De lecturas chilenas y críticos chilenos

marcela aguilarEncontré un artículo de Marcela Aguilar (foto), de El Sábado, de El Mercurio, titulado “El placer de criticar”, en el que toma nota de las declaraciones en 2004 de Camilo Marks (hoy, de 68 años), Marcelo Maturana (57), Rodrigo Pinto (57), Patricia Espinosa (46), Javier Edwards (51), Alejandro Zambra (37) y Álvaro Bisama (37), que eran críticos de las revistas Qué Pasa y Rocinante, y los diarios Las Última Noticias y El Mercurio (Revista de Libros), y también son conocidos escritores. De cada uno de ellos quiero tomar sus recomendaciones, y lo que no les gustaba, como en una aproximación para principiantes, o una orientación para lectores.

Para Camilo Marks (foto) sus autores favoritos son: Jean Racine, Miguel de Camilo marksCervantes, Fiodor Dostoiewsky, Leon Tolstoi, Marcel Proust, Honorato de Balzac, Stendhal, Jane Austen, George Eliot, Henry James, Samuel Beckett y los policiales (que no especifica). Samuel Taylor Coleridge, William Wordsworth, Robert Browning, Dante Gabriel Rossetti, Emily Dickinson, Alfred de Vigny, Charles Baudelaire, Stephan Mallarmé, Paul Eluard, W. H. Auden, Wallace Stevens, Stephen Crane, Marianne Moore, Laura Riding son poetas que ahora me atraen. Además todos los del Siglo de Oro y de la Generación del 27. Entre los chilenos: Vicente Huidobro, Enrique Lihn, Gabriela Mistral, Eduardo Anguita. Lo peor: Sangre y arena, de Vicente Blasco Ibáñez, Mi lucha de Adolf Hitler y Los protocolos de los sabios de Sión, aunque estos dos últimos son algo divertidos.

Para Marcelo Maturana (foto) los favoritos son: Antonio di Benedetto Marcelo Maturana(argentino), Antonio Cisneros (peruano), Antonio de la Fuente (chileno) y Antonio Tabucchi (italiano). Inolvidables: Zama, del argentino Antonio di Benedetto, y La casa verde, de Mario Vargas Llosa, por la inversión dialéctica de los tiempos verbales en la sofocante secuencia inicial. Lo peor: Hay varios libros muy intensamente peores, pero no quisiera destacar sólo uno y ser injusto con los autores de aquellos que no alcance a nombrar.

Para Rodrigo Pinto (foto) sus primeras lecturas fundamentales son: Los Jefes, rodrigo pintoy La ciudad y los perros, de Mario Vargas Llosa. Después leyó a Julio Cortázar, a Gabriel García Márquez, a Jorge Luis Borges. De la narrativa chilena, favoritos: José Miguel Varas, Jorge Guzmán. Gonzalo Contreras (es un buen escritor aunque me sigue gustando más su primera novela), Jaime Collyer (con altos y bajos), Diamela Eltit (tiene páginas extraordinarias y libros muy malos) y Nona Fernández. Pinto dice que “deberían pensarlo mejor”, que equivale a lo peor: Carlos Franz, Andrea Jeftanovic.

Para Patricia Espinosa (foto) los favoritos son: como primeras lecturas, Los Patricia Espinosamás sensacionales crímenes en Chile, de Claudio Espinosa (su padre), El aleph, de Borges, y las novelas porno del colombiano Hernán Hoyos. A estos primeros libros, suma varios que le resultan inolvidables, como Rayuela, de Julio Cortázar; Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño; En el camino, de Jack Kerouac; La conjura de los necios, de Kennedy O’Toole; Los susurros del lenguaje, de Roland Barthes; Mientras yo agonizo, de William Faulkner, y Las olas, de Virginia Woolf. “Son libros que cambian la vida”. Lo peor, que ella prefirió rotular “detestables”: (textos, no sujetos) Andrés Velasco, Roberto Ampuero, Miguel Serrano, Antonio Skármeta y Carla Guelfenbein.

Para Javier Edwards (foto) los favoritos son: cualquier escritura que se javier edwardsarriesga, que propone, que exige, que explora, que construye, que descubre, que transgrede, que formula o reformula, que sacrifica la perfección canónica buscando decir o imaginar el lado oculto de la luna; evito la escritura obvia o formularia, la que se sacrifica a lo fácil porque es más vendedor, la que suprime la reflexión en pos de la mera acción, los best seller escritos para ser best sellers, la que cuenta mal una historia contada antes mil veces, la que se escribe pensando en un guión futuro de cine, la que genera mucho ruido y pocas nueces. Recuerda primeras lecturas, como las historias de los Hermanos Grimm, de Hans Christian Andersen y Charles Perrault, las historias de Gulliver y las aventuras de Ulises. Más tarde leyó La Odisea y La Ilíada, libros de Salgari, y Moby Dick, de Herman Melville. Decidí que no me interesaba leer Papelucho, lo que hice ya como adulto y me llevó a regalárselo completo a mi hija mayor. En lugar de señalar lo peor, consideró lo que llama “arrepentimientos” de crítico, “porque creo que la crítica es un género que admite el error, que debe saberse falible, criticable, revisable. El crítico no pontifica, opina”.

Para Alejandro Zambra (foto), además de algunos clásicos (William alejandro zambraShakespeare, Marcel Proust, Franz Kafka, Ezra Pound, Jorge Luis Borges, por citar a los que más me interesan), sus autores favoritos son: Violeta Parra, Yasunari Kawabata, Enrique Lihn, Edgar Lee Masters, Gonzalo Millán, Georges Perec, Roberto Bolaño, Marcel Schwob, Germán Marín, Walter Benjamin, Emily Dickinson, Enrique Vila-Matas y Andrés Anwandter. Lo peor, que prefiere llamar “detestables”: Isabel Allende, Marcela Serrano, Luis Sepúlveda y Roberto Ampuero. Propuso “armar” un escritor chileno, “de lujo”, con “la intransigencia de Enrique Lihn, la naturalidad de José Santos González Vera, la carraspera de Germán Marín, la ira de la Gabriela Mistral, la velocidad y el humor de Roberto Bolaño, la acidez de Federico Schopf, los contactos de Andrés Velasco, el computador de Alberto Fuguet y el asesor de imagen de Carla Guelfenbein”.

Para Álvaro Bisama (foto), sus primeras lecturas favoritas: varios tomos de alvaro bisamaAsterix, media docena de Papeluchos y luego ­como a los doce­ Yo, Claudio, de Robert Graves. Lo peor: El baile de la victoria, de Antonio Skármeta (me aburrí terriblemente), y “detestables”: Hot Line, de Luis Sepúlveda, Darío Oses (novelas de ficción), la novela de Chiapas de Marcela Serrano, esa basurita sobre chicas high class bulímicas, de Carla Guelfelbein, y León Pascal (esos horribles cuentos drogadictos).

Anuncios

3 Respuestas a “De lecturas chilenas y críticos chilenos

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: ‘Todo en Chile relaciona el golpe y la dictadura’ | JulioSuarezAnturi

  3. Pingback: En 1996 irrumpe Bolaño con ‘Estrella distante’ | JulioSuarezAnturi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s