Golborne y Allamand sinceraron sus (ganas) cartas

El velo se corrió, y pudimos ver las caras de los ministros que aspiran a suceder al presidente Sebastián Piñera en La Moneda: Andrés Allamand (izquierda foto) y Lawrence Golborne (derecha foto). Renunciaron a las carteras de Obras Públicas y Defensa, respectivamente, y el presidente les aceptó la renuncia. Y de inmediato nombró a María Loreto Silva en reemplazo de Golborne y a Rodrigo Hinzpeter por Allamand.

Rodrigo Hinzpeter era ministro del Interior, cargo al que renunció, y fue reemplazado por Andrés Chadwick (primo del presidente Piñera), quien renunció a la función de vocero presidencial para asumir el Interior, y su cargo lo ocupó la que era Intendenta de Santiago, Cecilia Pérez. También salió la ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, y el cargo lo asumió el ministro de Vivienda, Rodrigo Pérez-Mackenna, quedando éste con dos ministerios.

El “cambio” ministerial fue en realidad lo que en ajedrez se llama “enroque”: quitó a uno de acá para ponerlo en otro lado, y al del otro lado lo puso acá. El gabinete quedó integrado por las mismas personas, porque la ministra de Obras, María Loreto Silva, era la viceministra (o sub-secretaria) de Obras, y la nueva vocero de Presidencia era la Intendenta. Ni siquiera hubo una cara nueva en Bienes Nacionales, ministerio que quedó subsumido en el de Vivienda (y no sabemos qué tan saludable sea un ministro bicéfalo).

Pero lo importante es que los señores Golborne y Allamand, pusieron las cartas sobre la mesa: quieren ser (por fin lo dijeron sin hipocresía) el próximo Presidente de Chile (cada uno lo cree en su corazón). También es importante destacar que el otro ministro que “sonaba” como “presidenciable”, el de Economía, Pablo Longueira, prefirió (seriamente) terminar su tarea antes que lanzarse a la aventura de competir con los otros dos, todos de centro-derecha.

Ya no habrá “ministros haciendo política”, ni “ministros haciendo proselitismo”, ni “ministros de 8 de la mañana a 5 de la tarde, y después políticos” (como pregonó en su momento, de manera aberrante, quien fuera el de Hacienda del gobierno anterior, Andrés Velasco). Ahora los ministros serán ministros, y los candidatos serán políticos. No más candidatos-ministros, porque esta cruza no le hace bien a la Democracia.

Anuncios

3 Respuestas a “Golborne y Allamand sinceraron sus (ganas) cartas

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Renovación Nacional (RN), el partido del presidente Sebastián Piñera, proclamó a Andrés Allamand como su candidato presidencial:
    http://www.emol.com/noticias/nacional/2012/11/06/568297/allamand-fue-proclamado-oficialmente-como-candidato-presidencial-de-rn.html


    La Unión Demócrata Independiente (Udi), partido que forma parte de la llamada “Alianza”, proclamó a Lawrence Golborne, que se había declarado ‘independiente’, como su candidato presidencial:
    http://www.latercera.com/noticia/politica/2012/11/674-491936-9-laurence-golborne-aprecio-enormemente-el-apoyo-que-me-ha-entregado-la-udi.shtml

  3. Jamás esperé escuchar del gobierno que los ministros son, primero, ministros, y después, simpatizantes de una candidatura (y no prosélitos, digo yo, como sí lo afirmó, politiqueramente, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, cuando dijo que él era ministro de 8 de la mañana a cinco de la tarde, y después agitador político):
    http://www.latercera.com/noticia/politica/2012/11/674-492496-9-cecilia-perez-dice-que-no-es-el-minuto-para-que-los-ministros-salgan-a.shtml

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s