¿Cuál sería la relación periodista-entrevistado?

maximilianotomas2Resulta necesario establecer el límite en la relación del periodista y el entrevistado. A primera vista, en Chile, no pareciera haber ningún límite, al escuchar que el periodista trata con nombre propio al entrevistado, despojándolo de toda categoría o autoridad (arquitecto, ministro, médico, etc.), y además lo tutea, en una suerte de confianza de café. A primera vista, este tipo de relación no ofrece imparcialidad por parte del periodista, porque se ve que es amigo del entrevistado. El periodista le dice al ministro del Interior, por caso, Eduardo Cienfuegos: “Buenas tardes, Eduardo, ¿cómo estás?” Y el entrevistado le contesta, por caso: “Bien, Luis, gracias”. El periodista: “¿Tú crees que los partidos políticos deben reformarse, cómo ves tú su situación actual?” Y el ministro Cienfuegos le responde: “Mira, Julio César, yo creo que…”

Esta relación deja mucho que desear. Porque todo parece entre amigos, parece acordado. Aunque hay relaciones todavía más profundas en el ejercicio del Periodismo. Se presentan en géneros un tanto más complejos que la noticia, como las crónicas y los reportajes, que en Chile parecen no existir. El periodista argentino Maximiliano Tomas (foto) trae hoy en el diario La Nación un interesantísimo artículo titulado “’El periodista y el asesino’, o sobre los límites éticos del periodismo”, que habla de la relación periodista-entrevistado y la tensión que debe producirse entre alguien que escudriña y alguien que retiene.

Se refiere al libro El periodista y el asesino, de la periodista Janet Malcolm, en el que ella desmenuza la experiencia del periodista Joe McGinniss con el médico del ejército estadounidense Jeffrey MacDonald. Las dos hijas del médico fueron asesinadas brutalmente, y él culpó a un desconocido grupo hippie del hecho. Pero nueve años después, en una reapertura del caso, el médico fue encontrado culpable del crimen de sus hijas, y hoy purga una pena de prisión que completará en el 2071. El periodista Joe McGinniss se había hecho amigo del médico, y siguió cerca de él después de la condena. Al final, el periodista publicó el libro titulado Fatal Vision, en el que trata al médico de “narcisista patológico” y frío asesino. Desde la prisión, el médico se sintió traicionado por ‘su amigo’ el periodista, y lo demandó. El periodista fue llevado a juicio en 1984, y perdió. Sufrió humillación y debió resarcirse con un pago de 300 mil dólares.

Este caso es el que analiza Janet Malcolm, sobre el cual dijo en su libro El periodista y el asesino que, “El periodista es una especie de hombre de confianza que explota la vanidad, la ignorancia o la soledad de las personas, que se gana la confianza de éstas para luego traicionarlas sin remordimiento alguno”. Maximiliano Tomas hace énfasis en la discusión que afirmaciones como ésta, siguen causando. Y aunque se trata de un caso particular que refleja en mucho o en poco el diario ejercicio del Periodismo, el dilema moral de la relación del periodista con el entrevistado sigue instalado.

Anuncios

Una respuesta a “¿Cuál sería la relación periodista-entrevistado?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s