Archivo de la categoría: Actores

‘Un diablo con ángel’ de Tvn

diablo-con-angel2El éxito de la serie ‘Un diablo con ángel’, del canal Tvn, se debe en primer lugar al género: comedia. Una historia llena de humor que se agradece después del trajín del día. En segundo lugar, a la presencia de varias mujeres hermosas, que actúan lo más de bien. Y en tercer lugar a los protagonistas: el diablo y el ángel.

El diablo, apelativo que acomoda más en sentido figurado que por actos malvados realmente, pues es solo un tipo ególatra, narciso, está interpretado por el actor Benjamín Vicuña, que ya había hecho comedia en ‘Huaiquimán y Tolosa’, un par de detectives con chascarros, trasmitida por el canal 13 en el 2006 y 2008.

El ángel, está interpretado por Daniel Muñoz, y trata de enmendar los actos egoístas de su pupilo, quien por momentos tiene arranques de ‘honestidad’, pero siempre que la honestidad le reporte alguna ganancia. Esta dupla de actores es garantía de un producto televisivo bien interpretado. Daniel Muñoz tiene, esta vez, además, la virtud de ‘encarnar’ varios ángeles, inclusive el ángel-jefe.

Benjamín Vicuña es ‘Gaspar Muñoz’, apellido que es como un guiño a su alter ego, el ángel que es Daniel Muñoz, que se llama ‘Benito’. Daniel Muñoz también hace de ‘Ángel Bonilla’ y ‘Ángelo Orellana’, otros ángeles.

El grupo de guapas mujeres lo encabeza la coprotagonista, Eliza Zulueta, quien interpreta a la secretaria de Gaspar, ‘Blanca Morales’, apellido que le viene bien por la pulcritud de su comportamiento. Una secretaria súper eficiente, pero desaliñada y tontona, que recuerda, sin que le reste méritos, a la de ‘Betty, la fea’. Excelente actuación de Eliza Zulueta. Es guapa, pero por el momento no eclosiona su belleza en la serie.

Siendo Gaspar un Casanova, otras mujeres giran a su alrededor: ‘Bernardita Undurraga’, interpretada por Begoña Basauri; ‘Bárbara Cortés’, interpretada por Josefina Fiebelkorn; y ‘Franca Jiménez’, que interpreta Mayte Rodríguez. Las peripecias, deshonestidades, chispazos de conciencia y propósitos de enmienda de Gaspar Muñoz ante tal ramillete de bellezas, pone el toque de tensión a la comedia.

Quiero nombrar al resto del elenco: ‘Sara López’ es Pepi Velasco, ‘Osvaldo Morales’ es Gonzalo Robles, ‘Feña Salazar’ es Cata Martin, ‘Maritza Reyes’ es Carolina Paulsen, ‘José Pablo Donoso’ es Julio Yung, ‘Ximena Muñoz’ es Francisca Gavilán, ‘Patricio Aguilera’ es Roberto Farías y ‘Rocío Aguilera’ es Catalina Castelblanco. Destacar la presencia del niño Andrés Comments que hace de ‘Simón Ávila’.

Y son antagonistas de Gaspar Muñoz en pos del amor de las mujeres, ‘Damián Zegers’ que es Tiago Correa, y ‘Rafael Balmaceda’ que es César Sepúlveda.

Qué alivio encontrar una comedia en medio de tanto culebrón impostado, nacional o extranjero. Una comedia bien hecha y con buenos actores, todos. Necesitamos muchas más comedias.

 

La película ‘Los 33’

Los 33Estaba en mora de decir que me gustó la película ‘Los 33’. Hay que verla. Un drama dirigido por la mexicana Patricia Riggen, que narra los hechos ocurridos en agosto del 2010, cuando 33 mineros, por la irresponsabilidad de los empresarios de la mina ‘San José’, estuvieron enterrados 69 días a 700 metros bajo tierra.
Es una película bien contada, hecha con recursos adecuados en cuanto a efectos especiales y locaciones, que hay que ver. Cuenta entre su elenco a reconocidos actores hollywoodenses, como Antonio Banderas, Gabriel Byrne y Lou Diamond Phillips, y del cine francés y brasileño como Juliette Binoche y Rodrigo Santoro.
Una excelente película. Y no me refiero a la fidelidad de la narración con relación a la Historia, y tampoco a que cada vez que aparece el presidente, encarnado por el actor Bob Gunton, haya una risita burlona entre el público. O cuando éste saca el papel en el que, con magnífica sintaxis, los mineros atrapados informaban: “Estamos bien en el refugio los 33”. Por cierto que no lo saca sino una vez, en una escena que no dura más de 10 segundos; es decir, no fue “el papelito politiquero del presidente Sebastián Piñera”, sino el papel utilitario de la película que cuenta una historia real de manera eficiente.
Pero lo que más me gustó fueron las dos frases al final de la película. Una, denuncia que los empresarios de la mina ‘San José’ no han sido encauzados ‘criminalmente’ (que es la palabra gringa para hablar de ‘penalmente’) De esto no se volvió a hablar, de la impunidad con que actuaron (¿y todavía actúan hoy?) los ‘empresarios’ irresponsables de la mina ‘San José’. La película lo recuerda.
Y la otra frase es otro recordatorio: el gobierno no hizo, y no ha hecho, nada por los 33 mineros. No los pensionó. No los protegió, más que con un par de anteojos oscuros para cuando salieran a la luz del día, y un par de terapias con psicólogo, para las que debían viajar a Santiago cada vez.
Esas dos denuncias que hace la película merecen todo mi respeto. El resto de la cinta tiene algunas adaptaciones, necesarias para encajar una historia con futuro comercial. Pero la película es entretenida, rápida, dramática y con toques de humor. Excelente, me pareció.

Hoy quiero hablar de ‘Pituca sin lucas’

elena muñoz y rodrigo bastidasEn medio del agobio nacional por la revelación de un mundo sórdido de la clase dirigente, tanto empresarial como política, bueno es hablar de ‘Pituca sin lucas’. Ya sabemos que ‘los Penta’ no solamente emitían documentación contable por servicios no prestados, es decir ideológicamente falsas, sino que se valían de esa misma documentación irregular para obtener reintegros multimillonarios del Servicio de Impuestos Internos. Ya sabemos que todos niegan actuar por fuera de la ley, como Jovino Novoa y Andrés Velasco, lo cual no es de extrañar. No por el mismo delito, pero los asesinos en serie también suelen declararse inocentes, así la policía tenga su ADN en la escena del crimen, sus huellas digitales y hasta videos donde se ven perpetrando el delito.
Ya sabemos que no hay ninguna diferencia, delincuencialmente o delictivamente hablando, entre los Carejarro, el Rey del Oxicorte o cualquiera otro de la Legua Emergencia o La Pintana, y ‘los Penta’, ‘los Cascadas’ o los políticos de La Dehesa, Las Condes, Los Trapenses o Chicureo.
Ya lo sabemos. Por eso hoy quiero hablar de ‘Pituca sin lucas’, título que equivale a decir ‘cuica sin plata’, o ‘rica pobre’, una genial comedia serial del canal abierto Mega, que barre en sintonía por estos días.
Para comenzar, veníamos de culebrones densos o historias casi de suspenso, y se aproximaba el verano. Justo el momento para romper con todo y presentar una historia fresca, divertida, posible en la vida real. La historia es sencilla: un ‘empresario’ comete ilícitos en sus negocios y debe huir de la justicia, lo que hace, pero abandonando a su familia.
Se llama José Antonio Risopatrón y está encarnado por el actor Mauricio Pesutic. Su esposa, María Teresa Achondo, conocida como Tichi, y encarnada por Paola Volpato; su suegra, Lita, que hace la actriz Gabriela Hernández, y sus tres hijas, María Jesús Rispatrón (que hace Monserrat Ballerin), María Belén Risopatrón (Mariana di Girólamo) y María Piedad Risopatrón (Sofía Bernet), quedan en mala situación económica y deben cambiar de barrio. Pasar en un abrir y cerrar de ojos del barrio alto al barrio bajo.
Llegan a un vecindario de casas pareadas, y la suya colinda con la de un vendedor de pescados, que es sindicalista, llamado Manuel Gallardo, encarnado por Álvaro Rudophy. Él tiene cuatro hijos, a quienes ha bautizado con nombre de figuras izquierdistas: Salvador Gallardo (actuado por Francisco Puelles), Fidel Gallardo (que personifica Augusto Schuster), Gladys Gallardo (que es Fernanda Ramírez) y Ernesto Gallardo (actuado por Benjamín Muñoz).
Terminan flirteando entre sí, y esto desata una serie de situaciones en las que siempre hay una ‘marca de clase’ que tienen que transgredir. Son personajes adicionales el novio de María Jesús Risopatrón, en joven médico Felipe Aldunate (actuado por Ignacio Garmendia), también de los barrios altos. Don Benito (actuado por Fernando Farías), dueño de la tienda del barrio, que termina coqueteando con doña Lita. Margarita, la nieta de don Benito, que personifica María de los Ángeles García, que se enreda con Fidel Gallardo, quien a su vez se enamora de María Belén Risopatrón.
También están en escena Gregorio Cereceda (que actúa Fernando Godoy) y Enrie-André (actuado por Otilio Castro), quienes trabajan en el terminal pesquero con Manuel Gallardo.
Y estos dos viven en piezas alquiladas en la casa de Stella González, conocida como ‘Reineta’ y personificada por Ingrid Cruz. Reineta es la novia de Manuel Gallardo, un poco loquilla. Manuel Gallardo termina su noviazgo con ella, porque su corazón empieza a palpitar por doña Tichi Achondo, su vecina.
Genial historia ideada por Elena Muñoz y Rodrigo Bastidas (foto). Y desarrollada por ellos mismo en libretos en los que también participan Milena Bastidas, Hugo Castillo y Alejandra Castillo.
Genial que es comedia, comparable con el sitcom ‘Casado con hijos’, que es una franquicia. Genial su lenguaje, sus diálogos realistas, sus situaciones corrientes pero absurdas dentro de la historia, hilarantes a cada minuto. Genial que sea para el verano. Genial que al mismo tiempo de hace reír, a cada paso hay un punto de quiebre, un suspenso, un cambio de horizonte posible. Y genial que todos, sin excepción, actúan bien.
En este punto creo que tenemos actores para buen rato en el futuro, que pueden llegar a la excelencia que han logrado otros, como Alfredo Castro, Claudia di Girólamo y Daniel Muñoz, por mencionar los primeros nombres que se me vienen a la mente. Hablo de Monserrat Ballerin, quien está llevando el peso de la historia en estos días con María Jesús Risopatrón. Su actuación es convincente en la dicotomía de su corazón entre el rico Felipe Aldunate, de su misma especie, y Salvador Gallardo, el hijo de Manuel Gallardo y quien también trabaja en el Terminal Pesquero.
También me refiero a Fernanda Ramírez y Mariana di Girólamo, que hacen papeles creíbles, sencillos, sin sobreactuarse a pesar de ser comedia. Gran futuro para Augusto Schuster, quien ha probado destreza y versatilidad. Y María de los Ángeles García, cuya actuación como Margarita, la nieta de don Benito, una jovencita arpía que es capaz de manipular los sentimientos de los demás, es genial.
ingrid cruzPor último, creo que al fin le llegó un personaje a su medida a Ingrid Cruz (foto), que lo hace magnífico. Su personaje, ‘Reineta’, es comedia pero también drama. Es bobalicona y tal vez ordinaria de modales, pero hay un halo de ternura en su locura por ser feliz junto al hombre de sus sueños, que es Manuel Gallardo, pero que no le corresponde en sentimientos, y ese empeño la hace desvariar. Genial ‘Pituca sin lucas’.

Los ganadores de los Premios Altazor 2014

altazorSe entregaron los Premios Altazor, que destacan el trabajo de los cultores de las artes. Un premio otorgado por colegas de oficio. En Literatura lo obtuvieron Diamela Eltit y Juan Cameron. Versos de Juan Cameron son los siguientes:

Versos atribuidos al joven Francisco Maré Arou     He visto las mejores cabezas de pescado hablar del / buen Dios con una espina entre los dientes / He visto a un veterano de ninguna guerra morir en / las trincheras por culpa de un llamado al celular / He visto al desvestido pasearse como rey por las / páginas del único periódico del pueblo / He visto al sastre aumentar su salario en un / desierto de sal y bañarse de orgullo / He visto al lobo decir que viene el lobo el / verano anterior a la última guerra / He visto la multiplicación destas cabezas como / una hiedra al doblarse para barrer el / suelo morder los ojos al santo y hacer cruz con / la espina y gruta de su carie bajo el juego sagrado / He visto rayarse este panfleto desde comienzo / a fin he visto todo para mirar de frente a / quien lo lee ciego sin voz en un idioma extraño.

Palto en Plaza Bismark     Ahí está mi casa / y su palto señero que inclina con el viento / a indicar la semilla / la tierra do abrigué la arboladura / cuando aún no existía su materia / Ahí está con sus vidrios / y sonríe quebrada a la bahía / vacía de los gritos de los años / y los apsos del perro que hoy vigila / las raíces del palto.

En Música, ganó Mauricio Redolés los trofeos de Mejor Álbum Rock, Mejor Canción Rock y Mejor Canción Tropical. Alexis Venegas se impuso en Mejor Álbum Pop. Y Margot Loyola ganó en Mejor Canción de Raíz Folclórica con “El engreído”. Como se hizo en Matucana 100, sitio donde se entregaron anoche los Premios Altazor, aquí también propugnamos por la Ley que establece un 20% de música chilena en las transmisiones diarias de todas las radios del país. No creemos en la entelequia de los dueños de las radios, agrupados en Archi, que hablan de “la libertad” de radiodifusión. Si no hubiera sido por la Ley que establece producción televisiva nacional, no existiría el mercado de las telenovelas, ni los dramatizados, etcétera.

En Artes Escénicas ganaron: Nelly Meruane, Mejor Actriz de Teatro por “Coronación”,  y Rodolfo Pulgar, Mejor Actor de Teatro por “Allende, noche de septiembre”.

En Artes Visuales (cine y televisión), la película “Gloria” ganó Mejor Guión (Lelio y Gonzalo Maza) y Mejor Actriz (Paulina García), y “Ecos del desierto”, Mejor Dirección (Wood), Mejor Actor (José Soza) y Mejor Actriz (Aline Kuppenheim).

En Teleseries ganó “Secretos en el jardín” (Canal 13) como Mejor Guión de TV, y Alejandro Goic, Mejor Actor de Cine, por “Carne de perro”.

Con la alfombra roja empieza el Festival de Viña

Alfombra rojaCada cosa en su lugar y el festival de Viña del Mar tiene el suyo en Chile. Este se llama en realidad Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, pero de internacional no queda sino algunos cantantes “invitados”, y de canción solamente una competencia que era la médula del festival, pues escogía “la canción” ganadora, a la manera de San Remo o la OTI, pero esta parte se convirtió en un evento sin brillo, arrinconado dentro festival. Y el festival lo conforman esos cantantes “invitados” (lo pongo en comillas porque son contratados por sumas fabulosas) y un humorista (o dúo o grupo de humoristas) cada una de las noches.

Dicho de manera corta: el festival ya no es el festival. Pero, aun así, sigue siendo el evento del año en Chile. Ahora se televisa, y entonces tiene más peso este formato en comparación con el viejo festival que se llevaba a cabo en el escenario de la Quinta de Vergara, casi a puerta cerrada. Y la puesta en escena para televisión exige la mayor parafernalia posible. Darle el mayor boato (y algo más), para tener a la audiencia pegada a las pantallas. Este año, el festival es “propiedad” de Chilevisión, que ya anunció 5 horas de transmisión, desde las 19:30 de hoy.

Lo que ocupará esas cinco horas es el desfile por la alfombra roja, un tapete de viña1150 metros de largo. Usualmente, cada cual viene con cada cosa. Hombres y mujeres, o mujeres y hombres se preocupan por lucirse. En la foto de arriba, para dar una idea, de izquierda a derecha, Francisca García-Huidobro (animadora), Tonka Tomicic (animadora) y Antonela Ríos (actriz y animadora). A algunos les sale el tiro por la culata, porque realmente muestran un pésimo gusto para vestirse (y lucirse). Después lo veremos. Uno llega a pensar si no se trata de un campeonato del mal gusto. Lo increíble es que un canal le gaste tanto tiempo a tener en antena algo así. Pero es parte de nuestra idiosincrasia. Esto es Chile.

‘Consejos’ de Charles Chaplin para mejor vivir

chaplin1Mi querida hermana Esperanza me envió el siguiente texto, adjudicado a Charles Chaplin, que comparto porque siempre viene bien una fuente de inspiración que ha sido exitosa. Con este texto de aplicación muy personal, propicio para momentos como el actual del advenimiento del 2013, un año que es nuevo como un material maleable, para hacer con él la realidad de nuestros propósitos, les deseo a todos los lectores de esta página un ¡Feliz Año Nuevo! Muchas cosas buenas para todos, en el año que recién comienza.

“Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme… Hoy sé que eso tiene nombre: autoestima.

“Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es autenticidad.

“Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama madurez.

“Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es respeto.

“Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama amor hacia uno mismo.

“Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es simplicidad.

“Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la humildad.

“Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama plenitud.

“Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es saber vivir!

“No debemos tener miedo de cuestionarnos. Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas”.

Charles Chaplin (foto)

A otro nivel está ‘Stefan vs Kramer’

El comediante Stefan Kramer dejó una marca muy alta en la cinematografía nacional con su película “Stefan vs Kramer” (poster). Ya lo había hecho como comediante, dejándose ver como insuperable, en el género de las imitaciones. La anterior película de comedia que recuerdo, El regalo, siendo buena, no tiene el ritmo, los diálogos, las escenas cómicas que abundan en esta cinta. Kramer ha dado un paso más.

Característica de Kramer en sus presentaciones personales es la de crear historias. No es un cuenta-chistes, como suele entenderse, apreciarse y aceptarse el humor. Kramer tiene un grado más alto de sensibilidad profesional para darle un hilo conductor a sus presentaciones.

La película “Stefan vs Kramer” es una historia dramática de un actor obsesionado por su trabajo (como puede serlo un arquitecto, un periodista, un médico) que por la ausencia cada vez mayor de casa para darle más tiempo a su pasión profesional, va perdiendo su familia. Sobre este eje, la solución va llegando mediante situaciones cómicas. Pero el desarrollo de la historia lleva al espectador a clímax sucesivos, los cuales van potenciando la película hasta el clímax final.

Antes de su estreno, se especuló con que la película tenía como “gancho” un cameo del gran Felipe Camiroaga, muerto trágicamente en el accidente aéreo de la isla Juan Fernández en 2011. No es así. Kramer trata con sumo respeto a todos sus imitados y todos sus invitados. Tanto no es como se dijo, que bien puede retirarse ese cameo de la cinta y la historia no sufre mella. Pero se agradece poder ver en la película al gran Felipe, haciendo de sí mismo.

Digo que Kramer es respetuoso con todos sus imitados, pues uno llega casi a encariñarse con esas imitaciones, y me refiero a las dos principales: Arturo Longton y Miguel “Negro” Piñera, que llevan el hilo de la historia. Son simplemente geniales. Casi cobran vida, independiente de los personajes reales. Son hechas con respeto y maestría.

Y las dos grandes sorpresas o revelaciones de la película son la actuación de la esposa de Kramer, Paloma Soto, quien actúa con suma naturalidad, y el nuevo “personaje” que estrena el comediante: el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Toda esta magia prodigiosa no hubiese sido posible sin un guión y una dirección, labores que fueron compartidas entre Stefan Kramer, Sebastián Freund y Eduardo Prieto. Y la calidad de la fotografía, eso que impacta la retina y crea el clima adecuado a la historia, realizada por Antonio Quercia, sanamente hollywoodense.