‘A Lucas todo le sale mal’ de María Luisa Puga

maria luisa pugaEs el hijo de mi vecino. Tiene diez años y quiere ser astronauta. Lo viene diciendo desde los seis. Tal vez porque ve todas las películas del espacio que puede. Lo malo es que a Lucas todo le sale mal, todo. Si se sirve agua, se le cae. Si se compra un chicle, tira el chicle en lugar de la envoltura. Cuando juega futbol, en lugar de patear el balón le pega a una piedra.

Pobre Lucas, siempre trae curitas por todos lados, o vendas, o manchas de mertiolate.

Sus papás le dicen: “Mejor no seas astronauta, mi´jo, porque con tu suerte en lugar de llegar a la luna vas a llegar al sol y te vas a achicharrar. Cuando seas grande podrías ser pianista, estamos seguros de que con un piano nada te puede salir mal”.
Lucas salió en busca de un amuleto. No se lo dijo a nadie porque pensó que si lo contaba le iba a salir mal. Su plan era el siguiente: caminar por la banqueta y contar hasta veinte. Detenerse en ese momento y recoger lo primero que viera, lo primero excepto una caquita. Seguro que con su suerte eso sería lo primero que encontraría. De manera que eso no, pero lo que halló fue una corcholata. No estaba tan sucia, hasta eso. A lo mejor podría servirle.

La lavó muy bien ¡y no se le fue por la tubería! Buena señal. Después la secó con una toalla, ¡no le hizo ningún agujero! Ahora venía la prueba de fuego: comprar un modelo de nave espacial para armar. Si no se le rompía ninguna pieza querría decir que el amuleto funcionaba. Lo armó y nada se rompió. Pero no sólo eso, ya había pasado toda la semana y no se había tropezado ni una sola vez. Traía la corcholata en la bolsa de la camisa.

Por la noche, Lucas soñó que estaba durmiendo en su cuarto, pero que se levantaba para ir al baño. Su cara en el espejo redondo le decía: “Lucas, no necesitas un amuleto de la suerte. Sólo tienes que poner atención. Y no te preocupes si a veces tienes un accidente, no es mala suerte. A todos nos pasa. Sigue durmiendo y cuando despiertes acuérdate de tu cara en el espejo redondo”.

Cuando Lucas despertó, lo primero que hizo fue verse en el espejo del baño. Sólo que el de su baño no era redondo, sino cuadrado.

Desde entonces jamás volvió a sentir que tenía mala suerte.

María Luisa Puga (foto)

Anuncios

Una respuesta a “‘A Lucas todo le sale mal’ de María Luisa Puga

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s