Características y valor del voto en ‘Primarias’

primarias 2013La actitud refractaria de Andrés Allamand frente a su hermano de intereses socio-económicos Pablo Longueira; el aplastante triunfo del independiente Andrés Velasco sobre quien se había burlado de él, el demócrata-cristiano Claudio Orrego; la enorme supremacía entre el número de votos de la Nueva Mayoría (2.137.423, alianza de izquierda) y la Coalición por el Cambio (806.601, concertación de derecha) de 2,6 veces del primero sobre el segundo; y por último, el pronóstico de los “analistas” de marras que presagiaban una votación cercana a un millón y medio de electores frente a los reales 2 millones 944 mil 24 votantes, son algunas de las características de las primeras elecciones “primarias” en Chile, que tenían por propósito escoger los dos candidatos del sistema binominal.

La agria actitud del señor Allamand de no reconocer el triunfo de Pablo Longueira, ni querer saludarlo, revela un apasionamiento por la política incomparable, y una colosal confianza en sí mismo (juraba que sería el ganador), y resulta verdaderamente conmovedor. Enrostrarle a su camarada de Coalición por el Cambio que solo le había ganado en los barrios altos (donde residen los ricachones y la burguesía media y los arribista), es mucho decir. Porque ambos viven ahí, y sus espíritus residen ahí. Pero se entiende que tenga sangre en el ojo, más por lo ocurrido con su compañero político que por sus contrincantes, en tanto Pablo Longueira, su antagonista de la misma filiación, pudo llevar adelante una campaña electoral en solo dos meses, muy seguramente con una mejor maquinaria política (o politiquera), mientras él, el señor Allamand, hacía bastantes meses estaba recorriendo las plazas públicas y los pueblos, y eso no le alcanzó.

En el campo de la llamada “izquierda”, es de nunca olvidar la actitud servil del señor Orrego (imagino que aupado por el melifluo Ignacio Walker, presidente de la Democracia Cristiana): el señor Orrego apareció, antes inclusive de que la ex presidenta Michelle Bachelet asumiera y celebrara su aplastante victoria sobre todos sus contendientes, a decir que se ponía a las órdenes de la ganadora, y que se sumarían (él y los suyos; dijo: “Yo, y los míos”) a la campaña de Bachelet, para lograr la Presidencia de la República. Su derrota borraba a la Democracia Cristiana, y había que hincarse ante el ganador (la ganadora), para no quedar borrados. Patético que días antes haya menospreció al independiente Andrés Velasco, un “aparecido” en la política (lo dijo Orrego, no yo), y el electorado le dio a ese aparecido 278.056 votos, mientras que a Orrego solamente 189.582 (casi tantos como a José Antonio Gómez, el menos favorito, que tuvo 108.222 votos). La realidad le hizo comer sus palabras al señor Orrego, pero se sabe que los demócratas cristianos han tenido actos de mayor cinismo a éste (el apoyo al golpe militar contra Salvador Allende, de acuerdo con afirmación y juramente de un pinochetista lacrimal: Hermógenes Pérez de Arce), y nada se les da.

Aunque, como ya lo advertí, estas “primarias” son solo un maquillaje a la democracia, porque su propósito es escoger candidatos dentro del sistema binominal (heredado de Jaime Guzmán, el ideólogo del violador de los derechos humanos y ladrón del erario chileno, el dictador Augusto Pinochet), sorprende, finalmente, el espíritu de participación de los chilenos. Cuando los sabihondos de los “think thanks”, de los centros de estudios y centros de análisis, conocidos genéricamente como “analistas”, se mostraban generosos al “conceder” que el escrutinio llegaría, como máximo, a 1,5 millones de votantes, el Servicio Electoral (Servel) reportó 2.944.024 votos, y ninguno se ha disculpado.

Lo que creo se debe aprender para siempre, es que, como quiera que sea, los votos son la única arma que tenemos los electores para expresarnos, favoreciendo, o castigando, a los que buscan llegar a cargos de elección. Es lo que se espera que suceda en adelante, y el 17 de noviembre próximo, cuando se acuda a las urnas para escoger al sucesor del presidente Sebastián Piñera: que se premie o se castigue a uno u otro de los candidatos: Michelle Bachelet o Pablo Longueira: el continuismo o la alternativa social.

(Foto, de izquierda a derecha: Michelle Bachelet, José Antonio Gómez, Andrés Velasco, Claudio Orrego, Pablo Longueira y Andrés Allamand)

Anuncios

3 Respuestas a “Características y valor del voto en ‘Primarias’

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. juliosuarezanturi

    JULIO 5 DEL 2013
    Esta es la propuesta de Marco Enríquez-Ominami (Me-o) para enfrentar el binominal y modificar sustancialmente la Constitución que se heredó de la dictadura de Augusto Pinochet. Dice Me-o:
    “Como los dirigentes de los partidos están preocupados de su patrimonio y el tiempo no les alcanza, para que les alcance el tiempo: hoy 5 de julio —o sea 43 días antes de la inscripción—, por El Mostrador, propongo una lista única parlamentaria con un mínimo común programático: fin al binominal. Ese Parlamento va a durar, ojalá, el menor tiempo posible. Con un segundo compromiso: aprobar una reforma constitucional que le devuelva al Presidente la facultad de convocar a un plebiscito. El mínimo de lo mínimo”.
    No pareciera un camino tan complicado, pero como ahí están enredados los egos de los parlamentarios, los egos de los dirigentes de los partidos políticos, los intereses patrimoniales de unos y otros, todo tiende a complicarse porque cada cual quiere sacar su tajada del pastel, deponiendo los intereses nacionales por sus intereses personales.

  3. juliosuarezanturi

    JULIO 6 DEL 2013
    Esto es lo que piensa Genaro Arriagada, ex ministro chileno, sobre las elecciones primarias: “Ellos no quieren más que los líderes de las máquinas partidarias, a puertas cerradas, repartan las candidaturas al Parlamento, las alcaldías e incluso a la Presidencia de la República”.
    http://www.elmercurio.com/blogs/2013/07/05/13210/Por-que-el-entusiasmo-con-las-primarias.aspx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s