‘Me vuelvo loca de nuevo’: Virginia Wolf

virginia-woolfVirginia Woolf (foto) fue novelista, ensayista, editora, feminista y cuentista británica. Destacada figura del modernismo literario del siglo XX. Hizo parte del Grupo de Bloomsbury, que era un círculo de intelectuales literarios, artísticos y sociales. Tomó ese nombre por el barrio donde vivían, cerca del Museo Británico. Se reunían en casa de Virginia Woolf y su hermana Vanessa, casada con el crítico de arte Clive Bell. Casi todos sus integrantes publicaron en la editorial ‘Hogarth Press’, que crearon Virginia y su esposo Leonard Woolf.
En el grupo profesaban una ideología liberal y humanista, y se consideraban una élite intelectual ilustrada. Habían estudiado en Trinity College, de Cambridge, y en el King’s College, de Londres. Admiraban a los pintores Paul Gauguin, Vincent Van Gogh y Paul Cézanne.
Formaron parte del Grupo de Bloomsbury, los filósofos Bertrand Russel y Ludwig Wittgenstein, los críticos de arte Roger Fry y Clive Bell, el economista John Maynard Keynes, el escritor Geradl Brenan, los pintores Dora Carrington, Vanessa Bell y Dincan Grant; la escritora Katherine Mansfield, el ensayista Edward Morgan Goster, él crítico literario Desmond MacCarthy, el sinólogo Arthur Waley, el biógrafo Lytton Strachey, el esposo de Virginia, Leonard, y ella.
Su trastorno bipolar se agudizó con una enorme depresión por la concurrencia de hechos como la Segunda Guerra Mundial, la destrucción de su casa y el rechazo del público a su reciente libro biográfico. El 28 de marzo de 1941 Virginia Woolf se suicidó.
Se puso un abrigo que llenó de piedras sus bolsillos y se lanzó al río Ouse. Su cuerpo fue encontrado el 18 de abril. Su esposo Leonard enterró sus restos incinerados bajo un árbol en Rodmell, Sussex.
Esta es la última nota que escribió Virginia. La hizo para su marido:
“Cariño,
Estoy segura de que me vuelvo loca de nuevo. Creo que no puedo pasar por otra de esas espantosas temporadas. Esta vez no voy a recuperarme. Empiezo a oír voces y no puedo concentrarme. Así que estoy haciendo lo que me parece mejor. Me has dado la mayor felicidad posible. Has sido en todos los aspectos todo lo que se puede ser. No creo que dos personas puedan haber sido más felices hasta que esta terrible enfermedad apareció. No puedo luchar más. Sé que estoy destrozando tu vida, que sin mí podrías trabajar. Y sé que lo harás. Verás que ni siquiera puedo escribir esto adecuadamente. No puedo leer. Lo que quiero decir es que te debo toda la felicidad de mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirte que… todo el mundo lo sabe. Si alguien pudiera haberme salvado, habrías sido tú. No me queda nada excepto la certeza de tu bondad. No puedo seguir destrozando tu vida por más tiempo.
No creo que dos personas pudieran haber sido más felices de lo que lo hemos sido nosotros.
V”.
carta-de-suicidio-de-virginia-woolf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s