Reseña de la gran Marguerite Yourcenar

marguerite yourcenarNavegando por internet me encontré con una reseña de la escritora Marguerite Yourcenar (foto), escrita por Ana Blasfuemia (no sé si sea seudónimo), cuyo blog invito a visitar. Se cuenta que en una ocasión de 1986 Marguerite Yourcenar se encontró en Ginebra, Suiza, con Jorge Luis Borges. Marguerite le preguntó, haciendo un guiño a la obra del argentino: “Borges, ¿cuándo saldrás del laberinto?” Borges le contestó: “Cuando hayan salido todos”. La reseña de Marguerite Yourcenar la tiene Ana Blasfuemia dentro de un grupo de reseñas que tituló “Reto de escritoras únicas”. Y es esta:
“Marguerite Yourcenar se llamaba en verdad Marguerite Cleenewerck de Crayencour, empezó a utilizar Marguerite Yourcenar (Yourcenar es un acrónimo de Crayencour) como seudónimo y cuando se nacionalizó en EEUU lo adoptó como nombre oficial.
“Marguerite nació un 8 de junio de 1903 en Bruselas (Bélgica), su madre falleció a los diez días de su nacimiento, así que su educación corrió exclusivamente a cargo de su padre, de familia aristocrática, Michel-René Cleenewerck de Crayencour, quien le enseñaría latín a los 10 años de edad y griego clásico a los 12. Cuando latín y griego importaban, claro. Tampoco le daría mucho miedo a Marguerite, que a los 8 años leía a Jean Racine y a Aristófanes. La refinada educación de su aventurero padre sentó las bases del amor de Yourcenar por los viajes y por la cultura, especialmente la cultura griega y oriental, no obstante, su padre siendo muy culto, era también de vida alegre, así que se puede decir que Marguerite fue bastante autodidacta y se creó (o se inventó) un poco a sí misma.
“‘Alexis o el tratado del inútil combate’ fue la primera novela que le publicaron, en 1929. Diez años después, en 1939, es invitada por su amiga, la traductora Grace Frick, a Estados Unidos, para huir del ambiente bélico que había en Europa. En Nueva York daría clases de Literatura comparada y obtendría la nacionalidad en 1947.
“Yourcenar era también traductora (tradujo obras de Henry James, Yukio Mishima, Constantin Kavafis), y así conoció a Virginia Woolf. En 1951 publicó una de sus obras más conocidas ‘Memorias de Adriano’, una obra pionera dentro de la novela histórica.
“En 1980 fue nombrada miembro de la misógina Academia Francesa ¡la primera mujer! (Ya pertenecía desde 1970 a la Academia belga). Parece que Marguerite decía que en un momento de su vida dejó de ser una mujer que escribía para convertirse en un escritor que ocasionalmente era una mujer. De hecho se la “elogiaba” porque su obra no parecía estar escrita por una mujer. Iba a discrepar, porque lo que he leído de esta autora me parece de una sensibilidad muy femenina, pero claro, eso llevaría implícito negar a los hombres la posibilidad de esa sensibilidad. Y me consta que no es así.
“Marguerite era bisexual y de hecho ella y Grace Frick (que sería la traductora de Yourcenar al inglés) fueron amantes hasta el fallecimiento de Grace por un cáncer de mama en 1979. No obstante, Marguerite nunca hablaría abiertamente de esta relación y se refería a Grace como “mi amiga”, incluso se mostraba bastante irritable cuando le preguntaban por esta relación (odiaba la palabra homosexual), quizás por ello acabe declarando en una especie de quiebre para que le dejaran de preguntar que: “En fin, es algo muy sencillo: primero una pasión; después una costumbre, y al final sólo una mujer que cuida a otra mujer enferma”.
“Cuando Grace muere, un hombre, Jerry Wilson, un fotógrafo de 28 años, entra en la vida de Yourcenar, consiguiendo sacarla de la reclusión y acompañándola en diversos viajes como secretario y tal vez como amante. Ella tenía 75 años. Una historia ambigua, puesto que poco antes de que falleciera Jerry lo hacía el amante de este, Maurice, víctima del sida, enfermedad de la que también falleciera el propio Jerry. Hay quien dice que contagiaría a la propia Yourcenar, pero cuando ni siquiera se sabe si llegaron a tener relaciones sexuales sería muy arriesgado afirmar tal cosa. En cualquier caso Jerry no fue precisamente un compañero ideal, por mucho que Marguerite le justificara continuamente. Y a mí que me da que en el fondo a Yourcenar le aterraba la soledad…
“Parece que Marguerite Yourcenar era una mujer de grandes pasiones, yo diría que de pasiones elevadas, y afectos complejos y universales. Poco dada al yo, su alma era más propensa a lo universal, quizás por eso protegió su privacidad y sus emociones con esmero.
“Marguerite Yourcenar fue una persona austera, que al igual que el protagonista de ‘Alexis o el tratado del inútil combate’, se sintió durante toda su vida víctima de la pasión y, por tanto, excluida de la felicidad. Los diarios de Yourcenar y su correspondencia amorosa no serán públicos, por expreso deseo de ella, hasta el 2037. Han de pasar, pues, 23 años todavía para conocer la verdad de Marguerite Yourcenar que con tanto empeño se ha esforzado en borrar y postergar. No sé yo si estaré para esos trotes… No deja de ser curioso, en cualquier caso, que quien quiso escribirlo todo y dejar testimonio de tantas cosas, preservara tan fervorosamente su propio testimonio personal.
“Obviamente lo que aquí cuento es una aproximación, pequeña y modesta, a la figura de esta gran mujer que fue Marguerite Yourcenar. Una mujer de gran inteligencia y cultura que es una imprescindible en el panorama de la Literatura (en mayúsculas). Una mujer fascinante y, seguramente, fascinadora. Lo que he estado mirando durante estos días, más lo que conocía (tengo en casa, leída hace mucho, una biografía de Josyane Savigneau ‘Marguerite Yourcenar. La invención de una vida’) me ha aportado mucho, porque además de gran escritora fue también una persona con ideas muy interesantes y nada propensa a la vacuidad. A quien quiera y pueda le recomiendo profundizar en la vida y obra de Yourcenar, y esperar a lo que el 2037 nos depare (podemos hacer una quedada para ese día en que Marguerite Yourcenar se nos desvele ¿no? .…y comentamos…)”
Hasta ahí el texto de Ana Blasfuemia. Les dejo este enlace, de un cuento de la gran Marguerite Yourcenar, titulado ‘La leche de la muerte’

Anuncios

Una respuesta a “Reseña de la gran Marguerite Yourcenar

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s