Cuatro cuentos breves de Ambrose Bierce

ambrose-bierce1Los dos políticos    Dos Políticos cambiaban ideas acerca de las recompensas por el servicio público.

–La recompensa que yo más deseo –di­jo el Primer Político– es la gratitud de mis conciudadanos.

–Eso sería muy gratificante, sin duda –dijo el Segundo Político–, pero es una lástima que con el fin de obtenerla tenga uno que retirarse de la política.

Por un instante se miraron uno al otro, con inexpresable ternura; luego, el Primer Político murmuró:

–¡Que se haga la voluntad del Señor! Ya que no podemos esperar una recompensa, démonos por satisfechos con lo que tenemos.

Y sacando las manos por un momento del tesoro público, juraron darse por satisfechos.

El puro perro    Un León, viendo a un Perro de Lanas, estalló en carcajadas ante lo ridículo del espectáculo.

–¿Quién vio alguna vez una bestia tan pequeña? –dijo.

–Es muy cierto –dijo el Perro de La­nas, con austera dignidad– que soy pe­queño; pero le ruego que tome nota, señor, de que soy puro perro.

El hombre que no tenía enemigos    Una Persona Inofensiva que paseaba por un lugar público, fue atacada por un Desconocido, con un Garrote, y severa­mente golpeada.
Cuando el Desconocido con un Garro­te fue sometido a juicio, su víctima dijo al Juez:
–Ignoro por qué me atacó; no tengo un enemigo en el mundo.

–Esa –dijo el acusado– es la razón por la que lo golpeé.

–El prisionero queda absuelto –dijo el juez–; un hombre que no tiene enemigos, no tiene amigos. Los tribunales no se hi­cieron para esta gente.

El secreto de la felicidad    Habiéndose enterado por obra de un ángel, que Noreddin Becar era el hombre más feliz del mundo, el Sultán ordenó que lo trajeran a palacio, y le dijo:

–Impárteme, te lo ordeno, el secreto de tu felicidad.

–Oh, padre del sol y de la luna –res­pondió Noreddin Becar–, yo no sabía que era feliz.

–Ese –dijo el Sultán– es el secreto que yo buscaba.

Noreddin Becar se retiró profundamen­te afligido, temiendo que su recién descubierta felicidad lo abandonara.

Ambrose Bierce (foto)

Anuncios

2 Respuestas a “Cuatro cuentos breves de Ambrose Bierce

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: ‘Una noche de verano’ de Ambrose Bierce | JulioSuarezAnturi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s