Archivo de la categoría: Caso Caval

Solo como testimonio el caso de Javiera Blanco

En el caso de Javiera Blanco, la peor funcionaria de todos los gobiernos desde el retorno de la democracia en Chile, pero extrañamente premiada con un cargo de magistrada del Consejo de Defensa del Estado, la presidenta Michelle Bachelet sigue marrando. Envió a cuatro (¡!) ministros al Congreso para sabotear un informe en el que se adjudica la responsabilidad que tiene la entonces mediocre ministra de Justicia, Javiera Blanco, en el caso de los niños muertos en el Sename. Y dijo, después, la presidenta Bachelet, justificando su extraño comportamiento: no se puede hacer del tema de los niños del Sename una caricatura, ni descargar toda la culpa en Javiera Blanco. “¡No politicemos el tema!” Eso dijo. ¿Y qué fue lo que hizo con su declaración? ¿Qué hizo con los cuatro (¡!) ministros haciendo lobby para sabotear al Congreso? ¿Qué hizo restándole importancia a las muertes de niños en el Sename? ¿Qué hizo defendiendo a muerte, y extrañamente, a Javiera Blanco? Lo que hizo fue… ¡politizar el tema! Y con política barata, desechable. Digna del idiota Ernesto Silva. Hizo exactamente lo mismo de lo que quiso acusar a la derecha. Borró la diferencia de “la izquierda” y “la derecha”. ¡La mediocridad de la señora Javiera Blanco no puede ser asunto de Estado, señora presidenta! Qué extraño comportamiento el suyo, doña Michelle Bachelet. ¿Quién es Javiera Blanco para que la señora Bachelet se juegue su prestigio? ¿Quién es Javiera Blanco para que el gobierno haga el loco ‘torciéndole’ el voto a varios congresistas? Tienen que responder esto. ¿Qué sabe Javiera Blanco de Michelle Bachelet, para que ésta la trate con algodones? La vida se encargará de decantar este caso. Creo que hay dos temas: el de 1) la mediocre funcionaria que premió con un puesto en el Consejo de Defensa del Estado, y el de 2) encubrimiento del comportamiento inadecuado, antiético y falaz de su hijo Sebastián Dávalos, cuando siendo alto funcionario de gobierno resultó metido en un negociado; estos dos temas, digo señora presidenta, serán de eterna recordación de su segundo gobierno. Pésimo gobierno. Y no lo digo ahora, cuando está con el sol a las espaldas, sino que lo dije, aquí mismo, cuando la señora Bachelet se lanzó de candidata. Dijimos: será un pésimo gobierno, primero porque segundas partes no son buenas, y segundo porque no tiene nada qué ofrecer a ciencia cierta. Cada cual juzgue lo que ve.

Anuncios

Andrónico Luksic; The Voice; Alejandro Guillier

andrónico luksicAndrónico Luksic. Me pareció un tanto hipócrita el señor Andrónico Luksic (foto), el dueño del Banco de Chile, que compró a crédito y todas las facilidades de pago, cuando culpó en una entrevista al gobierno de que las cosas van mal, y les pide a los demás empresarios pronunciarse. Hipócrita, porque él es parte de la crisis de confianza que hoy se vive. Hipócrita, porque él se reunió con la nuera de la presidenta Michelle Bachelet y el hijo de la presidenta Michelle Bachelet para otorgar un crédito de miles de millones de pesos, ¡sin aval! Hipócrita, porque quiere que le creamos que se trató de un procedimiento normal, que jamás pensó en derivar beneficios, tratándose de personas cercanas a la presidenta Michelle Bachelet. Y a raíz de semejante adefesio se desató una de las más grandes polémicas nacionales sobre la credibilidad empresarial. Hipócrita, porque él fue la causa de la esta crisis de credibilidad que hoy vivimos. No me cabe duda de que hizo el préstamo pensando en retribuciones, aunque no sean explícitas, como poder seguir con el proceso de ruina y extinción de los ríos, para mencionar el caso de la generadora eléctrica del Alto Maipo, que es obra suya. Un hipócrita este señor Andrónico Luksic. Por cierto, debe ponerse a dieta, porque está obeso y puede sufrir un infarto al corazón. Y para que no le digan ‘el guatón Luksic’.

The voice. Excelente programa de televisión The Voice, me dice Aristarco. Dice que viendo gonzalo_sorichese programa no entiende por qué siguen considerando a Luis ‘Lucho’ Jara un ‘cantante’. Me dice: tantos muchachos con voces fabulosas, tanto talento de chicas que hacen cabriolas armónicas con sus voces, ¿y sigue ahí Lucho Jara? Deslenguado que es, me dice que los concursantes son casi mejores cantantes que los jurados (Luis Fonci, Álvaro López, Nicole y Ana Torroja) Le digo que exagera. Me cuenta que ha seguido el concurso desde el principio en el Canal 13 (del que también es dueño el guatón Luksic), y tiene un reclamo: ¿Por qué en la semifinal algunos cantaron en inglés? ¿Acaso no es el español el idioma predominante de Chile? Cuando cantan en inglés, dice Aristarco, se les oye de una manera, pero cuando cantan en español, se les oye de otra. Insiste en que es mejor que canten en nuestro idioma, ¡el hermoso español!, porque no todo el mundo sabe inglés, ni todo el mundo conoce las canciones que cantan. Le doy la razón. El favorito de Aristarco es Gonzalo Sorich (foto), porque “es el único que siempre ha cantado en español, y ha cantado trova latinoamericana”.

Alejandro Guillier. Es refrescante que alguien de buenos modales y manos limpias, como alejandro guillierAlejandro Guillier (foto), escale en el sucio mundo de la política, y hoy esté su nombre barajado como el de un presidenciable. Si se lanza mañana, mañana mismo voto por él. Un congresista que va a las sesiones, porque otros cobran por no ir. Un congresista que participa, que representa a su Antofagasta y su región. Nunca anda en componendas, o en reuniones truchas. Es el ejemplo del buen chileno. Votaría ya mismo por él. A ojos cerrados. Lo que preocupa, si surge su candidatura, es la nube de parásitos, como Ignacio Walker, Jorge Pizarro, Andrés Zaldívar, entre otros, que le van a caer encima, en busca de una tajada burocrática o ministerial. Lo asfixiarían de coaliciones, de propuestas y de arreglines, de cuotas de poder para apoyarlo. Pero ojalá se postule o lo postulen, y tenga la suficiente fuerza de voluntad y de conciencia para no sucumbir bajo los parásitos. Ganaría con el voto limpio de los chilenos.

Reality tramposo; dueños de la libertad de prensa

volverias con tu exReality tramposo. Así calificó Aristarco, ahora que ve tanta televisión, el reality del canal Mega ‘¿Volverías con tu ex?’ La primera trampa, dice, fue reincorporar a Oriana Marzoli, que él apoda ‘Renacuajo’, aduciendo que “la gente la pedía”. ¿En serio, la pedía? Una persona irrespetuosa, camorrera, que vive azuzando a los demás, y cuando los saca de quicio se hace la que no rompe un plato, ¿la pedía la gente? ¿Una persona hipócrita y cínica, la pedía la gente? ¿La gente pedía a Renacuajo, de verdad? Eso no lo cree sino el grupo de productores del programa. Y la segunda trampa, esta vez más protuberante, que “la gente votó para que Aylén Milla se quedara”, después de ser eliminada. ¿En serio? ¿La gente pide a una mujer que se comporta erráticamente, que ofende, que vive criticando (a espaldas) a todo el mundo? ¿A una persona que hace maldades y luego posa de inocente? ¿Alguien que ha depredado de la persona de Gala Caldirola para ‘quedarse’ con Marco Ferri? Qué fea esa mujer, dice Aristarco. Me pregunta si la he visto cuando ríe. Le digo que no. ¡Parece una calavera! Mírala, y después me dices. Se lo prometo. “Así que ese reality está más arreglado que los bigotes de Salvador Dali”. ¿Quieren que lo gane Marco Ferri y Calavera? ¡No! Y ya está furioso Aristarco, y entiendo que es momento de retirarme. Así lo hago. Prometo volver pronto, y él se queda rumiando los programas de televisión.

Libertad de prensa. En el caso de la demanda de Michelle Bachelet Jeria contra para Juan Pablo Larraín, original-logo copesadirector de ‘Qué pasa’ (que fue nombrado director de ‘La Tercera’, periódico del mismo grupo Copesa); Francisco Aravena, editor general de ‘Qué pasa’; María José Tapia y Rodrigo Vergara (que es, también, editor periodístico de Radio Cooperativa, de la democracia cristiana), por calumnia e injuria en una publicación que la acusa de ser parte del oscuro negocio de su hijo, el guatón traspirado Sebastián Dávalos y su esposa Natalia Compagnon. Publicación sobre la que la revista ‘Qué pasa’ se disculpó y retiró de la web (pero no del papel impreso) Sin embargo, cuando Michelle Bachelet Jeria (no le voy a decir Presidente de Chile, porque ella así lo quiso en este caso) se querelló, salieron los señores de la revista ‘Qué pasa’ y “doctores” en comunicaciones, y el perico de los palotes, ¡hasta el expresidente Sebastián Piñera!, a decir que se estaba coartando “la libertad de prensa”, la “libertad de expresión” y la “libertad de opinión”. Como dijo el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, que la libertad de expresión comienza cuando los señores Álvaro Saieh y Agustín Edwards, ¡dos personas!, son los dueños de todos los grandes medios de comunicación del país. Alguien más dijo que la publicación de ‘Qué pasa’, del señor Álvaro Saieh, era en venganza por la cuantiosa multa que la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) aplicó a CorpBanca, ¡que también es propiedad del señor Saieh! ¡Viva la libertad de prensa!

Hipocresía se llama ‘Qué pasa’; Kast y Udi

logo-que-pasaHipocresía. Publicó la revista ‘Qué pasa’ (logo) un artículo sobre uno de los imputados en el Caso Caval, que en su versión comprometía a la presidente Michelle Bachelet como protagonista del oscuro episodio de compra-venta de terrenos que dejaron un saldo multimillonario de ganancias. La presidente de Chile anunció, de inmediato, una querella judicial contra los responsables de la revista, aduciendo que se había “mentido con publicidad” sobre su persona. Obvio. La revista, de inmediato, publicó una nota aclaratoria, diciendo que ese artículo en el que se injuriaba a la primera autoridad del país, no había cumplido “los estándares de calidad” acostumbrados por la revista. Y ofreció disculpas y se retractó de lo actuado. Es decir, la revista, sin decirlo, acepta que injurió con publicidad a la persona Michelle Bachelet. Pero el daño ya estaba hecho. La presidente Bachelet anunció que la querella la interponía ante la justicia “en calidad de ciudadana”, Michelle Bachelet Jeria, para defenderse de mentiras e injurias que atentaron contra lo más preciado de una persona: “la honra”. Tras esto, sale entonces la revista ‘Qué pasa’ con el histérico y malicioso argumento de que esa demanda personal para defenderse de las calumnias con publicidad, “coartaba la libertad de expresión”. ¿Qué? ¿Qué qué?… Tener que sustentar la mentira ante los tribunales de justicia es coartar la libertad de expresión? No entiendo. Injuriar y mentir, ¿es opinar?, ¿es periodismo responsable?, ¿es libertad? No me convencen los señores de la revista ‘Qué pasa’. Con su réplica a la mandataria, que tiene como fin sacarse los pillos, ¿no están, también, injuriando el oficio de la prensa y el derecho de opinar? En este caso de los excesos abusivos de la revista ‘Qué pasa’, debo darle la razón a la autoridad. ¡Y ojalá gane la querella! Sería bueno que la ganara, para darles una lección a los todopoderosos dueños de los medios de comunicación, que pudieran hacer más por consolidar la Democracia y por las buenas prácticas ciudadanas, de los funcionarios públicos y de los políticos. Los todopoderosos de ‘Qué pasa’, son los mismos de ‘La Tercera’, ‘La Cuarta’, ‘Pulso’, ‘LaHora’, Diario Concepción’, revista ‘Paula’, radio ‘Duna y Biut, que pertenecen a Copesa.

José Antonio Kast. El diputado por La Reina y Peñalolén, José Antonio Kast (foto), decidió dejar por jose antonio kastsiempre su militancia en la ultraderecha Unión Demócrata Independiente (Udi). Lo hizo porque había una casta de ‘operadores’ y ‘mamos’ que tenían, prácticamente, secuestrado el partido, según dijo. A dos años de las elecciones presidenciales, por ejemplo, ya se sabe que el expresidente Sebastián Piñera es la única opción posible, y si él quiere aspirar ¿por qué no? a ser Presidente de Chile, no puede hacerlo por la Udi. Está harto de que lo manden, de que lo usen de carne de cañón en el Congreso y en todas partes, para defender principios que considera obsoletos. No quiere seguir siendo borrego del espíritu pinochetista de la Udi. Y esto es loable. Entre más despiertos haya, mejor. Tiene el derecho de ejercer su capacidad de discernimiento y de decisión, y quizás encabece un nuevo movimiento ciudadano, con nuevos postulados menos reaccionarios. Pero lo importante es que lo que diga lo cumpla, porque en caso contrario sería solamente un mentiroso más de la política nacional. Y eso no hace falta.

Farmacias; Luksic; Bilbao; Cmpc

Farmacias. Es criminal lo que hacen los laboratorios: subir el precio de los medicamentos medicamentos(ilustración) a las farmacias populares. Es como si los laboratorios odiaran a la gente. No les permite a las personas que tengan sus medicinas, que se sanen, o que compren un paliativo barato a sus dolencias. Es criminal la actitud de los laboratorios. Porque las farmacias populares lo son para llevar un remedio a los más pobres. Loable labor, sin mirar esa idiotez de que quien lo haga sea de ‘izquierda’ o de ‘derecha’. Pero ahora aparecen los laboratorios, con voracidad financiera, para echar a perder la ayuda humanitaria porque quieren obtener más ganancias, aún a costa de los más pobres, de su salud y su supervivencia. ¿Dónde está el Estado que regule? No vengan con el baboso cuento de que “la libre economía se autorregula”, porque eso no es cierto. ¿Dónde está el Gobierno que ponga orden, y le de dignidad y respeto al ser humano, y al pueblo que lo eligió? ¡Laboratorios criminales!

Luksic. Estos tipos no tienen arreglo. O no aprenden. No le bastó al señor Andrónico Luksic Andronico Luksic(foto) estar metido, de celestina, en favor del hijito de mami, el guatón traspirado de los aros picantes, Sebastián Dávalos Bachelet, para que su banco, el Banco de Chile, sin garantías, sin avales, sin nada más que el nombre que le puso su mamá, doña Michelle Bachelet, al angelito, le otorgara Luksic a su esposa Natalia Compagnon un crédito por 3.500 millones de pesos en cinco días. Gestión dudosísima, que a él, Luksic, le pareció ‘normal’. Pero como si no le bastara el desprestigio y mal nombre que ese ‘Caso Caval’ le acarreó, el señor Luksic ahora tiene documentos “de apoyo” para presentar en Argentina, firmados por el “ex jefe de gabinete de la ministra de Minería, Aurora Williams, Fernando Galindo Fuentes”. ¡Galindo, en defensa de la minera Los Pelambres, de Andrónico Luksic y su familia! Fernando Galindo Fuentes debe ser multado, con anotación de deméritos en su hoja de vida, por traficar influencias. Y vetado para ejercer cargos públicos en los próximos 15 años. Los casos Caval y Los Pelambres, ponen de relieve la capacidad de este gobierno de traficar con influencias.

Bilbao. Aunque le moleste al delincuente (persona que realiza acciones contra la ley) Pablo  bilbaoLongueira, hay que hablar de otro delincuente: Juan Bilbao (foto), expresidente de ‘Consorcio’. Ejerciendo esta posición, el señor Bilbao manipuló información privilegiada para ganar 4.294 millones de pesos, en una compra-venta de acciones de Laboratorios Recalcine. Si no lo hubieran atrapado en Estados Unidos, porque su osadía se extendió a la bolsa de valores del país del norte, Bilbao jamás hubiera sido tocado en Chile. Pero ahora, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) decidió congelar 4.924 millones de bienes del ‘empresario’, para cubrir la multa que puedan imponerle, en un proceso que se le sigue en el Juzgado 30 Civil de Santiago. Juan Bilbao está, obviamente, reclamando el uso de ese dinero (fruto del robo que cometió), pero se teme que lo desvíe, escamoteando la sanción judicial.

CMPC. Aparece en la prensa una información según la cual los señores de la forestal y logo-cmpcpapelera CMPC (logosímbolo) dicen que “su directorio no sabía nada de la colusión de precios” para vender papel higiénico, o papel tisú, tanto en Chile como en otros países de Latinoamérica. No entro en la mecánica interna de la empresa, la cual no me interesa. Pero que un directorio diga que no sabía los delitos que estaba cometiendo la empresa en la cual calientan asiento, me parece ridículo, risible y, sobre todo, deplorable. ¿Entonces qué hacen ahí, si no saben lo que pasa en la empresa de la que reciben sueldos millonarios? El asunto es este: Si el directorio sabía, malo, muy malo, y hay que echar a los señorones del directorio a la cárcel. Y si no lo sabía, malo, muy malo, y hay que echar a los señorones del directorio a la calle.

Delincuentes; DC-UP; Caburga; y Rolling Stones

pablo longueiraPablo Longueira (foto), el promotor de la ‘ley de pesca’ que consagró todos los beneficios para las grandes pesqueras amigas de Jaime Orpis y Andrés Zaldívar, ley que ahora se quiere cambiar porque es una vergüenza para la libre empresa y el desarrollo democrático del país, se mostró extrañadísimo de que a quienes cometan delitos se les llame ‘delincuentes’. Dijo: “Me duele ver a la mayor parte de los dirigentes políticos tratados como delincuentes”. Y lo dice porque se han publicados los delitos de los delincuentes que han obtenido dineros ilegalmente para hacer política y han birlado al Servicio de Impuestos Internos. Si los que cometen delitos no son delincuentes, entonces ¿cómo habrá que llamarlos?

La Democracia Cristiana (logosímbolo) dijo que sin ellos la Nueva Mayoría sería una UP. falange¿Qué habrá querido decir? Porque se recuerda de la Democracia Cristiana que apoyó sabotear la democracia y a la UP, y se puso del lado del vergonzoso golpe militar del ladrón, traidor y asesino Augusto Pinochet, y luego apoyó su inmoral dictadura. Ya lo hemos dicho en este blog, y lo volvemos a decir: a la Democracia Cristiana (que se autodenomina ‘falange’, y usa un logosímbolo medieval) no hay que ofrecerle alianzas en la Concertación, antes, ni en la Nueva Mayoría, ahora. ¡Hay que echarla! El lugar de la DC es junto a la Unión Demócrata Independiente (Udi) y Renovación Nacional. Las cuentas claras.

De qué podrán hablar en su casa de Caburga (foto) los de la familia presidencial, ahora Caburga2que viajan allá en plan de vacaciones. El mismo plan en que estaban cuando se destapó la olla podrida del guatón traspirado de los aros picantes, Sebastián Dávalos, el hijo de la presidenta Michelle Bachelet, y su esposa, Natalia Compagnon. El mismo guatón traspirado de los aros picantes a quien Rodrigo Peñailillo trató de encubrir, diciendo, en su calidad de ministro del Interior, que sus negocios eran un asunto privado y no comprometían la dignidad de ‘Primer Damo’ que ostentaba en ese momento. Y esa fue la ruina de Rodrigo Peñailillo, a quien admiramos. Hoy, se sentarán con un té en la mano, un mate o un wiski, ¿y se mirarán a los ojos?, ¿de qué hablarán?

Increíble que a los 70 años se mantengan tan bien de aspecto y, aparentemente, de rolling stonessalud, estos dinosaurios que mañana sonarán sus temas clásicos en su concierto en Santiago, con el que inician una gira por Latinoamérica. Están delgados, aparentan buena salud. No tienen guata de cervecero, ni de marraquetero, ni de parrillero. Le dieron duro al desorden en otros tiempos, a las drogas (aunque dicen que Micke Jagger no fuma ni cigarrillo, y jamás se emborracha; eso dicen), le dieron duro al trasnocho, al alcohol, a la rumba pasada. Son unos privilegiados, porque siguen estando bien a los 70 y siendo buenos músicos. Mañana bramarán en el escenario.

Derecha infiltrada; DC de derecha; ‘Caso Caval’

sidicatosDerecha infiltrada. Aristarco es de la idea que la derecha tiene infiltrados los sindicatos y organizaciones de empleados del país. Pone dos ejemplos: uno, cuando el gobierno presentó la Ley Laboral, entró en paro el Registro Civil, poniendo al gobierno entre los palos. La derecha de inmediato hizo ver que el ‘no reemplazo’ (que odian y temen) es “malo”, y lograron que se viera con buenos ojos “el derecho al reemplazo” (quitándole así dientes a los sindicatos y organizaciones de empleados para presionar el cumplimiento de sus peticiones) ¡Jodió la Ley Laboral!

El otro caso, es el ocurrido hace unas horas apenas, cuando por efecto del verano comenzaron a presentarse incendios forestales. Casi inmediatamente, los trabajadores de la Conaf (Corporación Nacional Forestal), encargada de apagar incendios y prevenirlos, enarbolan las banderas de sus reivindicaciones y anunciaron paro. Más inoportunos no podían ser. ¿O creen que hacer peticiones encima de los incendios es “presionar” al gobierno? No, no es presionar al gobierno, es favorecer a la derecha.

El efecto, ¡perverso!, en ambos casos, es que los sindicatos y las organizaciones de trabajadores se hacen ver como cosas inadecuadas, que deben meterse en cintura, a fin de que no tengan un efecto real cuando reclamen algo. Y hasta el momento, están logrando que la gente piense así. Pero llegará el día, dice Aristarco, en que habrán de lamentar profundamente haber saboteado al gobierno, cuando éste quiso darle dientes y garras a los trabajadores para tramitar sus reclamos salariales y de bienestar. No fue posible porque la derecha estaba infiltrada.

DC de derecha. La historia chilena dice que la Democracia Cristiana apoyó con ahínco el Genaro Arriagadavergonzoso golpe militar contra el presidente elegido democráticamente Salvador Allende. La historia chilena dice que la Democracia Cristiana apoyó la dictadura, excedida en violación de derechos humanos y represión inhumada. Por eso no se entiende que la Democracia Cristiana haya hecho parte de la llamada ‘izquierda’, en las alianzas llamadas ‘Concertación’ y ‘Nueva mayoría’. La Democracia Cristiana, ideológicamente, debe militar al lado de la Unión Demócrata Independiente (Udi), de Renovación Nacional (RN) y, últimamente, también del grupo ‘Vamos Chile’.

Sorprende oír al señor Gerano Arriagada (foto) decir que “una fuerza de izquierda sin la Democracia Cristiana es imposible”. ¿Imposible? Serán patudos, dice Aristarco. Pero otro golpista, El Mercurio, publica sus declaraciones en la parte alta de la primera página, solazándose. Curioso, ¿no?

‘Caso Caval’. No se necesita ser economista, ni banquero, para darse cuenta que nadie en Chile Mauricio Baezapuede solicitar un crédito por 3.000 millones de pesos (¡tres mil millones de pesos!) sin garantías reales, sin avales, y obtenerlo en tan solo tres días. Esto fue lo que ocurrió con el crédito pedido por Natalia Compagnon, la esposa del guatón traspirado de los aros picantes Sebastián Dávalos, hijo de la presidenta Michelle Bachelet. Y para solicitarlo, fueron recibidos ¡por el dueño del banco!, Andrónico Luksic.

Vaya uno de nosotros a pedir un crédito hipotecario por, digamos, 20 millones de pesos, para que tenga que reunir una montaña de papeles, fiadores y garantías, en un trámite que puede demorar 30 días, o más. Pero al señor Dávalos y la señora Compagnon, que pidieron un “crédito de inversión”, es decir con alto riesgo, y por una suma astronómica, se lo dieron en cuestión de horas.

Mauricio Baeza (foto), el gerente de riesgo del Banco de Chile, tuvo la valentía (a menos que haya otra jugada en el proceso judicial sobre este préstamo) de admitir ante el juez que investiga la podredumbre del llamado ‘Caso Caval’, que “no fue una ‘operación usual’”, como lo publicó El Mercurio (tan extraño que El Mercurio puso las comillas a ‘operación usual’, en cambio de hacerlo a toda la expresión: ‘no fue una operación usual’; ¿otro de los trucos del gran manipulador?)