Gobiernos en Chile cada vez dialogan menos

Edison-Ortiz-Quedé preocupado con la lectura del artículo el profesor universitario Edison Ortiz (foto) titulado “Bachelet, soberbia”, en el que alude al ‘estilo’ de la ex presidenta, que ha ido acentuando en la presente campaña electoral en la que postula su reelección. Digo que quedé preocupado, porque más gente cree lo que dije aquí mismo, recientemente, refiriéndose al próximo gobierno, cualquiera que resulte de las dos candidatas favoritas, Evelyn Matthei y Michelle Bachelet: será un mal gobierno. Porque son, fatalmente, muy parecidas. Ya sé que una dice ser de “izquierda” y la otra de “derecha”, pero son denominaciones que cada día diferencian menos. Ambas pertenecen a la élite social de Chile. A ambas les preocupa el establecimiento, su permanencia y, sobre todo, que se mantenga su inmovilidad. Ambas defienden al empresariado, defienden a los banqueros, a los camioneros, a los grandes comerciantes, en cuanto a que sus utilidades no se vean disminuidas, ni sus derechos, hasta ahora obtenidos (casi todos heredados de la dictadura de Augusto Pinochet), se vean recortados o amenazados. La educación, la salud, los puestos de trabajo, parecen ser los pilares de lo que espera la gente. Nada más. Y prometer sobre estos tópicos, prende como pasto seco. Ambas han tenido contacto con los trabajadores de Chile, la señora Matthei desde el ministerio de Trabajo, y la señora Bachelet desde la Presidencia, y no se avanzó un ápice en cuanto a derechos, mejoras salariales, ambiente laboral, derecho de asociación. La única preocupación que tuvieron fue que la gente produjera, produjera, produjera más, y más. Ahora, el profesor Ortiz hace una ponderada evaluación histórica del comportamiento de los gobiernos, desde antes de Salvador Allende, hasta nuestros días (sin contar, obviamente, la época oscura y terrorífica de los golpistas encabezados por el dictador Augusto Pinochet, que ha sido un paréntesis de la civilidad chilena, y una vergüenza). El diálogo, las conversaciones, los acuerdos y la aceptación de las discrepancias, entre gobierno y gobernados, han ido evolucionando negativamente. Han ido Involucionando. Y ya no se habla, sino que se confronta. Ya no se acuerda, sino que se ignora al otro. Ya no se propone, sino que se impone. Cada vez más, los gobiernos han estado más cerca del empresariado que del pueblo raso. Y no parece que esto cambie en algo, tanto con un gobierno de la señora Matthei como con uno de la señora Bachelet. Es lo que se desprende de mi lectura del artículo del profesor Ortiz, que me deja preocupado.

Anuncios

Una respuesta a “Gobiernos en Chile cada vez dialogan menos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s