Reapareció Luis Harss a los 50 años del Boom

El martes pasado el escritor Luis Harss (foto) sostuvo una conversación con cibernautas en la sección Entrevistas Digitales del diario español El País, con motivo de los 50 años del Boom (‘boom’) literario en Latinoamérica. Luis Harss es autor de ‘Los nuestros’ (reeditado por Alfaguara), libro en el que entrevistó, en 1966, a los escritores considerados ‘clave’ del boom latinoamericano. A continuación, una edición de ese diálogo:

Manuel González: ¿Qué autores, a su juicio, y con la perspectiva de los años, han soportado mejor el paso del tiempo? ¿Hay algún autor latinoamericano que, al no pertenecer al boom, ha sido infravalorado?

Luis Harss: Saltan inmediatamente a la vista (Jorge Luis) Borges, que es el gran oráculo de todo y se ha traducido a todos los idiomas; el segundo lugar yo diría (Gabriel) García Márquez, que alcanza esa magia curiosa entre realidad y fantasía. Esos dos son, para mí, quienes más influencia han tenido para los lectores de todo el mundo.

Elisa María Sosa: Mi formación universitaria estuvo determinada por el auge del Boom en Europa: cátedras de los mismos autores, seminarios pluridisciplinarios, tesis doctorales, etc. ¿Podría enriquecer esta perspectiva, y el papel de los universitarios de entonces en el fenómeno del Boom?

LH: El papel de las universidades fue muy elegante porque creó una nueva serie de oportunidades para profesores y cátedras, que hasta entonces no existían. El mantenimiento del ‘boom’ se hizo en las universidades. Estamos en una época en la que la cultura de café, de la vida cotidiana, se mantiene hoy en día gracias a los catedráticos, la gente educada, culta e intelectual. En el caso de mi libro, no hubiera repercutido nada si no hubiera sido porque en las universidades se utilizaba como libro de texto. Fue un libro que se convirtió en una especie de chuleta para universitarios.

Gilberto Tejedor: ¿No ha pensado en actualizar Los Nuestros, que fue guía y norte de nuestra exploración de los autores del Boom?

LH: No, porque ‘Los nuestros’ fue, no solo un momento cultural Iberoamericano, sino también un momento intelectual mío, en que yo estaba disponible para hacer esa selección. Es curioso que en ese momento del llamado ‘boom’, los escritores, las editoriales y, en mi caso, una disponibilidad, coincidió con todos esos factores. Pero yo no me identifico con ese libro, ni con esos escritores. Es algo que hice en ese momento puntual.

Tabucchi: ¿Cuál cree usted es el escritor que se ha dejado de lado en el Boom, siendo opacado por las grandes figuras que se mantienen con el pasar del tiempo?

LH: Se podría citar a Juan José Saer, un escritor argentino que ha vivido toda la vida en Europa. Es muy leído y muy conocido, pero en esa época pasó desapercibido. Salvador Garmendia, venezolano, también fue muy leído en esos años y después no sé qué pasó. Siempre hay mucha gente que por una razón o por otra no amanece en el momento exacto. Una de las particularidades del ‘boom’ es que los escritores crean sus precursores y también crean, de algún modo, sus contemporáneos.

Zagal: ¿No cree que muchas de las novelas latinoamericanas están escritas desde la perspectiva de la clase privilegiada? ¿Es imposible en Latinoamérica una novela de la clase media, al estilo anglosajón?

LH: A mí no me gusta lo de “clase privilegiada”, porque conlleva un matiz político. Pero es cierto que esas novelas, casi siempre, son escritas por una gente que tiene una clase más acomodada, que puede permitirse el lujo de dedicarse a escribir. Aunque la generalización no es válida, y a medida que pasa el tiempo los escritores tienen más recursos (la docencia, el periodismo) que permiten a cualquiera acceder a la literatura.

Óscar: ¿Cree usted que la influencia de (William) Faulkner ha sido realmente aceptada por los escritores del Boom?

LH: Creo que sí. Faulkner fue una influencia que se sintió en todo el mundo, fue muy inspirador, no solo por los temas “tropicales” sino también por su técnica. Digamos que Faulkner trajo al escritor y al lector, en una forma más accesible, mucho de los instrumentos de (James) Joyce, que eran tan inaccesibles a veces. (Juan Carlos) Onetti dijo una vez que su mejor obra era la traducción de un cuento de Faulkner.

Casandra: ¿Qué cambios son notables en las novelas hispanoamericanas actuales, con respecto a las publicadas en la década del 60?

LH: No estoy demasiado actualizado. Después de los 60 hubo una gran proliferación de escritores latinoamericanos. Donde antes había muchos escritores mediocres, aparecieron muchos escritores de muy buen ver. Personalmente, puede haber dos o tres escritores que me hayan llamado la atención, pero hay demasiada gente para mencionar, cada uno con su camino y su personalidad literaria.

Ignacio: ¿Por qué a José Donoso no se le considera un autor vital en el Boom?

LH: Él escribió un libro que creo que se llamaba “Historia personal del ‘boom’”, y desde que lo publicó se le empezó a incluir. Quienes yo escogí eran escritores que respondían a un criterio: que fueran renovadores del lenguaje, y para mí Donoso no entraba en esa categoría. Pero eso son cuestiones personales…

Marcelo: En algunos sitios del ciberespacio se dice que usted es argentino, y en otros que nació en Valparaíso, Chile. ¿Cuál es la verdad?

LH: Las dos cosas son ciertas. Nací en Valparaíso, Chile, crecí en Argentina, y ahora vivo en Estados Unidos. Soy norteamericano también. Además, mi madre era de Nicaragua, y también tuve pasaporte nicaragüense. Pero realmente nunca me he considerado chileno, porque no me crié ahí, ni tuve nunca documentos chilenos (salvo la partida de nacimiento). Una cosa rara, ¿verdad?

Jorge: ¿Quién le parece es el mejor novelista chileno?

LH: No estoy demasiado al día, pero diría que probablemente Roberto Bolaño. Fue un escritor muy curioso, que en realidad escribió poesía en prosa. Y es un descendiente de (Julio) Cortázar en su sentido del humor, de los absurdo. Pero en el momento del ‘boom’, siempre se citaba a José Donoso, aunque personalmente no era mi favorito.

Ernesto Franco R.: ¿Con qué obra comienza, y con cual termina el Boom?

LH: Es una pregunta que realmente no se puede contestar. Hay una confusión entre el ‘boom’ y la nueva novela. El ‘boom’ es, en parte literario, y en parte una especie de toma de conciencia de que Latinoamérica estaba haciendo algo importante. Pero el momento culminante fue hacia el año 66, cuando una serie de escritores habían alcanzado un punto crítico. No puedo dar fecha de cuándo comienza, porque no comienza con obras, sino con un sentimiento sociocultural.

Rafa Maldonado: ¿Es cierto que no congenió con Alejo Carpentier, que era muy seco? Mójese, por favor, y dígame quién es su favorito.

LH: Se puede decir que Carpentier pertenecía a esa raza de escritores que se consideraban a sí mismos como eminencias, por su posición política y social. Esa época terminó, y los escritores más jóvenes son más escritores, más humildes. Yo congenié relativamente con varios. Pero personalmente, el que más me animó fue Cortázar, quizás por las cosas en común que teníamos como porteños, a pesar de la diferencia de generaciones. El más simpático, contador de historias, chistes, fue García Márquez.

Klingsor: Una vez escuché a Jorge Volpi decir que el Nobel a García Márquez fue muy temprano, y a Vargas Llosa muy tardío. ¿Está de acuerdo?

LH: No. Para mí, eso no tiene sentido. Los dos empezaron a publicar muy jóvenes. En cuanto a fama, es cierto que García Márquez, cuando publicó ‘Cien años…’ se convirtió en un inmortal. Vargas Llosa, es posible que tardase más en ser reconocido, pero igual da el momento, ¿no?

Klingsor: ¿De verdad fue decisiva la actuación de Carmen Balcells en el Boom?

LH: Fue muy decisiva. Desde el primer momento, ella manejó a buena cantidad de estos escritores, los promovió… Incluso, hace poco, leí que a Vargas Llosa le hizo un préstamo para que pudiera seguir escribiendo. Luego hubo una especie de monopolio, donde ella decidía quién era y quién no era, y eso no me gustó tanto…

Antonio Seguel: ¿Fue ese Boom, una cercanía con la realidad latinoamericana, o una postura intelectual que los protegió del desastre posterior?

LH: Fue una actitud vital de época, un acercamiento mucho más íntimo a la realidad, un descubrimiento de la intelectualidad latinoamericana. No sé a qué se refiere con el “desastre posterior”, lo siento. La postura intelectual viene después, cuando aparece la crítica y el ensayo.

Maricarmen Treviño: Pocas mujeres escritoras del Boom latinoamericano, ¿resultado de la inequidad en el acceso a publicar?

LH: Es un tema bastante complicado… Cuando escribí el libro no busqué ni hombres ni mujeres, simplemente libros. En esa época había excelentes poetas y también mujeres que escribían muy buenos cuentos, pero yo no conocí ninguna mujer novelista, que estuviese al nivel de los autores del Boom. Personalmente soy un gran amante de las escritoras novelistas, y creo que es más una cuestión social que personal.

Alex Ceball: ¿Me podrías decir con cuál de todos los escritores claves del Boom fue con el que más te reíste?

LH: Creo que con quien más me reí, y con quien más me entendí, fue con Cortázar. Me asombró ver que en una generación más que la mía, la Argentina no había cambiado tanto. Compartíamos sentido del humor, y nos entendimos muy bien.

Anuncios

3 Respuestas a “Reapareció Luis Harss a los 50 años del Boom

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. El escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, publicó este artículo del Boom, titulado “Cincuenta años de compañía”:
    http://www.elespectador.com/opinion/columna-386377-cincuenta-anos-de-compania

  3. En “El Boom de los años mozos”, de Reinaldo Spitaletta, se recuerda a Luis Harss, pero no se menciona, qué extraño, a Gabriel García Márquez:
    http://www.elespectador.com/opinion/columna-386600-el-boom-de-los-anos-mozos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s