Tener o no tribuna nazi. Bachelet la esperanza

Bachelet es esperanza. “La esperanza es Bachelet y una nueva Constitución”, cristian cuevas (2)dice Cristian Cuevas Zambrano (foto), presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Cobre (CTC), que agrupa a 40.000 trabajadores, el mayor sindicato independiente bajo el techo de la Central Única de Trabajadores de Chile (CUT). Invitado por la alemana Fundación Rosa Luxemburgo (Rosa-Luxemburg-Stiftung), Cuevas Zambrano explicó que “dos tercios de la fuerza laboral se encuentran bajo el régimen de subcontratación, no tiene derechos laborales, como protección en seguridad y salud, su permanencia en el empleo es inestable y obviamente se ven afectados por las enfermedades profesionales que afectan a los trabajadores mineros“. Añadió que “alrededor de las grandes empresas mineras hay centenares de empresas de menor tamaño, que operan en el interior de la industria en condiciones abusivas para los trabajadores”. Cristian Cuevas Zambrano declaró además que “a pesar de que se han hecho pequeños avances en materia de derechos humanos, muchos de los criminales, de los genocidas, conviven con nosotros, y están en las altas esferas institucionales”. Consideró que la presencia de personas que llegan a renovar el Congreso, hace bien, como Camila Vallejo, Karol Carióla, Giorgio Jackson, Gabriel Boric, Iván Fuentes y Maya Fernández, pero eso no es suficiente: se necesita la calle para lograr un cambio. “La esperanza es Bachelet y una nueva Constitución”, dijo en Alemania Cristian Cuevas. Pero aún creo que puede ganar doña AC (Asamblea Constituyente)

La tribuna de Hitler. El dilema es restaurarlo o demolerlo. Restaurarlo cuenta tribuna de hitler (3)70 millones de euros, con dineros fiscales de la alcaldía de Nuremberg, que para muchos es tanto como hacerle mantenimiento a la herencia nazi. Para otros, restaurarlo sería una manera de aprendizaje histórico. Ulrich Maly, el alcalde de Nuremberg, es partidario de remodelar el edificio (foto), desde donde daba sus histriónicos discursos melodramáticos, ese enfermo mental llamado Adolfo Hitler. Mantenerlo, con un aparente pretexto pedagógico, fue lo que quiso el frustrado candidato presidencial y senatorial, Lawrence Golborne, con el nombre de un segmento de calle que evocaba la fecha de la mayor afrenta que se la ha hecho a la Democracia chilena; fecha del comienzo de la más vergonzosa dictadura en Latinoamérica. El señor Golborne quería perpetuar el mensaje canalla del violador de los derechos humanos, el sangriento dictador Augusto Pinochet. Por fortuna, la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, y el Concejo municipal, tuvieron el buen tino de eliminar “11 de septiembre” y rebautizar ese tramo como “Nueva Providencia”, que era su nombre original. La decisión en Nuremberg será, al parecer, federal.

Anuncios

2 Respuestas a “Tener o no tribuna nazi. Bachelet la esperanza

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. En un acto para muchos inesperado, la CUT entregó su apoyo a la candidata presidencial Michelle Bachelet en la segunda vuelta electoral del 15 de diciembre:
    http://www.elmercurio.com/blogs/2013/12/03/17499/CUT-cambia-de-estrategia-y-entrega-apoyo-a-programa-de-gobierno-de-Michelle-Bachelet.aspx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s