Chile no es el mundo; la crisis mundial; el cine

andrés santa maríaLa primera noticia es la rara insistencia de los empresarios en lanzar una ola de mala energía sobre el país. Ya sabemos que los empresarios chilenos son los más politizados del mundo entero, desde cuando tramaron la caída del presidente electo Salvador Allende y después apoyaron la dictadura que se convirtió en un festín de prebendas para ellos. Creen que son los únicos que tienen derechos, y que todo lo que ellos dicen lo debemos creer. Primero, recién posesionada la presidenta Michelle Bachelet se lanzaron como aves carroñeras a destruir los anuncios de las reformas, que la señora Bachelet había anunciado en su candidatura y por las que ganó las elecciones. Todos, en tropa, los banqueros, los comerciantes, los constructores, los etcétera, cacarearon por todos los medios de comunicación (que son de ellos o de sus amigos) diciendo que “Chile se iba a acabar”. Que “el país entraba en colapso”. Que “la producción se iba a parar”. Que “la inversión extranjera nunca iba a volver, y la poca que había se iba a ir”. ¡Mentiras! Son tan mentirosos como los politiqueros del Congreso Nacional. Nada de eso es verdad. Pero lo dijeron, porque tienen (o se les da) tribuna. ¿Quién resarce al país de esta especie de chantaje? Porque resulta curioso que ninguno de estos sesudos críticos hoy no diga nada de la reforma tributaria. Por una razón muy sencilla: con su guerra del terror (semejante a la de los años 70) obtuvieron la reforma que querían. ¡No eliminaron el Fondo de Utilidades Tributarias, Fut, que es el comodín de elusión y evasión fiscal! Ya ninguno de ellos dice nada de la reforma tributaria. Ahora están enfocados a la reforma educativa. ¡Porque la educación es un gran negocio! Un negocio muy lucrativo, tanto como la salud, o más. Entonces el presidente de la Cámara de la Producción y el Comercio (Cpc), Andrés Santa Cruz (foto), “llamó al gobierno a despejar las incertidumbres”. Y le añadió su aporte: la economía va de mal en peor, y el año entrante crecerá menos del 3%. Lo interesante sería que dijera: Las cosas están difíciles en todas partes, pero vamos a aportar nuestro esfuerzo para que la economía crezca por encima del 3%, propósito del gobierno que apoyamos con todas nuestras fuerzas”. Pero no. No lo hacen. Los empresarios prefieren ser el peso muerto.
No es solo Chile. Es el mundo entero en problemas. Y los problemas de Chile no son por la presidenta david cameronMichelle Bachelet y sus reformas, sino efecto de problemas externos. Si China crece menos, Chile crece menos. El cobre y la madera de Chile se venden en China, principalmente. Sus precios dependen de ese mercado. Otro tanto ocurre con el salmón, el vino, las frutas, de modo que si Europa, Inglaterra o Estados Unidos se desaceleran, Chile se desacelera. Esto es lo que no dicen los empresarios chilenos a la gente. Ocultan parte de la verdad. Y eso es tanto como mentir. Vale la pena, entonces, atender un poco a lo que dice el premier británico, David Cameron (foto): “La eurozona está tambaleándose al borde de una posible tercera recesión, con un alto desempleo, una caída del crecimiento y un riesgo real de una caída de los precios”. Y añadió: “Las economías de los mercados emergentes, que eran motores de crecimiento en las primeras etapas de la recuperación, se están ralentizando”.
También Japón. Y también hay que pensar en Japón (mapa). Dejar de mirarnos el ombligo, japón mapaporque el mundo es mucho más que Punta Arenas y Copiapó. Y en la mitad de ese mundo está Chile. Que ya no es “un paisito que nadie conoce”. Esta es otra mentira. Es un país grande, cuyos habitantes deben asumirlo y exigir de sus dirigentes una mirada menos parroquial. La de Japón es hoy una economía contraída, que lo ha hecho en 1,6% en los últimos doce meses, y en 0,4% entre julio y septiembre. La información indica que aunque no se preveía un avance deslumbrante para julio-septiembre, la contracción “ha sorprendido a la mayoría de analistas”.
Cine. Las buenas noticias a nadie le importan. Porque es buena y porque los medios de comunicación pertenecen hector nogueraa otros intereses. Por eso, vale la pena reseñarla aquí. Se trata de la conjunción creativa de talentos de Uruguay, Colombia y Chile. El origen de esto, es una novela escrita por el colombiano Marco Schwartz, titulada “El salmo de Kaplan”, que ganó el concurso Norma en el 2005. Novela que por caminos insospechados cayó en manos del cineasta uruguayo Álvaro Brechner, quien realizó la película y la retituló “Mr. Kaplan”. En esa película tiene un papel destacado el actor chileno Héctor Noguera (foto). Y la película está incluida en las eliminatorias de Mejor Película en Lengua Extranjera para los Premios Óscar.

Anuncios

2 Respuestas a “Chile no es el mundo; la crisis mundial; el cine

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. NOVIEMBRE 18 DEL 2014
    Me hago la ilusión de que el señor Andrés Santa María me leyó ayer 17 de noviembre, y hoy 18 de noviembre acoge mi sugerencia:
    –Yo propuse en mi artículo que sería bueno oír decir esto al empresariado: “Las cosas están difíciles en todas partes, pero vamos a aportar nuestro esfuerzo para que la economía crezca por encima del 3%, propósito del gobierno que apoyamos con todas nuestras fuerzas”.
    –Pues bien, hoy el señor Santa María dijo: “hay un proceso de desaceleración que debemos enfrentar todos unidos”.
    Reconocemos como muy positivas (constructivas) sus palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s