Comenzaron a escribir después de los 50 años

man's hand on computer keyboard woman's hand on the keyboard typing

man’s hand on computer keyboard woman’s hand on the keyboard typing

Un incentivo personal es saber que otros han podido hacer lo que uno quisiera hacer. Cuántas personas descubren casi al final de sus vidas la verdadera vocación que animaba sus corazones, aunque hayan gastado tiempo y energías subsistiendo solamente. Y entonces, como si un segundo aire de boxeador los redimiera, se aplican a eso nuevo y muchas veces resulta ser lo triunfador. Estos casos se ven en diversas actividades, como el Derecho, la Arquitectura, la Docencia, la Agronomía, etcétera. Pero más allá del giro que puedan dar sus vidas (o nuestras vidas) lo destacable es que nadie muere, o pocos lo harán, sin haber colmado sus sueños, por extraños y oscuros que parezcan. En la literatura se sabe de esos casos también. Los que se reseñan son diez, pero seguro hay más. De hecho, José Saramago, premio Nobel de Literatura en 1998, se dedicó a escribir ‘profesionalmente’ a los 54 años. Aquí están:
1. Daniel Defoe: Hasta los 59 años, Defoe estuvo muy ocupado para ponerse a escribir ficción. Fue comerciante (aunque casi siempre endeudado), tuvo 8 hijos, estuvo en la cárcel tanto por motivos económicos como políticos, viajó por toda Europa, fue recaudador de impuesto y tuvo una agitada y activa vida política. De hecho, su primera incursión en la escritura fue escribiendo panfletos. A los 59, escribiría y publicaría su primera novela ‘Robinson Crusoe’. Hoy es considerado como uno de los padres de la novela inglesa.
2. Laura Ingalls Wilder: La autora de ‘La casa de la pradera’ comenzó a escribir ya bien pasados los 50 años, cuando su hija (también escritora) la animó a dejar por escrito sus (duras) vivencias de infancia y juventud como pionera, que incluían difteria, la muerte de un hijo, la ruina económica o el incendio de su casa. Con 64 años publicó su primer libro: ‘La casa de la pradera’.
3. Frank McCourt: No empezó a escribir hasta que se jubiló, tras años trabajando como profesor. Su primer libro se publicó cuando tenía 66 años, y ganó un premio Pulitzer. Se trata de ‘Las cenizas de Ángela’, una novela autobiográfica en la que cuenta su infancia en Irlanda.
4. Marqués de Sade: Aristócrata, ateo, libertino y revolucionario, pasó 27 años de su vida en cárceles y manicomios. Comenzó a escribir a los 40 años, mientras estaba encarcelado en La Bastilla. La primera obra que publicó fue ‘Justine’, ya con 51 años.
5. Charles Perrault: Perrault nació en una familia burguesa acomodada, lo que le permitió estudiar derecho y llevar una vida dedicada al estudio y a ser secretario y bibliotecario de la Academia Francesa. No sería hasta los 55 años cuando escribió ‘Cuentos de mamá ganso’, lo que supondría el inicio de un nuevo género literario: los cuentos de hadas, y también su fama como escritor.
6. Giuseppe Tomasi di Lampedusa: El príncipe de Lampedusa no tuvo especial interés por la creación literaria hasta los 58 años, cuando tras asistir a un Premio Literario se puso a escribir ‘El gatopardo’. Lo terminaría 2 años más tarde, pero las editoriales lo rechazaron sin muchas contemplaciones. No se publicaría hasta un año después de su muerte, y sería todo un exitazo en Italia.
7. Raymond Chandler: Comenzó a escribir con 44 años, cuando perdió su trabajo en una empresa petrolera en plena Gran Depresión, y pensó que era el mejor momento para dar un vuelco a su vida. Poco después publicaría sus primeros relatos, y la primera novela ‘El sueño eterno’ se publicaría cuando tenía 51 años.
8. Alberto Méndez: El autor de ‘Los girasoles ciegos’ estuvo relacionado con la literatura durante toda su carrera profesional, ya que trabajó en diversas editoriales, pero no sería hasta sus últimos años de vida cuando escribió los cuatro relatos ambientados en la Guerra Civil que componen su única obra. Tenía 63 años cuando se publicó.
9. Isak Dinesen: La autora de ‘Memorias de África’ (cuyo verdadero nombre era Karen Blixen) pasó la mayor parte de su vida en ese continente, regentando una plantación de café. La caída de los precios le obligó a venderla y volver a su país Dinamarca, cuando contaba con 46 años. Es entonces cuando comienza su carrera literaria bajo diversos seudónimos, y publica una colección de cuentos con 50 años, poco antes de sacar su obra más famosa.
10. Sam Savage: Fue mecánico de bicicletas, carpintero, pescador de cangrejos, editor de poesía y tipógrafo, antes de escribir, ya con 65 años, su primera obra ‘The Criminal Life of Effie O’, una novela en verso. Aunque es más conocido por ‘Firmin’, publicada cuando contaba con 66 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s