‘Tracking’ de Gonzalo Frías

gonzalo fríasOcupado en otros textos tenía aplazado hablar de ‘Tracking’ de Gonzalo Frías. Publicado por ‘Vía X ediciones’, es un libro que rompe los esquemas de la reciente oferta editorial. Sin ser parte del establecimiento literario de los escritores chilenos, Gonzalo Frías ha encontrado un tono íntimo para narrar la vida de un muchacho rodeado de cine. Es él, ese muchacho. Un libro crudamente honesto.
‘Tracking’ (:rastreo) habla de su madre, de su padre, de su abuelo, de su amigo Ricardo Balboa, de don Anselmo –el zapatero que alquilaba películas–, de su abuela y de la muerte. En ese orden.
Sin los manierismos a que nos tienen acostumbrados los escritores ‘consagrados’ de Chile, este texto de Gonzalo Frías es limpio, sin aspavientos, sincero. Eso es: sincero, cualidad que reclamaba Marcelo Lillo a los escritores de Santiago, en una vieja entrevista que debe andar por ahí.
El libro de Frías es una gran reflexión sobre el pasado. Sobre el entorno en que se crece, la gente que se conoce, los padres que nos tocó en suerte y la muerte.
Al final del primer capítulo, escribí mi apunte: “Difícil relación con la mamá. Duro. Texto adolorido”. Dijo Gonzalo Frías: “Yo podría haber maquillado la historia de mi mamá, dejándome a mí como una inocente paloma, siendo la víctima-niño que vivió y sufrió mucho en todo este proceso. No poh, yo fui un concha de su madre como son muchos niños que son muy crueles, y yo no podía obviar eso. Para mí eso es parte de lo que forma la historia, es la verdad la historia”.
En el del padre escribí “Poético”, en el del abuelo no puse nada porque nada vale poner, de lo grato que es. Tampoco puse nada donde habla del amigo, aunque haya subrayados. El texto de don Anselmo es una golosina, y el de la abuela lo encontré “un bonito tributo”. Y al final, escribí “Excelente libro”.
Gonzalo Frías es hijo de Gustavo Frías, un novelista (‘El inquisidor’ y ‘Tres nombres para Catalina Catrala’) y guionista de íconos como ‘Julio comienza en Julio’, ‘Sussi’, ‘Caluga y menta’ y ‘Amnesia’, y de Magdalena Aguirre, profesora de filosofía del colegio La Maisonne, de quien Gonzalo también dice que “mi mamá es Bambi”.
Dice que “mi papá es El Imperio Contraataca; mi mejor amigo es ET; mi abuelo es Los Goonies; mi abuela son miles de películas que se llevó el Alzheimer, pero entre ellas una que recordó hasta el final: “Breve Encuentro”. El libro ‘Tracking’ es mi familia y las películas con que los recuerdo”.
Hay en este texto de Frías una frescura y una limpieza envidiables. Me gustaron pasajes como: …“creo que si Darth Vader le hubiera dicho a Luke: ‘soy tu papá’ y no ‘soy tu padre’, todo habría cambiado en esa version alternative de El Imperio Contratac que es nuestra vida”. O como: “A mi abuela le preguntaba cada tarde qué película quería ver y siempre respondía: ‘Una que no se trate de mucho. De hecho, mientras menos historia tenga, mejor. Que no haya nada que me llame demasiado la atención… Una que no tenga que recordar’”
O como este: “El atardecer es misterioso. Es como el párpado del mundo cerrándose para soñar. Hay un resto de realidad y un comienzo de ensueño. Es la hora amortiguada aquí en el Litoral. Los pájaros tienen su último recreo de la tarde, los Pescadores empiezan a recoger las redes, sus embarcaciones vuelven a la orilla. Van quedando apenas estrías rojizas de luz en los techos y los ventanales del pueblo. En este momento, una música y diálogos de película empiezan a flotar en nuestra casa. Son mis recuerdos”.
No sé si Gonzalo Frías vuelva a escribir. Porque este no parece el libro de un escritor de oficio, sino una necesidad personal que pudo saciar, y de la mejor manera. Pero si lo hace, debe saber que ha puesto un punto alto de exigencia a su propio estilo. Ojalá que lo haga. Me gustaría leer más textos de él y como el de él.

Anuncios

2 Respuestas a “‘Tracking’ de Gonzalo Frías

  1. Me gustó Gonzalo Frías. Trataré de encontrar “Tracking” Me hizo recordar a mi niñez. También era un fanático del cine (hasta la fecha) y hasta ahora llevo en mis nítidos recuerdos a mi madre, mi padre y también a un abuelo postizo que era un pintor, y de los buenos, pero fue su carácter y su estilo de vida el que, creo yo, me marcó. Lo único que no le perdono es el no haberme enseñado el idioma italiano pues nació en Italia.
    Gracias don Julio por traerme gozo con sus excelentes trabajos.

    • juliosuarezanturi

      Don Luis, sé que te gustará mucho, si además de buen lector tienes esa afinidad con el autor de ‘Tracking’, del cine y la vida familiar.
      Gracias por la visita. Siempre eres bienvenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s