. Un ahorro fiscal de 17.700 millones de pesos (¡!) proponen algunos Karol Cariolaparlamentarios, en una medida inédita en la vida republicana de Chile: bajar a la mitad el sueldo de altos cargos del Estado y de los parlamentarios. Y congelarlos, en el caso de los parlamentarios, y no aumentarlos en el caso de los altos cargos. Las cifras quedarían así: sueldo del presidente de la República, 5 millones de pesos; sueldo de los ministros, senadores y diputados, 4 millones 500 mil pesos, y sueldo de subsecretarios 4 millones de pesos. El ahorro fiscal será de tal magnitud que no importa si hay un aumento de parlamentarios como consecuencia de la aplicación del nuevo sistema electoral. Impulsan la iniciativa Karol Cariola (foto) y Camila Vallejo (del Partido Comunista), Giorgio Jackson (independiente), Daniel Melo (del Partido Socialista) y Vlado Mirosevic (independiente) Se les aplaude la propuesta y ojalá se haga realidad.

Un 11 de septiembre en que se perdió el decoro

salvador allendeHoy se cumple un año más de un sueño frustrado. El sueño de una sociedad más justa, inclusiva y democrática. Sueño que fue atacado de manera aleve con tanques de guerra, aviones de combate y soldados y marinos blandiendo fusiles.
Hoy se cumple un año más del asalto delictivo a La Moneda, perpetrado en 1973 por un grupo de alevosos militares que pisotearon el orden constitucional del país, y emprendieron una era de terror con asesinatos, desapariciones y torturas. Una era en que el sistema estatal fue puesto al servicio de la barbarie, las masacres y la impunidad, en un prolongado acto de lesa humanidad que duró 17 años.
Hoy se cumple un año más en que una cuerda de facinerosos irrumpió en La Moneda, produciendo la muerte del presidente constitucional de Chile, el socialista Salvador Allende (foto). Con sus mentes calenturientas y la consigna de ser los redentores del país, los militares de esa época se movilizaron como los títeres pusilánimes que fueron de un grupo de civiles privilegiados que, coludidos, empezaron a saquear el Estado y enriquecerse hasta el límite actual de sus empresas y bancos.
Hoy es un día para rendir tributo a todos aquellos héroes ciudadanos que soñaron con un país más justo y una riqueza redistribuida más equitativamente, y fueron desaparecidos y asesinados. Héroes de un sueño de justicia social que sigue vigente, que mantiene su calidad de amenaza para los privilegiados que se han enriquecido hasta la saciedad, muchas veces de manera ilícita, pero que quieren más. Una amenaza para ese grupo oligárquico que detenta los bienes y servicios elaborados con sudor del pueblo. Grupo de enfermos de codicia que ocupan el Congreso y la Bolsa de Santiago, y detentan las grandes empresas, los bancos y las universidades y colegios. Grupo oligárquico sediento siempre de sangre y de dinero.

Michel Jorriat, Alvaro Saieh, Marta Lagos

michel jorrattJorriatt. La presidente Michelle Bachelet no parece aprender rápido. Se demoró una eternidad en echar al guatón traspirado Sebastián Dávalos, comprometido en un negocio aparentemente no santo, y ahora repite el error, o la vergüenza nacional, con Michel Jorriatt (foto), el director del Servicio de Impuestos Internos, Sii.
Quien primero lo puso en evidencia fue Sabas Chahuán al hacer notar el silencio de Jorriatt ante el escándalo de los $4.000 millones de boletas ideológicamente falsas de Soquimich (o SQM) la empresa del yerno del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, Julio Ponce Lerou. Y guardó silencio, aún después de que se supo que el propio Jorriatt había emitido boletas que fueron a parar a Soquimich (o SQM)
Y siguió guardando silencio hasta ayer, cuando lo dieron de baja con el galardón de ser el más cínico y sinvergüenza de los que han salido al baile de la corrupción. El ministerio de Hacienda, en un acto ridículo, prescindió de sus servicios, en lugar de haberlo echado, como merecía el carepalo Michel Jorriatt.
Pero antes de irse este desvergonzado, le condonó el 55% de los impuestos comprometidos en la indagatoria de Jovino Novoa, otro sinvergüenza carepalo de la Udi (partido ultra derechista Unión Demócrata Independiente), que se prestó para dirigir la operación de boletas ideológicamente falsas del Grupo Penta.
La pregunta es: ¿Por qué la presidenta se demoró tanto y no se hizo cargo de inmediato del (iba a decir delincuente) zángano Michel Jorriatt? Y después, los “analistas”, se reúnen en un comité a echarle cabeza por qué la aceptación y popularidad de la presidenta va en picada para el suelo.
Ayer, la explicación del ministro Valdés de Hacienda fue de lo más cuática: dijo que sacaban a Jorriatt del gobierno, no porque Jorriatt no fuera probo, sino para “proteger al Sii”. ¿Qué? Se saca al director de la institución no porque sea mal director y deshonesto, sino para proteger a la empresa. ¿Y de qué va a proteger a la institución, si no es del director venal y deshonesto?
CorpBanca. El periodista Nicolás Sepúlveda informó que “CorpBanca es una de las empresas que están en una especie de stand by en la investigación de la Fiscalía. Varias empresas aparecieron mencionadas cuando los fiscales le hincaron el diente al financiamiento de la campaña electoral del Udi, Pablo Zalaquett. Ahí, varios ex colaboradores de Udi confesaron que se emitieron facturas falsas a SQM, Ripley, Alsacia y CorpBanca, de Álvaro Saieh (foto) Además, ‘Aguas Andinas’ se sumó al club después que la PDI (Policía de Investigaciones) requiriera su información contable, y El Mostrador revelara pagos mensuales al senador demócrata cristiano (DC) Andrés Zaldivar, y al centro de pensamiento Cegades, de la DC.
Bien o mal. La analista y directora de LatinoBarómetro y especialista de Mori, Marta Lagos, dijo sobre el nuevo gabinete: “A Bachelet le cayó este problema mientras llevaba un programa que de por sí era desafiante y esto nos puso en punto de quiebre. Este momento es un match point. Si esto sale mal, Chile sale mal. O solucionamos la ética o no importa pasar cuarenta reformas, porque no van a tener impacto en un país donde la ética no funciona. Bachelet llamó a dos ministros que son expertos en desarmar crisis. Esta gente ha trabajado en el tema de comunicaciones, enfrentando conflictos. Hablo específicamente de Burgos y de Inzunza que trabajó en la oficina de Enrique Correa”. Sobre Inzunza en la empresa libbista ‘Imaginacción’, declaró Marta Lagos: “Enrique Correa se ha transformado en una especia de mala palabra, está cuestionado por su trabajo con SQM (la empresa de Julio Ponce Lerou) Existe unagran contradicción entre el Enrique Correa de los 90 y el que existe hoy, pero eso no descalifica la conición de Inzunza como mediador. La gente que trabaja con Enrique Correa, más que lobistas son mediadores. Yo creo que en ese sentido Bachelet acierta”.