Archivo de la categoría: Análisis

Bio Bio, por ayudar a Goic reforzó a Piñera

billarEn un momento delicado del posicionamiento de los candidatos presidenciales en la aceptación de las personas, irrumpe un informe periodístico de Radio Bio Bio que ha sido, a nuestro juicio, más inflado de lo que su contenido merece. Se trata de una asesoría que contrató el candidato presidencial Alejandro Guillier para que le informaran qué pasaba en las distintas comisiones del Congreso en su ausencia.

Una asesoría semejante a la que presta Litoral Press a las empresas: lee los periódicos y revistas, y recorta y pega lo que le interesa a cada empresa-cliente; la cual, por cierto, Radio Bio Bio promociona de manera incesante el día entero.

Lo primero que uno piensa es: si Radio Bio Bio, la “independiente de verdad”, que de acuerdo con esta cualidad debe estar más hacia el centro, o la izquierda, que a la derecha política, ¿por qué sale con una jugada billarística a tres bandas, para desprestigiar a Alejandro Guillier?

Entiendo que Radio Bio Bio comulga más con la Democracia Cristiana que con la Unión Demócrata Independiente, o Renovación Nacional, y por eso no se comprende que, estando Guillier disputando palmo a palmo las preferencias de la gente con el candidato derechista de Renovación Nacional, Sebastián Piñera, salte con un informe inflado para restarle puntos a Guillier.

Porque esa noticia, valida por supuesto, pero sin la dimensión que las tantas emisoras de Radio Bio Bio ha querido darle, beneficia, sin ninguna duda, a Sebastián Piñera.

¡La cadena radial independiente de verdad, haciéndole un enorme favor, a nuestro juicio, a la derecha política y su candidato presidencial!

Pero como la tacada fue a tres bandas, cuando se analiza un poco la jugada, lo que buscaba Radio Bio Bio era beneficiar a la candidata de la Democracia Cristiana, Carolina Goic. El cálculo que hizo fue, parece, que bajándole el perfil a Alejandro Guillier se lo subía a Carolina Goic.

No va a ser así. La jugada se explica, quizás, por la manera meliflua y serpenteante como ha actuado la Democracia Cristiana dentro de las dos coaliciones que ha hecho parte: Concertación y Nueva Mayoría. Ha sido la Democracia Cristiana la mayor oposición a esas coaliciones, desde adentro, inclusive con más fervor y veneno que las derechistas Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional.

De modo que el efecto inmediato quiso ser el de invisibilizar a todos los candidatos, y poner en primer plano a Alejandro Guillier, para desprestigiarlo, y, en consecuencia, de manera tácita, resaltar a su mayor contendor, ¡que no es Carolina Goic de la Democracia Cristiana!, sino Sebastián Piñera.

Esta jugada de Radio Bio es una de esas tacadas que se tiran para que sea a tres bandas, pero que resulta tacando burro con la bola equivocada.

Anuncios

Andrónico Luksic; The Voice; Alejandro Guillier

andrónico luksicAndrónico Luksic. Me pareció un tanto hipócrita el señor Andrónico Luksic (foto), el dueño del Banco de Chile, que compró a crédito y todas las facilidades de pago, cuando culpó en una entrevista al gobierno de que las cosas van mal, y les pide a los demás empresarios pronunciarse. Hipócrita, porque él es parte de la crisis de confianza que hoy se vive. Hipócrita, porque él se reunió con la nuera de la presidenta Michelle Bachelet y el hijo de la presidenta Michelle Bachelet para otorgar un crédito de miles de millones de pesos, ¡sin aval! Hipócrita, porque quiere que le creamos que se trató de un procedimiento normal, que jamás pensó en derivar beneficios, tratándose de personas cercanas a la presidenta Michelle Bachelet. Y a raíz de semejante adefesio se desató una de las más grandes polémicas nacionales sobre la credibilidad empresarial. Hipócrita, porque él fue la causa de la esta crisis de credibilidad que hoy vivimos. No me cabe duda de que hizo el préstamo pensando en retribuciones, aunque no sean explícitas, como poder seguir con el proceso de ruina y extinción de los ríos, para mencionar el caso de la generadora eléctrica del Alto Maipo, que es obra suya. Un hipócrita este señor Andrónico Luksic. Por cierto, debe ponerse a dieta, porque está obeso y puede sufrir un infarto al corazón. Y para que no le digan ‘el guatón Luksic’.

The voice. Excelente programa de televisión The Voice, me dice Aristarco. Dice que viendo gonzalo_sorichese programa no entiende por qué siguen considerando a Luis ‘Lucho’ Jara un ‘cantante’. Me dice: tantos muchachos con voces fabulosas, tanto talento de chicas que hacen cabriolas armónicas con sus voces, ¿y sigue ahí Lucho Jara? Deslenguado que es, me dice que los concursantes son casi mejores cantantes que los jurados (Luis Fonci, Álvaro López, Nicole y Ana Torroja) Le digo que exagera. Me cuenta que ha seguido el concurso desde el principio en el Canal 13 (del que también es dueño el guatón Luksic), y tiene un reclamo: ¿Por qué en la semifinal algunos cantaron en inglés? ¿Acaso no es el español el idioma predominante de Chile? Cuando cantan en inglés, dice Aristarco, se les oye de una manera, pero cuando cantan en español, se les oye de otra. Insiste en que es mejor que canten en nuestro idioma, ¡el hermoso español!, porque no todo el mundo sabe inglés, ni todo el mundo conoce las canciones que cantan. Le doy la razón. El favorito de Aristarco es Gonzalo Sorich (foto), porque “es el único que siempre ha cantado en español, y ha cantado trova latinoamericana”.

Alejandro Guillier. Es refrescante que alguien de buenos modales y manos limpias, como alejandro guillierAlejandro Guillier (foto), escale en el sucio mundo de la política, y hoy esté su nombre barajado como el de un presidenciable. Si se lanza mañana, mañana mismo voto por él. Un congresista que va a las sesiones, porque otros cobran por no ir. Un congresista que participa, que representa a su Antofagasta y su región. Nunca anda en componendas, o en reuniones truchas. Es el ejemplo del buen chileno. Votaría ya mismo por él. A ojos cerrados. Lo que preocupa, si surge su candidatura, es la nube de parásitos, como Ignacio Walker, Jorge Pizarro, Andrés Zaldívar, entre otros, que le van a caer encima, en busca de una tajada burocrática o ministerial. Lo asfixiarían de coaliciones, de propuestas y de arreglines, de cuotas de poder para apoyarlo. Pero ojalá se postule o lo postulen, y tenga la suficiente fuerza de voluntad y de conciencia para no sucumbir bajo los parásitos. Ganaría con el voto limpio de los chilenos.

Encuestas; DJ Méndez; isapres; militares

logotipo_CEP_twitterEncuestas CEP. La encuesta del Centro de Estudios Públicos, CEP, se ha vuelto “palabra de Dios”. Una suma de encuestas amañadas, que tienen como propósito legitimar lo que piensan los empresarios del gobierno y las instituciones. Omiten esas encuestas, eso sí, preguntar qué piensa la gente de la colusión de los empresarios, las coimas de los empresarios, del cohecho que auspician los empresarios para obtener beneficios en el Congreso Nacional o en las instituciones para sus contratos, de la mala calidad de los productos, de seguir haciendo de la educación un negocio de compra y venta internacional, etcétera. La encuesta CEP es una encuesta que arroja los resultados que los empresarios quieren, pero se cuidan de hablar de sí mismos. Y las dirige la joya de Harald Beyer, el mediocre y fracasado y destituido ministro de Educación del gobierno de Sebastián Piñera. Un resentido, a nombre de los empresarios, evaluando a los demás. ¡Vaya objetividad de la encuesta CEP!

DJ Méndez. ¿Viste ‘La divina comida’, en Chilevisión?, me preguntó Aristarco. No, le respondí. ¿No viste a Leopoldo Méndez, o DJ Méndez? No. Entonces la soltó: ¡Es un flaite! ¿Y quiere ser alcalde de Valparaíso? ¿En qué mundo estamos? Le pedí que me explicara. Bueno, es así: reúnen a cuatro famosos de la farándula, y cada uno prepara una cena para el grupo. Eso es entretenido. Los otros van calificando. Al final, gana un delantal y un gorro de chef el que tenga la mejor calificación. Pero entre tanto, en este caso, los gestos ordinarios de Méndez, la vestimenta flaite y los tatuajes (¡hasta en la cara, como los sanguinarios pandilleros ‘Maras’ de El Salvador!), los gestos de ese Méndez. ¡Odia la ensalada chilena, el tomate y la cebolla, y quiere ser alcalde! Hace gestos de arcadas con las frutas, huele todas las comidas, la escarba con el tenedor antes de comer. ¡Qué asco de tipo!, remata Aristarco. ¿Y quiere ser alcalde de Valparaíso?

Isapres. Las Isapres (“Instituciones de Salud Previsional”) se quejan de que “el gobierno no hace nada” para evitar que los judicialicen, por mala o nula prestación del servicio médico. Eso dice el presidente del gremio que agrupa a las isapres, Rafael Caviedes. ¡El gobierno no hace nada!, dice él, y eso lo reproducen los grandes medios de comunicación (que después repiten personas sin análisis como Sergio ‘Checho’ Hirane en Radio Agricultura) Pero cuando se le pregunta por las utilidades del año pasado, que llegaron a $ 37.000 millones, dice que tienen muchos gastos. ¡Cínico! Las utilidades son utilidades, lo que queda después de pagar los costos de producción y las costas judiciales y los sueldos y todo otro gasto administrativo y operacional en que incurra una empresa; al final, quedan las u-ti-li-da-des. Por las utilidades, ¡que fueron 35 % superiores a las del año 2014!, el señor Caviedes considera que las empresas son muy ‘eficientes’, pero por las reclamaciones por nulo o mal servicio le echa la culpa al gobierno. ¡Cínico! Como dice el dicho: “Con cara gano yo, y con sello pierde usted”. Esa es la lógica de esta clase de empresarios.

Ley reservada del cobre. Ya nadie tiene la más mínima sombra de duda de la urgencia de acabar ¡para siempre! con la llamada “Ley reservada del cobre”. Esa ley propicia un auténtico agujero negro: muchos miles de millones de pesos de los chilenos, desaparecen ahí. Esa ley obliga a “la cuprífera estatal” Codelco, a pasarle una suma exorbitante de dinero anual a los militares, para que hagan con ese dinero lo que se les da la gana, porque nadie vigila el destino de esos recursos, ni la Contraloría General. Es tan abusiva esa ley, que ordena darles a los militares el 10% “de las ventas” de cobre de Codelco. ¡De las ventas! No es 10% de las utilidades, sino de las ventas. Alguien con dos dedos de frente de inteligencia, sabe que las ventas son una manera de obtener recursos, a los que se les debe restar los gastos y las provisiones, y ahí sí, contabilizar utilidades. De modo que no es el 10% de las utilidades, sino el leonino 10% de las ventas, lo que hay que darles a los señores militares. ¿Quién habrá ideado esta macabra manera de chuparle la sangre a Codelco? ¿Quién vigila qué hacen los militares con ese dinero?, porque cuando necesitan comprar armamento, táctico o estratégico, hay que tramitar una ley de recursos ante el Congreso. ¡Mundo de locos!

 

Hipocresía se llama ‘Qué pasa’; Kast y Udi

logo-que-pasaHipocresía. Publicó la revista ‘Qué pasa’ (logo) un artículo sobre uno de los imputados en el Caso Caval, que en su versión comprometía a la presidente Michelle Bachelet como protagonista del oscuro episodio de compra-venta de terrenos que dejaron un saldo multimillonario de ganancias. La presidente de Chile anunció, de inmediato, una querella judicial contra los responsables de la revista, aduciendo que se había “mentido con publicidad” sobre su persona. Obvio. La revista, de inmediato, publicó una nota aclaratoria, diciendo que ese artículo en el que se injuriaba a la primera autoridad del país, no había cumplido “los estándares de calidad” acostumbrados por la revista. Y ofreció disculpas y se retractó de lo actuado. Es decir, la revista, sin decirlo, acepta que injurió con publicidad a la persona Michelle Bachelet. Pero el daño ya estaba hecho. La presidente Bachelet anunció que la querella la interponía ante la justicia “en calidad de ciudadana”, Michelle Bachelet Jeria, para defenderse de mentiras e injurias que atentaron contra lo más preciado de una persona: “la honra”. Tras esto, sale entonces la revista ‘Qué pasa’ con el histérico y malicioso argumento de que esa demanda personal para defenderse de las calumnias con publicidad, “coartaba la libertad de expresión”. ¿Qué? ¿Qué qué?… Tener que sustentar la mentira ante los tribunales de justicia es coartar la libertad de expresión? No entiendo. Injuriar y mentir, ¿es opinar?, ¿es periodismo responsable?, ¿es libertad? No me convencen los señores de la revista ‘Qué pasa’. Con su réplica a la mandataria, que tiene como fin sacarse los pillos, ¿no están, también, injuriando el oficio de la prensa y el derecho de opinar? En este caso de los excesos abusivos de la revista ‘Qué pasa’, debo darle la razón a la autoridad. ¡Y ojalá gane la querella! Sería bueno que la ganara, para darles una lección a los todopoderosos dueños de los medios de comunicación, que pudieran hacer más por consolidar la Democracia y por las buenas prácticas ciudadanas, de los funcionarios públicos y de los políticos. Los todopoderosos de ‘Qué pasa’, son los mismos de ‘La Tercera’, ‘La Cuarta’, ‘Pulso’, ‘LaHora’, Diario Concepción’, revista ‘Paula’, radio ‘Duna y Biut, que pertenecen a Copesa.

José Antonio Kast. El diputado por La Reina y Peñalolén, José Antonio Kast (foto), decidió dejar por jose antonio kastsiempre su militancia en la ultraderecha Unión Demócrata Independiente (Udi). Lo hizo porque había una casta de ‘operadores’ y ‘mamos’ que tenían, prácticamente, secuestrado el partido, según dijo. A dos años de las elecciones presidenciales, por ejemplo, ya se sabe que el expresidente Sebastián Piñera es la única opción posible, y si él quiere aspirar ¿por qué no? a ser Presidente de Chile, no puede hacerlo por la Udi. Está harto de que lo manden, de que lo usen de carne de cañón en el Congreso y en todas partes, para defender principios que considera obsoletos. No quiere seguir siendo borrego del espíritu pinochetista de la Udi. Y esto es loable. Entre más despiertos haya, mejor. Tiene el derecho de ejercer su capacidad de discernimiento y de decisión, y quizás encabece un nuevo movimiento ciudadano, con nuevos postulados menos reaccionarios. Pero lo importante es que lo que diga lo cumpla, porque en caso contrario sería solamente un mentiroso más de la política nacional. Y eso no hace falta.

Los empresarios chilenos…

Empresarios-2.jpg1) Los empresarios chilenos no parecen empresarios, sino camorristas. Reaccionan a una velocidad inusitada a cualquier acción gubernamental, sin la más mínima evaluación.

2) Los empresarios chilenos tienen una visión bastante recortada de la realidad, con relación a los indicadores de sus empresas o de la economía general. Creen que los índices siempre son ascendentes, sobre todo el de utilidades. ¿Quién les enseñará que la realidad es distinta, tiene otros ponderables y circunstancias?

3) Los empresarios chilenos creen que están solos en el mundo, que no hay más países, que la economía general es solo la que ellos producen y no hay una movimiento global que afecta al país. La desaceleración mundial de la economía, ellos se la adjudican al gobierno de turno.

4) Los empresarios chilenos no saben de sindéresis. Son reactivos. Bocones. Parlanchines. Chillan como pollos o chanchos, todo el tiempo. Tienen que hacerse notar.

5) Los empresarios chilenos tienen una gran consciencia política, como no es posible ver en ningún otro país del mundo. Quizás porque ellos tienen la cultura golpista, la prepotencia militaresca que les dejó la promoción y sustento de la vergonzosa dictadura que padeció el país y ellos sustentaron como si se tratara de un ejemplo a seguir.

6) Los empresarios chilenos son sádicos, gozan de ver morir lentamente a sus empleados y trabajadores de hambre. Pagan malos salarios y son déspotas con los subalternos que digan tener derechos. Los únicos que tienen derechos en Chile son ellos, los empresarios chilenos.

7) Los empresarios chilenos tienen equipos o empresas de encuestas de opinión, de proyección de los indicadores económicos, y usan los medios de comunicación, de los cuales son dueños, para difundir sus conclusiones de manera que el gobierno quede asfixiado. Antepone sus proyecciones y resultados a los del gobierno, y a las acciones oficiales. Actúan como un corsé que no deja que la vida sea real, sino que forme una figura a su antojo.

Bolivia, Burgos, Bulnes, Bustamante

felipe bulnesBolivia. Que Chile ganó, que Chile perdió. Que la Corte de La Haya le dio la razón a Chile; no, que se la dio a Bolivia. Que Bolivia, antes del fallo de la Corte la semana pasada, no tenía nada, y ahora tiene un paso ganado: la obligación de Chile de ‘negociar’. Que el ministro del interior, Jorge Burgos, dijo que el fallo había sido un fracaso para Chile. Que la presidenta Michelle Bachelet dijo que nada ha perdido Chile con el fallo, y, sobre todo, nada ha ganado Bolivia. Que qué hace Jorge Burgos en ese ministerio. Tercera o cuarta vez que comete un error, el más reciente, cuando apoyó al vocero de gobierno Marcelo Díaz, cuando éste dijo que borrar los computadores en La Moneda era ‘un protocolo’, y después el mismo Díaz dijo que había mentido. ¿Qué hace Burgos en La Moneda? ¿Qué le pasa a la presidenta? Que no puede caminar, que sí puede, que está enferma, que no. Que anoche el agente de Chile, Felipe Bulnes (foto), explicó en el Canal 13: que Chile no está obligada a negociar ‘con resultado específico’. Solo a ‘negociar’. Es decir, que debe negociar con Bolivia, sin que eso tenga implicación sobre los límites entre los dos países. Entonces, ¿para qué negociar?, dirá Bolivia. O dirá cualquiera, en sus cinco sentidos. Yo me siento a negociar sobre ‘algo’ específico, justamente para tener un ‘resultado específico’. Porque me siento a ‘negociar’, no a copuchar. ¿Quién podrá ayudarnos?
Radio. Aristarco está inconforme con lo que ocurre en la radio. En primer lugar, cree mauricio bustamanteque la llegada a Radio Cooperativa de Mauricio Bustamente (foto), nuestra versión chilena de Pedro Picapiedra, solo contamina a la emisora, de todo lo malo que él representa como figura (o figurín) del desprestigiado canal oficial Tvn, un canal de segunda categoría, con pérdidas financiera a junio pasado de $11.000 millones. ¿Qué gana Cooperativa con esa ‘contratación’? No supe responderle. ¿Qué personaje está detrás de Bustamante, que logró esa contratación? Tampoco supe responderle. Aristarco dijo, que en primer lugar, peligraba Paula Molina, junto a quien lo acomodaron en las tardes, porque él sabe serrucharle el piso a otros, como lo hizo con Eduardo Cruz-Johnson en el propio Tvn. ¿En serio? Sí, me dice Aristarco. El mismo Cruz-Johnson lo denunció y ‘Pedro Picapiedra’ Bustamante nunca lo ha desmentido. Es más, me dijo Aristarco: no te extrañes que ‘Pedro Picapiedra’ Bustamente termine reemplazando a Sergio Campos, premio Nacional de Periodismo, en el excelente programa noticioso de la mañana. ¿Será posible? Sí, me dijo Aristarco. Él es experto en serruchar el piso a los demás. Aristarco me dejó igual de pensativo que el triunfo de Chile sobre Bolivia.

Smog de Santiago; buenas voces ‘Voice’

santiago aire contaminadoSMOG. Los vientos del mar no serán jamás de Santiago, aunque pudieran serlo. Esos vientos que disipan el polvo del aire, la mala energía, el smog. Jamás las brisas del Pacífico recorrerán las grandes alamedas de Santiago. Jamás. Porque Santiago nació sin pies en el fondo de una olla. Ahí, abajo, el aire se caldea y pudre. Uno terminan respirando partículas de muerte.
Hace muchos años se habló de dinamitar las montañas en dirección al mar. Abrirle un boquete a la cordillera, como quien abre una ventana. Santiago tendría en sus aposentos la brisa vivificante que tanto necesita. Hace muchos años se habló de ello, pero no se ha hecho nada.
Y como el aire estará, entonces, siempre enrarecido, se toma cada cierto tiempo, cuando la situación está a punto de ser catastrófica, una decisión administrativa: suspender el tránsito de vehículos por las calles de Santiago, de acuerdo con el número con el termina la placa-patente. Un día no pueden circular los catalíticos cuyas patentes terminen en 1 y 2, y los no-catalíticos cuyas placas terminen en 0, 1, 2, 3 y 4. Por poner un ejemplo. Y así, se van rotando los días con los números finales de las placas-patente.
Cuando el aire está un poco limpio, o menos contaminado, se elimina la restricción. Las calles vuelven a llenarse de decenas de miles de vehículos contaminantes. Esto es la lógica del bobo.
¿Por qué no, de una vez por todas, se establece la restricción para siempre?
Que uno sepa que si está en Santiago y se moviliza en un vehículo no-catalítico cuya placa-patente termina en 1, 2 o 3, o lo que sea, no puede circular los días martes y viernes, por ejemplo? Y que los catalíticos con placas terminadas en 8 y 9, por ejemplo, no puedan circular los miércoles, pero durante todo el año.
La restricción vehicular debería ser permanente. Debería ser una característica de Santiago. Que alguien de Singapur, París o Caracas que llegue a Santiago, sepa que debe cumplirse esta norma.
Creo que solo así tendríamos un mejor aire durante todo el año. ¡Y que sean estrictos los controles para autos que nadie se explica cómo pasaron la revisión técnica! Nadie se explica por qué esos vehículos contaminantes andan sin que nadie les diga nada.
VOICE. He visto el programa de televisión del canal 13 ‘The Voice’ que busca “las mejores voces de Chile”. No Voicedicen que buscan “los cantantes más altos y atlético, o las cantantes más hermosas”. Pero queda uno con la duda.
Queda uno con la duda de si los jurados no están informados previamente de quiénes cantarán en cada programa, porque hay coincidencias que resulta demasiada coincidencia. Me refiero a “los hijos de…”, que cantan la primera nota y todos los jurados dan vuelta a sus sillas.
Porque el programa consiste en que los jurados se sientan de espaldas al escenario donde cantará el participante. De acuerdo a como oigan su voz, cada cual toma la decisión de dar vuelta a su silla, con lo cual queda con la opción de “ganar para su grupo” al cantante que eventualmente lo escoja.
Entonces, ciertos participantes tienen la enorme “suerte” de tener a los cuatro jurados con las sillas de frente y no dándoles la espalda.
Los jurados son: Luis Fonsi, Nicole, Franco Simone y Álvaro López.
Entre los jurados se hablan mientras el participante está cantando. Se estimulan a oprimir el botón que dará vuelta a la silla, para tener la opción de “ganárselo” para su grupo. ¿Para qué se hablan? ¿No tienen que estar escuchando atentamente al participante?
Uno dice: “Franco, ¿qué tal?”, otro dice “Qué bueno que canta”, uno más dice “Voltéate”, el primero anota “Qué voz más hermosa”, el tercero repite “¡Uf, qué falsete!”, este otro añade “Dios, cómo domina la voz”, y uno más exclama “¡Qué voz tan potente!”
Y la cámara enfoca que ponen la mano sobre el botón rojo, o hacen el ademán de oprimirlo, pero no lo oprimen, y en esta tontera pasa todo el tiempo. En efecto, el participante canta como los dioses, y al final ningún jurado se voltea.
¡¿Si era tan bueno, si tenía hermosos falsetes, si la voz era potente, por qué carajo ninguno se volteó?!
O, también ocurre, que en el último instante, cuando la canción termina con la nota que está entonando el participante, se voltea uno de los jurados. Casi siempre Nicole, la más oportunista.
Y muchas veces, también, el participante termina escogiéndola a ella, y no a Álvaro López o Luis Fonsi, que se voltearon desde la primera nota. Porque los participantes tampoco son leales con su “audiencia”, con el coach que primer se voltea.
Después viene que los jurados se suben a las sillas, que hacen aspavientos, etcétera. Quizás todo esto sea “parte del show”. Pero deja una sensación insana.