Guilisasti sin rubor; Cariola y altos sueldos

Rafael GuilisastiGuilisasti. Sin rubor alguno, estos señores saltan de un puesto a otro, público y/o privado, como quien se cambia de ropa interior. Rafael Guilisasti (foto), de la presidencia de la privada Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), pasó al directorio de la estatal Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), y de aquí, de un día al otro, a la presidencia de las sociedades privadas Norte Grande, Oro Blanco y Pampa Calichera, que forman parte del entramado creado por el ex yerno del dictador Augusto Pinochet, Julio Ponce Lerou, conocido como ‘Cascada’ y que es controlado por la privada empresa SQM, envuelta en un escándalo de financiación ilegal de políticos. Lo hizo como si fuera lo más normal del mundo, cuando en realidad actuaba en Corfo en calidad de entidad reclamante contra Salar de Atacama, que controla SQM, y ahora es presidente de tres empresas de SQM. Ahora está en el ‘bando contrario’, defendiendo los intereses de una empresa que unos días antes estuvo bajo los señalamientos de Corfo.
¿Y esta vuelta de carnero? Un entendido reflexiona de esta manera: “Pasar de ser uno de los que firmó la demanda de la Corfo en contra de SQM a ser presidente de las ‘cascadas’ que controlan SQM, es demasiado. Qué pensaba antes y qué piensa ahora: ¿hay que quitarle el Salar de Atacama a SQM o no? Porque el interés de Norte Grande, Oro Blanco y Calichera es que fracase la demanda de la Corfo”.
Y ¿aparentemente, no pasa nada? ¿Es tanto el cinismo al que se ha llegado?
No sería de extrañar que Rafael Guilisasti adujera, como los mediocres y oportunistas Jacqueline van Rysselberghe, Consuelo Saavedra o Jorge Pizarro, que ‘no está haciendo nada contra la ley’. Aunque censurable, sería comprensible, porque estas personas no tienen principios éticos ni morales.
Sueldos. Un ahorro fiscal de 17.700 millones de pesos (¡!) proponen algunos Karol Cariolaparlamentarios, en una medida inédita en la vida republicana de Chile: bajar a la mitad el sueldo de altos cargos del Estado y de los parlamentarios. Y congelarlos, en el caso de los parlamentarios, y no aumentarlos en el caso de los altos cargos. Las cifras quedarían así: sueldo del presidente de la República, 5 millones de pesos; sueldo de los ministros, senadores y diputados, 4 millones 500 mil pesos, y sueldo de subsecretarios 4 millones de pesos. El ahorro fiscal será de tal magnitud que no importa si hay un aumento de parlamentarios como consecuencia de la aplicación del nuevo sistema electoral. Impulsan la iniciativa Karol Cariola (foto) y Camila Vallejo (del Partido Comunista), Giorgio Jackson (independiente), Daniel Melo (del Partido Socialista) y Vlado Mirosevic (independiente) Se les aplaude la propuesta y ojalá se haga realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s