Pensiones de miseria por el “mercado libre”

claudio-bonillaEl sistema pensional chileno está en manos de empresas privadas, cuyos ejecutivos lucran y viven en los barrios exclusivos del nororiente de Santiago a costa de la misera de los trabajadores que fueron conminados a entregar sus ahorros a estas organizaciones perversas, cuyos primeros “beneficiarios” han obtenido pensiones para morirse de hambre.
Me remito a unas pocas observaciones que hizo el profesor asociado de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Claudio Bonilla (foto), quien define, para empezar, “el sistema de pensiones chileno en el que la capitalización individual determina el fondo acumulado y, consecuentemente, el monto de la pensión”. (¿El creador fue el señor José Piñera?)
Había otro, antes que este, el de reparto, que durante la dictadura se argumentó que “dada la evolución demográfica se tornaba financieramente insostenible para el Estado”.
Así, los privados son los que determinan el futuro de las personas, su bienestar y su condición social, no el Estado, al que con las teorías de la dictadura se le ha restado toda presencia y capacidad de acción, reduciéndolo a proporciones alucinantemente ínfimas. (Dicen los ricachones que “el mercado es sabio”)
En 1981 se produjo el cambio del sistema de reparto a cargo del Estado (como debe ser), al de “capitalización individual” (empresas de los ricachones para su lucro).
Dice el profesor Claudio Bonilla en un texto de El Mercurio: “Para los trabajadores que venían del sistema antiguo, el Estado les calculó un bono de reconocimiento que también estaba dañado, pues este cálculo se basaba solo en la renta imponible, produciéndoles de esta forma un doble daño previsional a sus empleados. El bono de reconocimiento incorporó una tasa de interés del 4%, la mitad de la que habrían obtenido esos mismos fondos si hubieran estado en las AFP desde 1981”.
“El problema de la subcotización fue resuelto con dos leyes, una de 1987 y otra de 1993. Sin embargo, el daño que se produjo hasta antes de las leyes nunca fue resuelto”.
Puso de ejemplo el profesor Bonilla que si hay dos “empleados públicos en idéntica condición de años cotizados por una misma renta, el que se cambió al sistema de capitalización individual obtiene una pensión considerablemente inferior, producto del daño que le infirió el Estado a sus ahorros para jubilarse”.
“En un estudio reciente para cuantificar el daño previsional, y basándome en una muestra de más de 25.000 empleados públicos, he calculado el factor de subcotización para ellos, y separándolos por quintil de ingresos para poder determinar el daño previsional promedio por quintil y por años de daño (un trabajador pudo ser dañado desde 1 hasta 12 años)”.
“Si bien no podemos saber el número exacto de dañados previsionales ni tampoco cuál es el perfil de cada uno de ellos, sí podemos decir que los montos pueden llegar a ser bastante considerables”.
“Por ejemplo, en el caso extremo de un individuo que fue dañado por 12 años y que recibió un bono de reconocimiento subvalorado, en promedio tiene un daño previsional de UF 1.784”.
“Si es del primer quintil, su perjuicio es por UF 680; pero si pertenece al quinto quintil, su daño asciende hasta las UF 5.073”.
“Esos montos equivalen a una pensión mensual adicional de $ 86.000 y $ 643.000, respectivamente”.
“Este daño previsional es responsabilidad del Estado y, como tal, este debiera estar disponible a analizar vías de compensarlo. Las medidas paliativas tomadas hasta ahora, como el bono laboral por $58.000 mensuales, son insuficientes”.
¿Cuándo la “derecha” o la “izquierda” en el Congreso o en el goberno se ocupará de estas situaciones, que son la realidad de las personas, en lugar de ocuparse de idioteces como citar a un ministro para ver si está haciendo lo que dejó hecho el señor Sebastián Piñera cuando fue presidente, o no.
O sobre las babosadas y mentiras del señor Sebastián Piñera y un grupo de idiotas diciendo que “lo dejen opinar”, que “la verdad duele”, que “el gobierno debe oir” esas sandeces, que “la democracia está en peligro” porque no le prestan atención al señor Piñera…
Los políticos son personas dedicadas a inventar un mundo ficticio con el cual engatuzar al pueblo, a fin de que éste pueblo se olvide de su realidad, de sus auténticas necesidades, y se llene de odios por asuntos irreales e irrelevantes inventados por esos sórdidos políticos. Y allí encuentra la gente su propia horca.

Anuncios

Una respuesta a “Pensiones de miseria por el “mercado libre”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s