Archivo de la categoría: Encuestas

Valdivia; Selección; Encuestas; Piñera 1 y 2

Logo-FederacionChilenaDeFutbolValdivia. Me perdí el momento en que Jorge Valdivia pasó de ser el borrachito del bautizazo, que atacó maleteramente a Claudio Borghi (el tonto que le alcahueteaba sus borracheras en la Selección), a ser “el intelectual del fútbol” en que aparentemente se convirtió. En qué momento se volvió personaje, él, que culpa a los árbitros cuando pierde Colo Colo, y con pedantería habla de la grandeza de Colo Colo cuando gana el equipo. ¿Cuándo pasó de ser un tipo sin estado físico (por el alcohol) a ser analista de la Selección de Chile, y considerar la táctica y estrategia, y la condición humana y profesional de Juan Antonio Pizzi como algo deplorable? No supe cuando pasó de última opción a imprescindible. ¿Será obra de la payola? Me parece tan tonto que elogien un pasesito que haga Jorge Valdivia en un partido, como algo decisivo en el fútbol chileno. ¡Si su trabajo es hacer pases! Como si exaltáramos, hasta la gloria eterna, cada vez que un goleador hace un gol. ¡Su trabajo es ese, meter goles! No me digan que estará en la próxima Selección del mundial de 2022. ¿Será tan fuerte la payola, para que lo incluyan? ¿Tendrá estado físico para llegar allá dentro de cuatro largos años?

Selección. Que dejen ya de quejarse por lo que ocurrió (o lo que no ocurrió) con el mundial 2018 de fútbol: Chile no estará ahí. Ahora es cuando hay que empezar a armar la nueva Selección. Una sin Valdivia, sin Beausejour, sin Gonzalo ‘El asqueroso’ Jara, y sin el resto de borrachitos que conocemos. Habría que partir con uno, solamente, de los actuales: Claudio Bravo. Único tipo serio, con estatura de Selección Nacional. Al resto hay que cambiarlos a todos. Y para conformar la nueva Selección que Chile necesita hay que empezar ya. Quizás baste el tiempo para tenerla a tono, cuando sea el momento, ya que hay en Chile unos 200 futbolistas profesionales, de los cuales sería imposible que no se puedan escoger 12 o 20 que sirvan para representar el país. Olvidarnos ahora mismo de los ‘cracks’ de hoy, que no lo serán (y esto es garantizado) dentro de 4 años. Estamos demorados para hacerlo. Hay que empezar ya.

Encuestas. Por enésima vez, decir aquí que las encuestas políticas son una manera sutil de manipular la mente de las personas, para sembrarles ideas que les sean útiles a quienes hoy detentan el poder. Las encuestas de la pasada campaña daban como ganador al derechista Sebastián Piñera, con más de un 50% de los votos. ¡Mentira! A duras penas llegó al 36,64 %. Las encuestas dijeron que Beatriz Sánchez no existía. Mentira, porque sacó el 20,27 % de los votos (1.300.000) Y dijeron que Carolina Goic iría a segunda vuelta, con Piñera, y sacó el 5,88 % de los votos. Las encuestas son una manera sutil de manipular las mentes de los ciudadanos. Son una ficción. Entidades repudiables como el Centro de Estudios Públicos (Cep), financiado por personas repudiables que tienen conductas delictivas como los Matte (coludidos en el vergonzoso caso del papel higiénico), el Cep reproduce lo que los Matte (y los demás de esa élite mandada a recoger) quieren. No más encuestas. Eso es para tontos. Pero ¿cuándo dejarán los medios de comunicación de prestarles atención? Nunca, porque los medios de comunicación son propiedad de los mismos de esa élite de Matte, mandada a recoger.

Piñera 1. El cinismo se personificó en Sebastián Piñera. El suyo fue un gobierno pésimo, piñeracon un Censo nacional que fue un robo, obras civiles como el puente Cau Cau que fueron un robo, y muchas otras falencias que se haría largo enumerar. Pero de todo lo malo, mencionar que el país creció durante su gobierno, solamente el 4%, en comparación con los últimos 15 años de crecimiento superior. De modo que es puro cinismo cuando dice que él hará crecer a Chile. Es cinismo cuando dice que “vamos a aumentar la gratuidad en la educación”, porque a renglón seguido añade: “siempre y cuando el crecimiento económico nos acompañe”. Nada de lo que diga este señor podrá tomarse en serio. Miente, como El Mercurio. Hay un repudio general por su pasado y por su actual verborrea mentirosa.

Piñera 2. No puede dejarse pasar por alto la acusación del candidato Sebastián Piñera, según la cual en la primera vuelta electoral hubo votos marcados en favor de Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez. Yo creo que esto merece una investigación penal. Merece, inclusive, suspender las elecciones hasta que el asunto lo aclaren las autoridades electorales y penales. Aplazar la fecha de las próximas elecciones hasta que se establezca de manera fehaciente si el señor Piñera miente, o no. Si miente, no debería poder seguir en carrera electoral, y, en cambio, ir a la cárcel por difamación y calumnia y menosprecio a las instituciones chilenas (traición) Una acusación tan grave no puede dejarse pasar por alto. Y menos excusarse con que no debió haber dicho eso, y como si nada hubiera ocurrido.

 

Anuncios

Encuestas políticas; Primarias; TVN

CEPEncuestas. Por enésima vez: las encuestas son una farsa. La más reputada de Chile la hace una entidad que depende del Grupo Matte, el mismo grupo económico que protagonizó la vergonzosa colusión del papel higiénico (y le importó un carajo) Misma entidad que dirige un ex ministro de Educación, a quien echaron por incompetente. Me refiero a la encuesta del Centro de Estudios Públicos, CEP. Hace varios meses el CEP viene bombardeando a la gente a través de los todos los medios de comunicación (cuya propiedad son de la misma cuerda ideológica), para machacar que Sebastián Piñera será el próximo presidente. No son encuestas, sino derechamente publicidad. Las encuestas sirven para que las empresas midan la aceptación de uno de sus productos, o sus servicios, nada más. En lo político, como la encuesta CEP, son una farsa. Los candidatos deberían exigir que no los manoseen para ese montaje publicitario en favor de Sebastián Piñera. Máxime ahora, en que el CEP los descalificó a todos y declaró que Piñera ganará en la primera vuelta, tratando de desmoralizarlos. Goebbels en su salsa.

Primarias. Buena idea la de Alejandro Guillier: tomar la elección presidencial, en su primera vuelta, como unas primarias de la izquierda política para saber detrás de cuál candidato de deben alinear para aplastar al candidato de la derecha política Sebastián Piñera. ¿Por qué Marco Enríquez-Ominami, MEO, insiste en que Guillier diga expresamente que “lo va a apoyar”, en caso de que sea él, MEO, el ganador de la izquierda? ¿Qué parte de la propuesta no entendió MEO?

TVN. El cáncer del que padece TVN se llama ambigüedad: para unas cosas es del Estado, y para otras es empresa privada. Tiene que salir del closet. Definir que es una empresa privada, como los demás canales de televisión, y punto. Eso sí, dejaría de ser el botín burocrático que es ahora. El Congreso no debería refrendar esa ambigüedad. ¿Se acabará TVN si el Congreso no le da la plata que pide? No creo, pero quedaría parado en su realidad. Porque esa doble faz que luce actualmente es tóxica. ¿Para qué inyectarle recursos a un canal que no cumple la función social para la cual fue creado? ¿Para qué darle plata a un refugio de politiqueros en su directorio, y de burócratas en el resto de sus dependencias?

De las mentirosas encuestas políticas

encuestasLas encuestas, de las que tanto alarde hacen los noticieros de radio y televisión, y la prensa escrita, tienen encima un enorme signo de interrogación. Las firmas encuestadoras se volvieron, curiosa o dudosamente, ‘líderes de opinión’. En este sentido, conducen a la opinión pública. Salen y dicen que, para estos tiempos preelectorales, tal o cual candidato va encabezando el listado de preferencias ‘de la gente’. Dan puntuaciones, como para que nadie dude. Y, poco a poco, posicionan a ‘su’ candidato. En el caso actual, ‘su’ candidato es Sebastián Piñera.

Previamente, han manipulado el puntaje de sus competidores: primero era, el más ‘peligroso’, Alejandro Guiller. Después pusieron a Beatriz Sánchez a competir en segunda vuelta con Piñera. Después borraron a Carolina Goic y pusieron por encima a Marco Enríquez-Ominami (M-EO). Unos días más tarde surgió José Antonio Kast y también lo pusieron por encima de Carolina Goic. Una semana después Alejandro Guiller sobrepasó a Beatriz Sánchez, Carolina Goic a José Antonio Kast, Kast a M-EO.

Todo, en concordancia con ciertos hechos: la recolección de firmas de los candidatos, el debate por la radio, etcétera.

Jugaron las encuestas, todo el tiempo, con ‘los segundos’, pero posicionaron desde el primer momento a Sebastián Piñera, el de ellos. Las encuestas del Centro de Estudios Públicos (CEP) son del grupo Matte; el mismo de la colusión del papel higiénico. Pero, curiosamente, todo el mundo las califica como ‘las más serias’; obvio, porque ellos mismos han hecho marketing para ser vistos como ‘los más serios’, cuando son igualmente manipuladores y mentirosos.

Con las encuestas Adimark ocurre otro tanto. En realidad, las empresas encuestadoras sirven para sondeos de prueba de productos industriales, y cosas así. En estos casos, son silenciosas, no se propalan, ¿para qué?

Las peligrosamente tendenciosas son las ‘encuestas políticas’. Que siembran ideas en la mente de las personas, en la dirección que los encuestadores, o, más exactamente, sus dueños o manipuladores, quieran. Y ahí está el veneno.

De las encuestas, los delincuentes y el muro

encuestasEncuestas. Emol, 13 de febrero: “Cadem: 80% cree que Bachelet ha realizado un mal gobierno y Piñera mantiene liderato en presidenciales. De acuerdo al sondeo de esta semana, la Presidenta obtuvo un 19% de respaldo, mientras que el ex Mandatario supera por seis puntos a Alejandro Guillier”.

Glosa: Este es el tipo de propaganda negra con raíces en el nazismo: repetir hasta el cansancio una afirmación, hasta convertirla en verdad, para luego preguntar sobre esa afirmación y obtener la respuesta de la verdad aprendida. Por esta razón es que las encuestas, en general, y sobre todo las ‘políticas’, no sirven más que para introducir ideas preconcebidas, como en el caso tomado de Emol el 17 de febrero (“un mal gobierno”, “un buen candidato” y “un contendor débil”), y hacerle ver a los ‘concientizados’ que las encuestas ‘dicen la verdad’. El juego es tan sutil, como lo descubrieron los nazis, que casi nadie nota la manipulación. Pero el titular de Emol es un buen ejemplo de ello.

Delincuentes. La Tercera, 15 de febrero: “Caso Penta: Condenan a 5 años de libertad vigilada a ex funcionario del SII. El Octavo Juzgado de Garantía declaró culpable de delitos de corrupción y delitos tributarios a Iván Álvarez, convirtiéndose en el segundo sentenciado por esta causa”.

Glosa: Siempre hay que recordar al expresidente Ricardo Lagos Escobar cuando leamos injusticias o venalidades como esta. Él fue quien despenalizó los delitos económicos. Podría decirse que promovió la corrupción. Ahora resulta que estos delincuentes de cuello blanco y casas en el oriente alto de Santiago, son ‘contraventores’ administrativos. Condenado a ‘libertad vigilada’ es como un premio, unas vacaciones a quienes han delinquido, pero no son flaites como los ‘Carejarro’. Una vez más, se burlan del pueblo.

Muro. Ya estoy harto de oír a ‘periodistas’ y ‘analistas’: “El muro de Trump”. En estricto rigor, ¡no hay ningún muro de Trump! El presidente de Estados Unidos, el señor Donald Trump, puede ser conservador, republicano, podemos odiarlo, caernos mal, pero no es ‘el creador’ del muro para separar a Estados Unidos de México. ¡Fue Bill Clinton, el iniciador! El muro en la frontera entre Estados Unidos y México se comenzó a construir en 1994, para evitar la inmigración ilegal, atendiendo a la Fiscal general Janet Reno y su ‘Operación Guardián’. Desde entonces hay tramos del muro entre Tijuana y San Diego, y en los estados de Arizona, Sonora, Nuevo México y Baja California. Además, el Senado de Estados Unidos aprobó, en mayo del 2006 (83 votos a favor y 16 en contra), una enmienda que prevé la construcción del muro a lo largo de 595 kilómetros, más 800 kilómetros de barreras para impedir el paso de automóviles. Es decir, que el presidente Trump está ‘obligado’ a terminar el muro. Esos ‘periodistas’ y ‘analistas’ jamás se preguntaron por qué, si el tema era tan candente y xenófobo, ¿Hillary Clinton jamás dijo nada durante la campaña? ¡Ni siquiera el señor Bernie Sanders, de ideas socialistas! Porque ellos sabían que no era algo ‘descabellado’, sino una política-país. Si hubiera ganado Hillary Clinton, igual lo hubiera tenido que hacer, aunque no lo hubiera proclamado. Dejen la pereza, ‘periodistas’ y ‘analistas’ ignorantes, y averigüen antes de decir sandeces.

‘Bachelet, contra las cuerdas’: John Müller

john mullerArtículo del periodista John Müller, ex director adjunto del diario ‘El Mundo’ elmundo.es y copresentador del programa económico ‘Veo Expansión’ de Veo Tv, publicado en el diario español ‘El Mundo’, donde plantea la posible renuncia de la presidenta Michelle Bachelet:
En Chile se dice que lo único que mantiene unida a la Nueva Mayoría –la coalición de Gobierno que reúne desde comunistas a democristianos– es que todos están de acuerdo en criticar a Michelle Bachelet. Este chascarrillo surge de una evidencia, Bachelet se ha convertido en la presidenta más impopular de Chile tras la dictadura de Pinochet. El 72% desaprueba su gestión y sólo el 24% la respalda cuando todavía no ha llegado a la mitad de su mandato, según la empresa Gfk Adimark.
La popularidad de Bachelet, que en su primer mandato figuraba entre las mayores de la historia de Chile, ha sido destruida por varios factores: un programa maximalista radical que no interpreta a todos los chilenos, una mala lectura de la coyuntura económica internacional que ya en 2014 se volvió adversa para Chile (baja del precio del cobre, debilidad de su moneda) y la elección de colaboradores muy mediocres.
Sin embargo, nada le ha hecho tanto daño como su propio hijo: Sebastián Dávalos Bachelet. Cuando los chilenos se enteraron de que uno de los banqueros más poderosos del país había financiado un pelotazo inmobiliario de la empresa que tenían Dávalos y su esposa, la presidenta quedó situada en el ojo de un huracán. El hijo, además, formaba parte del Gobierno bajo el ampuloso cargo de “Director sociocultural de la Presidencia” y tuvo que dimitir en febrero de este año, no sin antes ordenar el borrado del disco duro de su ordenador.
Que su propio hijo pasara en pocas horas a formar parte del 1% más rico del país contra el que Bachelet había hecho campaña exigiendo que pagaran más impuestos para mitigar las desigualdades, sentenció el programa electoral de la Nueva Mayoría y de paso a Bachelet, que no se ha recuperado del impacto.
Hace 100 días, la presidenta cambió los dos puestos clave de su gabinete, los ministros de Interior y Hacienda. Sin embargo, a los pocos días desautorizó a uno de ellos y debilitó al otro, razón por la cual ambos llevan todo este tiempo intentando recomponer su autoridad. Uno de sus nuevos colaboradores le hizo un flaco favor al comentar públicamente un rumor que circula desde hace meses por la red whatsapp y que fue convertido en historia política de primera plana por un diario digital, según el cual la presidenta estaría con una fuerte depresión.
En la prensa se habla de golpe blanco contra la presidenta y en los corrillos políticos que dimitirá después del 11 de marzo de 2016 para permitir que el Congreso elija a un sucesor por lo que resta de su mandato.
Entre tanto, la confianza empresarial se encuentra en su peor nivel en seis años, la inversión acumula ocho trimestres cayendo, y el Gobierno ha incrementado el gasto público un 10% de un año para otro sin mayor explicación. Nada indica que la incertidumbre vaya a ceder y se acerca la fecha en que el hijo de Bachelet debe ser imputado o absuelto por tráfico de influencias. Si se formaliza la acusación, la continuidad de la presidenta parece muy difícil.

Encuestas ideologizadas; y renuncia de ‘los Penta’

encuestasDe las encuestas. Las encuestas en Chile tienen un sesgo intrínseco. No dicen la verdad, o toda la verdad, o la verdad verdadera. Porque son el resultado de una campaña implacable de desinformación por parte de los distintos medios de comunicación, que pertenecen a un grupo de empresarios, emparentados o amistados unos con otros, provenientes del festín de la vergonzosa dictadura que vivió el país durante 17 años. El truco está en que estos medios de comunicación dicen algo, por ejemplo, las genialidades del presidente del partido derechista Unión Demócrata Independiente (Udi), Ernesto Silva, admirador de Cristián Labbé, el guardaespaldas del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, y esos medios de prensa, y radiales y televisivos, repiten y repiten y repiten eso que dijo el señor Silva, sin contrastarlo, ni dándole un enfoque distinto al de mellar la credibilidad y honra del gobierno. Cuando han machacado eso durante una semana entera, mañana, tarde y noche, todos los días sin falta, mandan a los encuestadores a hacer las preguntas programadas. Entonces, si el genial señor Silva dijo que “al gobierno le falta gobernar”, van y preguntan: ¿El gobierno gobierna? Y adivinen qué van a contestar las personas. Obvio. Repiten lo que los medios de comunicación le han dicho, de manera asfixiante, días tras días. Este es el método de Pavlov: las respuestas programas a ciertos estímulos; o los estímulos programados para obtener ciertas respuestas. Y aunque parezca increíble, o risible, o demente, este gobierno pone el mayor avisaje publicitario en esos medios de comunicación ideológicamente de derecha. No en los diarios alternativos, ni “los de izquierda”. Por lo demás, añadirle al método de ‘manejo de masas’, la actitud desleal de la Democracia Cristiana (DC) que, como en los tiempos de la conspiración contra el presidente democrático Salvador Allende, ayuda hoy a los conservadores, o derechistas, a empujar en contra del gobierno de Michelle Bachelet. Tanto, que los derechistas de Renovación Nacional (RN) no pudieron ocultar su deseo de aliarse con la DC, porque encuentran enorme coincidencia en “sus ideales”. Por último, las empresas encuestadoras también son de la ideología proveniente de la vergonzosa dictadura, la de los Chicago Boys. Los conservadores, o derechistas. Entonces, ¿qué credibilidad pueden tener esas encuestas, montadas sobre la ideología conservadora, y con los sesgos prestablecidos a través de los medios de comunicación?
‘Los Penta’. Son curiosos estos empresarios Penta, Carlos Eugenio Lavín (foto, izquierda) y Carlos Alberto lavin-delanoDélano (foto, derecha). Ahora resulta que no han hecho nada, ni con relación a la evasión fiscal a través del Fondo de Utilidades Tributarias (Fut, o desagüe fiscal que el gobierno Bachelet no pudo eliminar, por la presión asfixiante de los empresarios, banqueros, comerciantes, constructores, etcétera), ni con relación a la compra de políticos, como de Andrés Velasco, defensor enconado de la causa gay. Se dice que en las citaciones a la fiscalía los señores Lavín y Délano guardaron silencio, como en las películas gringas. Se negaron a hablar, y dejaron las cosas en manos de sus abogados. Pero ayer se supo que tomaron otra extraña decisión: renunciaron a varios directorios. Sí, así, como se oye. “Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, socios fundadores de Empresas Penta S.A. informamos nuestra decisión de renunciar voluntariamente a los directorios de Penta Vida, Penta Security, Banmédica y Banco Penta”. ¿Qué se traen entre manos? Porque estos empresarios madrugan y se acuestan tarde, duermen poco, porque dedican todo el día a ver cómo eluden las leyes para ganar más plata, sacar ventaja de quienes negocia, y cómo se burlan del fisco, del mercado de valores, de los gobiernos corporativos, etcétera.
Wagner. No se trata del genial músico alemán, autor de dramas musicales, sino de alguien más pedestre, el que pablo wagnerfue subsecretario de Minería del gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Wagner (foto). El Consejo de Defensa del Estado (CDE) lo demandó por cohecho, al recibir al menos 42 millones de pesos de ‘los Penta’, cuando era alto funcionario del gobierno pasado.

Carabineros, DC, Adimark y… ¡Ladrones!

ignacio walkerLa Democracia Cristiana (DC), que fue pilar del traicionero golpe militar a la Democracia en 1973, está furiosa con el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet. Cuando el presidente de ese partido, Ignacio Walker (foto), dice: “Necesitamos una mejor coordinación política”, lo que quiere decir es: “El gobierno debe hacer las cosas que nosotros le decimos”.
Muy oportuna la aclaración del gobierno sobre el resguardo que la policía va a ofrecer a los camiones que carabinerostransportan valores. Dijo: Es una “medida transitoria”. Así debe ser, porque en caso contrario debe disponer de carabineros para custodiar todos los locales comerciales, las casas de habitación de adinerados, las botillerías, las bencineras (gasolineras), etcétera. Los policías que hoy emplea el gobierno en esos camiones de valores, son los empleados de seguridad que esas empresas responsables no han contratado. ¡El mundo al revés!
Las encuestas de Adimark son la voz encubierta de la derecha. Es decir, tienen un sesgo ideológico. ¿Y quién erigió esa empresa privada lucrativa adimarkcomo el fiel de la balanza de la opinión social y política? Lo mismo puede decirse del Centro de Estudios Públicos (Cep).
Emol dice que “el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (Cpc), Andrés Santa Cruz (foto), andrés santa mariacalificó como “una vergüenza” la elusión y evasión previsional de algunas empresas”. ¡Qué bueno hubiera sido oírlo decir lo mismo en los casos de elusión y evasión tributaria de algunos empresarios que tienen conductas delictivas! Añadió don Andrés: “Creo que es una vergüenza que uno haga descuentos previsionales a los trabajadores y se quede con el dinero de ello y no los pague. Me parece que tiene un solo nombre cuando yo me quedo con los recursos de otros”. Eso mismo creemos nosotros, que es una vergüenza tener a ‘los Cascadas’, a ‘los Penta’, a ‘los Cencosud’, a ‘los farmacias’, a ‘los de La Polar’, etcétera, que se quedan con el dinero de los demás: ¡son ladrones que merecen la cárcel!