Archivo de la categoría: Catástrofe

Sospechoso este ‘tsunami de fuego’ en Chile

incendio_noche_portezueloAristarco insiste en que es, como dice Bombo Fica en algunos de sus chistes, ‘sospechoso’ este episodio de los incendios por doquier. Dice que hay manos criminales, y sobre todo una intencionalidad de poner en aprietos a la presidente Michelle Bachelet. Hay un grupo de personas empeñadas en desprestigiar al gobierno. Y varios medios de comunicación les hacen eco. Me cuenta que hay páginas web, con noticias estacionadas desde hace varios meses, afirmando que la economía chilena va a colapsar, afirmando que este ha sido el peor gobierno de la historia de Chile, diciendo que todo está mal. Aristarco cree que estas personas y estas afirmaciones son conspirativas. Buscan infligir daño. Esas personas son las verdaderas responsables de si la situación chilena empeora. Porque lanzan ideas falsas, como lo hacía Joseph Goebbels, y los medios de comunicación cómplices las repiten con tal obsesión que se convierten en verdades. Esta ola de incendios no puede ser espontánea, ¡500 mil hectáreas!, insiste Aristarco. Aquí no se cumple la fórmula de los 30 grados de temperatura, 30 kilómetros por hora de viento y 30 grados de humedad del aire. Aquí hay manos criminales, hay una intencionalidad, hay un concierto para delinquir y un propósito: desprestigiar al gobierno de una mujer. Es una conspiración misógina, cruel y sanguinaria, que no mira sino intereses egoístas. Nada les importa destruir, como lo han hecho, ¡más de 500 mil hectáreas! de bosques y pastizales. “Déjame y digiero todo eso”, fue lo único que se me ocurrió decirle a Aristarco.

Anuncios

Un 11 de septiembre en que se perdió el decoro

salvador allendeHoy se cumple un año más de un sueño frustrado. El sueño de una sociedad más justa, inclusiva y democrática. Sueño que fue atacado de manera aleve con tanques de guerra, aviones de combate y soldados y marinos blandiendo fusiles.
Hoy se cumple un año más del asalto delictivo a La Moneda, perpetrado en 1973 por un grupo de alevosos militares que pisotearon el orden constitucional del país, y emprendieron una era de terror con asesinatos, desapariciones y torturas. Una era en que el sistema estatal fue puesto al servicio de la barbarie, las masacres y la impunidad, en un prolongado acto de lesa humanidad que duró 17 años.
Hoy se cumple un año más en que una cuerda de facinerosos irrumpió en La Moneda, produciendo la muerte del presidente constitucional de Chile, el socialista Salvador Allende (foto). Con sus mentes calenturientas y la consigna de ser los redentores del país, los militares de esa época se movilizaron como los títeres pusilánimes que fueron de un grupo de civiles privilegiados que, coludidos, empezaron a saquear el Estado y enriquecerse hasta el límite actual de sus empresas y bancos.
Hoy es un día para rendir tributo a todos aquellos héroes ciudadanos que soñaron con un país más justo y una riqueza redistribuida más equitativamente, y fueron desaparecidos y asesinados. Héroes de un sueño de justicia social que sigue vigente, que mantiene su calidad de amenaza para los privilegiados que se han enriquecido hasta la saciedad, muchas veces de manera ilícita, pero que quieren más. Una amenaza para ese grupo oligárquico que detenta los bienes y servicios elaborados con sudor del pueblo. Grupo de enfermos de codicia que ocupan el Congreso y la Bolsa de Santiago, y detentan las grandes empresas, los bancos y las universidades y colegios. Grupo oligárquico sediento siempre de sangre y de dinero.

Se quemó el Valparaíso invisible

PEOR INCENDIO HISTORIA DE VALPARAÍSO CAUSA 16 MUERTOS Y ARRASA CINCO CERROSCuando doña María vio que salpicaban las bracitas contra su ventana, tomó lo primero que encontró y salió huyéndole al fuego. Era la última que quedaba en la casa, hecha de a pocos, durante veinte años, cuando llegó con su esposo a vivir a estos cerros. Ella estaba viendo cómo se incendiaban las casas del cerro vecino, que así llaman a los barrios en la parte alta de Valparaíso. Los de Las cañas, El litre, Miguel Ángel, La cruz, El vergel, Mercedes, Mariposa, Ramaditas y Rocuant los más afectados. Pero de un momento a otro el viento cambió de intensidad y dirección y las lenguas de fuego empezaron a lamer la ladera que colindaba con su casa. En pocos minutos las casas del cerro vecino desaparecían entre las llamas, y el cerro suyo comenzaba a ser pasto del mismo fuego descontrolado. Las máquinas de bomberos no podían subir cargadas de agua por la grave pendiente, y no eran suficientes los baldes y las mangueras de regar las plantas para sofocar el descomunal incendio. Doña María huyó despavorida de los latigazos de fuego, encorvada bajo las primeras sombras de la noche que caía. A salvo, unos metros más allá, todavía retrocediendo ante la imperio de las flamas, doña María vio con ojos llorosos cómo su casa se retorcía entre las brasas para ser un destino hacia las cenizas. Varias decenas, varias centenas…, hasta un millar de personas vieron, igual que doña María, sus enseres sus ropas sus muebles sus recuerdos y el sudor de tantos años reducidos a pavesas. Un millar de viviendas han sido destruidas por el incendio, hay 10 mil damnificados y más de una docena de personas fue atrapada por las implacables lenguas de fuego, y allí murieron en una muerte horrible y desconocida. Una parte del bosque circundante ardió en la cresta de la montaña, en la parte oculta a los turistas de Valparaíso, en la parte invisible que tienen las ciudades turísticas del mundo entero, la de las carencias. Cuánto duele tanto sufrimiento de la gente sencilla. Del padre, de la madre sencilla, de los hermanos y tíos y sobrinos sin fortuna y ansiosos de vida. Valparaíso se quemó por el lado de los cerros, el de ramaditaslos barrios construidos a retazos a través del tiempo. Se quemó Valpo, sin que se dejaran ver la cara los congresistas de la región, los políticos del país. Sin que los autores de las leyes para defender los intereses de sus patrones en las grandes empresas y corporaciones dijeran esta boca es mía. Con visible sentimiento la presidenta Michelle Bachelet estuvo en los cerros haciendo presencia de Estado, llevando un voz de aliento. Pero fueron los primos con los tíos con sus hermanas y sus padres y madres y vecinos, todos apoyados en su propia desgracia, quienes al menos salvaron sus vidas para llorar el rescoldo donde una vez había sido su hogar.

Post Scriptum: (15 de abril 2014) Lo lamentablemente ocurrido este pasado fin de semana en Valparaíso –el Valpo de los cerros que no está a la vista del turismo– era previsible. Ya el 18 de febrero del 2013 dábamos cuenta en este blog de hechos semejantes: “Sin desconocer la gravedad de los hechos, creo que Carlos Rivas Quiroz (foto) es un ejemplo a seguir. Cuando digo “gravedad de los hechos” me refiero a que 1.200 personas resultaron damnificadas porque perdieron sus viviendas, que fueron devoradas por un incendio que anduvo embravecido por los cerros de Valparaíso, destruyendo 80 casas. Por fortuna, no hubo muertos. Horas de pánico vivieron los pobladores de Rodelillo, La Planchada, San Roque y Placeres, que, impotentes, observaron cómo las llamas hacían de sus viviendas montones de cenizas”.

Y antes de esta fecha, otros incendios se habían producido en el mismo sector. De igual manera, ya el 2 noviembre del 2011, hace tres años, planteábamos lo siguiente: “Siempre he creído que Valparaíso es una ciudad que, estando bajo las narices de todos, nadie hace nada por ella. Hay un cierto “orgullo nacional”, pero todos sabemos que los hechos son expresión de amor, y no los buenos discursos y razones. Y me refiero a que Valparaíso no necesita más saludos honoríficos, ni canciones, ni títulos de nobleza. Lo que necesita Valparaíso es inversión. Resulta extraño, por decir lo menos, que ningún gobierno se haya planteado hacer de Valparaíso una ciudad turística, de talla mundial, cuya vocación de tal es más que indiscutible. Valparaíso necesita un plan de restauración urbano, con cargo al Presupuesto Nacional, y también que convoque e involucre a los inversionistas privados, porque toda ella es un tesoro histórico del país”.

¿Será esta nueva tragedia del fin de semana pasado, la última enseñanza de que hay que asentar esas familias damnificadas de manera planificada, ahí mismo o en otro lugar, y rodear los sectores urbanos de un cortafuegos que los separe de los bosques circundantes, donde, al parecer, empezó esta vez el incendio? En un año más, estaremos viendo qué aprendimos. Y quizás el Estado deje que cada cual, como cualquier vieja invasión, levante su casa de a pedazos, con latas y cartones al comienzo y luego con materiales de construcción formales, o el Estado asuma el liderazgo de un plan de repoblación de los cerros de Valparaíso, dignificando a estas familias con viviendas de calidad y accesos expeditos y suministro de servicios básicos, que hoy están sumidas en el dolor de haberlo perdido todo. Amanecerá y veremos.

Marcha por los enfermos en Santiago

ricarte sotoMe parece que fue de manera casual, en un programa del canal de televisión Mega, llamado “Más vale tarde”, donde entrevistaban al ‘opinólogo’ del canal oficial TVN Ricarte Soto (foto), afectado de cáncer, cuando dijo que extrañaba que la gente no marchara por una razón poderosa: por los medicamentos para los pacientes de ‘enfermedades raras’ o catastróficas. Y de inmediato, la idea prendió.

Ayer fue la Marcha por los enfermos, corta pero significativa: por el Parque Forestal, entre el Puente Pio Nono hasta Bellas Artes, en Santiago. Obviamente, marchamos. Desde la tarima habló Ricarte Soto, y su planteamiento fue bien sencillo: hay enfermedades raras y catastróficas, cuyos medicamentos cuestan una fortuna, y nadie dice nada. Cada cual calla su situación, pero eso debe acabar.

Entonces propuso algo muy sencillo: un fondo para medicamentos a pacientes con enfermedades raras y catastróficas. Fondo con aportes de los empleadores (2%), de los trabajadores (0,8%), de manera semejante a la previsión para la salud, con un aporte inicial del Estado, de $300 o $400 millones de dólares.

Dijo, como lo hicieron otras personas que hablaron, que ahora la palabra la tienen los gobernantes y los políticos, quienes al parecer están sintonizados con la mejor manera de repartirse los puestos y los beneficios derivados de los contratos y de ejercer el poder, y no sintonizados con la realidad de la gente: el costo de los medicamentos.

La marcha fue el comienzo de un reclamo que no podrá ser olvidado:?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Carlos Rivas, Valparaíso y la buena conciencia

carlos rivas quiroz1Sin desconocer la gravedad de los hechos, creo que Carlos Rivas Quiroz (foto) es un ejemplo a seguir. Cuando digo “gravedad de los hechos” me refiero a que 1.200 personas resultaron damnificadas porque perdieron sus viviendas, que fueron devoradas por un incendio que anduvo embravecido por los cerros de Valparaíso, destruyendo 80 casas. Por fortuna, no hubo muertos. Horas de pánico vivieron los pobladores de Rodelillo, La Planchada, San Roque y Placeres, que, impotentes, observaron cómo las llamas hacían de sus viviendas montones de cenizas. En un principio se dijo que habían sido unos niños jugando, unos ‘cabros chicos’, los iniciadores del drama. Pero unas horas más tarde un joven de 27 años llamado Carlos Rivas Quiroz se presentó como iniciador del incendio. Y contó que trabaja para la firma constructora RVC que hacía trabajos de desarrollo urbano en el sector. Rivas Quiroz dijo que RVC le pidió no decir que él había iniciado el incendio, porque le traería problemas a la empresa y mala reputación. Pero su conciencia no le permitía mentir, ni dejar en el misterio la razón del pánico de las poblaciones afectadas. Y contó lo que pasó de verdad. (¿Cuántos atropellan personas y huyen, roban el erario y huyen, estafan a los clientes y huyen?) Y por eso se entregó a la policía, a la que dijo que en su calidad de soldador le pidieron que hiciera un trabajo con unas estructuras metálicas que estaban a un lado de la obra mayor que realizaba RVC. Las varillas y otras cosas se encontraban “entre un pastizal seco”. Rivas Quiroz dijo que trató de hacer su trabajo lo mejor posible, pero una chispa de soldadura prendió una paja del pasto seco, y esto bastó para desatar la tragedia. Apenas a un par de metros se encontraban los demás trabajadores, pero fueron incapaces de apagar esas primeras llamas. Por cierto que el incendio puso a prueba la capacidad de bomberos, la disponibilidad de hidrantes y la reacción ante una emergencia, todo lo cual fue deficiente. Hoy Carlos Rivas Quiroz está en calidad de imputado, en una investigación que el juez determinó que debe ser llevada a cabo en un plazo de un año. Arriesga quedar preso durante tres años. Pero él prefiere eso, a la tortura de tener la conciencia intranquila el resto de su vida.

Tras los responsables del doble crimen ecológico

Se cometió un doble crimen en Chile: 25.000 hectáreasde bosques naturales quemadas en la turística zona de Torres del Paine (Región de Magallanes y Antártica), y 32.000 hectáreasde eucaliptos y bosques quemadas en las regiones del Biobío y la Araucanía.

En el primer caso, se habla de un imputado: el ciudadano israelí Rotem Singer, de 23 años, pero al parecer no hay cabal seguridad de su autoría, y en el segundo caso no hay indicio de culpable alguno.

Como sea, las averiguaciones deben llevarse a cabo para dar con los responsables. Un crimen de este tamaño no puede quedar impune. Por eso, resulta oportuno que la Fiscalía haya abierto averiguaciones formales para descubrir a los criminales.

En las Torres del Paine el daño es incalculable. Muy gráficamente lo reporta Cristián Warnken en su columna en Emol. En el Biobío y la Araucanía se perdieron muchas pequeñas explotaciones agrícolas, y bosques con fines comerciales de grandes y pequeñas forestales.

El presidente Sebastián Piñera advirtió que se aplicará todo el rigor de la ley. No es para menos. En cuanto al incendio en la Araucanía que todavía no se sofoca por completo, las llamas fuera de control y manipuladas por las ráfagas del viento, causaron la muerte de 6 brigadista y la declaratoria de desaparecidos de 2 más. Con horas de antelación se había confirmado la muerte de un adulto mayor en el Biobío.

Por fortuna, Chile ha contado con la ayuda de países amigos, como Argentina, España, Uruguay y Estados Unidos, que la han enviado oportunamente. Elevo una oración por los brigadistas chilenos fallecidos: Diego Mella Rosales, Marcelo dela Vegadela Vega, Ítalo Vidal Valdebenito, Cristián Freire Bustos, Juan Carlos Cordero Cerón y Carlos Pinto Catalán. Que en paz descansen…

Con apocalípticos incendios comienza el 2012

Las noticias con las que comenzó el 2012 en Chile tienen que ver con dos grandes incendios: uno en el sitio turístico del sur del país, las Torres del Paine, en la Región de Magallanes, y el otro en las comunas de Quillón, Florida y Ránquil, enla Región de Bíobío.

En Paine se han quemado12.700 hectáreasque además del turismo servían de refugio a los huemules, especie emblemática del país y en peligro de extinción. La fuerza del viento, que llegó a superar los 100 kilómetros por hora, y la sequía veraniega, facilitaron la expansión de las llamas. El enorme incendio ha dejado muchos desempleados y un joven israelí detenido, sospechoso de haberlo iniciado.

En la Región de Bíobío, unas 8.500 hectáreas han sido afectadas por el fuego, 40 viviendas quemadas, una persona muerta y cerca de 400 familias evacuadas. En esta zona funciona una de la más modernas planta de celulosa de Suramérica, de la poderosa firma Arauco, que también resultó afectada. La planta produce celulosa y paneles, y está ubicada en Nueva Aldea, en la comuna de Ránquil; quizás haya pérdida de empleos. El cielo lleva dos días nublado, como se aprecia en la foto, y está cortado el paso por la carretera del Itata, que comunica con Concepción (capital de la Región Bíobío) y la ciudad de Chillán.