TVN no es el canal público que todos soñamos

antonio lealViene hoy El Mostrador con una interesante reflexión del sociólogo Antonio Leal (foto, y quien fuera presidente de la Cámara de Diputados y es ahora miembro del directorio del canal oficial TVN) sobre el rol social que debe cumplir la televisión, ad portas de su digitalización, en particular reflexiona, casi lastimeramente, sobre TVN, un canal que, en el papel, tiene una “responsabilidad” social (el “único” que aparece con esa responsabilidad) pero que, en su cotidianidad, se comporta como el mayor de los encarnizados persecutores del rating, disputándose, a brazo partido, los pesos de los anunciantes (anunciadores o auspiciadores) con los canales privados (Mega, Chilevisión y Canal 13, además de los canales por cable, Vía X, Zona Latina, UCTV, etc.).

Teóricamente, según don Antonio Leal, “TVN tiene la misión de promover la integración del país en su diversidad, en el pluralismo, en los valores democráticos, en la tolerancia, en la solidaridad y más que la espectacularidad debe estimular el pensamiento crítico, la construcción de imaginarios sociales que en su pluralidad de imagen y discurso muestren la complejidad de los fenómenos que cruzan el mundo de hoy”. Pero sabemos que es, solamente, un enunciado. TVN es el canal de un grupito de personas que lucran de él, y de una dirección que no tiene ninguna idea de televisión.

Varias veces he señalado en esta página, a riesgo de ser considerado “terrorista”, que hay una contradicción en el canal oficial TVN, en cuanto se presenta como un canal “público” (y aún tiene el delirio de ser “el canal de todos”), pero compite con las normas del mercado sanguinario, traicionero y fundamentado en el rating. El señor Leal admite que esta “tensión” (yo preferiría llamarla farsa), entre lo que es “la misión” y su “autofinanciamiento”, echa a perder el canal. Pero, principalmente, la competencia por el avisaje (anunciantes, auspiciadores o como quiera llamarse) y “ello muchas veces no se condice con la calidad programática o con la existencia de programas que resalten el rol de la TV pública”.

Sueña el director de TVN con un canal que responda a las “exigencias de un país que debe descentralizarse y ofrecer información e identidad en cada región”, es decir, lo mismo que soñamos muchos más, porque según él, “TVN tiene la misión de promover la integración del país en su diversidad, en el pluralismo, en los valores democráticos, en la tolerancia, en la solidaridad y más que la espectacularidad debe estimular el pensamiento crítico, la construcción de imaginarios sociales que en su pluralidad de imagen y discurso muestren la complejidad de los fenómenos que cruzan el mundo de hoy”. Todos soñamos con eso, pero lo que nos ofrece el presidente del canal, el señor Mauro Valdés, es “Las Argandoña”, epítome de pedantería, mentira, vida doble y doble moral. Todo lo contrario de lo que TVN escribe en el papel.

Apoyamos, por supuesto, el sueño del director Leal, de tener un TVN que “vaya mucho más allá del pluralismo de los partidos, de manera que exprese al conjunto de las sensibilidades, de las visiones y temas que cruzan la sociedad”, porque, además del financiamiento privado de este indefinido canal “público”, su directorio es una repartija de asientos entre los partidos políticos. Para eso sirve TVN.

Anuncios

Una respuesta a “TVN no es el canal público que todos soñamos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s