Archivo de la categoría: Candidatos

Esnaola; Rovaretti; Huenchumilla

sebastian esnaolaEsnaola. Hace varios años anoté aquí la destacada participación de Sebastián Esnaola (foto) en el programa que tenía Nicolás Copano en La Red, ‘Vigilantes’, considerado un “show de noticias”. Atinado, entendido, ágil, Sebastián Esnaola brilló desde el primer minuto. El programa desapareció y con él se perdía Sebastián Esnaola. Por fortuna, Radio Cooperativa contrató a Sebastián Esnaola y resultó ser igual de atinente, informado, oportuno. Y sus intervenciones, sobre todo breves, al contrario de los que posan de intelectuales con preguntas kilométricas. Tan bueno es Sebastián Esnaola que uno enciende Cooperativa en la mañana y lo escucha. Enciende la radio al mediodía y lo escucha. Enciende la radio en la tarde y lo escucha… De lunes a viernes lo escucha. ¡Y también el sábado! ¿Tendrá Sebastián Esnaola una cama en Radio Cooperativa, que no sale de allá?

Rovaretti-Gallardo. Es adecuada la manera como Cecilia Rovaretti (foto) conduce las rovarettimañanas de Radio Cooperativa. Lo verdaderamente admirable es que conduce un panel de tiburones y lo hace bien. Se entienden los temas, los puntos de vista, no hay gazapera, tres que hablen al mismo tiempo, acudiendo a los panelistas para dar por agotado el tema y pasar al siguiente. Pero noto que, con Guillermo Gallardo, el crítico de teatro que participa los días viernes, lo hace de mala gana. Parece que no le tiene simpatía. Algo de él, le molesta. Porque lo afana para que termine, le niega la opción de su parecer personal (en calidad de crítico especializado en Teatro), lo atropella para que despache la cartelera. Darse el lujo de tener un entendido en la materia, una persona con el bagaje suficiente para opinar (no para recitar la cartelera) debería enorgullecerla. Pero no. Hay algo que a Cecilia Rovaretti le molesta de Guillermo Gallardo. Cuando Gallardo intenta opinar, lo corta. ¿Tiene Cecilia Rovaretti una fobia oculta con Guillermo Gallardo? En ese caso, debería pedirle a un estudiante en prácticas, que le copie en una hoja la lista de obras de teatro, y leerla ella.

Huenchumilla. La grabación dada a conocer de “la filosofía política” de Francisco Francisco-HuenchumillaHuenchumilla (foto) lo pinta de cuerpo entero como un mentiroso, un oportunista, un melifluo, que se acomoda a todo. La grabación corresponde a su exposición “de principios”, hecha ante los empresarios de Chile, con Bernardo Larraín, abanderado del Grupo Matte, a la cabeza. Sin ruborizarse, dijo que él estaba en condiciones de decirle a quien fuera lo que quisiera oír. ¡Aunque no estuviera de acuerdo con lo que decía! Adujo que “yo soy un político”. Uno cree que ser político tiene la dimensión humana de comprender un grupo social o una sociedad, para ofrecerle soluciones y bienestar. Pero Huenchumilla parece que eso no le importa. Porque solamente es un embaucador.

Anuncios

Orpis, Primarias y Reality

jaime orpisJaime Orpis. No se entiende por qué la Corte de Apelaciones confirmó la prisión preventiva para el congresista desaforado Jaime Orpis (foto), por los delitos de cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios, en el caso penal de Corpesca, y no se actúe de manera semejante con otros casos, como Pablo Longueira y el cohecho en el royalty minero y favorecimiento a SQM. No se entiende que la justicia no pueda aplicárseles a los coludidos del papel higiénico, por ejemplo. ¿Acaso son delincuentes de mejor calidad que, digamos, los ladrones de la remesa de dinero en la losa del aeropuerto, o el rey del oxicorte, o los Carejarro? ¿Por qué unos van a la cárcel y a otros los dejan en sus mansiones, muertos de la risa, impunemente? No quiero decir que se deba soltar y absolver al señor Orpis, ni al señor Longueira, sino que se debe aplicar el mismo rasero para los delincuentes que cometen el mismo delito, o delitos equivalentes.

Primarias. Las elecciones primarias son, creo, una pérdida de tiempo y dinero del erario. primariasTodos financiamos a los señores de los partidos políticos para que ellos escojan a sus candidatos. Antes, los mandamases de los partidos designaban, a dedo, a quienes serían sus candidatos. Pero se inventaron la ‘democratización’ en la escogencia de los candidatos. Entonces, con cargo al bolsillo de todos los chilenos, ahora se “ofrecen unas opciones”, y la gente escoge. Sin embargo, el propósito, aparentemente democrático, es ir, después, con candidatos ‘probados’ a unas elecciones que esos mismos partidos controlan. Porque es una tarea de titanes presentarse como independiente. Hay que hacerlo a través de los partidos. Nadie sabe por qué, exactamente. Y será todavía más titánico, ahora que, en apariencia, los candidatos son “escogidos democráticamente”. Otra triquiñuela de los partidos políticos tradicionales, para perpetuarse en el poder.

Reality arreglado. Aristarco sigue furioso con el reality del canal Mega, ‘Volverías con tu ex’. galaRepitió que está más arreglado que los bigotes de Salvador Dalí. Primero se inventaron la tonta mentira de que los chilenos pedían el regreso de Oriana Marzoli, después de haber salido eliminada por agresión física a otra participante. Aristarco, por su contextura física la llama ‘Renacuajo’. ¿Los chilenos pidieron que volviera Renacuajo? ¿En serio? Segundo, ahí mismo, en las barbas de los televidentes, se inventaron que, entre los eliminados de ese capítulo, “los más votados” para volver al reality eran Marco Ferri y Aylén Milla. ¿De verdad, los chilenos votaron para que siguieran, un “poco hombre” como justamente lo llama Camila Recabarren, y su novia de siempre, obsesiva dependiente de lo que hace o no hace Gala Caldirola (foto)? Como lo dijo uno de los participantes: esas decisiones son una burla, y una falta de respeto para con el resto de participantes. Y para con la audiencia. Aristarco no lo puede creer: trampas en el comercio, trampas en el Congreso, trampas en los bancos, trampas en las empresas, y ¡trampas en los reality!

Binominal = Ilegitimidad institucional

el mostradorComparto la apreciación de El Mostrador cuando habla de la ley electoral como ilegítima. La ley electoral es lo que popularmente se conoce como “sistema binominal”. Quiere decir que solo dos (bi) pueden nominar (aspirar). Solo dos grupos políticos pueden proponer candidatos, y todos los demás solo pueden escoger candidatos de esos dos grupos políticos. De entrada, como se ve, nada tiene de Democrático este sistema, y sí mucho de excluyente.

Y todavía más: cuando están en pugna electoral los candidatos de los dos grupos políticos, al triunfo de un grupo se obliga aparejar un candidato del otro grupo. O sea, hay que elegir, sí o sí, “uno y uno”: bi-nominal. Si alguien se sale de esta mordaza, no cuenta. Caso de Marisela Santibáñez, que obtuvo la mayoría absoluta de su distrito electoral, pero por no ser del bi-nominal no es considerada por la “ley electoral” para que forme parte del Congreso. Es decir, el que gana pierde, si no es de uno de los dos grupos amangualados. Porque los candidatos de los dos grupos siempre ganan, aunque pierdan.

Esta es herencia del dictador Augusto Pinochet, que al parecer no le preocupa a ninguno de los dos grupos políticos, en la realidad, aunque de dientes para fuera digan y renieguen. No les preocupa, ni a la “izquierda” (Nueva Mayoría = Concertación más el Partido Comunista) ni a la “derecha” (Coalición por el Cambio = Alianza). Los dos grupos están muy conformes, porque ya tienen repartida la torta burocrática, ya conocen los mecanismos de consenso y han usufructuado del poder en los últimos 23 años.

El Mostrador (logo) expresa muy acertadamente esta anomalía de la democracia, en los siguientes términos: “La Ley Electoral en Chile otorga beneficios a instituciones y personas de manera arbitraria y discrecional, hasta el punto de negar el sentido general de toda ley, esto es, sus principios de generalidad e igualdad. Pero todavía va más allá. En estricto rigor, no existe una ley de contenido más anticonstitucional respecto de la propia Constitución de 1980 que la Ley Electoral, pues elimina de facto la libertad de elegir y ser elegido, elemento básico de la democracia, distorsionando completamente el principio de realidad en el ejercicio de los derechos y deberes constitucionales de todos los ciudadanos. Lo que instala en términos reales es una selección burocrática de candidatos, que los partidos se han encargado de perfeccionar.

“Por lo mismo, no parece sensato que los expertos electorales se empecinen en cuentas de ingenieros acerca de qué se puede o no, de acuerdo al número de parlamentarios elegidos. El tema no está ahí ni se resuelve en el Congreso, sino en la política. Y es tema de gobernabilidad, pues no en vano el cambio de Constitución y la Asamblea Constituyente se han transformado en una demanda social, junto a la salud o la educación.

“Por ahora, el sistema binominal aprobó la prueba del voto voluntario y dejó todo igual, con sólo leves acomodos. Y los comandos se abocarán a una segunda vuelta posiblemente con menos sorpresas que virulencia, al menos por parte de la candidata oficialista.

“Pero lo fundamental posiblemente pase a segundo plano. Es evidente que la agenda política en el próximo gobierno no podrá manejarse con los mismos criterios y métodos de los años anteriores. Ni menos usar como derivada al Congreso Nacional. El caso de Marisela Santibáñez, la candidata del PRO por San Bernardo, que fue primera mayoría en su distrito, que le ganó por más de 10% de los votos a su más cercano perseguidor, es abiertamente una inmoralidad del sistema. Tal vez durante la transición habría sido una injusticia más en medio de un proceso donde el dictador seguía siendo comandante en Jefe del Ejército. Hoy el hecho plantea un límite de legitimidad política al actual parlamento, pues es una verdadera mácula para su funcionamiento.

“La Ley Electoral en Chile otorga beneficios a instituciones y personas de manera arbitraria y discrecional, hasta el punto de negar el sentido general de toda ley, esto es, sus principios de generalidad e igualdad. Pero todavía va más allá. En estricto rigor, no existe una ley de contenido más anticonstitucional respecto de la propia Constitución de 1980 que la Ley Electoral, pues elimina de facto la libertad de elegir y ser elegido, elemento básico de la democracia, distorsionando completamente el principio de realidad en el ejercicio de los derechos y deberes constitucionales de todos los ciudadanos. Lo que instala en términos reales es una selección burocrática de candidatos, que los partidos se han encargado de perfeccionar.

“No hacerse cargo de temas como estos lleva a la percepción ciudadana sobre la inutilidad del voto más allá de la simple desconfianza en la política, y la transforma en una pauta estructural de la ilegitimidad de muchas instituciones de nuestra democracia. Por ello, también, la autorreforma de la política resulta una promesa vana con el actual Congreso. Es de esperar, en todo caso, que quienes llegan por primera vez no pierdan la memoria”.

Es una vergüenza el sistema binominal. Es un primitivismo político. Es tanto como decir: Todo el mundo es libre siempre que piense como nosotros. O: Todo el mundo puede votar por quien quiera pero solo ganaran nuestros candidatos. ¿Y se cree Chile un país moderno, aspirante a ser del Primer Mundo? Yo creo que el dictador Augusto Pinochet vive.

Las ‘Primarias’ en Chile encubren el ‘binominal’

urna_eleccionesAunque casi todo el mundo dice que las elecciones primarias para escoger los candidatos presidenciales son un avance de la democracia, me permito disentir. Para mí, las primarias, estas elecciones que se llevarán a cabo el próximo domingo, 30 de junio, y que competen estrictamente a los partidos políticos pero nos involucra a todos los ciudadanos, solo encubren y afianzan el sistema binominal. El sistema binominal es la pena de muerte, y las primarias son la pregunta al sentenciado si quiere morir de un garrotazo, en la silla eléctrica o mediante inyección química. Me explico: lo que antes se hacía a puertas cerradas (entre Camilo Escalona, Ignacio Walker, Hernán Larraín, Carlos Larraín, Pablo Longueira, etcétera), para escoger su candidato en el sistema binominal, ahora nos involucra a todos, para que escojamos el candidato del sistema binominal. Pero los partidos políticos no quisieron involucrarnos cuando se trataba de escoger los candidatos para el Congreso. Ahí no funcionó su “vocación de servicio”. Un cambio real, y una democracia más perfecta, solo es posible con la eliminación del sistema binominal. Todo lo demás es argucia. Porque este sistema, ideado por el dictador Augusto Pinochet (o su pelele, Jaime Guzmán), coarta la diversidad y hace cómplices a dos grandes bloques (la concertación política llamada Alianza, y la alianza política llamada Concertación), que se tienen que amangualar, para decidir sobre el destino del país. El sistema binominal tiene que salir de la institucionalidad chilena, en el deseo (y acto), si se busca un real cambio, una modernización nacional y una mayor democracia. Enseguida, deben ser considerados los quórum, porque hoy son de un grupo minoritario (aunque la Unión Demócrata Independiente, Udi, se ufana de “ser mayoría”) y ese grupito es el que decide si las instituciones funcionan o no. Si cuatro personas (curiosamente de la Udi) no quieren que haya quórum, sabotean a la mayoría. Y esto no puede ser. No es serio. Eso es solamente el fruto de una mente enfermiza, soberbia e intolerante. Por ahora, tenemos la institucionalidad y el sistema económico que instauró el dictador Augusto Pinochet, y su pelele mayor Jaime Guzmán y el grupo de empresarios que los apoyaron (y hoy apoyan el sistema que el dictador y su pelele dejaron), y sobre el cual se elevó el andamiaje, perverso y disociador. Me dirán que por algo se debe empezar, por las primarias. Sí, por algo debe empezarse. El problema es que hay cosas que se vuelven permanentes, se consideran soluciones como anillo al dedo cuando solo son (en la realidad) artificios que deben ser de uso transitorio. Tanto como lo “transitorio”, que se vuelve permanente (el sobreprecio a los combustibles, por ejemplo, o el subsidio al TranSantiago). ¿Voy a votar? Sí, por qué no, es mi derecho. Pero sabiendo de qué se trata, y de lo recortada que hoy está la Democracia.

Rosauro Martínez, de la Dina al Congreso de Chile

rosauro2Con el título La historia oculta del comandante Rosauro, el periodista Jorge Escalante del diario online El Mostrador recuerda a los votantes quién es el diputado Rosauro Martínez Labbé (foto) que busca la reelección por el distrito 41 de Chillán. Se trata de un militar de los tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet, que trabajó para la Dirección de Inteligencia Nacional, Dina. Conocido como El Mosquetón, dirigió operativos de exterminio de opositores al régimen militar; el más conocido, en el que se dio muerte a tres militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Mir, mientras dormían: Eugenio Monsalve Sandoval, Próspero Guzmán Soto y Patricio Calfuquir Henríquez. Algunos dirán que estuvo bien que los mataran, y otros opinan que la vida es sagrada y todos tienen derechos a un debido proceso. Unos más, piensan que el régimen de Pinochet aún vive, en cabeza de diputados como Rosauro Martínez, y de ex ministros, de ex alcaldes, empresarios y dirigentes de partido. A continuación, una versión abreviada del artículo de Jorge Escalante:

“La bandera chilena todavía flameaba al viento fresco esa mañana del 20 de septiembre de 1981 en Remeco Alto, a corta distancia de Neltume en la precordillera de Valdivia. El aire olía a leña humeante.

“Rosauro, conocido en el Ejército como El Mosquetón, habló en un susurro de voz con la dueña de la casa, Floridema Jaramillo Manquel. Esta le informó que los tres jóvenes dormían. Habían llegado hambrientos y cansados pidiendo comida, refugio y camas donde descansar. El destacamento de Tropas Especiales de la Compañía de Comandos N°8 de Valdivia al mando del comandante Rosauro Martínez Labbé, se había acercado sigilosamente a la casa.

“En 1978 el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Mir, inició la Operación Retorno a Chile con el fin de combatir la dictadura por las armas. A comienzos de la década del ‘80, poco menos de veinte militantes se instalaron en Neltume y sus alrededores para conformar el Destacamento Guerrillero Toqui Lautaro.

“Aunque era la madrina de Monsalve, la misma Floridema denunció a los tres militantes enviando a su hijo de 15 años a avisar a los Carabineros del retén Neltume. Estos montaron en un vehículo y se dirigieron al campamento donde permanecía el destacamento de Rosauro. El sargento Alfonso Rozas, jefe del retén, habló directamente con él y le entregó la información.

“Esa mañana de septiembre, a una señal de Rosauro los comandos y agentes de la UAT (Unidad Antiterrorista, una dependencia de la Central Nacional de Informaciones, CNI) abrieron fuego con fusiles automáticos y una ametralladora punto 30 instalada en lugar estratégico. La casa de madera quedó totalmente destruida por el nutrido fuego de grueso calibre. Patricio Calfuquir y Próspero Guzmán murieron sólo en minutos atravesados por las balas. El cadáver de Guzmán quedó con 28 heridas de proyectiles de acuerdo al informe de autopsia. Eugenio Sandoval, quedó herido y alcanzó a huir por una ventana posterior.

“Rosauro y un puñado de sus hombres lo encontraron a pocos metros de distancia aún con vida, oculto entre unos coligües. Le dispararon directo a la cabeza y lo mataron. Un helicóptero Puma enviado desde la IV División del Ejército en Valdivia por su comandante, el general Rolando Figueroa Quezada, recogió los tres cadáveres y los condujo a esa ciudad entregándolos en la morgue local.

“Tiempo después, desde Valdivia, Rosauro envió a Floridema una mediagua sin forrar, por la que se colaba el viento helado. Floridema protestó por la vivienda que no alcanzaba a reemplazar la calidad de la destruida, pero no logró nada más del comandante.

“Por su misión en Neltume a cargo de la CCN°8, el comandante Rosauro recibió felicitaciones del Ejército estampadas en su hoja de vida. El 11 de noviembre de 1981 dice: “Extraordinario desempeño al mando de la Compañía de Comandos N°8 durante las acciones de combate contrasubversivas en la zona de Neltume, donde resultaron siete extremistas muertos sin bajas del Ejército”.

“Por estos crímenes, hasta ahora la jueza Emma Díaz mantiene procesados al actual coronel retirado Conrado García y al capitán en retiro Enrique Sandoval Arancibia. Esta semana sería presentada en la Corte de Apelaciones de Valdivia la solicitud de desafuero del actual diputado de Renovación Nacional, Rosauro Martínez, por parte del abogado Boris Paredes. El pretendido desafuero tiene por fin pedir posteriormente el procesamiento del parlamentario por estos delitos de lesa humanidad, los que la magistrada tiene ya tipificados como homicidios calificados.

“(…) el diputado llevaría el número 77 en la lista con 1.097 ex agentes (de la Dina) que en 2008 el Ejército entregó al ministro (juez) en visita extraordinaria Alejandro Solís.

“El ex agente y comandante Rosauro, ha sido diputado desde 1994, y este año postula a su reelección por el distrito 41 de Chillán”.

El artículo completo está aquí.

UDI: de lealtades y patrón de fundo

lawrence golborneEl diálogo es este: Catalina Parot dice: “Yo espero que la UDI no nomine a Laurence Golborne candidato por Santiago Poniente”, argumentando que “no me acomodaría, habiendo sido ministra del gobierno del presidente Piñera, enfrentar una senatorial con Golborne en el marco del binominal”.

Pablo Longueira respondió: “Golborne puede elegir candidatura senatorial donde estime más adecuado”. Pablo Longueira es candidato presidencial por la UDI (Unión Demócrata Independiente), el ala más radical de la derecha chilena, y Catalina Parot es candidata al parlamento por la jurisdicción de Santiago Oriente, habiendo sido ministra de Bienes Nacionales, por RN, el ala liberal de la derecha chilena.

La UDI y RN (Renovación Nacional) concertaron la alianza llamada “Coalición por el Cambio”, que llevó al entonces candidato Sebastián Piñera al triunfo presidencial. Es decir, la UDI y RN son socios, pero…

La causa del destemplado diálogo que tuvieron hace unas horas Catalina Parot y Pablo Longueira, que más parece de malos vecinos que de buenos socios, es Lawrence Golborne (foto). Esta es la piedra en el zapato. Golborne también fue ministro de Piñera, y quiso ser candidato presidencial, pero se revelaron dos hechos que lo hicieron renunciar a esa aspiración personal.

Uno, que siendo gerente general del holding Cencosud, hace unos pocos años, ordenó el cobro unilateral de ‘cuotas de administración’ de los clientes, recaudando así varios miles de millones de pesos ilegalmente. La Corte Suprema puso al descubierto el hecho y ordenó a Cencosud devolver el dinero. Pero cuando se le preguntó a Golborne por sus actos, le echó la culpa al directorio de la compañía, diciendo que él solo recibía órdenes. (Mintió.) El otro hecho que se reveló del entonces candidato presidencial Golborne, fue que tenía sus ahorros en un paraíso fiscal, Islas Vírgenes, en lugar de invertirlo en su amada patria Chile, y pagar impuestos a su patria amada; se habló de, al menos, $1.000 millones. Pero él dijo que los había declarado ante el Servicio de Impuestos Internos (SII). (Mintió.) Por último, Golborne se había lanzado como “candidato independiente”, pero su apoyo lo tenía de la UDI (ala radial de la derecha). (Mintió al electorado.)

Y en lugar de ser considerado un tipo dudoso para hacer política, lo convirtieron en un héroe, en un mártir. Le hicieron fiestas de gala de desagravio, y algunos aspirantes al congreso de la UDI cedieron sus cupos para que Golborne lo ocupe.

En este contexto es que se produce el diálogo entre Catalina Parot, ex ministra de Piñera, apelando a la amistad que une su partido, RN, con el de Golborne, UDI, para ella poder ocupar un asiento en el Senado. Y la respuesta fue una tarascada de caimán hambriento del candidato de la UDI, Pablo Longueira: “Aquí lo importante es que un servidor público excepcional, como Laurence Golborne, si desea asumir un desafío senatorial… la UDI le va a abrir las puertas”. Por si no quedó claro, al momento de decir me importa un bledo lo que piense la señora Parot, precisó: “La UDI tiene que tomar sus decisiones, independiente de lo que señalen los candidatos de otro partido”.

A estas alturas, RN ya no es considerado un socio, sino “otro partido”, como el Partido Socialista, la Democracia Cristiana o el Movimiento Amplio Social (MAS). Aquí no cuentan las lealtades. Aquí lo que cuenta es la voz de mando del patrón de fundo, diciendo qué se debe hacer y qué no se hace.

Y, además, nos notificó al resto de la ciudadanía, sobre Lawrence Golborne: “Queremos que él siga sirviendo a los chilenos”. Como para responderle: “Gracias, señor Longueira, por los favores recibidos y por darnos otro congresista con esas cualidades”.

Post scriptum: 1- Las mejores decisiones son las sinceras. Las honestas. Destacar entonces la que tomó Lawrence Golborne este 12 de mayo, que así parece ser: no irá por la senaturía. http://www.latercera.com/noticia/politica/2013/05/674-523072-9-laurence-golborne-descarta-candidatura-senatorial-es-una–decision-personal-de.shtml Enorme favor le hace a la política y al Congreso Nacional. Su nicho exitoso está en la empresa privada, al parecer.

2- Y sobre el señor Longueira, publica hoy 13 de mayo el columnista de El Mostrador  Gonzalo Bustamante, un artículo titulado Pablo: ‘Antares de la UDI’, en el que luego de analizar la personalidad y trayectoria del candidato Pablo Longueira lanza su predicción electoral: “Longueira será derrotado; él lo sabe. Si logra sortear con suerte la primaria (nada fácil la tiene) perderá abrumadoramente contra Bachelet. Es un candidato que espanta como ningún otro al centro político, que ni siquiera logrará unificar tras de él al electorado moderado de centroderecha y se aleja como nadie de las nuevas sensibilidades. Simboliza un extremo. De igual forma sus seguidores incondicionales creerán que, cual Antares, ha muerto luchando contra Ares en la defensa de Escorpión”. http://www.elmostrador.cl/opinion/2013/05/13/pablo-antares-de-la-udi/?utm_source=rss&utm_medium=feed&utm_campaign=RSS

Las vacaciones de Consuelo Saavedra en TVN

Sorprende que los dos principales diarios nacionales, El Mercurio y La Tercera, le den espacio destacado a una noticia que no lo es: un permiso laboral que pidió, hasta junio del año entrante, la presentadora del noticiero del canal oficial TVN (logo), Consuelo Saavedra. Sorprende que unas vacaciones, aunque sean sin pago, o permiso no remunerado, se conviertan en “noticia” destacada en los dos diarios nacionales. El “sustrato” de esa “noticia” es que la presentadora Consuelo Saavedra va a acompañar en su campaña electoral a su esposo, uno de los pre-candidatos presidenciales de la centro-izquierda llamada Concertación. Sorprende que los dos diarios nacionales destaquen las vacaciones de una empleada de TVN que va a hacer política en ese tiempo. Se trata de la misma señora Saavedra que era “rostro” de las noticias del canal oficial TVN, durante los 4 años en que su esposo era ministro de Hacienda. Esa falta de ética periodística ahora se exalta en El Mercurio (diario online que acompañó la nota con una galería de fotos, como si se tratara de una modelo, una actriz o una reina de belleza, o como si la “noticia” no fuera más que un publirreportaje) y La Tercera. Doña Consuelo estuvo 4 años sin dársele nada, sin considerar que podía haber un conflicto ético, y dio por toda explicación, tiempo después, que “el directorio del canal me dio permiso”. En aquella ocasión, año 2006, una animadora del matinal de ese mismo canal TVN, Karen Doggenweiller, tuvo, al contrario, la delicadeza y la ética de renunciar para acompañar a su esposo, el presidente del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, quien estaba en campaña electoral. Era “animadora”, no presentadora de “noticias”. Y lo hizo silenciosamente, nos enteramos más tarde de haber renunciado. Pero de sindéresis y ética adoleció doña Consuelo, y ahí la vimos, 4 años, con todos sus días, presentando noticias del gobierno de su esposo en el canal oficial, sin considerar que había incompatibilidad. La ética periodística no se rige por “permisos” de unos directivos, por respetables que sean. Pero ahora sale, con bombos de Agustín Edwards (El Mercurio) y platillos de Cristián Bofill (La Tercera), a decir que se tomará unas vacaciones (no renunció) para hacer política con su esposo. ¿De cuál ética y honestidad se pretende hablar ahora? ¿De una ética, de ‘mentiritas’, porque es solamente un permiso laboral no remunerado? Pero estas cosas ocurren porque TVN no es un canal público, con un objetivo social, y dice ser estatal para fines administrativos pero es privado, para buscar lucro y competir (en situación de ventaja) con los demás canales de televisión. TVN es un canal público pero privado. ¡Vaya! Porque sus contenidos, su ética, su financiamiento, no lo hacen en nada parecido (no digo “semejante”) a empresas como la BBC inglesa, o PBS estadounidense, que sí son, llanamente, servicios públicos, sin ánimo de lucro, y no empresas privadas como TVN.