Patrick Modiano y ‘La hierba de las noches’

patrick modianoNo te dejes engañar. Puede uno tener la sensación de cierto desmaño en la sintaxis de Patrick Modiano (foto), pero en realidad la redacción opera como una serpiente que te envuelve paulatinamente para, en cualquier momento, asfixiarte. O picarte de veneno de muerte. En ‘La hierba de las noches’ (editorial Anagrama, octubre 2014, traducción de María Teresa Gallego Urrutia) la historia se mueve inestable en el tiempo y el espacio. De pronto está uno en una París de antes, de la que no queda nada. Los protagonistas van por calles que han cambiado su entorno, y entran a locales que ya no existen, porque fueron demolidos. Son puertas en el tiempo que sustentan la trama hacia adelante y hacia atrás, bastante coherentemente. De esto es de lo que hablo:
“Al cabo de un rato, el taxista me dijo:
–¿Está seguro de que va a venir esa persona?
Le pedí que me esperase un momento y me bajé del taxi. Al llegar delante de la puerta cochera, me llamó la atención, a la derecha, el teclado para el código del portero automático. En aquellos tiempos no existía. Pulsé con el índice, al azar, cuatro números y la letra D. La puerta siguió cerrada. Me volví a subir al taxi.
–Se le ha olvidado el código, ¿eh? –me dijo el taxista–. ¿Seguimos esperando a la persona esa?
–No.
A veces, en los sueños, sé el código y no necesito empujar la puerta cochera. En cuanto pulso con el índice la letra D la puerta se abre automáticamente y se vuelve a cerrar cuando entro”.
La novela escarba los tiempos de la ocupación nazi, los tiempos de la resistencia, los sentimientos de viejos torturadores y de jóvenes que exploraban por entonces la vida, o confirmaban que nada había más allá de distinto a lo previsible.
“–Si me hubiera metido en un asunto feo, te lo diría…
Esa frase aún sigo oyéndola de noche, en las horas de insomnio. La apunté en la libreta negra. Debía de sospechar algo, pese a todo, un presentimiento incorrecto ya que la puse por escrito así, tal y como lo hice. ¿Por qué no me dijo nada? ¿O por qué me lo dijo sólo con medias palabras, una noche, cuando salíamos de la estación de Lyon? Sobre la marcha, no me fijé demasiado. A lo mejor no quería asustarme, pero, en tal caso, es que no me conocía bien”.
Sin duda que el más reciente Nobel de Literatura lo merecía. El texto que comento tiene una densidad que, sin embargo, no obstaculiza sino que lo hace a uno avanzar. Porque Modiano también apela al recurso del suspenso, propio de la novela policíaca. Invito a leer esta novela.

Anuncios

Una respuesta a “Patrick Modiano y ‘La hierba de las noches’

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s