Cuatro-4 leyes de una ascensión espiritual

espiritualidad2Más que religiosidad, me interesa la espiritualidad. Por cierto que la palabra “religión” no se emplea en la Biblia (el libro sagrado de nosotros, los cristianos, así como del islam lo es el Corán), excepto en Santiago 1.27, donde dice: “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”. Y esa es toda la ‘religión’ en la Biblia.

Así es que la espiritualidad (ilustración) traspasa lugares y se halla en distintas formas, hasta en expresiones sistematizadas que buscan aglutinar expresiones aparentemente disímiles en una sola, como lo pretende y busca la Fe bahá’i. Entre tanto, la espiritualidad puede hallarse dispersa, sin exclusiones, y las siguientes cuatro leyes provenientes de la sabiduría india, corresponden a esa búsqueda de los planos superiores:

La primera ley dice: “La persona que llega es la persona correcta”; es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el supuesto de “si hubiera hecho tal cosa, hubiera sucedido tal otra…” No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera ley dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última ley: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución; por lo tanto, es mejor dejarlo y seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy, es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado.

Anuncios

Una respuesta a “Cuatro-4 leyes de una ascensión espiritual

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s