La derecha de Velasco; Saavedra y Valdivia

andrés velascoLos más recientes acontecimientos confirman varias sospechas y dejan al descubierto otras tantas conjeturas. La denuncia del Servicio de Impuestos Internos (SII) ante la Fiscalía, contra la firma Penta, por emitir boletas ilegales por servicios prestados o no, entre otras personas a las esposas de Carlos Alberto Délano y Eugenio Lavín, los dueños de esa firma, y a varios políticos como Enna von Baer, Iván Moreira y Andrés Velasco (foto), entre otros, ha sacado a flote lo peor de los implicados y de los partidos políticos, en especial, el ultraderechista Unión Demócrata Independiente (Udi).
Para la Udi y su genial presidente Ernesto Silva, no tiene ninguna importancia que ‘los Penta’ se hayan robado miles de millones de pesos del erario (dinero de todos los chilenos), ni que hayan financiado, mediante aparente dolo, a ciertos políticos. No, eso no tiene ninguna importancia para el señor Silva.
Lo que ha puesto histérico al genial presidente de la Udi es que “eso” se haya sabido. “¿Quién filtró la información?”, ha preguntado, una y otra vez. Ha zapateado de la ira, “por qué se filtró” el robo al erario y lo de las boletas “truchas” para financiar a sus amigos de la Udi, Enna von Baer e Iván Moreira, y a un nuevo miembro de esa colectividad (que hasta ahora había actuado de infiltrado clandestino en las filas de la izquierda, ‘Concertación’ y ‘Nueva Mayoría’): el exministro Andrés Velasco.
Ernesto Silva y Andrés Velasco se han preguntado, al unísono y con ojos desorbitados, “¿quién filtró la información?” ¡Quién filtró la información!
Los que tenían dudas de qué lado actúa el exministro Andrés Velasco, ya pueden tener una certeza: era la carta tapada de la derecha para las próximas elecciones, y haber quedado al descubierto en un aparente fraude, es la única razón que explica su histérico comportamiento, tratando de desviar la atención, en un asunto que está siendo investigado por la justicia.
Por cierto que en un programa de Tvn (el canal oficial), ‘El informante’, a finales de septiembre o principios de octubre, Marco Henríquez-Ominami dejó en evidencia, en un cara a cara con Andrés Velasco, el pensamiento retrógrado de Velasco, y su táctica de acusar y descalificar a todo el mundo, pero enseguida victimizarse, haciéndose la virgen.
Dos temas fueron clave en ese debate: la modificación a la Constitución Nacional, y la reforma laboral para, entre otras cosas, eliminar la sustitución de empleados en casos de huelga. A ambos temas Velasco, como la Udi, dijo ‘no’.
Henríquez-Ominami le hizo notar que la Constitución era la del dictador Augusto Pinochet, y la condición de los trabajadores no estaba a altura de los compromisos de Chile con la Ocde, y el país debía dar un paso a la modernidad y mirar hacia el futuro. Pero el señor Velasco fue implacable en la defensa de la Constitución y la sustitución de empleados en huelga.
Y hablando de Tvn, la esposa del exministro Andrés Velasco, Consuelo Saavedra (foto), debió dejar la consuelo saavedrapresentación del espacio informativo de la mañana. Lo hizo por la situación por la que atraviesa su esposo. Aunque el canal emitió un comunicado que aducía una “investigación” que ella estaba haciendo, y eso le tomaría más tiempo del planeado. (Le ha dado mucho peso el señor Velasco en Tvn, se ve)
Misma señora que tuvo el cinismo de sentarse en el noticiero de la noche de Tvn, ’24 horas’ (canal “oficial”), durante los siete días de la semana de los largos cuatro años en que su esposo fue ministro de Hacienda. No se le dio nada. Para ella no hay ética periodística, ni conflicto de intereses. Su comportamiento resulta una vergüenza para el Periodismo.
Mientras ella argumentó en su momento que “el directorio le dio permiso para seguir presentando el noticiero” (como si la ética periodística se la aprobaran a uno los señores de los directorios), su esposo vocifera hoy por saber “quién filtró la información” del pretendido dolo, que, recuérdese, fue denunciado por el SII ante la Fiscalía.
Las malas personas no pueden ser buenos periodistas, como sabiamente lo anotó Ryszard Kapuscinski, y tampoco deben ser ministros, ni senadores, ni candidatos a cualquier cargo, por modesto que parezca y sea representación ciudadana.
En cuanto a los principios éticos y las actitudes ante las circunstancias que adoptan ciertas personas, la jorge valdiviarelación de Jorge Valdivia (foto) y la Selección de Fútbol de Chile deja mucho qué desear.
Es, de entrada, una relación enferma. Y el origen de esta mala relación está en cabeza del señor Claudio Borghi, un anterior director técnico. Más conocido como ‘El rey de los asados’, fue él quien permitió que la personalidad alterada de Valdivia se saliera de control.
Alcohol, indisciplina, insubordinación y malos modales de Jorge Valdivia, borderline parece, todo se lo perdonó Borghi, por lo que el futbolista ya no respeta la Selección, cree que es algo de poner y quitar, como los calcetines. Ha renegado de la Selección en más de una oportunidad, y los áulicos que tiene entre algunos jugadores y periodistas deportivos, lo “reclaman” como un elemento “imprescindible”.
Puede haber sido un buen deportista, pero sus actitudes merecen alejarlo de la Selección. Y hoy, además, no tiene las condiciones físicas, porque sus desórdenes de comportamiento e indisciplina han mermado su humanidad.
También, está por considerar como sumamente inadecuada la manera de él proponer su regreso: si hay que pedir perdón lo pido. ¿Qué es esa displicencia? Pedir perdón no es pedir un sánduche.
Abandonó la Selección, casi dando un portazo, y ahora todos preocupados porque “él quiere regresar”. Es lo mismo que los noviazgos o pololeos o matrimonios enfermizos: te golpeo y te beso, te pateo y te hago el amor, te insulto y te abrazo. Mientras este tipo de personas estén juntas, todo va a ir mal.
El “caso” de Jorge Valdivia se había dado por cerrado, pero sus áulicos (¿recibirán dádivas?) lo volvieron a abrir. Y lo que es peor, le crean una presión adicional e innecesaria a Jorge Sampaoli, un técnico de verdad. Le crean un problema.
No hagamos lo del idiota, que se va de la fiesta porque está muy buena. En este caso, poner el gusano para que dañe la fruta buena.

Anuncios

2 Respuestas a “La derecha de Velasco; Saavedra y Valdivia

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Cecilia y Aristarco, Velasco, bancos y corrupción | JulioSuarezAnturi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s