Eduardo Barrios y el niño que enloqueció de amor

eduardo barrios‘El niño que enloqueció de amor’ da cuenta de una historia en la que se explora el universo emocional de un niño, enfocado al sentimiento de masculinidad que le inspira una mujer adulta. En su mundo mental, se comporta como un hombre despechado, lo cual es, a los ojos de la mujer, Angélica, simples caprichos de un muchacho.
El niño descubre ciertas sutilezas del amor, como cuando se pregunta: “¿Por qué me quedaré tan contento cuando la veo solo un momento y cuando paso mucho rato con ella, no…?” Hay cosas que le causan mal humor, y piensa: “Ahora me explico que digan que de rabia se puede caer muerta una persona”.
El niño siente, a veces: “Pienso en Angélica y me entra una alegría inmensa, y otras veces me da esa misma pena suavecita del cielo…” Tiene la capacidad de suponer que “me parece que soy grande y que me he casado con Angélica; y además, aprendía muchas palabras en los cuentos, y a poner los puntos y las comas, lo que no se puede aprender en el colegio, porque el profesor lo explica con reglas que se olvidan”.
Es crucial cuando descubre a Jorge, un hombre que pretende a Angélica, y ella le presta atención. Es su rival. En un momento determinado, las cosas cambian de tono: “…cuando de repente ella se le pone adelante y le empieza a arreglar la corbata, y él le toma los brazos, y ella se echa atrás, pero él se agacha y le da un beso en la cara… Ahí sí que no puede más. Primero se me dio vueltas toda la casa, y después solté el llanto y salí corriendo, a perderme, y llegue otra vez al comedor y, sin saber para qué, me metí debajo de la mesa”.
Una pataleta que no fue vista por nadie más que por él mismo. De modo que la dinámica de esa situación solo consiguió inflamar de emocionalidad al muchacho, en una condición por completo ajena a la realidad de las demás personas, incluida, muy en primer lugar, Angélica.
Lo que se sabe del ‘Niño que enloqueció de amor’ es a partir de un cuaderno que el narrador encuentra y en él está consignado el mundo sentimental, su evolución y estado actual, del niño enloquecido de amor. Es un cuaderno de Historia y Geografía en el que el muchacho ha hecho sus anotaciones.
Verdaderamente un texto que uno hubiera querido haber escrito. Es de estas cosas que uno se ve compelido a escribir: los temas ‘menores’ de la vida chata, de la cotidiana ‘normalidad’, en la que unos niños juegan a destrezas y otros aman en silencio.
Solo un hombre con la diversa vida de Eduardo Barrios (foto) pudo tener la sensibilidad para escribir este pequeño texto de hondo calado, que es ‘el niño que enloqueció de amor’. Son solamente 44 páginas en la edición que tengo: Editorial Centro Gráfico, agosto del 2002.
Palabras del propio Eduardo Barrios nos indican: “Recorrí media América. Hice de todo. Fui comerciante, expedicionario a las gomeras en la montaña del Perú; busqué minas en Collahuasi; llevé libros en las salitreras; entregué máquinas, por cuenta de un ingeniero, en una fábrica de hielo de Guayaquil; en Buenos Aires y Montevideo vendí estufas económicas; viajé entre cómicos y saltimbanquis; y como el atletismo me apasionó un tiempo, hasta me presenté al público, como discípulo de un atleta del circo, levantando pesas”.
Suficientes vivencias para captar sentimientos tan sutiles, y a la vez profundos, como los de este niño que amo hasta el punto de amenazar su cordura. Un texto clave en la literatura, y en la vida de quienes amamos la literatura.

Anuncios

2 Respuestas a “Eduardo Barrios y el niño que enloqueció de amor

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. hermoso deja una amargura muy grande sin saber si fue real o ficticio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s