Archivo de la categoría: Conservadores

De las encuestas, los delincuentes y el muro

encuestasEncuestas. Emol, 13 de febrero: “Cadem: 80% cree que Bachelet ha realizado un mal gobierno y Piñera mantiene liderato en presidenciales. De acuerdo al sondeo de esta semana, la Presidenta obtuvo un 19% de respaldo, mientras que el ex Mandatario supera por seis puntos a Alejandro Guillier”.

Glosa: Este es el tipo de propaganda negra con raíces en el nazismo: repetir hasta el cansancio una afirmación, hasta convertirla en verdad, para luego preguntar sobre esa afirmación y obtener la respuesta de la verdad aprendida. Por esta razón es que las encuestas, en general, y sobre todo las ‘políticas’, no sirven más que para introducir ideas preconcebidas, como en el caso tomado de Emol el 17 de febrero (“un mal gobierno”, “un buen candidato” y “un contendor débil”), y hacerle ver a los ‘concientizados’ que las encuestas ‘dicen la verdad’. El juego es tan sutil, como lo descubrieron los nazis, que casi nadie nota la manipulación. Pero el titular de Emol es un buen ejemplo de ello.

Delincuentes. La Tercera, 15 de febrero: “Caso Penta: Condenan a 5 años de libertad vigilada a ex funcionario del SII. El Octavo Juzgado de Garantía declaró culpable de delitos de corrupción y delitos tributarios a Iván Álvarez, convirtiéndose en el segundo sentenciado por esta causa”.

Glosa: Siempre hay que recordar al expresidente Ricardo Lagos Escobar cuando leamos injusticias o venalidades como esta. Él fue quien despenalizó los delitos económicos. Podría decirse que promovió la corrupción. Ahora resulta que estos delincuentes de cuello blanco y casas en el oriente alto de Santiago, son ‘contraventores’ administrativos. Condenado a ‘libertad vigilada’ es como un premio, unas vacaciones a quienes han delinquido, pero no son flaites como los ‘Carejarro’. Una vez más, se burlan del pueblo.

Muro. Ya estoy harto de oír a ‘periodistas’ y ‘analistas’: “El muro de Trump”. En estricto rigor, ¡no hay ningún muro de Trump! El presidente de Estados Unidos, el señor Donald Trump, puede ser conservador, republicano, podemos odiarlo, caernos mal, pero no es ‘el creador’ del muro para separar a Estados Unidos de México. ¡Fue Bill Clinton, el iniciador! El muro en la frontera entre Estados Unidos y México se comenzó a construir en 1994, para evitar la inmigración ilegal, atendiendo a la Fiscal general Janet Reno y su ‘Operación Guardián’. Desde entonces hay tramos del muro entre Tijuana y San Diego, y en los estados de Arizona, Sonora, Nuevo México y Baja California. Además, el Senado de Estados Unidos aprobó, en mayo del 2006 (83 votos a favor y 16 en contra), una enmienda que prevé la construcción del muro a lo largo de 595 kilómetros, más 800 kilómetros de barreras para impedir el paso de automóviles. Es decir, que el presidente Trump está ‘obligado’ a terminar el muro. Esos ‘periodistas’ y ‘analistas’ jamás se preguntaron por qué, si el tema era tan candente y xenófobo, ¿Hillary Clinton jamás dijo nada durante la campaña? ¡Ni siquiera el señor Bernie Sanders, de ideas socialistas! Porque ellos sabían que no era algo ‘descabellado’, sino una política-país. Si hubiera ganado Hillary Clinton, igual lo hubiera tenido que hacer, aunque no lo hubiera proclamado. Dejen la pereza, ‘periodistas’ y ‘analistas’ ignorantes, y averigüen antes de decir sandeces.

Anuncios

Hipocresía se llama ‘Qué pasa’; Kast y Udi

logo-que-pasaHipocresía. Publicó la revista ‘Qué pasa’ (logo) un artículo sobre uno de los imputados en el Caso Caval, que en su versión comprometía a la presidente Michelle Bachelet como protagonista del oscuro episodio de compra-venta de terrenos que dejaron un saldo multimillonario de ganancias. La presidente de Chile anunció, de inmediato, una querella judicial contra los responsables de la revista, aduciendo que se había “mentido con publicidad” sobre su persona. Obvio. La revista, de inmediato, publicó una nota aclaratoria, diciendo que ese artículo en el que se injuriaba a la primera autoridad del país, no había cumplido “los estándares de calidad” acostumbrados por la revista. Y ofreció disculpas y se retractó de lo actuado. Es decir, la revista, sin decirlo, acepta que injurió con publicidad a la persona Michelle Bachelet. Pero el daño ya estaba hecho. La presidente Bachelet anunció que la querella la interponía ante la justicia “en calidad de ciudadana”, Michelle Bachelet Jeria, para defenderse de mentiras e injurias que atentaron contra lo más preciado de una persona: “la honra”. Tras esto, sale entonces la revista ‘Qué pasa’ con el histérico y malicioso argumento de que esa demanda personal para defenderse de las calumnias con publicidad, “coartaba la libertad de expresión”. ¿Qué? ¿Qué qué?… Tener que sustentar la mentira ante los tribunales de justicia es coartar la libertad de expresión? No entiendo. Injuriar y mentir, ¿es opinar?, ¿es periodismo responsable?, ¿es libertad? No me convencen los señores de la revista ‘Qué pasa’. Con su réplica a la mandataria, que tiene como fin sacarse los pillos, ¿no están, también, injuriando el oficio de la prensa y el derecho de opinar? En este caso de los excesos abusivos de la revista ‘Qué pasa’, debo darle la razón a la autoridad. ¡Y ojalá gane la querella! Sería bueno que la ganara, para darles una lección a los todopoderosos dueños de los medios de comunicación, que pudieran hacer más por consolidar la Democracia y por las buenas prácticas ciudadanas, de los funcionarios públicos y de los políticos. Los todopoderosos de ‘Qué pasa’, son los mismos de ‘La Tercera’, ‘La Cuarta’, ‘Pulso’, ‘LaHora’, Diario Concepción’, revista ‘Paula’, radio ‘Duna y Biut, que pertenecen a Copesa.

José Antonio Kast. El diputado por La Reina y Peñalolén, José Antonio Kast (foto), decidió dejar por jose antonio kastsiempre su militancia en la ultraderecha Unión Demócrata Independiente (Udi). Lo hizo porque había una casta de ‘operadores’ y ‘mamos’ que tenían, prácticamente, secuestrado el partido, según dijo. A dos años de las elecciones presidenciales, por ejemplo, ya se sabe que el expresidente Sebastián Piñera es la única opción posible, y si él quiere aspirar ¿por qué no? a ser Presidente de Chile, no puede hacerlo por la Udi. Está harto de que lo manden, de que lo usen de carne de cañón en el Congreso y en todas partes, para defender principios que considera obsoletos. No quiere seguir siendo borrego del espíritu pinochetista de la Udi. Y esto es loable. Entre más despiertos haya, mejor. Tiene el derecho de ejercer su capacidad de discernimiento y de decisión, y quizás encabece un nuevo movimiento ciudadano, con nuevos postulados menos reaccionarios. Pero lo importante es que lo que diga lo cumpla, porque en caso contrario sería solamente un mentiroso más de la política nacional. Y eso no hace falta.

Encuestas ideologizadas; y renuncia de ‘los Penta’

encuestasDe las encuestas. Las encuestas en Chile tienen un sesgo intrínseco. No dicen la verdad, o toda la verdad, o la verdad verdadera. Porque son el resultado de una campaña implacable de desinformación por parte de los distintos medios de comunicación, que pertenecen a un grupo de empresarios, emparentados o amistados unos con otros, provenientes del festín de la vergonzosa dictadura que vivió el país durante 17 años. El truco está en que estos medios de comunicación dicen algo, por ejemplo, las genialidades del presidente del partido derechista Unión Demócrata Independiente (Udi), Ernesto Silva, admirador de Cristián Labbé, el guardaespaldas del traidor, ladrón y asesino Augusto Pinochet, y esos medios de prensa, y radiales y televisivos, repiten y repiten y repiten eso que dijo el señor Silva, sin contrastarlo, ni dándole un enfoque distinto al de mellar la credibilidad y honra del gobierno. Cuando han machacado eso durante una semana entera, mañana, tarde y noche, todos los días sin falta, mandan a los encuestadores a hacer las preguntas programadas. Entonces, si el genial señor Silva dijo que “al gobierno le falta gobernar”, van y preguntan: ¿El gobierno gobierna? Y adivinen qué van a contestar las personas. Obvio. Repiten lo que los medios de comunicación le han dicho, de manera asfixiante, días tras días. Este es el método de Pavlov: las respuestas programas a ciertos estímulos; o los estímulos programados para obtener ciertas respuestas. Y aunque parezca increíble, o risible, o demente, este gobierno pone el mayor avisaje publicitario en esos medios de comunicación ideológicamente de derecha. No en los diarios alternativos, ni “los de izquierda”. Por lo demás, añadirle al método de ‘manejo de masas’, la actitud desleal de la Democracia Cristiana (DC) que, como en los tiempos de la conspiración contra el presidente democrático Salvador Allende, ayuda hoy a los conservadores, o derechistas, a empujar en contra del gobierno de Michelle Bachelet. Tanto, que los derechistas de Renovación Nacional (RN) no pudieron ocultar su deseo de aliarse con la DC, porque encuentran enorme coincidencia en “sus ideales”. Por último, las empresas encuestadoras también son de la ideología proveniente de la vergonzosa dictadura, la de los Chicago Boys. Los conservadores, o derechistas. Entonces, ¿qué credibilidad pueden tener esas encuestas, montadas sobre la ideología conservadora, y con los sesgos prestablecidos a través de los medios de comunicación?
‘Los Penta’. Son curiosos estos empresarios Penta, Carlos Eugenio Lavín (foto, izquierda) y Carlos Alberto lavin-delanoDélano (foto, derecha). Ahora resulta que no han hecho nada, ni con relación a la evasión fiscal a través del Fondo de Utilidades Tributarias (Fut, o desagüe fiscal que el gobierno Bachelet no pudo eliminar, por la presión asfixiante de los empresarios, banqueros, comerciantes, constructores, etcétera), ni con relación a la compra de políticos, como de Andrés Velasco, defensor enconado de la causa gay. Se dice que en las citaciones a la fiscalía los señores Lavín y Délano guardaron silencio, como en las películas gringas. Se negaron a hablar, y dejaron las cosas en manos de sus abogados. Pero ayer se supo que tomaron otra extraña decisión: renunciaron a varios directorios. Sí, así, como se oye. “Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, socios fundadores de Empresas Penta S.A. informamos nuestra decisión de renunciar voluntariamente a los directorios de Penta Vida, Penta Security, Banmédica y Banco Penta”. ¿Qué se traen entre manos? Porque estos empresarios madrugan y se acuestan tarde, duermen poco, porque dedican todo el día a ver cómo eluden las leyes para ganar más plata, sacar ventaja de quienes negocia, y cómo se burlan del fisco, del mercado de valores, de los gobiernos corporativos, etcétera.
Wagner. No se trata del genial músico alemán, autor de dramas musicales, sino de alguien más pedestre, el que pablo wagnerfue subsecretario de Minería del gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Wagner (foto). El Consejo de Defensa del Estado (CDE) lo demandó por cohecho, al recibir al menos 42 millones de pesos de ‘los Penta’, cuando era alto funcionario del gobierno pasado.