‘La bicicleta de Sumji’ de Amos Oz

amos ozEs la historia de amor de Sumji por Esti. Sumji es su apodo y Esti el diminutivo de Ester. Zémaj es el tío de Sumji, quien le regaló una bicicleta, mientras que su padre decretó los límites en los que puede andar: las calles Malaquías, Sofonías, Zacarías, Abdías y Amós. La bicicleta era una Raleigh. La historia es de Amos Oz (foto) y se titula ‘La bicicleta de Sumji’.
Eran los tiempos de Israel con David Ben Gurión. Eran sus amigos Aldo Castelnuovo, Goel Germansky y Tarzán Bamberger. Paralelamente con su historia de amor, Sumji vive su aventura con la bicicleta, que regaló tío Zémaj, en una sucesión de trueques que terminan mal. Al final, con Goel Germansky, terminó con un perro que huyó. “Goel arrojó el palo a lo lejos y gritó “Cógelo” con voz severa, el perro saltó como un muelle –no, más bien como un chasquido de chispas al restallar un leño en la hoguera– y hendió el aire describiendo cuatro o cinco arcos en él, tal si en su furia le hubieran nacido alas invisibles. Abrió su mandíbula lobuna, vi de refilón una lengua entre negra y roja, y unos dientes blancos y afilados, ¿para matar?, y al momento siguiente volvía con el encargo cumplido y posaba el palo a los pies de su amo. Luego se tumbó él también, con muda, incluso esclava sumisión, como si quisiera confesar que no estaba preparado para nada, de manera que tampoco exigía nada, excepto cumplir sus obligaciones, naturalmente, a cambio de una breve caricia, ¿verdad que sí?”
Un mundo fantástico, el de la tierra de Obangui-Shari, creció tirándolo de la correa el perro, más allá de los límites impuestos por su padre, completamente feliz. Nada sería tan real como el sacapuntas con que finalmente tuvo en las manos, momento en que “sentía tristeza por todo lo que fue y ya no sería una segunda vez”, cuando el perro en un movimiento improvisado huyó. ¿Cómo volver a casa, ahora?
El niño Sumji puede también “sostener” conversaciones adultas y asimilar argumentos como este, del papá de Esti: “Sí. Los árabes y los ingleses. Ciertamente. Cananeos y filisteos, desde el mismo día en que nacieron. Una idea harto intrigante. Solo que tendrás que intentar convencerles para que vean las cosas del mismo modo. Los tiempos de la Biblia, ay, están acabados y superados. Los nuestros son distintos por completo. ¿Quién es capaz, hoy en día, de convertir bastones en cocodrilos y de golpear las rocas para que surja de ellas el agua?”
Nada importa, en realidad, más que su amor por Esti, que está allí, al otro lado de la muralla, puesto que por alguna razón arribó allí, y hablaba con el padre de ella, el ingeniero Inbar. “Parecía milagroso que el ingeniero Inbar no me regañase ni me ridiculizara, no me despreciase, sino que meramente puntualizara: “Entonces somos de mentalidades distintas”. Cómo me gustó esa expresión, “somos de mentalidades distintas”. Y quise al padre de Esti casi tanto como la quería a ella”.
También lo habían acogido para pasar la noche, porque no sería capaz de llegar a casa con las manos vacías, excepto por el sacapuntas. Y Esti había permitido que durmiera en un espacio en su cuarto. Sumji se decía: “Estás en el cuarto de una chica, pensé. Es el cuarto de Esti. Y no haces más que sentarte y callar, porque eres un enorme idiota. Eso lo resume todo, Sumji, eso lo resume todo.
–Mi cuarto es bastante distinto de este.
–Claro que sí. Pero ahora estás aquí, no allá.
–Sí –dije, porque era verdad”.
Es una bonita, suave y cálida historia de amor infantil. La que tengo es la primera edición en la Argentina bajo el sello Random House Mondadori, noviembre de 2012. Son solo 122 páginas de esta edición Debolsillo. Apunté al final: “Bonita historia. Es un cuento largo o una novela breve. Una gran sensibilidad la de Amos Oz para hablar de niños. Excelente”.

Anuncios

Una respuesta a “‘La bicicleta de Sumji’ de Amos Oz

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s